Nazareno Mottola: “Con el tiempo aprendí que la fama es pasajera”

La rompe en el teatro Coral con Sin codificar is back y se consagró como Revelación de Carlos Paz, tras ser galardonada con el premio Estrella de Concert en dicha categoría. Aquí habla de su carrera, sus años junto a Gasalla, su vínculo con el circo y la fama.

#GENTE-02-MOTTOLA-010319
Todo sobre ruedas. Aficionado al motocross, Nazareno se llevó su última adquisición a Córdoba, para poder despuntar el vicio entre las sierras.

Es un sábado nublado en Carlos Paz. Como estaba previsto, a las 15.30 el equipo de GENTE toca timbre en el complejo donde se hospeda Nazareno Mottola (36). Minutos después, el humorista asoma detrás de un portón y, enseguida, es interceptado por una pareja que lo reconoce y le pide una selfie. Nazareno sonríe y accede. Luego, durante la nota, explicará que le cuesta lidiar con ese tipo de situaciones.

Soy muy vergonzoso. Yo no me sacaría una foto conmigo”, asegura. “El otro día me crucé con Roly Serrano. Me dijo: ‘Hola, Naza… ¿No me vas a saludar’. Me sorprende que él me reconozca a mí. Lo más lógico sería que fuera al revés”, agrega.
–¿No te acostumbrás a la fama?    

–Tengo mis momentos. Cuando empecé con las cámaras ocultas de VideoMatch (1998-2001), pasé de estar sin laburo a no poder caminar por la calle. Pablo Rutkus, quien me ofreció ese trabajo y es como mi papá, siempre me decía: “Hoy la gente te quiere y te pide fotos; mañana tal vez no”. Con el tiempo aprendí que la fama es pasajera. La realidad es que uno hace humor para que quien tenga un problema familiar, económico o de salud, se olvide de eso por un rato y pueda reírse. El fin es ése.

–Y a vos, ¿qué te hace reír?  

–Uy, ¡qué difícil! Soy medio raro para reírme. Me divierte mucho el humor de clown, los personajes mudos y gestuales, como Chaplin o Buster Keaton. Los chistes que cuento también me tienen que provocar risa. Si no me causan gracia no los cuento… Me acuerdo que cuando estaba en De 9 a 12(2004-2006)demoré dos semanas en contar un chiste. Llegaba el remate, me arrebataba y no lo podía terminar. “Váyase, váyase”, me decían.

#GENTE-01-MOTTOLA-010319
“Me considero un pibe normal. Cuando me preguntan a qué me dedico, a veces contesto que laburo en una fábrica. Me da vergüenza decir que soy actor. Hago terapia por eso”

CON EL PIE DERECHO. Nazareno mide un metro sesenta y, aunque no lo aparenta, está más cerca de los cuarenta que de los treinta. Oriundo de Berazategui, actualmente vive en Palermo. Cada vez que puede vuelve al barrio de sus amores, donde están sus amigos y su familia. Amante del circo (“arranqué a los 16 en el Family Circus y todavía sigo. El circo nunca se deja: tiene una magia muy especial”), este verano debutó en la Villa.

“Es la primera vez que vengo a trabajar a Córdoba. Siempre quise hacer temporada acá”, asegura. Luego de una pausa agrega:“La base de todo esto me la dio el circo. Yo nunca estudié teatro. Por eso, cuando me llamó Antonio (Gasalla)para ¡Más respeto que soy tu madre!, lo primero que le dije fue: ‘No sé si podré…’. Enseguida me contestó: ‘Quedate tranquilo, yo te voy a ayudar’”, recuerda Mottola, que de miércoles a lunes hace reír en Sin codificar is back(teatro Coral) junto .

–Con tus compañeros hay buena química en el escenario. Cuando se tientan, ¿lo dejan fluir o tratan de frenarlo?  

–La idea no es reírnos de nosotros, sino que el público se ría. Pero también hay cosas que te sobrepasan. Nada se hace adrede. Si no causa gracia, paciencia… Pero si lo hace, nos reímos. La gente lo acepta y se divierte.

–En el teatro sos bastante protagonista. ¿Te gustaría tener tu propia obra?
(Piensa)Me divierto acompañado. Por momentos me gustaría protagonizar algo propio, pero no sé si estoy capacitado para tanto. ¿Quién me vendría a ver?

– Ni mi mamá, creo (risas).

–Trabajaste con Susana Giménez, Antonio Gasalla y Marley. ¿Qué te llevaste de cada uno?

–Estar al lado de Gasalla fue como tomar clases privadas de teatro. Todavía tengo muy presentes sus consejos. Por ejemplo: “No pises el aplauso del público. Esperá que baje y seguí”. Cuando arranqué, eso no lo sabía. Con Susana aprendí a manejarme con libertad. Ella siempre me apoyó. Jamás me dijo: Este tema no lo menciones”. Le he dicho cada cosa… (risas).Tanto ella como Antonio me dieron espacio para improvisar, al punto que él llegó a decirme: “Voy a cortar este pedacito mío porque lo tuyo funciona más”. Eso lo hace sólo un grande. Y con Marley… bueno… El día que lo conocí me dio luz verde para cualquier cosa. Un día le salté en la cabeza y le torcí el cuello (risas).

#GENTE-03-MOTTOLA-010319
Salta sin parar. Sobre el Puente Negro de Villa Carlos Paz, Nazareno hace piruetas sin miedo a caerse. “Gracias a mis años en el circo adquirí mucha destreza para la acrobacia”, admite.

–A veces parece que sos de goma. ¿No te duele cuando te caes?                                  

–No (risas).Tiene que ver con la acrobacia y también hay una cuestión física. Aprendí a caerme.

–En alguna nota dijiste que te da vergüenza hablar de vos. ¿Por qué?      

   –Me cuesta. Soy un pibe normal, y vivo una vida normal. Cuando llego a una reunión o conozco a alguien jamás digo: “¿Sabés quién soy?”. Incluso, si me preguntan a qué me dedico, a veces contesto que laburo en una fábrica. Me da vergüenza decir que soy actor. Hago terapia por eso.

–¡¿Para tanto…?!                                                                                 

  –Sí. Siento que van a pensar: “Miralo al creído ése”.Además, hoy me toca trabajar en los medios, pero mañana quizás vuelva a repartir pizza en un delivery, como ya lo hice alguna vez.

Por Flor Illbele.                                                                                                                      Fotos: Fabián Uset y gentileza de Yanina Aguirre.

SEGUÍ LEYENDO:

Palpitando el Verano: se lanzó la Temporada 2019 de Villa Carlos Paz

La súper fiesta de GENTE en Córdoba: así los esperamos

El nutrido álbum de viaje de Mirko, el hijo de Marley (¡ya recorrió 60 mil kilómetros!)

Levanta vuelo. Antes de partir a su largo periplo, el conductor estuvo con el pediatra y estudiaron cuáles serían las ciudades más seguras para viajar con su hijo. Las trece elegidas fueron: Nueva York, Montreal, Tokio, Hong Kong, Singapur, Dubai, Atenas, Moscú, París, Madrid, Roma, Berlín y Bruselas. Mirá las mejores postales

Marley y su hijo Mirko
Marley y su hijo Mirko de viaje por el mundo

Cuando encararon el primer viaje a Nueva York, Marley (48) le advirtió a la producción: “Vamos a ver cómo nos adaptamos. Si vemos que se complica, me vuelvo con Mirko y el programa se termina”. En eso no había vuelta atrás. Después de tres meses, el bebé recorrió más de 60 mil kilómetros (la vuelta al mundo a la altura del Ecuador son 40 mil…).
Al papá no le resultó nada fácil preparar la valija de su hijo: tenía que llevar mucha ropa para los diferentes climas, ya que estuvieron en el invierno de Montreal y Nueva York, para pasar al verano de Asia y Europa.

Antes de partir, Marley se asesoró de cada destino junto al pediatra: sólo quería tocar ciudades seguras para Mirko. También intervino en las consultas un infectólogo, que analizó si hacia falta alguna inyección extra para el bebé, quien obviamente tiene todas sus vacunas al día.
En el comienzo del viaje, Mirko fue bautizado en Nueva York –los padrinos fueron Susana y Coco Fernández–, cortó los dientes en Hong Kong y empezó a tener una comida por día.

En Berlín dijo por primera vez “papá” y con Lizy Tagliani estuvo en la primera fase del Mundial de Rusia, donde sólo se pudieron quedar por un mes. ¿El motivo? Como el niño tiene pasaporte norteamericano –también posee DNI argentino–, necesitaba una visa especial; sólo le dieron una temporaria por treinta días.
Claro que no hicieron el viaje solos. Con ellos también estuvieron Nilda, la niñera de Mirko, y los productores del programa (Fede Hoffmann, Fernando Colombo y Pablo Rigoni, y los técnicos Fede Laversdorf, en cámara, y el sonidista Germán Gorchs).
“Verlo sonreír es lo más lindo que me puede pasar: diluye cualquier agotamiento”, dice Marley, quien también confesó que durante estas semanas Mirko se adaptó muy fácil a la gente y a los cambios de lugar: “Va a ser record Guinness como el bebé con más millas en la Historia”, asegura el papá. A Mirko siempre se lo vio de buen humor, haciéndose amigo de todos: cada vez que había una nueva invitada al programa, la recibía como si la conociera…

Su diario de viaje

Nueva York (8/4). En el programa debut llegó el bautismo de Mirko, Susana Giménez y Coco Fernández se convirtieron en sus padrinos.

Marely y Mirko con Susana Giménez en Nueva York
Marely y Mirko con Susana Giménez en Nueva York

Montreal (15/4).Hubo risas con Flor Peña en Canadá. Pero las estrellas del programa fueron Mirko y Felipe, el hijo de Flor, con quien tienen quince días de diferencia.

Marely y Mirko con Flor Peña en Montreal
Marely y Mirko con Flor Peña en Montreal

Tokio (21/4). Marley y Jimena Barón se divirtieron en Japón. ¡Hasta examinaron un inodoro inteligente ante la atónita mirada del niño!

Marely y Mirko en Tokio
Marely y Mirko en Tokio

Hong Kong (28/4) Marley llevó a Lali Espósito a comer serpientes. Y festejaron los seis meses de Mirko, que comió su primera papilla.

Mirko con Lali Espósito en Hong Kong
Mirko con Lali Espósito en Hong Kong

Singapur (6/5). Con Elizabeth Vernaci y Humberto Tortonese disfrutaron de la pileta más alta del mundo. ¡Y los echaron de un parque por filmar en la montaña rusa!

Marely y Mirko con Elizabeth Vernaci y Humberto Tortonese
Marely y Mirko con Elizabeth Vernaci y Humberto Tortonese

Dubai (13/5). Marley y Mirko visitaron la casa de Diego Maradona y Rocío Oliva. Con la foto del Diez y el bebé se hicieron remeras.

Mirko con Diego Maradona en Dubai
Mirko con Diego Maradona en Dubai

Berlín (20/5). Con Cris Morena visitaron el mítico Muro. Lo más importante: Mirko dijo por primera vez “papá”.

Marely y Mirko con Cris Morena
Marely y Mirko con Cris Morena

Atenas(27/5). En Grecia recorrieron el Partenón y Mykonos junto a Vicky Xipolitakis, quien confesó estar embarazada.

Marely y Mirko con Vicky Xipolitakis en Grecia
Marely y Mirko con Vicky Xipolitakis en Grecia

París (28/6). Llevaron a Lizy Tagliani a la Torre Eiffel y el Arco de Triunfo. Pero Mirko se divirtió en la tienda de El Principito.

Marely y Mirko con Lizy Tagliani en París
Marely y Mirko con Lizy Tagliani en París

Madrid (5/7). Se encontraron con la China Suárez, Benjamín Vicuña y la pequeña Rufina, dos meses mayor que Mirko.

Marely y Mirko con China Suárez en Madrid
Marely y Mirko con China Suárez en Madrid

Moscú(6/7). Junto a Lizy estuvieron en la tierra de la madre biológica de Mirko. Pero el bebé se fue del Mundial… ¡y nos eliminaron!

Marely y Mirko con Messi en Rusia
Marely y Mirko con Messi en Rusia

Roma(12/7). Junto a Paula Chaves y su hijo Baltazar pasearon por Piazza di Spagna, el Coliseo y una juguetería especializada en Pinocho.

Marely y Mirko en Roma
Marely y Mirko en Roma

Bruselas (19/7).En Bélgica. y con Nicole Neumann, vieron dos expos dedicadas a Star Wars y Los Pitufos, y el museo de Tintín.

Mirko con Nicole Neumann
Mirko con Nicole Neumann

México (8/8). Aquí Marley fue con Noelia Marzol y sin su hijo… Conectados vía WhatsApp, el papá se enteró de que Mirko cortó dos dientes.

Mirko en México.
Mirko en México.

Por Pablo Procopio

SEGUÍ LEYENDO:
Las fotos de Wanda Nara al natural y sin filtros en GENTE

Lo que tenés que saber sobre Toto Ferro, Chino Darín y Peter Lanzani, protagonistas de “El Ángel”

En un conmovedor relato, Inés Estevez contó que abortó dos veces: “Lloré. Lo lloré. Me lloré”

Luli Salazar sobre la polémica por la exposición de los hijos de famosos: “El orgullo de mamá no va a debate”

Con una bebé de cuatro meses que es una ‘it girl’, Luciana opina sobre el mediatización de los niños y deja en claro su postura: “Yo no exploto a mi hija ni saco rédito de ella”

Luciana Salazar y Matilda (Foto Christian Beliera/GENTE)
Luciana Salazar y Matilda (Foto Christian Beliera/GENTE)

Luciana Salazar (37) es oportuna. A más de tres meses de la emisión de su real life Luciana mamá (eltrece), vuelve a ser “blanco de prejuicios” en el marco de la reciente polémica mediática por la sobreexposición de los hijos de los famosos, desatada por la carta en la que Jorge Lanata apunta contra la labor de Alejandro Marley Wiebe (47) junto a Mirko (6 meses) en Por el mundo (Telefe).

Y aunque sostenga que “el orgullo de mamá no va a debate”, deja en claro su posición: “Yo no exploto a mi hija ni saco rédito de ella, y si pudiese hacerla parte de mi diaria laboral sin perjudicarla sería un privilegio para mi. Todos comparten a sus hijos en redes, pero conmigo, muchos formadores de opinión fueron injustos y despiadados; Lo que debería ser un ´si no te gusta no lo consumas´, se convierte en réplicas de insultos de gente sin vida que agota; Y tanta agresión da que pensar…”.

–Y en ese análisis: ¿Por qué crees que a vos se te pega más fuerte?

–Porque soy mujer. Porque fui sex symbol. Porque recurrí un método no convencional para ser mamá…¿Por qué a los hombres que van por le mismo camino no cargan con esa mirada? ¿Por qué de haber podido hubiesen llevado a sus hijos en sus propios vientres? Tal vez ese es el prejuicio más cruel con el que me disparan.

Por Sebastián Soldano

SEGUÍ LEYENDO:
¡Al fin! La primera foto de Luciana Salazar y su hija Matilda

Luciana Salazar y Martín Redrado confirmaron su separación: “Ya no hay más amor”

Luciana Salazar celebró los primeros tres meses de Matilda con un tierno video