Adiviná a quién le saca fotos Jorge Otamendi, el marido de Gege Neumann

Es el marido de la modelo, pero hace rato que también es un reconocido fotógrafo de la naturaleza. Rechazó trabajar con modelos y en las pasarelas para dedicarse a los animales y meterse en los escenarios más extraordinarios del mundo. Y así llegó a hacer un documental para National Geographic.

# PARA TI - JORGE OTAMENDI - NEWS- FOTOGRAFO- AI - 20180126
Jorge Otamendi fotógrafo

Desde chico Jorge Otamendi (38) sintió que no estaba hecho para estar encerrado entre cuatro paredes. Pasó por once colegios y, si bien intentó adaptarse a los mandatos sociales y se inscribió en Derecho, pasó por dos universidades y finalmente abandonó. Hoy, su oficina es el mundo. “Descubrí la fotografía en la adolescencia como hobby. Solía irme de viaje para sacar fotos en la montaña o la selva. Y aunque mi pasión estaba en la naturaleza, empezaron a ofrecerme laburos para hacer proyectos comerciales, eventos, moda o institucionales. Cada vez le dedico más tiempo a fotografiar a los pajaritos y estoy más cerca de vivir de lo que me gusta”, confiesa este aventurero de ojos verdes que recorre el mundo capturando la belleza de la flora y fauna.

Una de las fotos favoritas de Jorge en Fiambalá, Catamarca.
Una de las fotos favoritas de Jorge en Fiambalá, Catamarca.

Casado desde hace 13 años con la modelo Geraldine Gege Neumann (34) –con quien tuvo a Helena (12) y Matías (7)– cuenta que el camino fácil hubiese sido dedicarse al fashion business. “Gracias a Gege conocí a miles de colegas e, incluso, varias veces me ofreció hacer fotos. Pero yo le huyo a los sociales y a las campañas. Si bien tengo acceso al mundo de la moda, no me interesa. Yo soy feliz saliendo de la ciudad”, asegura a cuatro años de haber fundado La Huella Films, una de las productoras audiovisuales enfocadas en la naturaleza más importantes de la Argentina.

Gotitas del Parque Nacional Baritú en Salta.
Gotitas del Parque Nacional Baritú en Salta.

Entre sus trabajos destacados se encuentra una superproducción que hicieron ad honorem en los Esteros del Iberá para CLT (The Conservation Land Trust), una institución dedicada a la creación y expansión de Parques Nacionales. “Es el proyecto de conservación privado más grande del mundo. Tiene miles de biólogos investigando e invierten millones de dólares por animal para reinsertar especies en Corrientes. Ya soltaron como cincuenta osos hormigueros y hay tres yaguaretés en jaulas gigantes, ¡parece Jurassic Park! Y todo lo hacen por amor a la naturaleza”, comenta el fotógrafo, que acaba de ser contratado por National Geographic para documentar con fotos y videos una expedición a la Península Mitre en Ushuaia durante 20 días.

Disfrutando de sus amores: la música y su familia.
Disfrutando de sus amores: la música y su familia.

Orgulloso y aún emocionado por la experiencia, revela algunos detalles de la odisea que le cambió la vida por completo: “No me permiten contar mucho ni mostrar fotos, pero nuestra misión fue ir en búsqueda de un barco que se hundió en 1760 que iba de España a Perú. Cuenta la historia que a bordo venían 193 tripulantes. Tuvieron que encallar y convivir en buena relación con los aborígenes de la zona durante tres meses hasta que lograron construir otro barco e irse. ¡Es increíble! Todo esto va a salir durante este año en las redes sociales”. Ni Hollywood ni Vogue, él ya alcanzó su meta más grande: “Todavía no lo puedo creer, ¿sabés la gente a la que le gustaría trabajar para NatGeo? Era el sueño de mi vida. Yo lo único que miro en la tele son documentales”.

Primerísimo primer plano de la belleza de una mariposa en Misiones.
Primerísimo primer plano de la belleza de una mariposa en Misiones.

-¿Qué fue lo que más te impresionó?
-De todos los lugares a los que viajé, Península Mitre fue el del clima más crudo. Si bien hacían entre 5 y 9 grados, había vientos de 90 km/h, hielo, granizo, nieve, tormenta… ¡todo en dos horas! Me sentía como Indiana Jones. Tuvimos que cabalgar durante tres días a los refugios que hay abandonados. Ahí estuvimos 11 días instalados sin bañarnos y tomando agua de lluvia.

El desierto de Antofagasta de la Sierra en plena cordillera de los Andes.
El desierto de Antofagasta de la Sierra en plena cordillera de los Andes.

-¿Y lo más duro que te tocó vivir?
-A la vuelta cayeron rayos, los caballos se asustaron y el drone salió volando (se ríe). Pero yo la pasé increíblemente bien hasta en los peores momentos. Lo más duro fue no haber podido hablar con mi familia durante 16 días. Estuve totalmente incomunicado. Fue un récord.

En plena acción junto a su socio de la productora, Facundo Gallo.
En plena acción junto a su socio de la productora, Facundo Gallo.

-¿Se puede vivir de la fotografía de la naturaleza en la Argentina?
-Es muy difícil. Todos los fotógrafos que conocí me dijeron que empezaron sacándole fotos a los pajaritos y terminaron laburando en la ciudad que es donde está la guita. Pero a mí me motiva poder mostrar la Argentina para que la gente tome conciencia de donde vivimos y empiece a cuidar nuestras tierras.

Premiada foto del yacaré por The Conservation Land Trust
Premiada foto del yacaré por The Conservation Land Trust
Retrato de una mantis en Salta.
Retrato de una mantis en Salta.

-¿Te gustaría que tus hijos siguieran tus pasos en la profesión?
-¡Ya está pasando! Helena hizo dos campañas (una para Tutta la Frutta y otra para Queen Juana). Dice que cuando sea grande se va a ir a Hollywood. Y Mati asegura que va a ser fotógrafo. Hace poco me lo llevé a un trabajo por el desierto de Catamarca y le encantó. Además, el año pasado compusimos nuestro primer tema, “Un mensaje al mundo”, que se hizo viral a través de Facebook. Tiene millones de views y hoy se sigue cantando en iglesias y colegios de todo el mundo.

Esteros del Iberá, uno de sus escenarios favoritos.
Esteros del Iberá, uno de sus escenarios favoritos.

-¿Se viene el CD de la familia?
-¡Es uno de nuestros proyectos! La idea es hacer más canciones y grabar un disco con los chicos donde participemos su mamá y yo. A todos nos apasionan la música y el arte.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Fotos: AXEL INDIK

LEA MÁS:

Guillermo Pepe creó Mamotest: “Un estudio de diez minutos puede salvar tu vida”

Michel Noher: “Ni loco miro las escenas de sexo de Celeste”

Sebastián Yatra nos cuenta cómo compuso sus temas Traicionera y Robarte un beso

Adiviná a quién le saca fotos Jorge Otamendi, el marido de Gege Neumann

Es el marido de la modelo, pero hace rato que también es un reconocido fotógrafo de la naturaleza. Rechazó trabajar con modelos y en las pasarelas para dedicarse a los animales y meterse en los escenarios más extraordinarios del mundo. Y así llegó a hacer un documental para National Geographic.

# PARA TI - JORGE OTAMENDI - NEWS- FOTOGRAFO- AI - 20180126
Jorge Otamendi fotógrafo

Desde chico Jorge Otamendi (38) sintió que no estaba hecho para estar encerrado entre cuatro paredes. Pasó por once colegios y, si bien intentó adaptarse a los mandatos sociales y se inscribió en Derecho, pasó por dos universidades y finalmente abandonó. Hoy, su oficina es el mundo. “Descubrí la fotografía en la adolescencia como hobby. Solía irme de viaje para sacar fotos en la montaña o la selva. Y aunque mi pasión estaba en la naturaleza, empezaron a ofrecerme laburos para hacer proyectos comerciales, eventos, moda o institucionales. Cada vez le dedico más tiempo a fotografiar a los pajaritos y estoy más cerca de vivir de lo que me gusta”, confiesa este aventurero de ojos verdes que recorre el mundo capturando la belleza de la flora y fauna.

Una de las fotos favoritas de Jorge en Fiambalá, Catamarca.
Una de las fotos favoritas de Jorge en Fiambalá, Catamarca.

Casado desde hace 13 años con la modelo Geraldine Gege Neumann (34) –con quien tuvo a Helena (12) y Matías (7)– cuenta que el camino fácil hubiese sido dedicarse al fashion business. “Gracias a Gege conocí a miles de colegas e, incluso, varias veces me ofreció hacer fotos. Pero yo le huyo a los sociales y a las campañas. Si bien tengo acceso al mundo de la moda, no me interesa. Yo soy feliz saliendo de la ciudad”, asegura a cuatro años de haber fundado La Huella Films, una de las productoras audiovisuales enfocadas en la naturaleza más importantes de la Argentina.

Gotitas del Parque Nacional Baritú en Salta.
Gotitas del Parque Nacional Baritú en Salta.

Entre sus trabajos destacados se encuentra una superproducción que hicieron ad honorem en los Esteros del Iberá para CLT (The Conservation Land Trust), una institución dedicada a la creación y expansión de Parques Nacionales. “Es el proyecto de conservación privado más grande del mundo. Tiene miles de biólogos investigando e invierten millones de dólares por animal para reinsertar especies en Corrientes. Ya soltaron como cincuenta osos hormigueros y hay tres yaguaretés en jaulas gigantes, ¡parece Jurassic Park! Y todo lo hacen por amor a la naturaleza”, comenta el fotógrafo, que acaba de ser contratado por National Geographic para documentar con fotos y videos una expedición a la Península Mitre en Ushuaia durante 20 días.

Disfrutando de sus amores: la música y su familia.
Disfrutando de sus amores: la música y su familia.

Orgulloso y aún emocionado por la experiencia, revela algunos detalles de la odisea que le cambió la vida por completo: “No me permiten contar mucho ni mostrar fotos, pero nuestra misión fue ir en búsqueda de un barco que se hundió en 1760 que iba de España a Perú. Cuenta la historia que a bordo venían 193 tripulantes. Tuvieron que encallar y convivir en buena relación con los aborígenes de la zona durante tres meses hasta que lograron construir otro barco e irse. ¡Es increíble! Todo esto va a salir durante este año en las redes sociales”. Ni Hollywood ni Vogue, él ya alcanzó su meta más grande: “Todavía no lo puedo creer, ¿sabés la gente a la que le gustaría trabajar para NatGeo? Era el sueño de mi vida. Yo lo único que miro en la tele son documentales”.

Primerísimo primer plano de la belleza de una mariposa en Misiones.
Primerísimo primer plano de la belleza de una mariposa en Misiones.

-¿Qué fue lo que más te impresionó?
-De todos los lugares a los que viajé, Península Mitre fue el del clima más crudo. Si bien hacían entre 5 y 9 grados, había vientos de 90 km/h, hielo, granizo, nieve, tormenta… ¡todo en dos horas! Me sentía como Indiana Jones. Tuvimos que cabalgar durante tres días a los refugios que hay abandonados. Ahí estuvimos 11 días instalados sin bañarnos y tomando agua de lluvia.

El desierto de Antofagasta de la Sierra en plena cordillera de los Andes.
El desierto de Antofagasta de la Sierra en plena cordillera de los Andes.

-¿Y lo más duro que te tocó vivir?
-A la vuelta cayeron rayos, los caballos se asustaron y el drone salió volando (se ríe). Pero yo la pasé increíblemente bien hasta en los peores momentos. Lo más duro fue no haber podido hablar con mi familia durante 16 días. Estuve totalmente incomunicado. Fue un récord.

En plena acción junto a su socio de la productora, Facundo Gallo.
En plena acción junto a su socio de la productora, Facundo Gallo.

-¿Se puede vivir de la fotografía de la naturaleza en la Argentina?
-Es muy difícil. Todos los fotógrafos que conocí me dijeron que empezaron sacándole fotos a los pajaritos y terminaron laburando en la ciudad que es donde está la guita. Pero a mí me motiva poder mostrar la Argentina para que la gente tome conciencia de donde vivimos y empiece a cuidar nuestras tierras.

Premiada foto del yacaré por The Conservation Land Trust
Premiada foto del yacaré por The Conservation Land Trust
Retrato de una mantis en Salta.
Retrato de una mantis en Salta.

-¿Te gustaría que tus hijos siguieran tus pasos en la profesión?
-¡Ya está pasando! Helena hizo dos campañas (una para Tutta la Frutta y otra para Queen Juana). Dice que cuando sea grande se va a ir a Hollywood. Y Mati asegura que va a ser fotógrafo. Hace poco me lo llevé a un trabajo por el desierto de Catamarca y le encantó. Además, el año pasado compusimos nuestro primer tema, “Un mensaje al mundo”, que se hizo viral a través de Facebook. Tiene millones de views y hoy se sigue cantando en iglesias y colegios de todo el mundo.

Esteros del Iberá, uno de sus escenarios favoritos.
Esteros del Iberá, uno de sus escenarios favoritos.

-¿Se viene el CD de la familia?
-¡Es uno de nuestros proyectos! La idea es hacer más canciones y grabar un disco con los chicos donde participemos su mamá y yo. A todos nos apasionan la música y el arte.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Fotos: AXEL INDIK

LEA MÁS:

Guillermo Pepe creó Mamotest: “Un estudio de diez minutos puede salvar tu vida”

Michel Noher: “Ni loco miro las escenas de sexo de Celeste”

Sebastián Yatra nos cuenta cómo compuso sus temas Traicionera y Robarte un beso