Mariano González, el protagonista de O11CE: “Sueño con que los hijos de Messi vean la serie”

El protagonista de la serie de Disney XD es argentino, tiene 25 años, vive en Los Angeles (Estados Unidos) y es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Pennsylvania. Aquí cuenta cómo pasó de soñar con ser jugador de fútbol profesional a liderar un equipo que golea en la TV. Además, a días de viajar a Rusia, augura: “Argentina tiene todas las armas para ganar el Mundial”.

Mariano González (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)
Mariano González  actor protagonista de la serie de O11CE(Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)

“Gabo, mi personaje en O11CE, es el príncipe moderno de Disney”, dice Mariano González (25) en un bar de Recoleta, mientras se corre la mecha que cae sobre su frente. Conquistador nato, continúa: “Tiene excelentes valores, es leal, familiero, amiguero, y el plus de no caer en el estereotipo de personaje bueno, porque sufre conflictos muy humanos y es ambicioso: quiere ser futbolista profesional”.

–¿Vos tenías el mismo sueño?

–Sí. Toda mi adolescencia entrené para eso. De hecho, fui a la Universidad de Pennsylvania a estudiar Ciencias Políticas más que nada por el fútbol, porque algo bárbaro del sistema norteamericano es que podés continuar la carrera profesional de deportista a la vez que estudiás. E irónicamente, en ese proceso descubrí que el fútbol estaba cumpliendo su etapa, y se me despertaron nuevas pasiones.

Mariano González (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)
Mariano González (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)

–¿Te referís a la actuación?

–Así es. La descubrí por mi tío Rafa, que se estaba metiendo en la industria del cine e hizo un cortometraje en Los Ángeles –donde vivimos con mis papás y mi hermano desde mis doce años–, sobre un inmigrante que juega al fútbol. Había tantos paralelismos entre él y yo, que me dijo: “¿Por qué no venís y te probás?”. Yo nunca había actuado, pero lo hice y me encantó, así que me anoté en las clases de teatro de la facultad… Cuando me recibí y me enteré de que Disney estaba haciendo una serie de fútbol, me tiré como Michael Phelps a la pileta.

–¿Temblaste mucho en el casting?

–¡Re! Me acuerdo que llegué y encontré a quinientos chicos vestidos como Cristiano Ronaldo. Me pregunté: “¿Qué hago acá?”. Me puse a escuchar música para relajarme un poco, y por suerte se dio.

Mariano Gonzalez con sus compañeros de O11CE
Mariano Gonzalez con sus compañeros de O11CE

–¿Mostraste tus técnicas futboleras de una?

–No, mi fuerte lo pude mostrar a los dos días: tiré jueguitos y hasta una chilena, que por suerte entró al arco. Después no supe nada por dos meses… Ahí medio que se me bajó la confianza… Pero un día me llamaron para invitarme a un taller en la Argentina. Eso, por mi historia, fue súper especial. Jamás hubiera pensando que iba a terminar grabando una serie en mi país de origen.

–Tu familia se mudó a Estados Unidos cuando tenías doce años. ¿A qué se debió?

–A mis viejos les pegó un poco fuerte la crisis del 2001. Y justo se dio que se les presentaron oportunidades laborales allá.

–¿Y para vos, cómo fue cambiar de país estando en sexto grado?

–¿La verdad? ¡Fue tremendo! Pensé que se acababa mi vida, porque no imaginaba que existiera un mundo fuera del país. Allá me sentí como Neo en la Matrix, pero fue tanto el cambio que finalmente me llevó a darme cuenta de que el hogar está en el lugar que uno crea.

–Ahora, cada año, durante los meses que dura la filmación, estás en Buenos Aires. ¿Cómo es tu vida acá?
–Vivo solo, o sea que cocino, lavo y esas cosas… Voy seguido a la Bombonera a ver a Boquita, y juego bastante al fútbol con los chicos del colegio –nuestro grupo se mantuvo intacto con los años– y con los programa, que son súper talentosos y buena gente.

Mariano González en una escena de O11CE
Mariano González en una escena de O11CE

–¿Contra quién juegan los chicos de O11CE?

–Muchas veces entre nosotros, pero lo hemos hecho contra otros elencos, como el de Soy Luna, al que por suerte le ganamos… Ahora estamos tratando de organizar un picadito contra Simona.

–¿Vas a ir a Rusia?

–Sí, para promocionar la serie, que saldrá en ese país por primera vez, y me quedo a ver el Mundial. ¡No lo puedo creer! Estoy entusiasmadísimo, porque es mi primera Copa del Mundo. Voy a ir con mi hermano Nachito (22), con el que somos súper unidos. ¡Es obvio que voy a volver sin voz de tanto gritar!

–¿Creés que Argentina ganará?

–Por supuesto. Nuestro Seleccionado tiene todas las armas para ganar, aunque si no lo logra, está todo bien. Ojalá todos pensemos así, porque a veces la presión que les ponemos a los jugadores es inhumana, y que nos representen ya es un montón.

–¿Qué sentís si te digo “Lionel Messi”?

–Uff, ¡tantas cosas! Soy muy fan. Es más, es la única persona que me volvería loco por conocer. Estoy haciendo todo lo posible para que sus hijos vean la serie; sería un sueño. Es más, creé un grupo en Instagram entre él, Neymar y yo, para decirles por mensajito que la vean. Una tontería, lo sé, pero los admiro a ambos.

–¿Te das cuenta de que conseguiste ser conocido a nivel mundial con una camiseta (la de los Halcones)?

–¡Es verdad! Y eso es re loco, porque siempre soñé con lograr algo así.

–¿Tenés novia?

–No, estoy soltero, y bien.

–¿El personaje ayuda?

–Bueno, digamos que no resta (ríe).

Por Kari Araujo

SEGUÍ LEYENDO:
Julián Volpato: “Siempre creí, creo y voy a creer en mis canciones”

Millie Bobby Brown un prodigio fuera de serie

Las fotos de Stephanie Demner en Tierra del Fuego