Educando a Meghan Markle: por qué la actriz no logra transformarse en una duquesa perfecta

Desde su llegada a la casa real, la monarquía está revolucionada. La retirada estrella de Hollywood comete errores de protocolo, tiene una familia complicada (su hermana mayor sería parte de un reality), no se adapta a la moda, y es cada vez más obvio lo incómoda que está con su nobleza.

Pasado ese primer momento de “permiso matrimonial” para el festejo y ciertas licencias en el protocolo, la casa de Windsor parece haber comenzado a ajustar las clavijas en torno de su nueva integrante.
Pasado ese primer momento de “permiso matrimonial” para el festejo y ciertas licencias en el protocolo, la casa de Windsor parece haber comenzado a ajustar las clavijas en torno de su nueva integrante.

Hagan el experimento: pongan, una al lado de la otra, dos fotos de Meghan Markle, exactriz norteamericana de televisión y nueva duquesa de Sussex tras su casamiento con el príncipe Harry de Inglaterra. De un lado, una chica de sonrisa enorme, pelo perfecto y vestido de color shocking, con un escote olímpico. Del otro, alguien que es casi idéntica, pero como si la  hubiesen metido en la Máquina del Tiempo y sólo para envejecerla. ¿Cuál es la verdadera? ¿Quién de las dos es “la real”? Entre una y otra imagen no ha pasado solamente el tiempo: ha pasado un modo entero de entender la vida.

Vayamos mejor por partes. Y la primera parte en esta historia pasa por entender que la llegada de Meghan Markle (36) a la familia real fue un verdadero “bombazo”. Nortemericana, mestiza, divorciada (estuvo casada dos años con un actor), hija de padres separados y estrellita televisiva en ascenso, Meghan encarna cada uno de los prejuicios de la familia real británica.

A esa familia, Meghan la sorprendió con un casamiento lleno de música gospel, colores y espíritu afroamericano. El punto es que, pasado ese primer momento de “permiso matrimonial” para el festejo y ciertas licencias en el protocolo, la casa de Windsor parece haber comenzado a ajustar las clavijas en torno de su nueva integrante. ¿Con qué resultados? Veamos.

#PARA TI - MEGHAN - News - Foto 2 - FotoNoticias - 20180803

 LA DUQUESA QUE QUERÍA VIVIR. Amy Pickerill es la rubia que acompaña a sol y sombra a la pareja de Meghan y Harry, y no es casual: la chica, egresada universitaria y parte del equipo de Relaciones Públicas de la casa real, está desde febrero de este año asesorando a Meghan en su nuevo rol de duquesa. Se la puede ver pues rondando a la pareja y fue ella la que tuvo a su cargo la dura tarea de decirle a la exactriz que debía cerrar todas sus redes sociales. Para ese entonces, Meghan tenía 2 millones de seguidores en Instagram, 800 mil en Facebook y 350 mil en Twitter.

Además de eso, se le pidió que abjurara del ajo, de las pastas que tanto le gustan (la reina las desterró de los menúes de palacio), del negro que le gustaba ponerse en las uñas, de ciertos cortes y marcas de ropa y hasta de la parte “más bullanguera” de su familia.

Su padre, Thomas Markle, por caso. En efecto, el hombre no se cansa de dar entrevistas en las que cuenta lo triste que está por haber perdido completamente el contacto con su hija.

Hoy la relación entre Meghan y su padre está mal, pero la que tiene con su hermana Samantha es todavía peor porque la mujer advierte que si Thomas Markle muere, “la culpa será toda de Meghan”.

Su pasado la condena... Junto a su hermana, cuando tenían más cosas en común que diferencias. Y con su papá, que hoy añora desde los Estados Unidos la sonrisa de su hija. Hoy, ambos están distanciados de la duquesa.
Su pasado la condena… Junto a su hermana, cuando tenían más cosas en común que diferencias. Y con su papá, que hoy añora desde los Estados Unidos la sonrisa de su hija. Hoy, ambos están distanciados de la duquesa.

A este frente de tormenta se le suman los constantes reclamos y “retos” por parte de su nueva familia real. Si la duquesa aparece en una foto oficial con las piernas cruzadas, se lo hacen notar: los pies deben estar sobre el piso y juntos en el momento del clic; si la chica abraza y besa a su marido, lo mismo, porque las demostraciones físicas de afecto no son admitidas en medio de tanta testa coronada.

En la reciente visita de la pareja a Irlanda, una fuente cercana a la familia real contó que el príncipe había considerado que el atuendo de su mujer no era lo suficientemente “tradicional” y le pidió especialmente que comenzara a lucir vestidos y faldas. “Tenés que dejar de vestirte como una estrella de Hollywood”, le habría dicho.

En tanto, del otro lado del Atlántico su suegro sigue hablando: Lo veo en sus ojos y en su cara; se nota incluso en la forma en que sonríe”, dijo.  Puede que esté en lo cierto.

Puede que Meghan esté comenzando a sentir el verdadero peso del protocolo británico. O, peor todavía, comenzando a advertir que éste es uno de esos papeles que no se terminan al final del día. Ella es la duquesa de Sussex a tiempo completo y para siempre. Y todavía hay que ver si podrá llevar adelante un personaje como éste.

Textos: Quena Strauss. Fotos: Fotonoticias

SEGUÍ LEYENDO:
El look completo de Meghan Markle en su debut en Ascot

Las valiosas tiaras de la corona británica, ¿cuál podría elegir Meghan Markle?

La realeza posee una de las colecciones de joyas más impactantes y valiosas del continente. La actriz norteamericana tiene distintas opciones del joyero real para estrenar el día de su boda con el príncipe Harry el 19 de mayo

A tan solo unos días de que Meghan Markle forme parte de la corona británica, hacemos un recorrido por las tiaras más destacadas del joyero real entre las que podría estar la que elija la actriz para su boda el 19 de mayo con el príncipe Harry.

La joya de la reina. A la hora de su boda con Felipe de Edimburgo en 1947, la Reina Isabel II se casó con la tiara Fringe, creada en 1830. Compuesta por 60 barras verticales, arma la figura perfecta de un sol. La especial joya de la reina solo volvió a ser utilizada en 1973 por su hija, la princesa Anna, cuando se casó con el capitán Mark Phillips.

#parati-news-joyas-casa-real-3
La Reina Isabel II se casó con la tiara Fringe

¿Homenaje a Lady Di? Si entre las opciones estuviera la idea de homenajear a la mamá del príncipe, Lady Di, la elegida podría ser la tiara Spencer, conocida con ese nombre por pertenecer a la familia de Diana. Se trata de una diadema de oro con diamantes de plata -procedente del joyero de su abuela paterna Lady Cynthia Hamilton, la Condesa de Spencer- y que la princesa había usado el día de su boda.

Lady Di con la tiara Spencer herencia familiar el día de su boda.
Lady Di con la tiara Spencer, herencia familiar, el día de su boda

La corona preferida de Diana. Cambridge Lovers Knot es una de las joyas más importantes de la casa británica. En 1913, la reina Mary –esposa de Jorge V– le pidió a la mítica joyería Garrards que le diseñara una basada en un diseño que llevaba su abuela, la princesa Augusta de Hesse.

NIM04239402-diana-tiara
Lady Di con la tiara Cambridge Lovers Knot

La reina Isabel II la utilizó en la década del 50 hasta que se la regaló a Diana en 1981. Fue creada con diamantes brillantes y perlas en forma de gota. Tras su divorcio del príncipe de Gales, la tiara regresó a la corona y fue utilizada por Kate Middleton en 2015 para asistir a una cena anual en el palacio de Buckingham.

Coronas meghan SF Cambridge
Perlas y diamantes

Al estilo Kate. La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, cuando se casó con el príncipe William en 2011 utilizó una corona de Cartier que le prestó la Reina Isabel II.  Es la Cartier Halo que fue realizada originalmente para la reina madre en 1936 y que Isabel II recibió como regalo de su mamá al cumplir los 18 años. La pieza está compuesta por diamantes en forma de pétalos, 739 diamantes brillantes y 149 diamantes talla baguette.

#parati-news-joyas-casa-real-5
Como indica la tradición, la corona que deben llevar las princesas

El día de la boda Kate cumplió con el uso de “algo prestado”, tradicional de las novias, con la tiara de la reina. La histórica joya también fue usada en otras ocasiones por la princesa Margarita y la princesa Anna.

#parati-news-joyas-casa-real-4
Kate Middleton y el príncipe William se casaron en la Abadía de Westminister

Camilla Parker no llevó tiara el día de su boda pero sí recibió de regalo la Tiara Greville, que fue de la reina madre, y –se dice– no era una de las preferidas de Isabel, ya que nunca la usó.

La lujosa corona de Camila, labrada en oro blanco con incrustaciones de diamantes
La lujosa corona de Camila, labrada en oro blanco con incrustaciones de diamantes

Sarah Ferguson para su casamiento con el príncipe Andrés en Westminster utilizó una pieza labrada en diamantes realizada por la joyería Garrad, que la reina le había dado para la ocasión.

Entre otras de las piezas que podría elegir está la ostentosa corona Vladimir, con un diseño imponente en oro y brillante con piedras esmeraldas incrustadas, uno de los modelos preferidos de la reina Isabel II. Fue propiedad de la gran duquesa María de Rusia. La reina María la compró en una subasta y con su muerte la heredó la actual soberana.

(FILES) This file photo taken on December 01, 1998 shows Queen Elizabeth II (2ndR) with German President Roman Herzog (R), the Duke of Edinburgh, Prince Philip (L), the Queen mother (2ndL) and Christiane Herzog, wife of the German President, before a State banquet at Windsor Castle. Former German President Roman Herzog has died at the age of 82 on January 10, 2017. Herzog, a former conservative regional politician and chief judge of Germany's highest court, served in the largely ceremonial post as head of state from 1994-99. / AFP PHOTO / POOL / JOHN STILLWELL
En 1998 la reina Isabel II lleva la corona Vladimir en una cena de Estado en el palacio Buckingham

Ahora sólo falta esperar al 19 de mayo para comprobar cuál será la elección que hará Meghan Markle para el gran día. Sin duda, opciones no le faltan.

Principe-Harry-Meghan-Markle-3
Hasta el día de su casamiento, la futura duquesa de Sussex tiene prohibido llevar coronas, tocados o tiaras pertenecientes a la corona británica

Texto: Celeste Lattanzio.

Fotos: Archivo Atlántida

SEGUÍ LEYENDO:
Bodas reales: 11 vestidos de novias que deslumbraron al mundo

A un mes de la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry: las 20 preguntas que revelan todos los detalles

La majestuosa colección de joyas de Lady Di