Malena Narvay habla de bullying y como logró superarlo: “Me decían ‘gorda’ y me quisieron pegar. Terminé padeciendo bulimia”

La actriz de “100 días para enamorarse” sufrió la crueldad de sus compañeros en su adolescencia. Hoy le toca ponerse en la piel de una chica que empieza maltratando a otra y termina entregándose al amor

Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)
Malena Narvay confiesa que sufrió bullying en la escuela “No quería salir para no comer”. (Foto Chistian Beliera/GENTE)

Hoy a Malena Narvay (21) la comparan con Angelina Jolie y se luce en 100 días para enamorarse como Emma, una adolescente que protagoniza una hermosa historia de amor con Juani (Maite Lanata). Pero lo que con el correr de los capítulos se convirtió en una historia de amor, comenzó con maltratos y ataques entre estos personajes. Malena cuenta que durante su adolescencia padeció bullying y la manera en que logró superarlo.

–¿Alguna vez te ocurrió a vos?

–Sí, cuando desarrollé había engordado un poco y salía con un chico muy lindo. Muchas chicas, para hacerme sentir mal, me llamaban “gorda”. Un par de veces hasta me quisieron pegar y terminé padeciendo bulimia. En ese momento me obsesioné con eso y tuve que hacer un tratamiento psicológico, porque no quería comer. Me había alejado de mis amigos y de mi familia. Empecé a quedarme sola. Estaba todo el día encerrada en mi cuarto, mirándome frente a un espejo. Era así… No quería salir para no comer… ni vestirme.

Me llamaban “gorda”. Un par de veces hasta me quisieron pegar y terminé padeciendo bulimia.

–¿Cómo lograste superarlo?

–Con la terapia. Me ayudó a salir adelante y a volver a confiar en mí. Cuando estaba enferma perdí el eje y no sabía para dónde disparar. Por suerte, mis padres se dieron cuenta y su apoyo fue fundamental. El novio que tenía en ese momento también me ayudó un montón.

Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)
Malena Narvay cuenta cómo superó la bulimia (Foto Christian Beliera/GENTE)

–¿Ahora sos de cuidarte en las comidas?

–Me alimento sano, porque tengo mucho colesterol genético. Me controlo, pero no me privo de los dulces ni de las carnes, y me encanta el sushi. Y nada de fritos. Hay que tomar conciencia: la Argentina es el segundo país con mayor número de personas con problemas alimentarios. Aprendí que hay que quererse a una misma tal cual es.

–¿Te hiciste alguna cirugía?

–Me dan mucha impresión las agujas y el quirófano… pero si fuera necesario para sentirme mejor, me la haría.

–¿No te pusiste bótox en los labios?

–No. Si ves fotos mías de chiquita, tengo la boca más grande que la cara. Además, veo una aguja y me desmayo.

–¿Sentís que te parecés a Angelina Jolie?

–Siempre me lo dijeron, pero yo no me veo así. El otro día lo publicaron en un portal de Italia. “Hay una actriz argentina parecida a Angelina..”, ponían.

Por Pablo Procopio

SEGUÍ LEYENDO:
Todo sobre Diego Boneta, el actor de “Luis Miguel la serie”: la relación con la hija del cantante y ¿nuevo romance?

Luz Cipriota ahora conquista a los españoles y deja en claro que tinene con que

¡Flor de cambio! Flor Vigna abandonó el rubio y renovó su look

Malena Narvay confiesa: “En mi generación, a la hora del amor no importa el sexo de la persona”

A los 21, brilla en 100 días para enamorarse (Telefe), la tira donde le tocó darle un beso al personaje de Maite Lanata. “Besarme con una chica lo veo como algo natural”, y sostiene “lo bueno es seguir abriendo cabezas; con esa escena, en muchas casas se empezó a hablar de la homosexualidad y el transgénero”.

Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)
Malena Narvay interpreta a Emma, una adolescente que hace bullying  (Foto Chistian Beliera/GENTE)

Malena Narvay (21) se acaba de despertar. Está en el departamento que su novio, Julián Serrano (24 años, ex de Oriana Sabatini), tiene en La Lucila. Allí pasa varios días de la semana, cómoda y feliz, pero aún no se fue definitivamente del hogar paterno de Caballito.

Malena es, sin dudas, una de las chicas del momento. En las últimas semanas no se dejó de hablar de la historia de amor que, en la ficción, la une al personaje de Maite Lanata en 100 días para enamorarse. “Es un papel hermoso el de Emma, porque genera mucho debate en las familias. Cuando Martín Ortega me llamó para hacer una prueba de cámara y me contó la historia, me pareció un re desafío hacerlo… Y acá estamos, generando mucho ruido”, cuenta.

Así de fuerte, desafiante, rebelde y a la vez dulce le gusta mostrarse. No es una improvisada: “Toda mi familia es de artistas; ellos me enseñaron y me hicieron enamorarme de esta profesión. Empecé a estudiar teatro a los 8 años con Hugo Midón. También piano, guitarra, canto… y pasé por la Fundación de Julio Bocca. Cuando terminé el secundario tomé clases con Julio Chávez e hice mucho teatro independiente”.

Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)
Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)

–¿Cómo empezaste en la tele?

–Cuando estudiaba con Chávez me enteré de que había un casting para Violetta y le escribí por Facebook a la persona que lo hacía pero no quedé. A las semanas me llamaron de Pol-ka para una participación en Los amigos de siempre. Y después encarné a Juana Justo en Quiero vivir a tu lado (El Trece) y fui la hija de Florencia Peña y Mike Amigorena en la ficción. Y ahora, claro, soy Emma.

–Emma comenzó haciéndole bullying a Juani y ahora no teme expresar que le gusta. ¿Cómo armaste el personaje?

Al principio le hacía eso porque sentía algo, pero al venir de una familia muy cerrada no podía asumirlo. Y la manera más fácil de expresarlo era así, molestándola. Pero la verdad es que no sabía cómo relacionarse con Juani, porque cuando en la adolescencia se hace bullying hay un tema personal no resuelto.

–¿Qué pasó en tu familia cuando te vieron besándote con una chica en la tele?

–A mis viejos, que también actúan, la escena les encantó. Se re emocionaron. Mi abuela me llamó por teléfono y me retó: “¡Malena, sos una chancha!”. Le pregunté por qué en la tira pasada, cuando me di un beso con mi pareja, no me llamó. Me respondió: “¡Es una chica!”. Y me terminó expresando: “La escena fue muy tierna”. Julián también me escribió diciéndome que le encantó.

Nunca tuve problemas en besar a una mujer. Incluso lo hice en mi vida personal.

Malena Narvay y Maite Lanata en "100 días para enamorarse"
Malena Narvay y Maite Lanata en “100 días para enamorarse”

–¿Hablaron con Maite antes de darse el beso?

–Cuando leímos el libro nos reímos. Las dos pensábamos que era muy rápido. Pero la verdad es que la escena pegó mucho en la gente. La grabamos de una. Generalmente las ensayamos, pero esta vez la hicimos para ver cómo salía… y quedó. Nunca tuve problemas en besar a una mujer. Incluso lo hice en mi vida personal.

–¿En serio?

–Sí, cuando tenía 16 años. Fui criada en una familia de artistas y siempre estuve rodeada por gente de gustos diversos. Besarme con una chica lo veo como algo natural. En mi generación, a la hora del amor no importa el sexo de la persona. Hace unos años, ser homosexual implicaba “estar enfermo”, algo que se “tenía que curar” y te mandaban a terapia. Por suerte, todo está empezando a cambiar. Lo bueno es seguir abriendo cabezas. Con esta escena, en muchas casas se empezó a hablar de la homosexualidad y el transgénero. Hace poco me escribió una chica que, luego de que en su casa vieran la escena, les pudo contar a sus padres que es lesbiana.

–¿Después de ver la escena te escribió la chica con la que te besaste a los dieciséis?

–No, hace mucho que no hablo con ella, ni sé nada de su vida.

La gente de mi generación le tiene miedo al compromiso

–¿Con Julián empezaron a salir cuando estaban haciendo Quiero vivir a tu lado?

–No, en ese momento los dos estábamos en pareja y sólo teníamos buena onda. No pasaba nada entre nosotros. Pero un día de diciembre empezamos a salir y recién en marzo nos pusimos de novios. La gente de mi generación le tiene miedo al compromiso. Entonces, no apuesta a la exclusividad. Hasta que decide formalizar, primero prueba. Además, venía de una relación larga: estuve yendo y viniendo con un chico desde los 14 años.

Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)
Malena Narvay (Foto Chistian Beliera/GENTE)

–¿Se puede convivir con los celos en una pareja de actores?

–Yo no soy celosa. Cuando vemos escenas donde nos estamos besando con otros, con Julián lo tomamos con mucho humor. El otro día, cuando pasaron la escena del beso de Emma con Juani, me felicitó.

–¿Cómo se reconciliaron después de la pelea que tuvieron en el cumpleaños de quince de tu hermana?
–Nunca nos enojamos. Discutimos porque él había tomado un poco de más y archivamos nuestras fotos de Instagram. Igual, nunca cortamos. Nos llevamos re bien.

–¿Ya sabés cuál es tu próxima meta?

–Sí, sacar un disco y seguir creciendo en la actuación.

Por Pablo Procopio

SEGUÍ LEYENDO:
Todo sobre Diego Boneta, el actor de “Luis Miguel la serie”: la relación con la hija del cantante y ¿nuevo romance?

Luz Cipriota ahora conquista a los españoles y deja en claro que tinene con que

¡Flor de cambio! Flor Vigna abandonó el rubio y renovó su look