Federico Fernández, primer bailarín del Colón: “Muchos dejaron sus carreras por el desprecio de sus maestros”

Desde hace tres temporadas encabeza un espectáculo con su propia compañía, creada con la idea de democratizar la danza con precios populares. En una charla al desnudo, cuenta su historia como activista social, los prejuicios que sufre y lo que representa el esfuerzo en su vida: “No me atrevería nunca a hablar de sacrificio cuando tantos trabajan de lo que pueden para poder comer”.

segunda-doble
El protagónico de Federico Fernández en El corsario tiene sus próximas presentaciones en el Colón, junto a Camila Bocca, los días 30 y 31 de mayo, y 1º y 2 de junio.

Es etéreo, de hablar pausado y reflexivo. Si la belleza es la alquimia de las proporciones y está obsesivamente atento a cómo fotografían sus pies en cada disparo, el torneado cuerpo de Federico Fernández (31) no es sólo funcional a la estética y al arte de la danza: es también un agente comprometido con la realidad, con los que más sufren.

Puede protagonizar El corsario en el Colón como primer bailarín, y también reflexionar acerca del engañoso elitismo que lo consume y ovaciona en primera fila: “Es un derecho del ciudadano. Cuando veo que el sector donde más aplauden de pie es el llamado ‘gallinero’ (el espacio más popular), ahí me doy cuenta de que aquellos a quienes más les cuesta comprar su entrada son los que más agradecen”.

#GENTE-PRODUCCION-FEDERICO-FERNANDEZ-BAILARIN-CHB-0068
“Sufro los prejuicios de quienes me dicen que debo callar u omitir algunas cosas porque la cultura no debe mezclarse con la política. Pero la cultura depende directamente de las políticas de Estado”, sostiene el primer bailarín del Teatro Colón.

–¿Sentís que como bailarín del Teatro Colón tu compromiso con la realidad que vivimos es mayor?

–Sí, siento una responsabilidad ciudadana, principalmente por ser parte de un ícono cultural, una institución que depende directamente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, financiada con el presupuesto del Estado y los impuestos de la gente. Debo tener responsabilidad moral y ética, y compromiso social. Creo que debemos estar conectados con lo que pasa y no dentro de una cajita de cristal.

–Tu historia familiar influyó para convertirte naturalmente en militante activo de los derechos humanos, ¿verdad?

–Mi vida fue marcada por la dictadura de 1976. Mi vieja (Diana Kraitzman) se casó a los 16 años, sufrió la desaparición de su compañero (Daniel Crosta) y quedó sola con un hijo de dos años. Un hijo que jamás pudo recordar a su padre. Lo que vino después fue sobrevivir a la tragedia y a los vaivenes de este país. Sin dudas eso marcó y deconstruyó a generaciones, aunque yo naciera diez años después, ya en democracia. Mamé el dolor de una madre de no encontrar a su compañero de vida y el de un hermano que jamás pudo tener a su padre, que murió defendiendo los derechos de los demás. No puedo no militar y no estar de ese lado, mucho más ahora que mi vieja no está.

#GENTE-PRODUCCION-FEDERICO-FERNANDEZ-BAILARIN-CHB-0011
“Cuando veo que el sector donde más aplauden de pie (en el Colón) es el llamado ‘gallinero’ (el espacio más popular), ahí me doy cuenta de que aquellos a quienes más les cuesta comprar su entrada son los que más agradecen”, explica Federico Fernández.

–¿Qué prejuicios debiste enfrentar en tu carrera? ¿Cómo evalúas eso a la distancia, siendo hoy primera figura del Colón y con compañía propia?

–Mirá… es raro. Los prejuicios con los cuales luché son más personales que externos. Los externos son las miradas que me juzgan por “politizar”, de aquellos que me expresan que debo callar u omitir algunas cosas porque la cultura no debe mezclarse con la política. Pero la cultura depende directamente de políticas de Estado.

–¿Y los otros?

–Y… Son los prejuicios propios de pertenecer al Teatro Colón, con esa dicotomía de saber que una gran parte de la sociedad lo asocia directamente a una elite –para la cual muchas veces yo bailo–, y entender que es un lugar público. Disfrutarlo es un derecho del ciudadano y el gobernante debe brindarlo a todos. Siento que aquellos a quienes más les cuesta comprar una entrada y ven la función desde más lejos, son los que nos aplauden con más amor y agradecimiento.

#GENTE-PRODUCCION-FEDERICO-FERNANDEZ-BAILARIN-CHB-0013
Federico Fernández asegura que el sacrificio en su carrera no fue suyo: “En un principio fue de mi vieja, acompañando, dándome la guita que no tenía para que yo me comprara algo de comer entre la salida del instituto del Colón hasta que se hiciera la hora de entrar a la escuela”.

–Hoy que vivís de lo que querés, ¿qué sentís respecto de los que no creyeron en vos?

–Todo fue aprendizaje. Los que al principio no creyeron, quizás hayan aprendido que no llegan sólo los bailarines dotados de millones de condiciones físicas, sino también aquellos que trabajan conscientemente.

–¿Recordás alguna frase desalentadora que en lugar de sacarte las ganas te terminó motivando?

–Más que frases fueron actitudes. En esta carrera hay mucho desprecio: algunos maestros transmiten todas sus frustraciones y enseñan desde ese lugar. Conozco hermosos bailarines que dejaron de bailar por estas cosas.

#GENTE-PRODUCCION-FEDERICO-FERNANDEZ-BAILARIN-CHB-0044
“Desearía llegar a todos lados, que toda la gente pueda ver ballet. La música y la danza pueden transportarnos. Estoy seguro de lo que provocan, no sólo en los que estamos arriba del escenario, sino también en el público”, asegura.

–¿Qué es lo más desmotivante en un aspirante a bailarín?
–Primero, el buscar el triunfo por sobre todo. Luego, en este país todo cuesta mucho, y los que decidimos apostar por él tenemos un mérito muy grande. Quienes lo hicimos sabemos que perdemos muchas cosas pero logramos tener un sentido de pertenencia que otros no tienen. Quienes se desmotivan tienen sus razones: hay pocas compañías de ballet, y no hacen concursos en tiempo y forma. Para poder bailar, muchos se van al exterior, y otros dejan sus carreras.

–¿Creés que el sacrificio que has puesto en nombre de la danza ha sido recompensado lo suficiente?

–El sacrificio no fue mío. En un principio fue de mi vieja, acompañando, dándome la guita que no tenía para que yo me comprara algo de comer entre la salida del instituto del Colón hasta que se hiciera la hora de entrar a la escuela. Quienes vivimos de lo que nos gusta desde chicos no debemos atrevernos a decir que algo fue –o es– un sacrificio: hay muchos que trabajan en algo que jamás quisieron y deben hacerlo para comer.

DSC_3122
Buenos Aires Ballet, la compañía creada y dirigida por Federico Fernández, se prepara para una nueva cita el 22 de junio a las 21 horas en el ND/Teatro.

–Hace tres temporadas que tenés en cartel tu propio espectáculo. ¿Qué obstáculos enfrentaste para poder lograrlo?

–Llevamos tres años en el ND/Teatro. Es increíble poder estar en una sala comercial con la compañía Buenos Aires Ballet. Las dificultades fueron muchas. No contamos con sponsors ni dinero para financiar y es muy difícil producir. De hecho, podemos hacerlo porque tenemos un sueldo de las compañías a las que pertenecemos.

–¿Tu idea es democratizar el arte con tu show a precios populares?

–Sí, es lo principal. Creo que es una forma de atraer nuevos públicos, que luego tengan interés en vernos en obras completas en el Colón.

–¿En qué te inspiraste y cuáles fueron tus principios a la hora de montar tu propia compañía de ballet?

–Siempre sentí que debíamos llegar a todos. Julio Bocca, con aquel Ballet Argentino, lo logró y lo popularizó realmente. Desearía llegar a todos lados, que toda la gente pueda ver ballet. La música y la danza pueden transportarnos. Estoy seguro de lo que provocan, no sólo en los que estamos arriba del escenario, sino también en el público.

cierre

Agradecemos muy especialmente a Santiago Artemis por el vestuario.

Por redacción Gente. Fotos: Chris Beliera y gentileza Carlos Villamayor.

SEGUÍ LEYENDO:

El primer bailarín del Teatro Colón: “Quiero devolverles a este teatro y a mi país todo lo que me dieron”

Guillermo Whpei inauguró el Museo Internacional para la Democracia: “La grieta es la consecuencia de que exista un 30% de pobres”

En Rosario, su ciudad natal, el presidente para América Latina de la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos, de 52 años, cortó la cinta de un museo donde se exhiben objetos históricos originales. Su colección tiene más de mil, desde un grillete para esclavos del siglo XVIII y un ejemplar de la Constitución Nacional de 1853, hasta una bandera firmada por todos los presidentes argentinos desde 1983. Además, se brinda un relato de las luchas por los derechos civiles en todo el mundo.

El empresario Guillermo Whpei junto a la intendenta de Rosario, Mónica Fein, inauguran el Museo Internacional para la Democracia. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
El empresario Guillermo Whpei junto a la intendenta de Rosario, Mónica Fein, inauguran el Museo Internacional para la Democracia. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.

Rosario, además de estar cerca, tiene grandes historias. La de Juan Fuentes es una de ellas. Llegó desde Caldas de Reyes, Galicia, en 1872. Comenzó trabajando como cochero y, en un rush emprendedor, se convirtió en dueño de un fuerte emporio agrícola-ganadero.

Whpei saluda a los embajadores de Cuba y Palestina y al Secretario de Derechos Humanos del Uruguay, presentes en la inauguración. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
Whpei saluda a los embajadores de Cuba y Palestina y al Secretario de Derechos Humanos del Uruguay, presentes en la inauguración. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.

Para agradecer a la ciudad donde hizo fortuna construyó un palacio que llevó su nombre. Se lo encargó al arquitecto Juan Bautista Durand, que lo terminó hacia 1927.

Lo coronó con un faro (que debía ver desde sus campos) y una veleta con forma de arado. En su subsuelo funcionó el Cifré, salón donde la aristocracia rosarina celebraba sus fiestas. Con el tiempo pasó a ser sede del Citibank: la compra la concretó en persona el propio David Rockefeller.

Pero con los años llegó su decadencia. En el 2000, el edificio era una ruina. Un año más tarde, el empresario Guillermo Whpei –presidente de la Fundación para la Democracia– compró el subsuelo y la planta baja. La puesta en valor y la restauración demandaron diez años. Hoy funciona allí el Museo Internacional para la Democracia, el primero del mundo hecho por iniciativa privada. El miércoles 24, con la inauguración de cuatro salas, quedó oficialmente terminado.

Whpei junto a su esposa, Susana Perraud, y sus hijas, Delfina y Guillermina. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
Whpei junto a su esposa, Susana Perraud, y sus
hijas, Delfina y Guillermina. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.

Entre los invitados estuvieron la intendenta de Rosario, Mónica Fein, los embajadores de Cuba y Palestina (Orestes Pérez Pérez y Husni Abdel Wahed), políticos como Alberto Fernández y David Fleming, fundador de los museos de la esclavitud de Liverpool y actual presidente de la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos (FIHRM es su sigla en inglés, y Whpei es titular de esa organización en América latina), quien señaló que “aunque se sostenga que Estados Unidos y Europa han promovido los derechos humanos, en realidad fue América latina la que insistió para que se incluyeran en la Carta de las Naciones Unidas”.

El jueves, una vez inaugurado el lugar, llegó el orfebre Juan Carlos Pallarols, quien comenzó a cincelar el bastón de mando del próximo presidente argentino. Alumnos de varios colegios dieron golpecitos a la empuñadura de plata. “El bastón es un símbolo de la democracia, porque se construye colectivamente”, señala Whpei. Sobre el Palacio Fuentes agrega: “Este edificio se gestó exclusivo, era para la alta sociedad. Cuando lo adquirimos pensamos en devolverle el valor arquitectónico y ofrecérselo a la gente. ¿Y qué mejor que con un museo para la democracia? Lo soñamos, trabajamos y planificamos para que la gente pueda debatir ideas y plantearse qué tipo de democracia quiere”.

–¿Es de calidad la que tenemos en Argentina?

–También lo hicimos para discutir esas cosas. Sin dudas, la democracia es la mejor herramienta de que disponemos. Lo que tenemos que ver es si hay derechos por adquirir y otros que estamos perdiendo. Debemos descubrir de qué manera la política y la sociedad civil pueden dar respuestas a lo que hoy, como sistema, la democracia no está pudiendo dar. La cantidad de pobres, de marginados que hay, la anemia de la propuesta educativa, la justicia que llega lenta, la seguridad con miedos, son las cosas que debemos discutir y responder.

–¿La famosa grieta es parte de las tensiones lógicas del sistema o la intensidad con que se vive en la Argentina es una desviación del mismo?

–Para mí, tal como se plantea, la grieta no existe. Si fuésemos todos grandes contribuyentes no existiría: discutiríamos de política, pero no llegaríamos a una grieta. En mi opinión no es una cuestión de izquierda o derecha, sino la consecuencia de que exista un 30 por ciento de pobres. Y eso se debe a malas políticas públicas, no a macrismo o kirchnerismo. No es sólo ideológico el problema.

Bandera argentina expuesta en el Museo. Tiene la firma de los presidentes de la Democracia, desde Raúl Alfonsín hasta Mauricio Macri. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
Bandera argentina expuesta en el Museo. Tiene la firma de los presidentes de la Democracia, desde Raúl Alfonsín hasta Mauricio Macri. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
Ejemplar original de la Constitución Argentina de 1853. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
Ejemplar original de la Constitución Argentina de 1853. Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.

–El Museo tiene muchos objetos: una bandera firmada por todos los presidentes de la Democracia, desde Alfonsín hasta Macri; un ejemplar original de la Constitución de 1853; grilletes de esclavos del siglo XVIII; un pañuelo de una Madre de la Plaza 25 de Mayo de Rosario; una bandera de la diversidad sexual diseñada por Gilbert Baker en 1978; una urna de las elecciones de 1951, donde votaron las mujeres por primera vez, entre otros. ¿Cuál es el favorito de su colección?

–Como rosarino, debo confesar que es el diario de marcha de Manuel Belgrano. Tiene una profunda emotividad. Es el original de 14 páginas, donde el prócer relata, de puño y letra, desde su salida de Buenos Aires hasta su llegada a Rosario para enarbolar por primera vez la bandera. Usted no lo vio porque no está exhibido. Nosotros tenemos más de mil objetos, todos originales: no hay copias.

–¿Cómo los fue recolectando?

–Hace muchos años que los vengo adquiriendo a coleccionistas privados. Exhibidos habrá menos del diez por ciento… Eso es lo bueno: se muestra el objeto y su historia. Y es dinámico. A lo mejor usted viene dentro de un mes y no es el mismo.

 

Guillermo Whpei, presidente para Latinoamérica de la FIHRM (Sigla en inglés de la Federación Internacional de Museos de los Derechos Humanos). Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.
Guillermo Whpei, presidente para Latinoamérica de la FIHRM (Sigla en inglés de la Federación Internacional de Museos de los Derechos Humanos). Foto: Gentileza Fundación para la Democracia.

por Hugo Martin
fotos: Gentileza Fundación para la Democracia.

SEGUÍ LEYENDO:

Guillermo Montenegro: “Me desvelan mis mellizos… y buscar soluciones para Mar del Plata”
Catherine Fulop luego de la polémica por sus dichos sobre el Holocausto: “Quizás no hacía falta lo que dije, pido perdón”
Soledad Acuña: “Vamos a seguir llevando escuelas adonde no hay”

Guillermo Montenegro: “Me desvelan mis mellizos… y buscar soluciones para Mar del Plata”

El diputado nacional por Cambiemos presenta a Martina y Simón (de dos meses) y a su mujer, Eugenia Pruzzo (40). Además, cuenta por qué se mudó a La Feliz, su ciudad natal, y dice que le “encantaría ser intendente”. Al actual mandatario, Carlos Arroyo –de su mismo partido– le pone sólo un 4 como calificación. Y como hijo de un submarinista y vicepresidente de la Comisión Investigadora Bicameral, habla con dolor de la tragedia del ARA San Juan: “El comandante y la dotación del submarino no habrían salido si las condiciones no lo permitían”.

El diputado nacional Guillermo Montenegro junto a su esposa, Eugenia Pruzzo, y sus mellizos Martina y Simón, de dos meses. Foto: Christian Heit/GENTE
El diputado nacional Guillermo Montenegro junto a su esposa, Eugenia Pruzzo, y sus mellizos Martina y Simón, de dos meses. Foto: Christian Heit/GENTE

“La imagen del agujero que dejó el ARA San Juan en el muelle es horrible. Yo me crié adentro de la Base Naval: soy hijo de un submarinista. Mi papá, que se llama como yo y tiene 85 años, fue capitán del Salta, el único que quedó allí. Ahí aprendí a nadar, a andar en bicicleta, a jugar al fútbol… Iba a una playita con los otros hijos de oficiales y suboficiales. Conocía personalmente a varios de los que iban en el submarino. Me afectó muchísimo”, dice con tristeza el diputado nacional Guillermo Montenegro.

A los 56, después de vivir casi tres décadas en Buenos Aires, decidió regresar a su ciudad natal, Mar del Plata. Aunque aún no lo hizo oficial, su intención es presentarse por Cambiemos como candidato a intendente del Municipio de General Pueyrredón. Además de su propio dolor por las 44 víctimas del submarino, el legislador es vicepresidente de la Comisión Investigadora Bicameral sobre la tragedia del ARA San Juan.

“Es clave saber qué pasó y que no vuelva a ocurrir. Fue importante, además, que el Gobierno nunca haya cejado en buscar al submarino. Cuando uno investiga, se da cuenta de que en otros hundimientos no se insistió tanto tiempo ni se usaron los recursos que existieron para localizar al San Juan. La de seguir adelante con la búsqueda fue una decisión política de Mauricio (Macri)”, señala.

-Hubo familiares que hasta se encadenaron para que eso suceda…

–Yo hablé con ellos, pero no tengo dudas de la decisión del Presidente. Porque había tiempos que respetar para la contratación de una empresa. Y al final, el submarino apareció en el lugar donde se lo estaba buscando. Hoy, con el análisis de las fotografías y filmaciones, se podrán determinar mejor las causas. Sabemos que venía con problemas, por un principio de incendio en las baterías a causa del ingreso de agua marina, algo considerado por los submarinistas –incluyo a mi padre– como algo severo. Además, la condición del mar era compleja.

–¿Estaba apto para salir a navegar?

–El comandante y la dotación del submarino no habrían salido si las condiciones no lo permitían.

–¿Puede un marino decir que no sale?

–Sí. Es una pregunta que les hice a todos los submarinistas que vinieron a la Comisión. Y todos me aseguraron que en alguna ocasión no habían salido y luego tuvieron un ascenso. Son muy detallistas. Pero la evaluación final la tiene el comandante.

La familia completa: Montenegro con sus tres hijos mayores (Guadalupe, Joaquín y Gonzalo), su esposa y los mellizos. Foto: Christian Heit/GENTE
La familia completa: Montenegro con sus tres hijos mayores (Guadalupe, Joaquín y Gonzalo), su esposa y los mellizos. Foto: Christian Heit/GENTE

LLEGARON LAS CIGÜEÑAS. En la vida de Montenegro hay algo que desde hace dos meses le quita parte del sueño: fue padre de mellizos –Martina y Simón– junto a su mujer, Eugenia Pruzzo (40, abogada).

“Se duerme menos, pero con mucha felicidad. La paternidad rejuvenece, es así. Los buscamos y esperamos mucho. Te cambian la vida. Y tienen que ver también mis tres hijos mayores: Guadalupe (25), Joaquín (20) y Gonzalo (19). La mayor es estudiante avanzada de Medicina y nos pidió estar en el parto. Hablamos con el médico y la autorizó. Se me cayeron las lágrimas viendo cómo ella recibía a un hermano mientras yo sostenía al otro”, cuenta, otra vez emocionado.

Su identificación con La Feliz es plena. “De chico viví en La Perla y en el Centro. Y desde hace dos años, en Playa Grande. Soy hincha y socio de Alvarado; voy a la cancha. Con Facundo Moyano, otro fana, estuve en un par de cenas juntando plata para el club. Y en básquet soy de Peñarol”.

–¿Por qué decidió regresar?

–Siempre quise volver. Yo terminé el secundario en el colegio Peralta Ramos y me mudé a Buenos Aires para estudiar Derecho. Al poco tiempo conseguí entrar de pinche en Tribunales. Cuando fui embajador en Montevideo, que es muy parecido a Mar del Plata, dije: “Me vuelvo”. La convencí a mi mujer… pero iba de a poco y pasó algo (sonríe).

–¿Qué sucedió?

–Yo cumplo años el 30 de diciembre. Alquilé una casa muy linda como para ir aclimatándonos, y vino a saludarme María Eugenia Vidal. Entró y le preguntó a mi mujer: “¿Ésta es la casa donde van a vivir?”. Ahí se me complicó el plan, jaja… Pero mi mujer me banca en todo.

–¿La vuelta fue acompañada por la decisión de ir por la intendencia?

–No. Sí para trabajar en política y en solucionar los problemas locales: calles, obras, seguridad… Me encantaría ser intendente de mi ciudad, pero hablar de candidaturas hoy está lejos todavía. Tengo experiencia, un equipo a partir de la Fundación Pensar Mar del Plata, y busco soluciones a partir de lo que me dice la gente en la calle.

–¿Del uno al diez, qué puntaje le pone a la gestión de Carlos Arroyo, también de Cambiemos?

–(Piensa) Un cuatro. Falló en la relación con los gobiernos nacional y provincial. No hubo ni un solo municipio que no haya tenido obras. En Mar del Plata se hicieron, pero deberían haber sido más.

Guillermo Montenegro y una habitual caminata por Playa Grande con Paco, su perro. Foto: Christian Heit/GENTE
Guillermo Montenegro y una habitual caminata por Playa Grande con Paco, su perro. Foto: Christian Heit/GENTE

–¿Cómo es su relación con la gobernadora Vidal?

–Somos amigos. Venimos trabajando en equipo desde hace más de doce años. Tiene que ver con lo laboral y lo familiar. Conoce a mis hijos… Para los tres mayores ella es “Mariu”. Cuando vino a mi cumpleaños la acompañaba su hija Camila, que tiene la edad de los varones.

–¿Cree que será reelecta en la provincia de Buenos Aires?

–Sí, por lo que hizo: alrededor de 400 obras más en tres años que en todo el período del kirchnerismo. Y fundamentales, como las que se hicieron para evitar inundaciones en La Plata, por ejemplo. Hay cambios que no se dan de un día para el otro, pero cada día se hacen cosas.

–Vuelvo a Mar del Plata. Tiene, junto a Rosario, el mayor índice de desocupación del país. ¿Cómo se resuelve?

–Eso es histórico. Tiene que ver con cuestiones como el trabajo estival, la lógica del empleo. Hay que apostar a más sectores, como el fruti-hortícola, que se puede convertir en la huerta de la Argentina, con 26 mil puestos de trabajo directos. Hay que mejorar la logística para incrementarlo. También a la excelencia gastronómica durante todo el año, para atraer más turismo –hoy llegan seis vuelos diarios, el tren, la autopista…–. Lo probamos con éxito con la Feria Masticar Mar y Sierra en febrero. Hay un parque industrial fuerte que debe ser potenciado. Si Mar del Plata tiene problemas es porque tiene oportunidades.

–Pero en un contexto económico como el actual, ¿cómo?

–Hay que ponerle mucha cabeza. Generar una agenda de eventos importantes: deportivos, artísticos, empresariales. Si queremos ser una ciudad de servicios, tenemos que brindarlos no sólo en los hoteles y restaurantes. Y ni hablar de la posibilidad para las empresas de tecnología.

Montenegro no escapa a los deberes de padre.
Montenegro no escapa a los deberes de padre.

–¿Podría convertirse en un polo tecnológico?

–Sí. Primero porque muy cerca está Tandil, que ya lo tiene. Hay universidades. El otro día estuve en InfoLab, un laboratorio de análisis forenses único en América latina. Debemos buscar que las empresas de tecnología nos elijan, y desde la currícula de las escuelas trabajar en formar el recurso humano. Hoy, esas compañías podrían tomar más gente, pero no hay suficiente personal capacitado disponible.

–Otra cosa que alarma en Mar del Plata es la inseguridad.

–Y es por lo que están combatiendo María Eugenia y Cristian (Ritondo): el narcotráfico, que atraviesa todos los barrios. Hay falta de asfalto, de apertura de calles, cloacas, iluminación de espacios públicos, agua potable. Son cosas que debe planificar una intendencia, porque donde no aparece el Estado lo hace el narcotráfico. En los lugares donde el trabajo policial mejoró, también se avanzó con otros aspectos: una mejor escuela, una mejor biblioteca y una mejor cancha de fútbol, para incluir.

por Hugo Martin
fotos: Christian Heit

SEGUÍ LEYENDO:

Soledad Acuña: “Vamos a seguir llevando escuelas adonde no hay”

 

Charlize Theron: “Haré lo posible para que mi hija tenga el derecho de ser quien quiera ser”

En un medio británico, la actriz de Hollywood hizo público que Jackson no se identifica como varón. A siete años de la adopción en Sudáfrica, contó cómo fue el proceso –“a los tres años me dijo: ‘¿No soy un niño’”– y compartió intimidades de la crianza de la niña.

En agosto de 2016 los tabloides de diversos países se hicieron eco de una serie de fotografías en las que Jackson Theron, hijo de Charlize Theron (43), lucía un disfraz de Elsa de Frozen. Desde entonces, los paparazzi fueron testigos de paulatinas transformaciones físicas –como su largo de pelo y su elección de vestuario– que daban a entender que el menor era transgénero.

Hasta ahora, su madre no se había pronunciado al respecto, pero hace unos días, en una entrevista con el medio británico Daily Mail, la ganadora del Oscar (que lleva una década soltera) abrió las puertas de su intimidad familiar para decir: “Como todos los demás, yo también pensaba que era un niño, hasta que un día, cuando tenía tres años, me miró y me dijo: ‘¡No soy un niño!’”.

300514_Ftn_CTheron&SPenn&BabyJackson0008
Desde que fue adoptada en 2012, Jackson recorrió un largo camino: al comienzo (en la foto junto a su madre y Sean Penn, pareja de Charlize entre 2013 y 2015) lucía rapada y con ropas masculinas.

Luego, haciendo referencia a su otra hija, August –adoptada en 2015–, exclamó: “Tengo dos hijas hermosas que como madre quiero proteger y ver prosperar. Mi trabajo es celebrarlas, amarlas y asegurarme de que tengan todo lo que necesitan para ser quienes deseen ser. Haré todo lo que esté a mi alcance para que tengan ese derecho y estén protegidas. Nacieron como son y decidirán en qué lugar del mundo quieren encontrarse y quiénes quieren ser a medida que vayan creciendo, no me corresponde a mí decidir”.
En Hollywood automáticamente se estableció una conexión pública entre Jackson y Shiloh Jolie-Pitt, la primera hija biológica de Brad Pitt y Angelina Jolie, quien también se comenzó a identificar con el género opuesto a los tres años y hoy en día, a los doce, se comenta que ya comenzó un tratamiento hormonal.

Ftn_180216_ChTheron0006
A los tres años empezó a mostrarse con peluches atigrados y accesorios rosados. Hoy, por las calles de Los Ángeles la niña pasea libremente con monos repletos de flores y mariposas y trencitas en el pelo.

Si bien Charlize no aclaró si piensa tomar el mismo camino con Jackson, sí dio detalles de la crianza que les está brindando a sus dos herederas. Respecto a cómo maneja la relación entre sus raíces y la ciudad estadounidense en la que viven –Los Ángeles–, la actriz que nació en 1975 en Benoni, Sudáfrica, dijo: “No quiero imponerles necesariamente mi ascendencia, pero les enseñé un poco de afrikáans –su idioma materno, que se habla principalmente en Sudáfrica y Namibia– y dos canciones africanas muy dulces sobre la cortesía”.

Photo © 2018 Backgrid/The Grosby Group Spain: Lagencia Grosby Los Angeles, CA - *EXCLUSIVE* - Actress Charlize Theron is seen visiting the Federal Building in Los Angeles with her son Jackson. Charlize was keeping things casual in a blue sweater and blue jeans during the family outing. Pictured: Charlize Theron, Jackson Theron 10 JULY 2018Los Angeles, CA - *EXCLUSIVE* - Actress Charlize Theron is seen visiting the Federal Building in Los Angeles with her son Jackson. Charlize was keeping things casual in a blue sweater and blue jeans during the family outing. Pictured: Charlize Theron, Jackson Theron BACKGRID USA 10 JULY 2018 USA: +1 310 798 9111 / usasales@backgrid.com UK: +44 208 344 2007 / uksales@backgrid.com *UK Clients - Pictures Containing Children Please Pixelate Face Prior To Publication*
Hoy, por las calles de Los Ángeles la niña pasea libremente con monos repletos de flores y mariposas y trencitas en el pelo.

Además, en un momento de nostalgia, evocó a su propia madre, Gerda Maritz, diciendo: “A ella le debo vivir de la manera más honesta y real posible, y ese deseo quiero transmitirles a Jackson y August”.

Por Kari Araujo. Fotos: Grosby Group y Archivo Atlántida.

 

 

Liz Fassi Lavalle: “Me divertí sintiéndome Cleopatra en mi cumple”

Separada hace ya muchos años de Omar Fassi Lavalle –ex secretario de Turismo de Carlos Menem–, festejó los 45 en Tinta, su coqueto restó de Palermo junto a Michel, su hijo; Marcelo, su hermano, y amigos íntimos. “Admiro a la Reina de Egipto; por eso este look”, comentó entre risas.

APERTURABASE-INFOBAE
Liz a punto de soplar las velitas junto a Michel, su hijo mayor.

Hacía tiempo que a Elizabeth Mazzini –Liz en la farándula– no se la veía en la noche porteña. Así lució en su restaurante gourmet –donde también celebraron Lucila Polak y la China Suárez–.

IMG_8885
Con la modelo y actriz Lola Bezerra.

Recibió el saludo de  su socio, el peruano Marc Ruiz, el estilista Elvio Casciano y la modelo y actriz Lola Bezerra.

IMG_8902
Liz y su fiel hermano, Marcelo Mazzini.

Toda la noche estuvo acompañada de Marcelo, su fiel hermano, el diseñador César Juricich y Renzo, su pareja. Michel –“excelente pintor”, según su madre–, su hijo mayor, estuvo a su lado en el momento de soplar las velitas. ¿Ausentes con aviso? Los más pequeños, María Victoria y Máximo, hoy en Brasil.

IMG_8766
Acompañada de dos grandes amigos, el diseñador César Juricich y Renzo, su pareja.

SEGUÍ LEYENDO:

El cumple de la China Suárez: “Celebré mis veintisiete rodeada de amor”

Toda la intimidad del festejo de cumpleaños de Luciano Castro y Gonzalo Heredia

Victoria Alonso: la vicepresidenta de Marvel que muere por Mafalda

Tiene 53 años, es argentina y forma parte del equipo que toma las decisiones cinematográficas importantes de la compañía. De paso por el país (donde habló con GENTE sobre Avengers: Endgame), reveló su gran admiración por el legendario personaje que creara Quino. Un video a pura espontaneidad.

 

De paso por el país (donde habló con GENTE sobre Avengers: Endgame, el filme más esperado del año, que acaba de estrenarse), Victoria Alonso, vicepresidenta de Marvel, reveló su gran admiración por el legendario personaje que creara Quino: Mafalda.

 

Edición: Cristian Calvani.
Fotos: Alejandro Carra.
Filmaciones: Leo Ibáñez.

Agradecemos a Agustín Newell e Isabella García (de Disney Argentina) y a Franco Celentano, quien nos facilitó parte de sus piezas de Knowhere Collectibles (Honduras 5720).

SEGUÍ LEYENDO:

Victoria Alonso, la argentina de Marvel: imperdible ping pong sobre héroes y superhéroes

La première argentina de Avengers, Endgame: con una embarazada top, parejas del momento y muchos hijos de famosos

 

Miriam Lanzoni festejó los 35 de su pareja en una fiesta vikinga

La actriz celebró los 35 de su pareja, Christian Halbinger, en un salón preparado para la ocasión con temática vikinga. Asistieron varios famosos (entre ellos Ángel de Brito y Silvina Escudero) con originales disfraces.

#GENTE-01-LANZONI-170419
Miriam Lanzoni y su novio, Christian Halbinger.

La actriz Miriam Lanzoni (41) y su novio, Christian Halbinger, tuvieron su propio lanzamiento de Game of Thrones… o por lo menos eso pareció. Porque en la semana en que el mundo se detuvo con el inicio de la octava y última temporada de la serie más exitosa de Hollywood, la pareja decidió celebrar los 35 años del empresario con una increíble fiesta de disfraces.

#GENTE-02-LANZONI-170419
Ángel de Brito y Andrea Taboada entre los invitados.

En un salón de Palermo adornado con temática vikinga y paredes recubiertas de plantas, flores, globos y serpentinas, que combinaban a la perfección brindando un ambiente exótico, se vio más que divertidos a Ángel de Brito, Andrea Taboada, Silvina Escudero, Mariano Caprarola y Yeyo de Gregorio, entre otros.

#GENTE-03-LANZONI-170419
La torta fue diseñada especialmente con la temática elegida por Lanzoni.

“Diluvio de felicidad hoy y siempre para mi vikingo”, describió el momento Lanzoni, más enamorada y guerrera que nunca.

#GENTE-04-LANZONI-170419
“Diluvio de felicidad hoy y siempre para mi vikingo”, describió el momento Lanzoni, más enamorada y guerrera que nunca.

Fotos: Álbum de M.L. y Ch.H.

SEGUÍ LEYENDO:

Guillermina Valdes fue contundente acerca de su supuesta cirugía estética: “Hago mucha sentadilla en el gym”

La cantante de Jesse & Joy anunció que se casó y será mamá con su mujer

Juan Solanas: “Estoy feliz de volver a Cannes con una película militante como ésta”

El hijo de Fernando “Pino” Solanas, que ya había sido reconocido en el prestigioso festival francés –en 2003 recibió el Premio del Jurado por su cortometraje El hombre sin cabeza y en 2005 participó de la sección Una Cierta Mirada con Nordeste–, presentará Que sea ley en la sección Proyecciones especiales. Su documental refleja el debate parlamentario del año pasado por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

UD_02712_juan_etal_ok

“Deposité la película el último día… Estaba inconclusa, porque aún la seguía editando. Pero era eso o nada. Así que la entregué y me dije: ‘Relajate y seguí con lo tuyo’”, relata el director argentino Juan Solanas (52), quien formará parte de la 72ª edición del Festival de Cannes, con su largometraje Que sea ley, que documenta el debate por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo desarrollado en el Congreso el año pasado.

Era un día como cualquier otro. Pero sonó el celular y no daba crédito a lo que veía: en la pantalla se leía el nombre de Thierry Frémaux, delegado general de Cannes, a quien ya conocía porque había sido reconocido en otras dos oportunidades: en 2003 recibió el Premio del Jurado por su cortometraje El hombre sin cabeza y en 2005 participó de la sección Una Cierta Mirada con Nordeste, “la historia de una mujer embarazada que aborta por no tener los medios para mantener a su hijo”.

e9f75070-705c-4a8a-97c0-ee40ce5d6cff

“Cuando vi el nombre de Frémaux me estresé. Estaba con mis hijos y les dije: ‘Tengo una llamada muy importante’”, retoma el hijo del célebre Fernando “Pino” Solanas, radicado en Francia pero que interrumpió un proyecto en Montevideo para filmar Que sea ley. “Así que subí al cuarto a atender tranquilo y ahí Thierry me dijo que tenía el placer de avisarme que había quedado seleccionado”. ¿Lo que siguió? “Y… me dio un vértigo bárbaro”.

Que sea ley, tal como la define su creador es “una película militante”, un registro pormenorizado de la lucha feminista que tomó las calles el año pasado y que lo llevó a recorrer 4.000 kilómetros en auto por todo el país. Incluye desde el testimonio de Belén (la joven tucumana que estuvo presa por abortar), la palabra de Norma Cuevas (la mamá de María Acevedo, caso emblemático y bisagra en el debate) y las primeras performances frente al Congreso de Las criadas, gestadas por el colectivo Periodistas Argentinas e inspiradas en el cuento de Margaret Antwood, entre muchas otras voces.

82193b9e-407d-4faf-a3cf-1c6072416487

“Me puse el despertador a las 3AM para ver la sesión en Diputados y como vi que había salido, agarré mi cámara y me puse a filmar. Pensé que era algo histórico”, relata Solanas, quien se fascinó al ver “a tantas mujeres militando, contra viento y marea”. Por supuesto que también registró cuando el Senado rechazó la ley, filmando incluso bajo la lluvia.

“Cuando vi que no salió la ley, ahí fue que decidí hacer un largo. Quien esté a favor de ‘las dos vidas’ es irresponsable e hipócrita, porque claro que no se salva ninguna. Aparecen las historias de vida que hay detrás de cada aborto. El aborto legal es un tema que me enferma. Lo que se ve es indiscutible: te puede desagradar, pero no lo podés discutir”, explica el director, quien recuerda que cuando filmó Nordeste hace 14 años “no tomaba dimensión de lo urticante que era para la gente hablar del aborto”.

Acerca de la construcción de la verdad y el centenar de horas rodadas que fue editando hasta “plasmar fielmente lo que la realidad me mostraba”, quien dirigió a Kirsten Dunst en Un amor entre dos mundos (2012) cierra orgulloso: “No hay sorora, no hay referente de la lucha que no haya filmado”.

Por redacción Gente. Fotos: álbum personal J. S.

SEGUÍ LEYENDO:

Soledad Acuña: “Vamos a seguir llevando escuelas adonde no hay”

La ministra de Educación porteña habla sobre la importancia de contar con dos nuevos polos educativos (en Mataderos y el Barrio 31), que se sumaron a los ocho que ya funcionan en la Ciudad de Buenos Aires. Éstos cuentan con tres y hasta cuatro niveles de enseñanza en un mismo lugar. Además, explica los avances en ciencia y tecnología que tiene la Secundaria del Futuro, que funciona en 44 establecimientos: “Queremos que los chicos elijan profesiones con un sesgo cercano a las industrias que tiene nuestra ciudad”.

APERTURABASE-INFOBAE
La funcionaria en uno de los tres pisos del secundario del Polo Educativo de Mataderos. Mucho color, un flamante mobiliario y detalles –como calefacción en todos lados– para que los chicos puedan estudiar y aprender con comodidad.

Las directoras de primaria fueron a una librería cercana, y el dueño les preguntó si eran de acá y les regaló una tijera. ‘La más cara que tenía, como donación para la escuela por la alegría que tenía’, me dijeron”. La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, cuenta la anécdota y se le ilumina la cara. Se siente parte de una transformación importante en la enseñanza en la Ciudad de Buenos Aires.

Es que los polos educativos pueden cambiar el destino de muchos chicos. Ya hay ocho en toda Capital. Los últimos inaugurados están en el Barrio 31 (Polo Mugica) y en Mataderos, dos lugares habitualmente alejados del calor del progreso.

El primero alberga a 1.808 alumnos en los niveles inicial, primario y un centro educativo para adultos (allí se remodeló y amplió la cercana Escuela Banderitas, frente a los Tribunales de Comodoro Py). El segundo (en el que resta terminar la obra del primario y el jardín), alrededor de 1.500. Ambos, además, con comedor y playón deportivo.

#GENTE-POLO-EDUCATIVO-JCR-0021
La fachada del Polo Educativo Mugica que se encuentra dentro de la Villa 31.

 

#GENTE-POLO-EDUCATIVO-JCR-0004
El aula del Polo Educativo Mugica que se encuentra dentro de la Villa 31. Cuenta Acuña: “Allí, en vez de una secundaria levantamos un centro educativo de adultos, para que las mamás y los papás terminen la escuela”.

–¿Por qué es importante la instalación de un Polo Educativo?

–Las familias buscan una solución educativa para sus hijos a largo plazo, que se les asegure el ingreso desde jardín hasta la primaria y secundaria. En especial si tienen hermanitos de distintas edades, y también por un tema de seguridad. Para nosotros, la ventaja es que tienen un pasaje de nivel mucho más aceitado, por el mayor diálogo entre maestros y profesores de los distintos niveles. Y para los chicos, esto ayuda a su retención escolar, sobre todo en la secundaria, porque se sienten parte de un mismo proyecto.

#GENTE-SOLEDAD-ACUÑA-ALE-0023b
Acuña –en la colorida entrada del Polo Educativo Mataderos– explica que con la construcción de 54 nuevas escuelas fueron muchas las familias que dejaron la enseñanza privada y regresaron a la pública.
#GENTE-SOLEDAD-ACUÑA-ALE-0000
La fachada del Polo Educativo Mataderos.

–¿Está previsto que se construyan más?

–Nosotros vamos a seguir llevando escuelas adonde no hay. No en todos los casos se puede construir una solución integral como un polo. En otros, haciendo alguno de los niveles llegamos al mismo resultado. Eso sucedió en Lugano: allí levantamos un jardín donde había un primario y un secundario. Pero al margen de los polos, construimos 54 escuelas nuevas en cuatro años; es un montón. La de Villa 31 es la primera escuela pública adentro de ese barrio. Pusimos un jardín, una primaria y un centro educativo para adultos. Es un polo diferente: en vez de una secundaria, levantamos un lugar para que las mamás y los papás terminen la escuela.

–Cada uno tiene su particularidad. ¿Cuál es la de éste de Mataderos?

–Es la primera escuela técnica que se inaugura en los últimos 40 años. Y se planeó con una orientación nueva: en TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y Medios Audiovisuales. Esto tiene que ver con las industrias que más crecen en la ciudad, y los dos mayores polos productivos: el tecnológico en Parque Patricios y el audiovisual en Palermo, donde hay mucha demanda de mano de obra, que no se llega a cubrir porque faltan profesionales. Y el terciario es de Nuevas Tecnologías. Fue pensado para el desarrollo económico de la ciudad. Además, esta escuela ya nació como Secundaria del Futuro.

#GENTE-SOLEDAD-ACUÑA-ALE-0006
La impresora 3D en una de las aulas del Polo Educativo Mataderos.

–¿Qué significa eso?

–El año pasado lanzamos el proyecto. Había 19 Secundarias del Futuro, y este 2019 empezaron otras 25. Es otra forma de enseñar, para chicos con otra forma de aprender. Buscamos que sean competentes en empleos que por ahí todavía no existen. Les enseñamos por campos de conocimiento, y no por asignaturas; los docentes trabajan en parejas pedagógicas: el de matemáticas con el de geografía, por ejemplo; y por proyectos, resolviendo problemas de la vida cotidiana. Es más atractivo, y tienen tutores que hacen un seguimiento personalizado.

–¿Qué garantiza que tales chicos logren, de este modo, una mejor preparación?

–Todavía no hay evaluaciones de impacto. Pero vemos que mejoraron los niveles de promoción de materias. Nosotros no queremos que aprendan de memoria, sino que utilicen la información para resolver problemas. Tampoco que estén mirando al frente, viendo la nuca de un compañero, sino que aprendan en forma colaborativa, en grupos, con mucha tecnología. No es lo mismo ver geografía con un mapa colgado en la pared que con Google Earth.

–¿Cuál es hoy el nivel de los chicos de la ciudad?

–En las dos últimas pruebas Aprender a nivel nacional para chicos de sexto grado y quinto año, salió como la mejor jurisdicción a nivel primario y secundario. Creemos que hay mucho por mejorar, como en matemáticas y ciencias, que son la base para todas las futuras profesiones que tendrán más demanda en la ciudad. Nosotros no vemos a la educación aislada de la comunidad donde se desarrolla. Hoy, ocho de cada diez chicos terminan el secundario en la ciudad de Buenos Aires, pero muy pocos van a la universidad, y quienes lo hacen eligen carreras que luego no tendrán demanda suficiente.

#GENTE-SOLEDAD-ACUÑA-ALE-0019
La ministra de Educación sonríe en la entrada del Polo Educativo de Mataderos.

–Se anotan en las tradicionales…

Abogacía, administración, contabilidad, psicología y enfermería, aunque en esta última sí nos faltan profesionales. Pero hay cinco mil puestos vacantes en el Polo Tecnológico que no podemos cubrir. Si los chicos mejoran en matemáticas y ciencias, elegirán profesiones que tengan un sesgo más volcado a las industrias que se desarrollan en Buenos Aires.

–¿Por qué cree que eligen esas carreras?

–Por un lado, por falta de conocimiento sobre lo que se puede estudiar. Las universidades poseen una oferta muy tradicional. En el mundo terciario hay modelos más flexibles y modernos, con carreras con salida laboral, pero no están tan difundidos o no tienen tanto prestigio como los de las universidades. Y otra cosa: visto con perspectiva de género, hay pocas chicas trabajando en tecnología, en software. Y es por la falta de referentes mujeres en ese rubro. Por eso contamos con un programa llamado Aprender Programando, donde tenemos cupos con la mitad de mujeres. Las secundarias orientadas al cambio del mundo laboral también ayudarán a esto: hoy se trabaja con materiales digitales desde el jardín.

–¿Hay suficientes docentes capacitados para ello?

–No hay suficientes, y no sólo en tecnología. Faltan maestros y profesores de primaria, de inglés, de física, de química… Por algún motivo prefieren ser contadores y no docentes.

–¿Por la plata que ganan…?

–No te creas. Obvio que siempre pueden ganar más y quisiera que fuera así. Pero tenemos un salario inicial para un docente recién recibido, a marzo, de 44.800 pesos de bolsillo. No sé si en todas las profesiones, recién recibidos, cobran eso. De todos modos, los que hay han tenido capacitación sobre el uso de tecnologías en clase. Y cuentan con facilitadores digitales que los acompañan para pensar las estrategias dentro del aula.

Por Hugo Martin.
Fotos: Alejandro Carra y Julio César Ruíz.

SEGUÍ LEYENDO:

El anuncio de la ministra Soledad Acuña: “Ahora la docencia va a ser una carrera universitaria”

El día después del devastador incendio: millonarios y donantes privados se movilizan para reconstruir la catedral de Notre Dame

Kim Kardashian: “Quiero cumplir un sueño y recibirme de abogada”

La empresaria e influencer americana será tapa de la revista Vogue en mayo. En su entrevista contó que empezó a estudiar leyes y que “quiere ayudar a los presos que están condenados injustamente”.

#GENTE-APERTURA-KARDASHIAN-170419
En la nota, Kim también muestra su faceta de madre y esposa.

En el mes de mayo, la empresaria Kim Kardashian (38) cumplirá uno de sus deseos de pequeña: ser tapa de Vogue. “Cuando era niña, todos los meses revisaba la suscripción de la revista que llegaba a casa e imaginaba que algún día estaría en la portada”, contó en sus redes cuando se conoció la noticia.

Pero más allá de la anécdota, ¿de qué habló en la entrevista? De otro objetivo que guarda desde niña: seguir los pasos de Robert Kardashian, su papá. “Ahora quiero cumplir un sueño: recibirme de abogada”, fue una de sus frases más destacadas en la nota. Y agrega que planea concretar tal meta en tres años, aunque no asistiendo a la escuela de leyes…

#GENTE-01-KARDASHIAN-170419
La empresaria e influencer americana será tapa de la revista Vogue en mayo.

¿Cómo es eso? Va a cursar la carrera en una firma de abogados con sede en San Francisco y en 2022 rendirá libre todas las materias. Según contó, “ama esta carrera desde que era una niña”.

Reavivó su pasión cuando visitó la Casa Blanca para pedirle al presidente Donald Trump el indulto de una anciana de 62 años, sentenciada a cadena perpetua tras ser acusada por tráfico de drogas.

#GENTE-02-KARDASHIAN-170419
Con sus hijos North (6), Saint (4) y Chicago (1), y con Kanye West (41), su esposo, de quien dijo: “Para él no es una opción usar medicamentos para tratar su bipolaridad”.

“Sigo muy de cerca las causas relacionadas con presos a los que se los acusa de delitos que no cometieron o que se vieron obligados a cometerlos, pero nunca ejercieron ningún tipo de violencia. Reciben condenas muy severas e injustas. Siento que si estudio y aprendo, podré ayudar a mucha más gente”, aseguró la influencer antes de contar un súper secreto de una de sus también famosas hermanas: “Un hombre del clan Kennedy está enamorado de Kendall”.

Por Sergio Oviedo Fotos: Gentileza revista Vogue.

SEGUÍ LEYENDO:

Guillermina Valdes fue contundente acerca de su supuesta cirugía estética: “Hago mucha sentadilla en el gym”

La cantante de Jesse & Joy anunció que se casó y será mamá con su mujer