El asesinato de Nadia: el imputado es un convicto en libertad condicional y se desató la polémica

El brutal asesinato de la joven de 31 años habría sido cometido por un convicto beneficiado con la libertad condicional por el fallo de dos jueces que hoy enfrentan pedidos de juicio político.

Nadia Arrieta fue asesinada el 1 de marzo (Foto Facebook)
Nadia Arrieta fue asesinada el 1 de marzo (Foto Facebook)

Nadia Arrieta (31) fue encontrada asesinada el 1º de marzo al mediodía dentro del negocio de venta de regalos llamado NyB que tenía junto a su madre, ubicado en la avenida Pedro Díaz 596, casi esquina Gluck, de Villa Tesei, partido de Hurlingham.

Todo indica que el crimen fue cometido por Néstor Máximiliano Montiel (38), un convicto condenado a 18 años de cárcel por ‘tentativa de homicidio, abuso sexual, robo y privación de la libertad agravada’ cometido el 5 de octubre del 2001. Montiel fue beneficiado por un fallo de dos jueces que le otorgaron la libertad condicional y la posibilidad de quitarle la vida a una mujer inocente.

Nadia Arrieta en una de sus última fotos (Foto Facebook)
Nadia Arrieta en una de sus última fotos (Foto Facebook)

“Nadia era la del mate, la de la sonrisa, compañera, se extraña todo, era un sol, una chica súper cálida, una buena chica”, recordó Daiana, su cuñada.

Llevaba casi cinco años atendiendo el local de regalería con su mamá, fuente importante de ingresos para la familia. “Siempre estaba feliz. El domingo previo al crimen estuvimos juntas. Se mostró contenta porque había comprado una nueva máquina y se quedó hasta la madrugada trabajando”, agregó su cuñada.

Nadia estudió en la Escuela 41 Gabriela Mistral de Villa Tesei, y cursó el profesorado de Educación Física en la Universidad de Morón. Roberto Arrieta, su papá, apenas si se pudo expresar entre tanto dolor: “No puedo hablar, sólo quiero que no vuelva a repetirse”.

Beatriz, la mamá de Nadia, evidenció su desconsuelo: “Un loco nos destruyó, le robó los sueños. La cuidamos tanto… La veo defendiéndose, esto me destruyó”.

Amigos, vecinos y comerciantes de la zona ayudaron para contener a la familia, y aseguran que las redes sociales resultaron claves para localizar al presunto homicida: “Nos gratificó mucho el apoyo y el cariño de la gente”, resumió Daiana, y se despidió diciendo: “Sólo esperamos que el sospechoso no salga más, para que no vuelva a haber otra Nadia”.

La principal hipótesis

El fiscal que instruye la causa, Mario Ferrario, sospecha que Montiel ingresó al local con una excusa, habría intentado violarla, y como ella se defendió, terminó muerta. Por tratarse de un femicidio, la fiscalía recolecta pruebas para acusar al imputado con los agravantes de premeditación y alevosía.

Néstor Maximiliano Montiel es el principal sospechoso del crimen de Nadia.
Néstor Maximiliano Montiel es el principal sospechoso del crimen de Nadia.

La autopsia confirmó que murió tras ser degollada y no presentaba signos de violación, pero la hipótesis del ataque sexual no fue descartada ya que se esperan estudios complementarios.

La clave para detención de Montiel fue el seguimiento y las escuchas directas que la Justicia había ordenado sobre un número de teléfono celular que usaba el sospechoso y que quedó incorporado a la investigación gracias a que la propia víctima lo dejó anotado en un papel que estaba en la escena del crimen.

En los allanamientos, los pesquisas incautaron una bolsa celeste con un termo y dos latas para yerba y azúcar de las que vendía Arrieta, por lo que se sospecha que Montiel le hizo una compra por Internet para que la víctima confiara y le abriera la puerta en el negocio el día del asesinato.

Al momento del crimen, el detenido gozaba de libertad condicional tras una condena a 18 años de cárcel por una “tentativa de homicidio, abuso sexual, robo y privación de la libertad agravada” cometida el 5 de octubre de 2001.

El juez Fernando Bellido le otorgó la libertad a
El juez Fernando Bellido le otorgó la libertad a Montiel.

Fue el Juez Fernando Bellido quien había liberado a Néstor Maximiliano Montiel, imputado por el asesinato de Nadia Arrieta. Por ese motivo se presentó en la Justicia un pedido de Juicio Político para él y para su colega, Fabián Cardoso, ya que la Liga Argentina por los Derechos del Hombre de La Plata, quien hizo la solicitud, consideró que los jueces incurrieron en “mal desempeño de sus funciones, además de falta de cumplimiento a los deberes de su cargo y posible delito de acción púbica”, según reza el escrito.

El pedido de juicio político se hizo ante la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios del Honorable Congreso de la Provincia de Buenos Aires.

Los magistrados fueron quienes ordenaron en octubre de 2014 la libertad de Néstor Maximiliano Montiel, quien en 2001 había sido condenado a la pena de 18 años de cárcel por el ataque a puñaladas contra una familia y el abuso a una joven, por lo que al momento del crimen de Arrieta (31) debía estar detenido.

Montiel había sido hallado responsable de robo agravado por el uso de arma, privación ilegal de la libertad agravada por violencia, abuso sexual agravado por el uso de arma, homicidio calificado por alevosía reiterado -cuatro hechos- en grado de tentativa, con vencimiento el día 21 de octubre de 2019.

Más allá del repudio de la familia de Nadia, por estas horas está frenada la designación de Bellido como Miembro del Tribunal Oral Federal de San Martín. El pliego del juez había ingresado a la secretaría legal y técnica pero el Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, le habría bajado el pulgar.

Garavano reclama que los presos cumplan sus penas y por eso estalló cuando se conoció la noticia de que el Juez fue uno de los responsables de haber liberado antes de tiempo a Montiel.

Por Miguel Braillard.

SEGUÍ LEYENDO:
Exclusivo: la impactante declaración de como Nahir Galarza mató a su novio

Nahir Galarza, la chica que mató de dos tiros a su novio: ¿homicida, víctima o psicópata?