Adolfo Cambiaso y el príncipe Harry unidos por el polo

La temporada primaveral británica tuvo su punto más alto con La Dolfina Sunset Polo and Gala, de la cual Adolfito, María Vázquez y sus hijos fueron los grandes anfitriones, en una jornada a puro sol, entre empresarios, patrones y los ¡y las!– mejores polistas del globo.

Adolfo Cambiaso y el príncipe Harry.
Adolfo Cambiaso y el príncipe Harry unidos por el polo.

Un par de días después de que Adolfo Cambiaso –Poroto, 12– recibiera la Copa de la Reina de manos de Isabel II, otro Adolfo Cambiaso –Adolfito, 43–, su papá, volvió a ser protagonista. Claro, el clásico British Polo Day tuvo este año a los polistas argentinos como anfitriones de La Dolfina Sunset Polo and Gala.

“Fue lindo compartir en familia este evento a beneficio. Estamos felices de que haya participado Harry, así como los miembros de la realeza de otros países”, contó María Vázquez (43) –indiscutida primera dama del polo– desde Inglaterra.

Adolfo Cambiaso y María Vazquéz.
Adolfo Cambiaso y María Vazquéz.

“El príncipe fue tan cálido y simpático como siempre”, agregó sobre el evento que se desarrolló en el exclusivo Black Bears Polo Club de Oxfordshire, al noroeste de Londres.

Y claro: la cita fue entre referentes de la realeza inglesa, la India, el Sudeste asiático y los Emiratos Arabes, aparte de los players con mejor hándicap del mundo, patrones y empresarios que aman el deporte de la bocha y el taco.

Adolfo Cambiaso y Sacha Jafri
Adolfo Cambiaso y Sacha Jafri

La jornada empezó con el encuentro disputado entre Adolfito y el príncipe Harry. Hubo además exhibiciones de los jóvenes nuevos talentos y se destacaron las mujeres. Porque mientras Poroto hizo de las suyas, Mía Cambiaso (16) –que el año pasado se consagró en Palermo el mismo día en que lo hizo su papá– dejó en claro que el polo femenino tiene una proyección incalculable. Además, el mismo miércoles 27 se subastó una obra que el artista británico Sacha Jafri pintó en vivo.

Tras las exhibiciones, los artífices de la jornada solidaria.
Tras las exhibiciones, los artífices de la jornada solidaria.

A la comida y a la fiesta le siguió un mega show de fuegos artificiales. Lógico, la despedida ideal para una familia –Cambiaso– y una marca –La Dolfina, que además de una línea de ropa es un prestigioso centro de biotecnología y cría de caballos– que siguen dejando su huella en Inglaterra.

Por Ana van Gelderen

Fotos: La Dolfina

SEGUÍ LEYENDO:
Coni Mosqueira, la novia de Alejandro Fantino, deslumbra en una sensual producción

A un mes de su boda, Meghan Markle reafirma su alizanzo con… ¡Givenchy!

Natalia Oreiro sobre feminismo y acoso: “Me ha pasado y en todos los casos me he defendido”