El día que Luke Skywalker tomó la 10 de Messi y dijo: “Qué la fuerza este con todo… ¡Argentina!”

Mark Hamill fue entrevistado por GENTE en Ciudad de México, donde habló de nuestro país y ¡contó por qué en 1980 iba a venir y finalmente no sucedió!

#Gente-Saludos-Star-Wars
“May the Force be with all of… ¡Argentina!”, enfatiza el estadounidense. “Atesoraré este obsequio para cuando los visite. Thank you so much. Muchas gracias” .

Volvió en el Episodio VII: El Despertar de la Fuerza (2015) para retomar el papel de Luke Skywalker que allá por 1977 lo convertía en el nuevo ídolo de chicos y adolescentes, a la altura de Bartman, El Hombre Araña, Superman y demás superhéroes. Dos años después, Mark Hamill (66, de él hablamos), recibe a GENTE en México para anunciar Los últimos Jedi, el nuevo capítulo y quinto de su cosecha en Star Wars… En medio de una entrevista cargada de sorpresas, surge su relación con Argentina:

¿En serio provienes de allí? le pregunta al periodista.

-Hace poco conocí a Pelé, también sudamericano. Pero él nació en Brasil, arriba de tu país, ¿cierto?” reacciona pronto.

Sí. Igual usted no conoce nuestra tierra, ¿verdad?

–… Pese a que una vez casi voy.

–¿¡En serio!?

–Literal. En 1980 íbamos a viajar para promocionar el estreno de El Imperio contraataca. No obstante, nos alertaron de que era un momento un tanto inseguro en la Argentina, y al final nos bajamos. Conservo la ilusión. Pienso ir. Ya acontecerá.

–Para que se vaya aclimatando, al final de la nota le regalaremos algo que podría servirle si resuelve visitarnos –le anticipamos; y promediando el reportaje tomamos la camiseta número 10 del Seleccionado y se la acercamos–. ¡Promesa entregada!

–¡Guau! abre enormes sus ojos, tan celestes como las tres franjas de la remera–… ¡Tiene mi nombre! –festeja apenas girarla–. No debían molestarse. Qué linda gentileza. La atesoraré para llevarla cuando vaya. Quiero conocer el país donde nacieron y vivieron Evita, el papa Francisco y Leo Messi asombra a GENTE, antes de cerrar extendiendo la tela: Que la Fuerza esté con todo… ¡Argentina!

Por Leo Ibáñez.
 

LEA MÁS:

Mark Hamill: “Quiero conocer el país donde nacieron y vivieron Evita, el papa Francisco y Leo Messi”

Adabel Guerrero mostró cómo “patea” Lola en la panza

¡Idénticas! Anto Roccuzzo también tiene su doble y acaba de ganar un consurso

Mark Hamill: “Quiero conocer el país donde nacieron y vivieron Evita, el papa Francisco y Leo Messi”

El legendario actor detrás de Luke Skywalker en un mano a mano confiesa cómo consiguió preservarse del personaje que lo convirtió en leyenda, habla de sus casi cuatro décadas de matrimonio y de sus tres hijos, recuerda a “mi amiga, mi hermana” Carrie Fisher y cuenta por qué en 1980 estuvo por venir a nuestra tierra, pero no viajó.

 “May the Force be with all of… ¡Argentina!” ... enfatiza el estadounidense desde la habitación de 25,88 metros cuadrados, en el St. Regis azteca. “Atesoraré este obsequio para cuando los visite. Thank you so much. Muchas gracias” .
“May the Force be with all of… ¡Argentina!” … enfatiza el estadounidense desde la habitación de 25,88 metros cuadrados, en el St. Regis azteca. “Atesoraré este obsequio para cuando los visite. Thank you so much. Muchas gracias” .

Ahí está, a cinco, cuatro, tres, dos, un metro, a cincuenta, cuarenta, treinta, veinte centímetros. Ahí está Luke Skywalker. Bueno, Mark Hamill (66), ¡qué más da! Nada cambia en esos seis segundos hasta estrecharle la mano y que la nostalgia, como si se tratara de la incontrolable succión de un irremediable túnel del tiempo, traslade al periodista hasta sus soñadores 8 años –de exactas cuatro décadas atrás–, cuando abandonó estremecido el cine Gran Rivadavia, de Liniers, donde acababa de ver La guerra de las galaxias, consciente de que había presenciado el advenimiento de un nuevo ídolo, flacucho y sin capa ni logo en el pecho, que reemplazaba de un plumazo –o mediante una espada láser– a superhéroes de la talla y los músculos de Superman y Batman: Luke Skywalker. Bueno, Mark Hamill. Anécdota que, por pudor o profesionalismo, de ninguna manera a lo largo de la entrevista one on one le revelaremos… a ninguno de los dos.

–¡Mucho gusto! –nos presentamos.
–El gusto es mío –eleva su 1,75 metro y nos golpea el hombro–. ¿En serio provienes de la Argentina? Hace poco conocí a Pelé, también sudamericano. Pero él nació en Brasil, arriba de tu país, ¿cierto? –reacciona pronto.

–Sí. Igual usted no conoce nuestra tierra, ¿verdad? –le consultamos posando el grabador en la mesa ratona de la sala John Jacob Astor III, sobre el primer piso del hotel St. Regis de la Ciudad de México.
–… Pese a que una vez casi voy –sorprende.

–¿¡En serio!?
–Literal. En 1980 íbamos a viajar para promocionar el estreno de El Imperio contraataca. No obstante, nos alertaron de que era un momento un tanto inseguro en la Argentina, y al final nos bajamos. Conservo la ilusión. Pienso ir. Ya acontecerá.

En Episodio V. El Imperio contraataca (1980)
En Episodio V. El Imperio contraataca (1980)

–Para que se vaya aclimatando, al final de la nota le regalaremos algo que podrá servirle si resuelve visitarnos…
–Uy, ¡qué termine ya la entrevista (carcajada)!… Mejor pregunta rápido (repite la carcajada).

–¿Cómo pudo convivir cuatro décadas Mark Hamill dentro de Luke Skywalker sin perecer o enloquecer en el intento?
–Mira, entiendo que la clave radicó en saber de entrada que somos una persona y un personaje, y actuar en consecuencia. Comprender que de la puerta de mi casa para afuera quizá algunas personas me consideran el valiente y justiciero paladín de la energía, pero hacia adentro soy un esposo, un padre. Si distingues tal salvedad, el resto resulta menos complicado.

–¿Habla de la fama y el éxito?
–Exacto. En plena explosión inicial de Star Wars, allá por el ’78, yo me casé con Marilou York (62), y ¡¡continuamos juntos!! Por algo será. E incluso vinieron tres hijos: Nathan (38, inglés de Londres), Chelsea (29) y Griffin (34; ambos nacidos en Los Angeles). Maravillosos hijos.

–¿Adoraban al papá, como aquellos que encontrábamos en Luke a una flamante clase de adalid de la Justicia, con el dominio de la Fuerza como atributo central?
–Siempre quisieron y admiraron a Luke… No sé si tanto al padre.

–¿Darth Vader?
–A mí (risas)

–¿Y su mujer?
–Marilou se sumó resignada. Ocurre que nunca ninguno de mi familia me consideró un ícono. Si en tu hogar tienes a una señora diciéndote que saques la basura y recojas la ropa de tu habitación y a la vez llevas una existencia sencilla y mundana, no puedes sentirte una leyenda.

Episodio VIII: Los últimos Jedi (2017, cuarenta años después del debut)
Episodio VIII: Los últimos Jedi (2017, cuarenta años después del debut)

–¿Qué le pasó por la cabeza y el corazón aquel día de 2012 en el que George Lucas le anticipó que Luke podría volver para la tercera trilogía?
–Carrie (Fisher) no dudó, yo sí, pero cuando Harrison (Ford) aceptó, entonces accedí. De lo contrario iba a ser el hombre más odiado de la galaxia lejana y cercana. Si bien siempre esperamos que las futuras trilogías nos necesitarían, ya en mi breve aparición de Episodio VII empecé a notar que la cosa en nada resultaría sencilla. Y ahora, con el VIII, lo comprobé: iniciar su filmación fue como una amenaza intimidante. Cuando vino a visitarme Rian (Johnson, el director) para conocernos, le confesé que me sentía aterrorizado. Imaginar lo gigante que se venía me paralizaba. Incluso mientras rodábamos, pensaba: “¿Manejaré tamaño desafío…?”. Así que debí tomármelo como un reto y figurarme que se trataba de una pequeña película de arte, y punto. Así conseguí subsistir.

–Quien partió sin aviso, el 27 de diciembre de 2016, tras finalizar justamente el rodaje de The last Jedi, fue Carrie, la eterna princesa Leia Organa…
–Mi amiga, mi hermana. Nos la pasábamos gritando el uno al otro, desde el nivel de confianza y amor que compartíamos. En nuestro reencuentro resurgió la conexión que conseguimos durante los años Setenta y Ochenta. Carrie siempre vivió al máximo cada instante. Si anduviera por aquí, me enseñaría el dedo medio y haría caras mientras respondo. No puedo imaginarla ausente. Sin embargo, cada vez que siento pena por mí, pienso en su hija Billie, que perdió a la madre y la abuela (Debbie Reynolds) en sólo dos días. Esa es una tragedia inimaginable. Igual ocurre en Los últimos Jedi: se trata de atravesar las peores adversidades.

–¿Cuál sigue siendo el secreto de permanencia de la franquicia?
–Supongo que viajando al universo donde acontece Star Wars hace mucho, mucho tiempo, el público puede escapar de sus problemas. Transitamos una era bastante oscura, y la gente necesita formas de evadirse. Puede ir a Hogwarts (la escuela de magia de Harry Potter) o puede ir al espacio… La verdad, son sitios maravillosos para olvidar los problemas.

“Nunca ninguno de mi familia me consideró un ícono”, señala el marido de la higienista dental Marilou York
“Nunca ninguno de mi familia me consideró un ícono”, señala el marido de la higienista dental Marilou York

–A propósito de olvidar, nos vienen avisando que es hora de terminar, y no queremos…
–¡El obsequio para visitar tu tierra! –yergue su cuerpo.

–Perfecto –tomamos la camiseta número 10 del Seleccionado y se la acercamos–. ¡Promesa entregada!
–¡Guau! –abre enormes sus ojos, tan celestes como las tres franjas de la remera–… ¡Tiene mi nombre! –festeja apenas girarla–. No debían molestarse. Qué linda gentileza. La atesoraré para llevarla cuando vaya. Quiero conocer el país donde nacieron y vivieron Evita, el papa Francisco y Leo Messi –asombra ahora a GENTE.

–Lindo título y gran despedida para la nota…
–(Extiende la tela). Que la Fuerza esté con todo… ¡Argentina! (lanza, y al periodista ya no le queda mucho más por soñar).

Agradecemos a Agustín Newell y a Delfina Laguna.

Por Leonardo Ibáñez.
Fotos: Leonardo Ibáñez, Gentileza Disney
y Archivo Atlántida-Televisa.

LEA MÁS:

A poco de cumplir 40 años, Pampita sacudió las redes e inauguró el verano en micro traje de baño

Todos los detalles del impactante vestido de novia de Floppy Tesouro

La transformación de Christina Aguilera en fotos ¿qué se hizo en la cara?