Daniela Urzi: “Antes para ser modelo se necesitaba un talento extraordinario”

Después de casi 20 años viviendo en el exterior,decidió instalarse en el país. Desde Punta del Este nos cuenta cómo es su vida hoy y rememora los años como top model.

“Cuando te casás, querés que sea para toda la vida. Me parece que tampoco hay que forzarlo, las parejas van cambiando y a veces no funcionan más”.
“Cuando te casás, querés que sea para toda la vida. Me parece que tampoco hay que forzarlo, las parejas van cambiando y a veces no funcionan más”.

En un rato Daniela Urzi (43) tiene que tomar un vuelo de Punta del Este a Buenos Aires, la ciudad en la que planea quedarse este 2019. “El año pasado estuvimos mucho en Buenos Aires por un tema de salud de un familiar. Este año vamos a instalarnos definitivamente acá”, explica.

Hace casi 20 años que Daniela no vive en Argentina, los últimos 6 su casa estuvo en Miami junto a su marido, Pablo Cosentino (48), y su hijo, Thiago (7). “Me costó un poquito acostumbrarme, pensá que yo me fui a los 20 o 21 años y ya no volví. Muchos de esos años estuve en Estados Unidos, en distintos lugares”, confiesa.

La carrera de modelo de Daniela es de las más exitosas que se conocen en la historia del modelaje argentino, comparable con la de Valeria Mazza. De Roberto Cavalli, Hugo Boss y Armani a Victoria’s Secret, Revlon y Vichy, su larga carrera en las pasarelas y revistas de moda más importantes del mundo sólo se interrumpió con la llegada de Thiago en 2011.

Desde entonces, la modelo empezó una carrera en fotografía que la llevó a exponer en Miami y publicar un libro, además de iniciar sus estudios en diseño de interiores en un instituto en Nueva York. De vuelta en Buenos Aires y con un hijo ya más grande, el 2019 tiene algo de nuevo comienzo.

-Me imagino que tener un hijo que ya es más grande te habrá obligado a definirte un poco más, no podés ir y venir con la misma libertad…

-Sí, igual lo estamos mandando a una escuela americana en Buenos Aires, que es lo más parecido a lo que tenía allá para que no sea difícil el cambio si nos volvemos a ir. Por ahora estamos pensando en pasar este año en Buenos Aires, pero nosotros no somos muy de planificar a largo plazo. Yo desde los 20 años que viajo por trabajo y Pablo también.

"Yo tenía ganas de tener otro hijo y de hecho estuvimos unos cuántos años buscando, pero no se dio"
“Yo tenía ganas de tener otro hijo y de hecho estuvimos unos cuántos años buscando, pero no se dio”

-Tu hijo implicó un cambio enorme para vos, ¿te costó la decisión de tenerlo?

-Me costó un poco, la verdad, no te voy a mentir. Mi trabajo me da una independencia y una libertad de viajar que con un chiquito es muy complicado. Es un trabajo que no tiene una rutina que te permita organizarte y decir “lo llevo a la guardería”. Viajás mucho, a veces te vas una semana entera, otras un par de días; con un bebé es muy difícil. Yo hice un parate de unos cuantos años y la verdad que hoy ya siento que todo es mucho más fácil, porque lo veo que es un nene que hace todo solo. Además, estando en Buenos Aires va a la escuela hasta las 5 de la tarde y la tengo a mi mamá cerca.

-Igual me imagino que ese parate fue una decisión, hay modelos que vuelven enseguida….

-Sí, obvio. Yo me comparo con otras modelos que tienen varios chicos y trabajan muchísimo y no sé cómo hacen. A veces una elige estar trabajando porque se queda re tranquila sabiendo que hay alguien que lo cuida, ¡y me parece que también está bien! Pero es algo muy personal, no existe un único modo. Cuando nació mi hijo quise priorizar eso y estar todo el tiempo con él: sabía que quería criarlo yo. Quería que él aprendiera valores y esas cosas que uno les transmite estando con ellos. Hoy que lo veo cómo es y las mamás de sus compañeros me comentan que es re educado, siento que valió la pena.

-¿No pensaste en tener más hijos?

-Sí, yo tenía ganas de tener otro y de hecho estuvimos unos cuántos años buscando, pero no se dio.

Enfundada en un vestido Balmain junto al helicóptero de su amigo Eduardo Costantini
Enfundada en un vestido Balmain junto al helicóptero de su amigo Eduardo Costantini

-¿Cómo sos como mamá?

-Comparada con Pablo, me doy cuenta de que soy mucho más relajada. Él es más miedoso y más obsesivo.

-¿Cómo son en la crianza? ¿Es compartida la paternidad?

-Mirá, cuando Thiago era bebé yo era la que me ocupaba de casi todo porque el principio es una etapa en la que el bebé mismo te pide más a vos. Ahora que ya está más grande, Pablo se ocupa mucho y yo recuperé mi tiempo sola. Ellos dos hacen muchas cosas juntos, comparten programas… En ese sentido creo que nos complementamos muy bien.

-Volver al mundo de la moda después de años debe ser difícil.

-Sí, totalmente. Para mí fue como volver a un mercado completamente diferente, es increíble cómo cambió todo. Hoy es raro que las marcas hagan campañas y ya no hay mucha gráfica… Igual, siempre hay un nicho. Yo también estoy más grande, ya no tengo muchas ganas de correr de acá para allá.

En la tapa de Para Ti
Daniela en la tapa de Para Ti

-¿Cómo te juega la edad?

-Me parece que, más que nada en Buenos Aires, después de haber tenido una carrera afuera te buscan por otra cosa. Yo no creo que hoy me midan con la misma vara que a una chica de 18. De hecho, una de las últimas campañas que hice fue con una modelo que es muy chica. Cuando ves las fotos, notás la diferencia de edad y creo que es justamente eso lo que buscan. Siento que hoy todo el mundo es modelo, se tergiversaron las cosas. Ya no es como antes, que ser modelo era hacer algo fuera de lo común que muy poca gente podía hacer. Cuando yo empecé a trabajar en Estados Unidos, me dieron la visa O1: una visa que se otorgaba por un talento extraordinario. Antes para trabajar una necesitaba tener un talento extraordinario, yo no sé si hoy es así.

EL AMOR DESPUÉS DEL AMOR. Hace 12 años que Daniela Urzi está en pareja con el empresario Pablo Cosentino. Se conocieron cuando ella tenía 30 años y una carrera ya consolidada; él representaba futbolistas y vivía entre Estados Unidos y Milán.

La vida de la pareja transcurrió desde entonces entre Europa, Estados Unidos y Punta del Este, bastante alejada de la prensa local. Sin embargo, a mediados de 2017 la separación de Nicole Neumann y Fabián Poroto Cubero los salpicó con el rumor de un supuesto encuentro en Milán entre la rubia y el empresario. Entre desmentidas y rumores, un año después todo parece haber quedado atrás.

“Nosotros nunca fuimos de exponernos, ni siquiera somos de ir a eventos, no nos interesa. Así que cuando pasó eso, la decisión que tomamos fue aislarnos un poco del tema”, explica Urzi.

Con su marido y su hijo, Thiago.
Con su marido y su hijo, Thiago.

-No debe ser fácil igual, cuando todos hablan del tema.

-No, pero la gente siempre trata de generar esos líos. Nosotros tenemos unos valores importantes como familia, eso es fundamental. Igual, ya pasó mucho tiempo.

-¿Creés en las parejas para toda la vida?

-Yo creo que sí, que si encontrás el amor de tu vida por qué no. Hoy igual casi todas las parejas que nos rodean se están separando y es re triste; pero bueno, todo cambió tanto… Por ejemplo, estando en vacaciones veía cómo se manejaba el hijo de unos amigos: los chicos salen cada noche con alguien distinto, entienden las relaciones de otro modo. En las nuevas generaciones pareciera que la tradición de conocer a alguien y salir ya medio que pasó, no sé como será cuando mi hijo sea grande.

“Comparada con Pablo, me doy cuenta de que como mamá soy mucho más relajada. Él es más miedoso y más obsesivo”.
“Comparada con Pablo, me doy cuenta de que como mamá soy mucho más relajada. Él es más miedoso y más obsesivo”.

-¿Creés que con Cosentino vos encontraste ese tipo de amor?

-Yo creo que eso es lo que uno piensa cuando se casa, querés que sea para toda la vida. Me parece que tampoco hay que forzarlo, las parejas van cambiando y a veces no funcionan más.

Maquilló y peinó: Sofía Carnevale para Estudio Novillo.

SEGUÍ LEYENDO:
Gisela Dulko: “No extraño nada que tenga que ver con el tenis”

Lila, la heredera del legado de Kate Moss, debutó como modelo

Con tan sólo 16 años, la hija de la musa de lo 90, debutó en la campaña de la línea de cosmética de Marc Jacobs

Lila Moss_1920
Lila Moss, elegida por la campaña beauty de Marc Jacobs

Dice el refrán que lo que se hereda no se roba,  y esta claro que la hija de Kate Moss- Lila -lleva en el adn la belleza hipnótica de su madre, musa indiscutida de los 90.

Con tan sólo 16 años, Lila que forma parte del staff de la agencia de moda Kate Moss agency, debutó como la new face de la línea de cosmética de la firma internacional Marc Jacobs.

Lila Grace Moss, es hija de la top model con Jefferson Hack, reconocido periodista británico fundador de la revista del mundo de lifestyle Dazed and Confused, lo que reconfirma su estrecha relación con el universo fashionista.

Con algunas apariciones esporádicas en los medios, a los 13 años posó junto Kate para la portada de la edición  italiana de Vogue, una tapa en blanco y negro con un estética al natural bajo la lente de  Mario Sorrenti.

vogue kate moss e hija
Love por Mario Sorrenti, la edición que protagonizaron madre e hija
Lila Moss_SF
Kate Moss, a los 16 años, un parecido sorprendente

En aquel momento Moss declaró a la revista que la pequeña no quería ser modelo, pero estaba más interesaba en el diseño de ropa o el estilismo. Un par de años después parece que la carrera de Lila podría tomar un rumbo totalmente diferente.

Al cumplir 16 años, la joven abrió su cuenta personal bajo el nombre de @lilabelle_moss,  y ya acumula algo más de 9.000 seguidores en camino a convertirse en un influencer. Un camino similar que adoptó Kaia Gerber (hij de Cindy Crawford), y hoy es la joven promesa de su generación.

Lila Moss_SF
Lila Moss

Con este debut en la moda, Lila lo hizo como una centennial, lo compartió en sus redes: “Es un honor ser el rostro de la nueva campaña de @marcbeauty”.

SEGUÍ LEYENDO:

Las musas de Karl Lagerfeld

Zaira Nara: “Por las exigencias que tenemos las mujeres deberíamos tener el doble de horas que los hombres”

Hace quince años que es modelo y de inmediato empezó a hacer carrera como conductora. En pareja desde hace 5 años, es mamá de Malaika (2 años y medio) y actualmente lleva adelante un programa diario de tevé. Tan linda como simpática, hablamos de proyectos, amores y de “exigencias de género”.

#PARA TI - ZAIRA NARA 4 - News - CB - 20180810
“La maternidad me cambió en todo. Creo que maduré un montón y aprendí a elegir y a manejar mis tiempos”

Cuando Zaira Nara (29) dice que en unos días cumple treinta sorprende un poco. No es que parezca más grande: de hecho, a simple vista es imposible adivinar que tiene una hija de dos años y medio. Lo que hace que uno la crea más grande son los casi quince años que tiene como modelo, un trabajo al que le sumó la conducción al año de haber empezado.

#PARA TI - ZAIRA NARA 9 - News - NO WEB - 20180810
Imágenes del Instagram personal de Zaira, junto a la pequeña Mali.

“En el programa me pasa mucho que cuando sale el tema de la edad me dicen: ‘¿Recién tenés 29?’ Hasta a mí me parece poco”, se ríe. Tan simpática y fresca como se la ve en la tele, donde desde hace un año conduce Morfi por la pantalla de Telefe, no hay misterio detrás del éxito de la menor de las hermanas Nara.

Son las 5 de la tarde de un viernes lluvioso y del estudio se va directo a aeroparque, a tomarse un vuelo a Mar del Plata, donde la esperan Jacob von Plessen, su pareja desde hace 5 años, y su hija, Malaika (2 años y medio).

#PARA TI - ZAIRA NARA 8 - News - CB - 20180810
“El trabajo de modelo me divierte como algo que acompaña, lo que realmente me gusta que es la conducción”

El plan era pasar por su casa a buscar ropa para Mali y bañarse, pero todo llevó más tiempo del que calculaba y se conformó con un algodón con desmaquillante y un té antes de ir a hacer el check in. “Estoy deseando llegar: nunca me separé tantos días de Mali”, confiesa. Las vacaciones de invierno y los hijos aburridos en casa son un tema para todas las mamás que trabajan y Zaira Nara no es la excepción.

Después de una semana en casa, Jako se ofreció a llevar a Mali con él al campo a trabajar. Amante de los caballos y el verde, hace años que se dedica a organizar cabalgatas en el Sur y en África, a donde cada vez va menos por las responsabilidades de la vida familiar.

#PARA TI - ZAIRA NARA 2 - News - CB - 20180810

-Para tu generación fuiste una mamá joven, ¿la buscaron a Mali?

-Sí, recién hablábamos con las chicas de eso: que hoy todo se corrió tanto que la mayoría siente que a los treinta es chica para ser madre. La verdad que yo la tuve a los 27 y para mí fue justo; de hecho, si me preguntabas antes, en mi mente yo iba a ser madre más chica, a los 25 años ya me veía con hijos. Pero cuando me quedé embarazada ya re teníamos ganas. Sí nos pasó que cuando dijimos “podría ser” no sabíamos cuánto iba a tardar ¡y tardó muy poco! Por eso estoy pensando tanto el segundo.

-¿Estabas trabajando cuando quedaste embarazada?

 Sí, y trabajé hasta los seis meses de embarazo en un programa que iba los fines de semana, pero terminó ahí. Cuando Mali tenía tres meses surgió Morfi café, que fue lo primero que hice para este programa. Me acuerdo el día que me llamó Gerardo (Rozín) y me dijo que tenía un trabajo para mí. Yo enseguida pensé que no iba a poder porque tenía una bebita mini y estaba en ese momento en el que todavía todo es teta y no dormir, pero también te empieza a picar el bichito de salir un poco. Cuando me dijo que era media hora, lo vi más posible. Jako me dijo que si lo quería hacer él me bancaba y la verdad que él y mamá me re ayudaron. Después de eso me ofrecieron entrar al programa en reemplazo de Karina.

#PARA TI - ZAIRA NARA 10 - News - NO WEB - 20180810
Junto a su marido, Jacob von Plessen.

-¿Sentís que tener una hija te cambió?

La maternidad me cambió en todo. Creo que maduré un montón y aprendí a elegir y a manejar mis tiempos. Mali me cambió en eso: hoy tengo otra prioridad. Yo sé que por el trabajo –tengo un vivo de tres horas– la tengo que dejar, pero cuando vuelvo mi prioridad es ella. Finalmente creo que me beneficié porque sólo hago lo que realmente vale la pena.

 -¿Te gusta más el trabajo de conductora o el de modelo?

 -El de conductora, mucho más. El trabajo de modelo me divierte como algo que acompaña lo que realmente me gusta que es la conducción: yo nunca soñé con ir a trabajar a París ni me muero por estar linda. Además, el modelaje es una carrera que tiene una fecha de vencimiento: por más que una se esfuerce, el tiempo pasa.

En Morfi, con el chef Santiago Giorgini y Damián De Santo, que este año se incorporó al programa en lugar de Gerardo Rozín
En Morfi, con el chef Santiago Giorgini y Damián De Santo, que este año se incorporó al programa en lugar de Gerardo Rozín.

-Me imagino que igual te cuidarás…

-No te creas que tanto, yo soy medio antitodo. Cuando tuve a Mali no hice nada durante casi dos años, porque como volví rápido a mi peso medio que me achanché. Recién hace unos meses empecé gimnasio dos veces por semana porque sé que me hace bien, pero a veces siento que por las exigencias que tenemos las mujeres deberíamos tener el doble de horas que los hombres. A veces son imposiciones que una misma establece: las manos, el pelo… Pero veo incluso en la tele: los hombres están en dos minutos, en cambio si yo decidiera salir así pensarían que estoy enferma y me matarían.

-Igual a las redes subís fotos a cara lavada.

-Sí, porque es como estoy la gran mayoría del tiempo. Así es como me ven mis amigos, mi familia y mi marido, que es al que más me gusta gustarle. De hecho, para él yo estoy disfrazada cuando me ve toda montada (que es todos los días a las 8 de la mañana porque ya salgo de casa vestida y peinada para el canal). Obviamente que también me gusta subir las fotos de campañas divina, pero a mí me ponés un poco de rimmel y ya me siento trabajando. Wanda me carga y me dice que no me haga la Heidi, pero para mí no hay nada mejor que estar en jeans, rodete y a cara lavada.

 Textos: Lucía Benegas. Producción: Marité Rizzo. Fotos: Chris Beliera

Maquilló: Fabiana Pereyra para Frumboli Estudio Peinó: Christian Di Petta con productos @Matrix para Vardo Management. Manos: Lulú Gugli. Agradecemos a: Fabian Zitta, Adrián Brown, Rapsodia, Ginebra, De María, Ana Korman, Casa Vardo y Pandora.

SEGUÍ LEYENDO:
Esmeralda Mitre, la última confirmada al Bailando anticipa su participación: “Se dio y me dejé llevar”

Marina Señuk, la nueva ‘chica del clima’: “Me muero de vergüenza cuando me dicen piropos”

La hermosa misionera de 26 años –modelo de Multitalent Agency– está en el lugar que supo ocupar Sol Pérez. “Espontánea y segura”, tal como se define, combina las pasarelas con el estudio: le faltan doce materias para graduarse en Recursos Humanos.

#GENTE-MARINA-SEÑUK-0020-MCV---20180717
Marina Señuk, quien llegó desde Apóstoles a los quince años, ya se siente como en casa en Buenos Aires. Tiene tiempo para todo: modelaje, televisión y facultad.

“Hiperactiva, intensa y persistente” se define Marina Señuk (26), geminiana que se vino hace más de diez años desde Misiones para trabajar como modelo. Aquella vez la convocó Pancho Dotto, pero desde hace ocho meses integra el staff de Multitalent Agency.

Desde que llegué a Buenos Aires no paré ni un segundo… No me quejo, porque disfruto de todo lo que hago. Y cuando estoy cansada le pongo a todo una cuota de humor, para pasarla mejor”, cuenta la rubia. Para muchos ya es una cara conocida: desde febrero reemplaza a Sol Pérez como la nueva “chica del clima” en TyC Sports.

–¿Cómo fue tu decisión de venirte desde Misiones a los quince años?

–Cuando me lo ofrecieron no lo pensé mucho. Lorena, mi hermana mayor, ya vivía en Buenos Aires, así que ése fue un impulso. Con mis papás, Oscar y Roxy, buscamos un colegio (Instituto del Carmen), ya que para ellos la educación era innegociable. Ya estando acá, trabajando y estudiando a la vez, sabía que siempre tenía el pasaje de vuelta para cuando quisiera.

#GENTE-MARINA-SEÑUK-0002-MCV---20180717
“A la hora de la seducción soy espontánea y segura: hago lo que siento y lo que me genera la otra persona”

–¿Te costó adaptarte a los códigos de la ciudad?

–Sí, cuando llegué me hicieron bullying por ser del interior. Me miraban raro. Por suerte terminé adaptándome rápido. Me hice de buenos amigos, que aún conservo. Además, a la distancia, mis papás siempre estuvieron presentes, aunque por sus ocupaciones era difícil que vinieran a verme: mamá es docente y papá, panadero. Mis amigos, mi hermana y el trabajo fueron pilares súper importantes para que decidiera quedarme en Buenos Aires. Por suerte siempre trabajé mucho. Entre castings, campañas y la escuela, no me quedaba mucho tiempo para extrañar.

–¿Qué diferencias te parecían más notorias entre tu provincia y la Capital?

–La vida en Apóstoles y Colonia Liebig (pueblo en Corrientes, donde se mudaron cuando yo era chiquita) es muy distinta a la de ciudad: cada una tiene su lado bueno y malo. Allá se duerme la siesta, todo el mundo se conoce y se llega rápido y en horario a todos lados. Acá es un poco más difícil.

#GENTE-MARINA-SEÑUK-0037-MCV---20180717
Todas las mañanas, Marina brinda el estado del tiempo en TyC Sports. Asegura que no se cuida mucho en las comidas y que disfruta a pleno de los asados familiares. Además, hace Pilates.

–¿Cómo es una jornada en tu vida?

Me levanto todos los días a las cinco, porque me pasan a buscar para ir al canal. Me preparo los looketes cancheros, me maquillan, me peinan y arranco el noticiero con mis compañeros de Sportia, que son lo más. Termino a eso de las once y ahí arranca mi día de modelaje: campañas, videos y shootings para Instagram. Luego voy a clase de Pilates y todos los días curso Recursos Humanos en la facultad: me quedan sólo doce materias para recibirme.

–¿Te costó reemplazar a Sol Pérez?

–No, para nada, porque en el canal hay un excelente clima laboral. Me sentí muy cuidada y respetada desde el primer día. Nunca había hecho programas en vivo… La verdad, me adapté súper bien. Me enseñan un montón de cosas todo el tiempo. Lo mejor es que siempre me dejan ser yo misma.

–¿No te molesta que Sol haya patentado el nombre de “la chica del clima”?

–La verdad, me da igual. No siento que eso sea un limitante para poder hacer este trabajo.

–¿Cómo te caía la comparación con ella cuando recién empezaste?

–Yo no conocía a Sol antes de trabajar en el canal. Una vez me la crucé en un bar, la fui a saludar y tuvo la mejor. Por lo que se ve de ella en los medios, parece ser una chica trabajadora y buena onda. En eso creo que nos parecemos.

#GENTE-MARINA-SEÑUK-0012-MCV---20180717
La familia es clave para Marina. Sus padres, Oscar –panadero– y Roxi –maestra– siguen viviendo en Colonia Liebig (Corrientes), donde se mudaron de Apóstoles, pero la visitan seguido.

–¿Te gustaría ir al Bailando?

–No sé si iría, porque no soy una mujer de armar peleas para figurar. Además, quiero preservar mi mundo privado.

–¿Hay envidia en el mundo del modelaje y en la tele?

–Creo que la hay en todos los ámbitos laborales. Yo tuve la suerte de hacerme amigos de fierro en este ambiente. Por suerte, nunca tuve un conflicto con compañeros de trabajo.

–¿Tenés alguna técnica para cuidar tu cuerpo?

–Por fortuna tengo buena genética. ¡Las mujeres de mi familia son tremendas bombas! Nunca sufrí trastornos alimentarios. A la hora de comer no me privo de nada: me gusta todo, sano y variado. Los asados de mi papá y las comidas caseras de mi tía no las cambio por nada. También práctico Pilates y me gusta jugar al vóley en la playa y al fútbol con mis amigas.

–¿Estás de novia?

–Sí, desde hace dos años, con Gastón Adler (34 años, empresario textil). Convivimos desde hace un año junto con dos perros: Tinto Malbec (salchicha) y Mango (cocker).

#GENTE-MARINA-SEÑUK-0004-MCV---20180717
“No sé si iría, porque no soy una mujer de armar peleas para figurar”.

–¿Cómo sos a la hora de la seducción?

–Espontánea y segura. Hago lo que siento y lo que me genera la otra persona. Eso creo que gusta.

–¿Cuál fue el mejor piropo que te dijeron?

–En este momento no recuerdo ninguno, pero me muero de vergüenza cuando me los dicen.

–¿Tenés algún TOC?

–Soy muy obsesiva con la limpieza… Pero, te confieso, muy desordenada también. Te puedo dar vuelta una habitación en cinco minutos.

Por Pablo Procopio.
Fotos: Maximiliano Vernazza.

SEGUÍ LEYENDO:

La sugerente remera con la que se paseó Selena Gomez tras el anuncio de compromiso de Justin Bieber

Sol Pérez vs Barbie Simons: enterate cuál fue el origen de la mala relación

Wanda Nara se inspiró en Kim Kardashian y sus seguidores enloquecieron

Matilde Colman, la hija de Paula Colombini quiere ser modelo: “Si algún día me piden que adelgace, ¡les diré que soy una plus size model “

Con el ADN fashionista corriendo por sus venas y con apenas 16 años, la hija de Paula Colombini -la top de los 90 -ya está dando sus primeros pasos en el mundo de la moda. En esta nota te contamos cuáles son los consejos que le da su mamá y qué planes tiene para su futuro.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - APERTURA - AI - 20180223

Así como en la monarquía los reyes les entregan el trono a sus hijos, hoy la ex top model Paula Colombini (44) le cede la corona a su heredera, Matilde Colman (16). “Para mí, mi mamá es la mujer más linda del mundo, pero no tengo un complejo con mi imagen ni siento presión por verme impecable. Ella tiene su cara y yo la mía. Somos dos estilos totalmente distintos”, explica la única hija de la famosa mannequin que hizo historia en los ’90.

Fresca y sin filtros, aclara que quizás la situación sería diferente si fuera un fiel reflejo de su despampanante madre: “Lo único en lo que me veo un poco similar es en la boca, pero no nos pasa como Paloma Cepeda y Mariana Arias o Araceli González y Florencia Torrente, ¡que son dos calcos!”.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - CON PAULA COLOMBINI - AI - 20180223
Madre e hija, Paula y Matilda, posan para Para Ti

Con tan solo 16 años y a punto de comenzar su último año en el prestigioso colegio Northlands (el mismo donde estudió la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta), Mati ya dio sus primeros pasos en el fashion business y deslumbró con sello propio. Su debut fue el año pasado junto a Paula como imagen de la línea de make up de Mabby Autino y, unos meses más tarde, protagonizó la campaña gráfica del local del Paseo Alcorta Bazar de Joyas. “Mis amigos cada vez que ven las fotos me las mandan por WhatsApp, todavía es raro (risas). Pero lo más loco que me sucedió fue haber visto las fotos de la joyería en una edición de Vogue Latinoamérica. ¡Tremendo! La tengo guardada, obvio”, asegura súper emocionada en plena producción de Para Ti… la misma revista donde en 1991 debutó como modelo su mamá.

Paula y Matilde dsfilaron para Mimo & co.
Paula y Matilde desfilaron para Mimo & co.hace una década

“Más que darle consejos, ¡yo soy la que le pide a ella! Es importante aggiornarse con las nuevas tendencias, si no seríamos las dos muy vintage”, confiesa entre risas Paula, que supo ser la cara de marcas como Emporio Armani o Versace. ¿El único requisito? El trato que hizo Matilde con sus padres, Paula y el empresario Patricio Colman (separados desde 2009) es que, aunque trabaje como modelo, tiene que estudiar una carrera universitaria.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - CON BOINA - AI - 20180223
“Estoy entre estudiar Abogacía o Ciencias Políticas para, más adelante, dedicarme a la política”

-¿Ya definiste qué carrera vas a seguir?
-Estoy entre Abogacía o Ciencias Políticas para, más adelante, dedicarme a la política. Igualmente, todavía tengo este año para decidirme. En un momento quise hacer UBA XXI y adelantar materias, pero se viene un año muy exigente en mi colegio y prefiero terminarlo bien. Ya estoy acostumbrada al ritmo del Northlands, no sé lo que es tener tiempo libre, siempre tengo alguna tarea o tema para estudiar.

-¿Por qué querés ser política?
-Ciencias Sociales e Historia siempre fueron mis materias favoritas. Siento que se pueden hacer grandes cambios en la vida de las personas desde un cargo público. Lo que más me gusta es el concepto de llegar a cierto estatus de poder porque la gente te lo dio y confía en vos. Me gustaría poder reflejar los ideales de otros y generar cambios con la confianza de los que hayan votado. Por ahora no milito en ningún partido porque, antes de involucrarme, me gustaría aprender más.

-¿Qué sería lo primero que cambiarías si fueras presidente?
-¡Muchísimas cosas! Uno de los temas que más me preocupa es la educación pública, que en algún momento supo ser excelente y sé que podría mejorar.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - CUERPO ENTERO - AI - 20180223
“Uno de los temas que más me preocupa es la educación pública”

-¿Cómo te manejás económicamente con 16 años?
-Todas las semanas me dan un presupuesto fijo y yo tengo que organizarme para que me alcance. No tengo ninguna tarjeta de crédito, cuido lo que me dan y lo administro bien.

-¡Nada despilfarradora!?
-¡Cero! Para nada. Es muy raro que salga de shopping. Casi toda mi ropa me la regalaron mis abuelos maternos, Araceli y Luis, que viven en España. Solemos ir a visitarlos una vez al año y ellos me consienten (risas). Acá en lo que más gasto es en ir a comer y al cine.

-¿Te considerás fashionista?
-Hasta ahí. Me gusta vestirme bien, tener ropa linda, buena y mantener mi estilo. Pero no sigo para nada las tendencias. Soy más minimalista, uso mucho blanco sobre blanco o negro sobre negro. No doy muchas vueltas.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - DE PERFIL - AI - 20180223
“En los desfiles son todas modelos flacas, no se ven chicas con caderas grandes o con curvas. A mí me gustan las mujeres naturales”

PEQUEÑA IT GIRL. “Desde que nací acompaño a mamá en desfiles, viajes, producciones y eventos. Lo que más me llevé de esas experiencias fue haber conocido a la gente del medio desde muy chiquita”, recuerda la rubia sobre sus vivencias junto a una madre modelo.

Pero a ella no la deslumbran los paparazzi, autógrafos o pasarelas. Y aclara: “Así como algunas mamás van a la oficina de 9 a 18, otras son arquitectas o médicas, el trabajo de la mía incluía que la pararan en la calle o me preguntaran por ella. Estoy acostumbrada y no me molesta. Tampoco es que adquirí conocimientos de moda sólo por ser su hija”.

-¿Te gustaría dedicarte full time al modelaje?
-Si puedo, ¡obvio! Por ahora me re divierte, pero tengo que estudiar una carrera sí o sí. Además de que ese es el trato que hice con mis papás, la verdad es que yo también quiero recibirme en la universidad. Mi mamá empezó a estudiar Imagen y sonido y Antropología, pero nunca terminó.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - TAPA PARA TI vieja - AI - 20180223
En 1991, Paula Colombini debutó como modelo en una producción de Para Ti y nunca más paró. Hoy, la top indiscutida de los ‘90 presenta a su única hija, Matilde. ¡Le deseamos lo mejor!

-¿Te ves con una carrera como la de tu mamá?
-Eso sería lo ideal y me encantaría. Ella se dedicó ciento por ciento y más al modelaje. Dejó a toda su familia y amigos acá para irse a vivir a Tokyo y a Nueva York… Es un estilo de vida duro. Todavía tengo tiempo para decidir si estoy dispuesta a hacerlo.

-¿Qué opinan tus papás?
-Ellos me re apoyan, son los que me llevan a los castings y producciones porque yo no tengo auto. Se portan re bien conmigo.

-¿Admirás a alguna top? ¿Más allá de tu mamá?
-Amo a Lily Rose, la hija de Johnny Depp. Es una diosa, me encanta su estética, tiene el pelito rubio y muy corto. Lo único que no me gusta es que es muy, muy flaquita.

Si algún día llegan a pedirme que adelgace, ¡les diré que soy una plus size model

-¿Alguna vez te pidieron que bajaras de peso?
-No, por suerte nunca me pasó. Igual recién tengo 16 años, todavía no viví tantas experiencias. Pero si algún día llegan a pedirme que adelgace, ¡les diré que soy una plus size model (N. de la R.: modelo de talle grande). No me considero grandota ni creo que tenga kilos que bajar.

-¿Creés que está cambiando la era de las modelos súper flacas?
-No. En los desfiles son todas modelos flacas, no se ven chicas con caderas grandes o con curvas. Es una estética que viene desde hace años y se sigue manteniendo. Yo no la comparto. A mí me gustan las mujeres naturales. Hay una modelo estadounidense de talle grande que se llama Ashley Graham que es súper caderona, con muchas lolas y es una diosa. Me copa su filosofía porque le va increíble sin cambiar su cuerpo.

-¿Vos te cuidás para verte linda?
-No, pero hace dos años y medio que soy casi vegetariana. Lo único que sigo comiendo es pescado. No como grasa vacuna, creo que eso me ayuda. Me encantan las ensaladas nutritivas con legumbres. Por suerte mamá es vegetariana desde los 14 años, así que aprendo de ella y también vamos a una nutricionista.

-¿Te hubiera gustado tener hermanos?
-No, jamás sentí la presión que tienen algunos hijos únicos. De hecho, creo que gracias a eso hoy tengo una relación tan cercana tanto con mi mamá como con mi papá. Tenemos mucha conexión y me encanta.

Peinó: Ignacio Mora para Estudio Olivera. Maquilló: Carol Schmoisman para Estudio Novillo . Agradecemos a: Muse Management, Uma, adidas, Kosiuko y Vitamina.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Producción: PILAR RESTA Fotos: AXEL INDIK
LEA MÁS:

Geraldine La Rosa, la mujer diseñadora del Muñeco Gallardo: “Fui una visionaria y no una botinera”
China Suárez: “Yo amo andar desnuda por mi casa”

Matilde Colman, la hija de Paula Colombini quiere ser modelo: “Si algún día me piden que adelgace, ¡les diré que soy una plus size model “

Con el ADN fashionista corriendo por sus venas y con apenas 16 años, la hija de Paula Colombini -la top de los 90 -ya está dando sus primeros pasos en el mundo de la moda. En esta nota te contamos cuáles son los consejos que le da su mamá y qué planes tiene para su futuro.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - APERTURA - AI - 20180223

Así como en la monarquía los reyes les entregan el trono a sus hijos, hoy la ex top model Paula Colombini (44) le cede la corona a su heredera, Matilde Colman (16). “Para mí, mi mamá es la mujer más linda del mundo, pero no tengo un complejo con mi imagen ni siento presión por verme impecable. Ella tiene su cara y yo la mía. Somos dos estilos totalmente distintos”, explica la única hija de la famosa mannequin que hizo historia en los ’90.

Fresca y sin filtros, aclara que quizás la situación sería diferente si fuera un fiel reflejo de su despampanante madre: “Lo único en lo que me veo un poco similar es en la boca, pero no nos pasa como Paloma Cepeda y Mariana Arias o Araceli González y Florencia Torrente, ¡que son dos calcos!”.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - CON PAULA COLOMBINI - AI - 20180223
Madre e hija, Paula y Matilda, posan para Para Ti

Con tan solo 16 años y a punto de comenzar su último año en el prestigioso colegio Northlands (el mismo donde estudió la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta), Mati ya dio sus primeros pasos en el fashion business y deslumbró con sello propio. Su debut fue el año pasado junto a Paula como imagen de la línea de make up de Mabby Autino y, unos meses más tarde, protagonizó la campaña gráfica del local del Paseo Alcorta Bazar de Joyas. “Mis amigos cada vez que ven las fotos me las mandan por WhatsApp, todavía es raro (risas). Pero lo más loco que me sucedió fue haber visto las fotos de la joyería en una edición de Vogue Latinoamérica. ¡Tremendo! La tengo guardada, obvio”, asegura súper emocionada en plena producción de Para Ti… la misma revista donde en 1991 debutó como modelo su mamá.

Paula y Matilde dsfilaron para Mimo & co.
Paula y Matilde desfilaron para Mimo & co.hace una década

“Más que darle consejos, ¡yo soy la que le pide a ella! Es importante aggiornarse con las nuevas tendencias, si no seríamos las dos muy vintage”, confiesa entre risas Paula, que supo ser la cara de marcas como Emporio Armani o Versace. ¿El único requisito? El trato que hizo Matilde con sus padres, Paula y el empresario Patricio Colman (separados desde 2009) es que, aunque trabaje como modelo, tiene que estudiar una carrera universitaria.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - CON BOINA - AI - 20180223
“Estoy entre estudiar Abogacía o Ciencias Políticas para, más adelante, dedicarme a la política”

-¿Ya definiste qué carrera vas a seguir?
-Estoy entre Abogacía o Ciencias Políticas para, más adelante, dedicarme a la política. Igualmente, todavía tengo este año para decidirme. En un momento quise hacer UBA XXI y adelantar materias, pero se viene un año muy exigente en mi colegio y prefiero terminarlo bien. Ya estoy acostumbrada al ritmo del Northlands, no sé lo que es tener tiempo libre, siempre tengo alguna tarea o tema para estudiar.

-¿Por qué querés ser política?
-Ciencias Sociales e Historia siempre fueron mis materias favoritas. Siento que se pueden hacer grandes cambios en la vida de las personas desde un cargo público. Lo que más me gusta es el concepto de llegar a cierto estatus de poder porque la gente te lo dio y confía en vos. Me gustaría poder reflejar los ideales de otros y generar cambios con la confianza de los que hayan votado. Por ahora no milito en ningún partido porque, antes de involucrarme, me gustaría aprender más.

-¿Qué sería lo primero que cambiarías si fueras presidente?
-¡Muchísimas cosas! Uno de los temas que más me preocupa es la educación pública, que en algún momento supo ser excelente y sé que podría mejorar.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - CUERPO ENTERO - AI - 20180223
“Uno de los temas que más me preocupa es la educación pública”

-¿Cómo te manejás económicamente con 16 años?
-Todas las semanas me dan un presupuesto fijo y yo tengo que organizarme para que me alcance. No tengo ninguna tarjeta de crédito, cuido lo que me dan y lo administro bien.

-¡Nada despilfarradora!?
-¡Cero! Para nada. Es muy raro que salga de shopping. Casi toda mi ropa me la regalaron mis abuelos maternos, Araceli y Luis, que viven en España. Solemos ir a visitarlos una vez al año y ellos me consienten (risas). Acá en lo que más gasto es en ir a comer y al cine.

-¿Te considerás fashionista?
-Hasta ahí. Me gusta vestirme bien, tener ropa linda, buena y mantener mi estilo. Pero no sigo para nada las tendencias. Soy más minimalista, uso mucho blanco sobre blanco o negro sobre negro. No doy muchas vueltas.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - DE PERFIL - AI - 20180223
“En los desfiles son todas modelos flacas, no se ven chicas con caderas grandes o con curvas. A mí me gustan las mujeres naturales”

PEQUEÑA IT GIRL. “Desde que nací acompaño a mamá en desfiles, viajes, producciones y eventos. Lo que más me llevé de esas experiencias fue haber conocido a la gente del medio desde muy chiquita”, recuerda la rubia sobre sus vivencias junto a una madre modelo.

Pero a ella no la deslumbran los paparazzi, autógrafos o pasarelas. Y aclara: “Así como algunas mamás van a la oficina de 9 a 18, otras son arquitectas o médicas, el trabajo de la mía incluía que la pararan en la calle o me preguntaran por ella. Estoy acostumbrada y no me molesta. Tampoco es que adquirí conocimientos de moda sólo por ser su hija”.

-¿Te gustaría dedicarte full time al modelaje?
-Si puedo, ¡obvio! Por ahora me re divierte, pero tengo que estudiar una carrera sí o sí. Además de que ese es el trato que hice con mis papás, la verdad es que yo también quiero recibirme en la universidad. Mi mamá empezó a estudiar Imagen y sonido y Antropología, pero nunca terminó.

# PARA TI - MATILDE COLMAN - TAPA PARA TI vieja - AI - 20180223
En 1991, Paula Colombini debutó como modelo en una producción de Para Ti y nunca más paró. Hoy, la top indiscutida de los ‘90 presenta a su única hija, Matilde. ¡Le deseamos lo mejor!

-¿Te ves con una carrera como la de tu mamá?
-Eso sería lo ideal y me encantaría. Ella se dedicó ciento por ciento y más al modelaje. Dejó a toda su familia y amigos acá para irse a vivir a Tokyo y a Nueva York… Es un estilo de vida duro. Todavía tengo tiempo para decidir si estoy dispuesta a hacerlo.

-¿Qué opinan tus papás?
-Ellos me re apoyan, son los que me llevan a los castings y producciones porque yo no tengo auto. Se portan re bien conmigo.

-¿Admirás a alguna top? ¿Más allá de tu mamá?
-Amo a Lily Rose, la hija de Johnny Depp. Es una diosa, me encanta su estética, tiene el pelito rubio y muy corto. Lo único que no me gusta es que es muy, muy flaquita.

Si algún día llegan a pedirme que adelgace, ¡les diré que soy una plus size model

-¿Alguna vez te pidieron que bajaras de peso?
-No, por suerte nunca me pasó. Igual recién tengo 16 años, todavía no viví tantas experiencias. Pero si algún día llegan a pedirme que adelgace, ¡les diré que soy una plus size model (N. de la R.: modelo de talle grande). No me considero grandota ni creo que tenga kilos que bajar.

-¿Creés que está cambiando la era de las modelos súper flacas?
-No. En los desfiles son todas modelos flacas, no se ven chicas con caderas grandes o con curvas. Es una estética que viene desde hace años y se sigue manteniendo. Yo no la comparto. A mí me gustan las mujeres naturales. Hay una modelo estadounidense de talle grande que se llama Ashley Graham que es súper caderona, con muchas lolas y es una diosa. Me copa su filosofía porque le va increíble sin cambiar su cuerpo.

-¿Vos te cuidás para verte linda?
-No, pero hace dos años y medio que soy casi vegetariana. Lo único que sigo comiendo es pescado. No como grasa vacuna, creo que eso me ayuda. Me encantan las ensaladas nutritivas con legumbres. Por suerte mamá es vegetariana desde los 14 años, así que aprendo de ella y también vamos a una nutricionista.

-¿Te hubiera gustado tener hermanos?
-No, jamás sentí la presión que tienen algunos hijos únicos. De hecho, creo que gracias a eso hoy tengo una relación tan cercana tanto con mi mamá como con mi papá. Tenemos mucha conexión y me encanta.

Peinó: Ignacio Mora para Estudio Olivera. Maquilló: Carol Schmoisman para Estudio Novillo . Agradecemos a: Muse Management, Uma, adidas, Kosiuko y Vitamina.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Producción: PILAR RESTA Fotos: AXEL INDIK
LEA MÁS:

Geraldine La Rosa, la mujer diseñadora del Muñeco Gallardo: “Fui una visionaria y no una botinera”
China Suárez: “Yo amo andar desnuda por mi casa”

Stephanie Demner, la influencer del momento: “Si hacés de tu vida un reality, te la tenés que bancar”

Comenzó como modelo y fue novia de Grego Rosello (un standapero con un millón de seguidores). Hoy con 26 años maneja las redes sociales como pocas, marca tendencia y es seguida por más de 635 mil fans,aunque “No todo es color de rosas”. Nos recibió en su casa y allí nos reveló sus miedos, cómo se prepara para el futuro y los pros y los contras de vivir tan expuesta.

#PARA TI - STEPHANIE DEMNER 1 - news - MC - 20180216
“Hay muchas nenas de nueve años que se me acercan para decirme que me admiran un montón. Por eso trato de ser cuidadosa con todo lo que subo, pienso cada cosa que digo o muestro en mis redes”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Diosa, simpática y dueña de los likes de la Argentina. Así es Stephanie Demner (26), la modelo que atravesó la pantalla (de Internet) y conquistó a una multitud de chicas (¡más de 635 mil followers!) que la siguen en Instagram.

“Entré a la agencia de Ricardo Piñeiro cuando tenía 15 años y era la modelo más chiquita, gordita y bajita de todas. Me sentía el bichito extraño. Nunca fui la típica modelo. Al principio era muy insegura… Quizás llegaba a desfiles y ni me saludaban”, recuerda hoy, consagrada como toda una it girl.

Sin embargo, su éxito no fue cuestión de suerte. “De hecho, cuando empecé mi carrera como modelo me dijeron que tenía dos kilos de más y que los tenía que bajar. Yo lloraba porque sentía que estaba en mi peso. Me ha pasado de ir a castings donde, si no te entraba el jean 24, te tenías que ir. Finalmente los bajé de manera gradual, pero a mí me salvaba el carisma”, confiesa relajada y de entrecasa en el departamento de soltera donde vive hace un año.

“Soy adicta a comprar cuadernitos, adornitos, tacitas, de todo… Así que pueden mover todo de lugar y hacer lo que quieran. ¡Me encanta que me reacomoden la casa!”, nos dice antes de empezar las fotos.

#PARA TI - STEPHANIE DEMNER 10 - news - MC - 20180216
“No todo es color de rosas, ser conocida tiene sus pros y sus contras. Porque cuanto más masiva sea tu cuenta, más son las personas que van a criticarte”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Con los pronósticos y paradigmas del fashion business en su contra (en ese momento se hablaba del famoso 90-60-90 distribuidos en al menos 1.80 metros), Stephie supo abrirse camino con sello propio: su debut fue nada más y nada menos que como chica de tapa de Para Teens en 2006; después protagonizó una campaña mundial de Swatch y nunca más paró.

Todo lo que se pone o hace @stephaniedemner es palabra sagrada para sus fans. Y ella lo sabe. “Hay muchas nenas de nueve años que se me acercan para decirme que me admiran un montón. Por eso trato de ser cuidadosa con todo lo que subo, pienso cada cosa que digo o muestro en mis redes –aclara la blonda mientras chequea los mensajes directos de su cuenta–. Además, siempre les transmito a las chicas que hay que formarse y reinventarse. No se trata de subir fotos y nada más”.

"Si bien me encanta la vida en pareja, ahora estoy re amiguera, me sumo a cualquier plan y viajes".
“Si bien me encanta la vida en pareja, ahora estoy re amiguera, me sumo a cualquier plan y viajes”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Sin ir más lejos, ni bien terminó el colegio estudió Gestión de Medios y Entretenimiento en la UADE, carrera que nunca ejerció formalmente, pero que aplica en su día a día. “Me sirvió mucho porque me dio un panorama súper amplio. Yo sé desde manejar la cámara de un estudio de televisión hasta organizar un evento de espectáculos. Siempre hay que ir llenando la mochilita de nuevos conocimientos, porque nunca se sabe cuándo vas a usarlos”, insiste. ¿Qué tendrá la chica del millón de likes? Ángel.

Sobre la pasarela de Custo Barcelona en la Fashion Week de septiembre en NYC
Sobre la pasarela de Custo Barcelona en la Fashion Week de septiembre en NYC

-¿Cómo aprendiste a manejar tus finanzas?
-Me ayudó mucho mi mamá, que es contadora. Pero reconozco que al principio, cuando tenía 15, me gastaba casi todo lo que ganaba en ropa y viajes. Ahorraba, me iba de viaje y volvía a cero… Así lo hice un montón de tiempo (se ríe). Hay que disfrutar de la vida sin preocuparse tanto por lo que puede llegar a pasar en un futuro. Ojo, soy recontra ahorrativa, pero también me doy mis gustos.

El universo Demner es todo lo que una chica soltera quiere tener: más de 400 pares de zapatos (“algunos los tengo en la casa de mis papás porque no me entran”, aclara), es fanática de los anteojos de sol y colecciona vasos XL que trae de sus viajes por el mundo. Además, cada vez que abre la puerta de la heladera recuerda increíbles momentos y gente querida en distintas fotos Polaroid.
El universo Demner es todo lo que una chica soltera quiere tener: es fanática de los anteojos de sol y colecciona vasos XL que trae de sus viajes por el mundo.
más de 400 pares de zapatos (“algunos los tengo en la casa de mis papás porque no me entran”, aclara),
Tiene  más de 400 pares de zapatos (“algunos los tengo en la casa de mis papás porque no me entran”, aclara)

-¿En qué te das tus gustos?
-Siempre me fascinaron las Louis Vuitton. ¡Soñaba con comprarme una! Pero me parecía demasiado inaccesible… Hasta que en septiembre del año pasado me metí en uno de sus locales en Nueva York y me la compré. La pagué US$ 1.200 y ni la uso (risas). ¡Lo sentí como mi consagración como modelo! Un premio.

Stephanie fue chica de tapa.
Stephanie fue chica de tapa.

-Qué loco, una se imagina que tenés millones de carteras carísimas…
-Nooo, ¡ni ahí! A mí me gusta ir cambiando la ropa y las carteras. Soy partidaria de darme gustitos, pero no de ir despilfarrando y ostentando. Además, ahora las marcas que me gustan me regalan de todo. No me acuerdo cuándo fue la última vez que fui a un shopping.

Siempre tuve temas con el peso, hice mil dietas distintas y  las abandonaba y me comía todo

-¿Sentís presión por verte siempre impecable?
-Tengo momentos. Toda mi vida me cuidé con las comidas porque tengo tendencia a engordar. Siempre tuve temas con el peso, hice mil dietas distintas y ninguna me terminaba de funcionar porque las abandonaba y me comía todo. Capaz bajaba dos kilos y después subía cuatro. Recién hace dos años empecé a ir a una nutricionista que me inculcó hábitos saludables. Por suerte también está cambiando la tendencia de modelos, ya no se usan chicas raquíticas desfilando. Eso está bueno.

-De hecho, el año pasado llegaste a desfilar en la Fashion Week de NYC para Custo Barcelona…

-Sí, y hasta el día de hoy no lo creo. ¡Fue una locura! En realidad, ellos me contrataron como influencer para ir a cubrir el desfile desde mis redes, pero cuando fui a probarme ropa para llevarme algunos looks, fue el mismo Custo el que me preguntó si me animaba a desfilar. Te juro que se me paró el corazón. Imaginate que las chicas miden 1.80 y se preparan durante meses… Yo mido 1.70 y hacía años que no me subía a una pasarela. Pero era una oportunidad única que no podía dejar pasar.

-¿Cómo la pasaste?
-Y… toda la previa estuve muy mal, nerviosa. Las trece horas de vuelo hasta NYC fueron una pesadilla. Tenía mucho miedo de que no me entrara la ropa o de tropezarme. Al final hice dos pasadas: en la primera estuve tensa, y en la mitad de la segunda, empecé a relajarme y lo pude disfrutar. Obviamente, me sentía re bajita, pero por suerte la ropa me quedaba bien y estuve cómoda.

Foto: Maia Croizet/ Para Ti
La sesión de fotos desde su casa (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

REALITY LIFE. Si bien es la primera vez que entramos a su casa, sentíamos como si hubiéramos estado allí en mil ocasiones. Es que Stephanie no sólo muestra su look y tips de belleza, sino que abre las puertas de su vida en una especie de reality que comparte por Internet.

No todo es color de rosas, ser conocida tiene sus pros y sus contras. Porque cuanto más masiva sea tu cuenta, más son las personas que van a criticarte. Si tenés poquitos seguidores, la mayoría van a ser personas que te quieren. Pero si tenés muchos, existe un porcentaje que lo hace para criticarte –se lamenta con resignación, y sigue–. Ojo, entiendo que es parte del juego. Si decidís exponerte en las redes sociales, después te tenés que aguantar las buenas y las malas. Si hacés de tu vida un reality, te la tenés que bancar”.

Hace un año, Stephie se mudó a este departamento porteño junto a su exnovio, Grego Rosello. Luego de la separación, ella lo convirtió en un búnker de soltera lleno de detalles: cuadritos con frases motivacionales, velas, plantas, plumas, brillos y mucho rosa.
Hace un año, Stephie se mudó a este departamento porteño junto a su exnovio, Grego Rosello. Luego de la separación, ella lo convirtió en un búnker de soltera lleno de detalles: cuadritos con frases motivacionales, velas, plantas, plumas, brillos y mucho rosa.

-¿Qué es lo que más te critican?
-(piensa) No hay algo puntual con lo que me ataquen, pero de repente, subo una foto y algunos me ponen “ay, sos espantosa”, “esos kilitos de más te quedan tan bien” o “¡qué mal te vestís!”. Siempre van a encontrar algo. De hecho, cuando me separé (N. de la R.: estuvo un año de novia con Grego Rosello, un standapero que tiene más de un millón de seguidores), tuve que salir a dar explicaciones porque todos nos preguntaban qué había pasado. Hasta el día de hoy me dicen: “volvé con Grego” o si subo una foto en bikini lo arroban a él. No es fácil.

"Lo más complicado de la relación era que ambos trabajábamos en las redes sociales e inevitablemente caíamos en la competencia de comparar los trabajos".
“Lo más complicado de la relación era que ambos trabajábamos en las redes sociales e inevitablemente caíamos en la competencia de comparar los trabajos”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Con Grego estábamos todo el día con el celular… No podíamos disfrutar una cena en paz

-¿Se separaron por el reality?
-No sé si nos jugó en contra la exposición. Lo más complicado era que ambos trabajábamos en las redes sociales e inevitablemente caíamos en la competencia de comparar los trabajos. Además, está bueno llegar a tu casa y poder compartir un rato distendido con tu novio y no estar todo el tiempo con compromisos, generando contenido o contestándole a seguidores. Estábamos todo el día con el celular… No podíamos disfrutar una cena en paz. Cuando se empieza a mezclar la relación con el trabajo se cruzan muchos límites. En ese sentido, no fue lo mejor del mundo.

-¿Ahora estás soltera?
-Sí, ¡re! Siempre fui de salir en una relación y meterme en otra. Si bien me encanta la vida en pareja, ahora estoy re amiguera, me sumo a cualquier plan y viajes. Estoy abierta a aceptar propuestas divertidas y quiero emprender muchos proyectos. Pero por primera vez en la vida me estoy permitiendo disfrutar la soledad.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Producción: PAOLA REYES

Maquilló: Mauricio Camilo. Peinó: Edu Rodríguez para Cerini. Agradecemos a: AY Not Dead, Kosiuko y Lomm Shoes.

LEA MÁS:

Parejas influencers: las historias de amor que dominan Instagram

Mini influencers: quiénes son los millonarios sub 10

Stephanie Demner, la influencer del momento: “Si hacés de tu vida un reality, te la tenés que bancar”

Comenzó como modelo y fue novia de Grego Rosello (un standapero con un millón de seguidores). Hoy con 26 años maneja las redes sociales como pocas, marca tendencia y es seguida por más de 635 mil fans,aunque “No todo es color de rosas”. Nos recibió en su casa y allí nos reveló sus miedos, cómo se prepara para el futuro y los pros y los contras de vivir tan expuesta.

#PARA TI - STEPHANIE DEMNER 1 - news - MC - 20180216
“Hay muchas nenas de nueve años que se me acercan para decirme que me admiran un montón. Por eso trato de ser cuidadosa con todo lo que subo, pienso cada cosa que digo o muestro en mis redes”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Diosa, simpática y dueña de los likes de la Argentina. Así es Stephanie Demner (26), la modelo que atravesó la pantalla (de Internet) y conquistó a una multitud de chicas (¡más de 635 mil followers!) que la siguen en Instagram.

“Entré a la agencia de Ricardo Piñeiro cuando tenía 15 años y era la modelo más chiquita, gordita y bajita de todas. Me sentía el bichito extraño. Nunca fui la típica modelo. Al principio era muy insegura… Quizás llegaba a desfiles y ni me saludaban”, recuerda hoy, consagrada como toda una it girl.

Sin embargo, su éxito no fue cuestión de suerte. “De hecho, cuando empecé mi carrera como modelo me dijeron que tenía dos kilos de más y que los tenía que bajar. Yo lloraba porque sentía que estaba en mi peso. Me ha pasado de ir a castings donde, si no te entraba el jean 24, te tenías que ir. Finalmente los bajé de manera gradual, pero a mí me salvaba el carisma”, confiesa relajada y de entrecasa en el departamento de soltera donde vive hace un año.

“Soy adicta a comprar cuadernitos, adornitos, tacitas, de todo… Así que pueden mover todo de lugar y hacer lo que quieran. ¡Me encanta que me reacomoden la casa!”, nos dice antes de empezar las fotos.

#PARA TI - STEPHANIE DEMNER 10 - news - MC - 20180216
“No todo es color de rosas, ser conocida tiene sus pros y sus contras. Porque cuanto más masiva sea tu cuenta, más son las personas que van a criticarte”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Con los pronósticos y paradigmas del fashion business en su contra (en ese momento se hablaba del famoso 90-60-90 distribuidos en al menos 1.80 metros), Stephie supo abrirse camino con sello propio: su debut fue nada más y nada menos que como chica de tapa de Para Teens en 2006; después protagonizó una campaña mundial de Swatch y nunca más paró.

Todo lo que se pone o hace @stephaniedemner es palabra sagrada para sus fans. Y ella lo sabe. “Hay muchas nenas de nueve años que se me acercan para decirme que me admiran un montón. Por eso trato de ser cuidadosa con todo lo que subo, pienso cada cosa que digo o muestro en mis redes –aclara la blonda mientras chequea los mensajes directos de su cuenta–. Además, siempre les transmito a las chicas que hay que formarse y reinventarse. No se trata de subir fotos y nada más”.

"Si bien me encanta la vida en pareja, ahora estoy re amiguera, me sumo a cualquier plan y viajes".
“Si bien me encanta la vida en pareja, ahora estoy re amiguera, me sumo a cualquier plan y viajes”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Sin ir más lejos, ni bien terminó el colegio estudió Gestión de Medios y Entretenimiento en la UADE, carrera que nunca ejerció formalmente, pero que aplica en su día a día. “Me sirvió mucho porque me dio un panorama súper amplio. Yo sé desde manejar la cámara de un estudio de televisión hasta organizar un evento de espectáculos. Siempre hay que ir llenando la mochilita de nuevos conocimientos, porque nunca se sabe cuándo vas a usarlos”, insiste. ¿Qué tendrá la chica del millón de likes? Ángel.

Sobre la pasarela de Custo Barcelona en la Fashion Week de septiembre en NYC
Sobre la pasarela de Custo Barcelona en la Fashion Week de septiembre en NYC

-¿Cómo aprendiste a manejar tus finanzas?
-Me ayudó mucho mi mamá, que es contadora. Pero reconozco que al principio, cuando tenía 15, me gastaba casi todo lo que ganaba en ropa y viajes. Ahorraba, me iba de viaje y volvía a cero… Así lo hice un montón de tiempo (se ríe). Hay que disfrutar de la vida sin preocuparse tanto por lo que puede llegar a pasar en un futuro. Ojo, soy recontra ahorrativa, pero también me doy mis gustos.

El universo Demner es todo lo que una chica soltera quiere tener: más de 400 pares de zapatos (“algunos los tengo en la casa de mis papás porque no me entran”, aclara), es fanática de los anteojos de sol y colecciona vasos XL que trae de sus viajes por el mundo. Además, cada vez que abre la puerta de la heladera recuerda increíbles momentos y gente querida en distintas fotos Polaroid.
El universo Demner es todo lo que una chica soltera quiere tener: es fanática de los anteojos de sol y colecciona vasos XL que trae de sus viajes por el mundo.
más de 400 pares de zapatos (“algunos los tengo en la casa de mis papás porque no me entran”, aclara),
Tiene  más de 400 pares de zapatos (“algunos los tengo en la casa de mis papás porque no me entran”, aclara)

-¿En qué te das tus gustos?
-Siempre me fascinaron las Louis Vuitton. ¡Soñaba con comprarme una! Pero me parecía demasiado inaccesible… Hasta que en septiembre del año pasado me metí en uno de sus locales en Nueva York y me la compré. La pagué US$ 1.200 y ni la uso (risas). ¡Lo sentí como mi consagración como modelo! Un premio.

Stephanie fue chica de tapa.
Stephanie fue chica de tapa.

-Qué loco, una se imagina que tenés millones de carteras carísimas…
-Nooo, ¡ni ahí! A mí me gusta ir cambiando la ropa y las carteras. Soy partidaria de darme gustitos, pero no de ir despilfarrando y ostentando. Además, ahora las marcas que me gustan me regalan de todo. No me acuerdo cuándo fue la última vez que fui a un shopping.

Siempre tuve temas con el peso, hice mil dietas distintas y  las abandonaba y me comía todo

-¿Sentís presión por verte siempre impecable?
-Tengo momentos. Toda mi vida me cuidé con las comidas porque tengo tendencia a engordar. Siempre tuve temas con el peso, hice mil dietas distintas y ninguna me terminaba de funcionar porque las abandonaba y me comía todo. Capaz bajaba dos kilos y después subía cuatro. Recién hace dos años empecé a ir a una nutricionista que me inculcó hábitos saludables. Por suerte también está cambiando la tendencia de modelos, ya no se usan chicas raquíticas desfilando. Eso está bueno.

-De hecho, el año pasado llegaste a desfilar en la Fashion Week de NYC para Custo Barcelona…

-Sí, y hasta el día de hoy no lo creo. ¡Fue una locura! En realidad, ellos me contrataron como influencer para ir a cubrir el desfile desde mis redes, pero cuando fui a probarme ropa para llevarme algunos looks, fue el mismo Custo el que me preguntó si me animaba a desfilar. Te juro que se me paró el corazón. Imaginate que las chicas miden 1.80 y se preparan durante meses… Yo mido 1.70 y hacía años que no me subía a una pasarela. Pero era una oportunidad única que no podía dejar pasar.

-¿Cómo la pasaste?
-Y… toda la previa estuve muy mal, nerviosa. Las trece horas de vuelo hasta NYC fueron una pesadilla. Tenía mucho miedo de que no me entrara la ropa o de tropezarme. Al final hice dos pasadas: en la primera estuve tensa, y en la mitad de la segunda, empecé a relajarme y lo pude disfrutar. Obviamente, me sentía re bajita, pero por suerte la ropa me quedaba bien y estuve cómoda.

Foto: Maia Croizet/ Para Ti
La sesión de fotos desde su casa (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

REALITY LIFE. Si bien es la primera vez que entramos a su casa, sentíamos como si hubiéramos estado allí en mil ocasiones. Es que Stephanie no sólo muestra su look y tips de belleza, sino que abre las puertas de su vida en una especie de reality que comparte por Internet.

No todo es color de rosas, ser conocida tiene sus pros y sus contras. Porque cuanto más masiva sea tu cuenta, más son las personas que van a criticarte. Si tenés poquitos seguidores, la mayoría van a ser personas que te quieren. Pero si tenés muchos, existe un porcentaje que lo hace para criticarte –se lamenta con resignación, y sigue–. Ojo, entiendo que es parte del juego. Si decidís exponerte en las redes sociales, después te tenés que aguantar las buenas y las malas. Si hacés de tu vida un reality, te la tenés que bancar”.

Hace un año, Stephie se mudó a este departamento porteño junto a su exnovio, Grego Rosello. Luego de la separación, ella lo convirtió en un búnker de soltera lleno de detalles: cuadritos con frases motivacionales, velas, plantas, plumas, brillos y mucho rosa.
Hace un año, Stephie se mudó a este departamento porteño junto a su exnovio, Grego Rosello. Luego de la separación, ella lo convirtió en un búnker de soltera lleno de detalles: cuadritos con frases motivacionales, velas, plantas, plumas, brillos y mucho rosa.

-¿Qué es lo que más te critican?
-(piensa) No hay algo puntual con lo que me ataquen, pero de repente, subo una foto y algunos me ponen “ay, sos espantosa”, “esos kilitos de más te quedan tan bien” o “¡qué mal te vestís!”. Siempre van a encontrar algo. De hecho, cuando me separé (N. de la R.: estuvo un año de novia con Grego Rosello, un standapero que tiene más de un millón de seguidores), tuve que salir a dar explicaciones porque todos nos preguntaban qué había pasado. Hasta el día de hoy me dicen: “volvé con Grego” o si subo una foto en bikini lo arroban a él. No es fácil.

"Lo más complicado de la relación era que ambos trabajábamos en las redes sociales e inevitablemente caíamos en la competencia de comparar los trabajos".
“Lo más complicado de la relación era que ambos trabajábamos en las redes sociales e inevitablemente caíamos en la competencia de comparar los trabajos”. (Foto: Maia Croizet/ Para Ti)

Con Grego estábamos todo el día con el celular… No podíamos disfrutar una cena en paz

-¿Se separaron por el reality?
-No sé si nos jugó en contra la exposición. Lo más complicado era que ambos trabajábamos en las redes sociales e inevitablemente caíamos en la competencia de comparar los trabajos. Además, está bueno llegar a tu casa y poder compartir un rato distendido con tu novio y no estar todo el tiempo con compromisos, generando contenido o contestándole a seguidores. Estábamos todo el día con el celular… No podíamos disfrutar una cena en paz. Cuando se empieza a mezclar la relación con el trabajo se cruzan muchos límites. En ese sentido, no fue lo mejor del mundo.

-¿Ahora estás soltera?
-Sí, ¡re! Siempre fui de salir en una relación y meterme en otra. Si bien me encanta la vida en pareja, ahora estoy re amiguera, me sumo a cualquier plan y viajes. Estoy abierta a aceptar propuestas divertidas y quiero emprender muchos proyectos. Pero por primera vez en la vida me estoy permitiendo disfrutar la soledad.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Producción: PAOLA REYES

Maquilló: Mauricio Camilo. Peinó: Edu Rodríguez para Cerini. Agradecemos a: AY Not Dead, Kosiuko y Lomm Shoes.

LEA MÁS:

Parejas influencers: las historias de amor que dominan Instagram

Mini influencers: quiénes son los millonarios sub 10

Esta beba hoy es una modelo top: ¿quién es?

Acá va un acertijo: ¿quién es esta beba tan mimada por su mamá? Entrá a la nota, que te damos algunas pistas para que la descubras.

¡Qué enamorada estaba esa mamá de su beba, que ya sabía posar y mirar a cámara!

Foto: Archivo Atlántida - Para Ti Mamá / Gentileza D.T.
Quién es esta beba (Foto: Archivo Atlántida – Para Ti Mamá / Gentileza D.T.)

¿No la sacaste?
¡Pero si está igual! Acá van algunas pistas.

* Fue una referente de la moda en los 90´s.

*Salió en la tapa de Para Ti Mamá cuando estaba embarazada de su primera hija.

* Si bien hoy se dedica al diseño de joyas, antes también tuvo un servicio de asesoría de imagen junto a Andrea Bursten, colega y amiga.

Foto: Archivo Atlántida.
Dolores Trull (Foto: Archivo Atlántid).

¡Sí, es Dolores Trull!

LEA MÁS:

Gabriela Sari y la decisión con “Rulo” de ser padres: “No hubo mucha charla”

María Julia Oliván: “Me encanta ver que mi hijo es igual a mí”

Esta nena hoy es una famosa modelo: ¿quién es?

Adivina adivinador… Esta nena tan sonriente, hoy ya es mamá de dos niños. Te damos las pistas para que descubras.

Un viaje en el tiempo. Acá la vemos cuando era chiquita, pura sonrisa, junto a su mamá. Muy sonriente disfrutando de un salida con su familia. ¿Ya la reconociste?

Foto: Archivo Atlántida - Para Ti Mamá / Gentileza A.M.
Foto: Archivo Atlántida – Para Ti Mamá / Gentileza A.M.

¿Todavía no la sacaste?

* Es una famosa modelo y empresaria.
* Tiene dos hijas de su primer matrimonio.
* Hoy está casada con Diego Santilli, el Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Foto: Archivo Atlántida.
Foto: Archivo Atlántida.

¡Sí, es Analía Maiorana!

LEA MÁS:

Descubrí los beneficios de hacer yoga en el embarazo