Paso a paso: cómo hacer huevos de Pascua

Para esta Semana Santa te proponemos hacer tu propia receta de chocolate. Si bien se trata de una única receta que podés variar con la decoración. En esta nota, todo lo que tenés que saber para festejar este 1 de abril.

Cómo hacer huevos de chocolate en estas Pascuas
Cómo hacer huevos de chocolate en estas Pascuas

La receta de huevos de Pascua no es complicada, lo difícil está en el tipo de decoración que se quiera lograr. Lo más sencillo es comprar una pintura tipo oro y darles distintas tonalidades. Otra opción es con un cortapastas redondo y caliente se les puede hacer agujeros. Por último, y lo más sofisticado, puede ser aplicar chocolate y manteca de cacao con un compresor.

Ingredientes (para 2 huevos de 300 g): 1 kg de chocolate cobertura. Utensilios: moldes (se consiguen en bazares); 1 pincel; 1 grilla; 1 espátula de pintor y 1 placa de horno. Preparación: fundí el chocolate a baño María, revolviéndolo constantemente para que no se caliente demasiado. Cuando lo tocás con el dedo debe estar caliente, pero tolerable.

 

PASO A PASO

Colocá el bowl con el chocolate dentro de otro más grande con agua helada. A medida que el chocolate se vaya enfriando, empezá a agitarlo hasta que notes que se pone ligeramente espeso.

Retirá el recipiente con chocolate del bowl con agua fría, mezclá bien y comprobá la temperatura tocando el chocolate con el labio inferior. Tenés que sentirlo frío. Para probar si el chocolate ya está templado, poné una muestra muy fina en un papel manteca y apoyalo sobre una mesada fría; si en 2 o 3 minutos se seca, está templado.

 

#parati-gourmet-huevos-de-pascua-01
1. Fundí el chocolate a baño María, revolviendo constantemente con una espátula. Luego colocá el bowl dentro de uno más grande con agua helada y dejá que el chocolate se enfríe hasta ponerse ligeramente espeso.

Si eso no sucede, precisa enfriarse más en el bowl con agua fría. Si, por el contrario, se te pasó y se espesó demasiado, llevalo pocos segundos a baño María. Pulí bien los moldes con un pedazo de algodón o una franela limpia y pintalos de forma pareja con el chocolate. Dalos vuelta sobre una grilla y golpeá el molde con una cuchara de madera para que caiga el exceso de chocolate. Cuando se empiece a secar, dalo vuelta y con una espátula sacá el chocolate de los bordes para que queden rectos y después puedas pegarlos. Repetí esto 3 veces.

#parati-gourmet-huevo-de-pascua-02
2. Pintá los moldes de forma pareja con el chocolate.
3. Dalos vuelta sobre una rejilla y golpeá el molde con una cuchara de madera para que caiga el exceso de chocolate
3. Dalos vuelta sobre una rejilla y golpeá el molde con una cuchara de madera para que caiga el exceso de chocolate.
4. Llevá los moldes a la heladera. Dejalos enfriar por 15 minutos y desmoldá.
4. Llevá los moldes a la heladera. Dejalos enfriar por 15 minutos y desmoldá.

Llevá los moldes a la heladera y dejalos enfriar por 15 minutos, sin tocarlos. Con cuidado de no tocar el frente, despegá las mitades y apoyalas sobre papel de cocina.

5. Colocá las mitades por un segundo sobre una placa de cocina caliente para que se funda la parte interior de los bordes.
5. Colocá las mitades por un segundo sobre una placa de cocina caliente para que se funda la parte interior de los bordes.

Para pegarlos, calentá ligeramente una placa en el horno, retirala y colocá las mitades por un segundo sobre ella. Esto permitirá que se funda la parte interior de los bordes. Inmediatamente, pegá dos mitades. Ya tenés listo el huevo. Para la decoración hay mil opciones.

6. Inmediatamente, pegá las dos mitades.
6. Inmediatamente, pegá las dos mitades.

Podés pintarlos con pintura de oro (un polvo que se consigue en bazares y se aplica con pincel) o bien agujerearlo con un cortapastas redondo caliente. Para un huevo más profesional, pintalo con una pintura de chocolate y manteca de cacao aplicada con un compresor.

#parati-gourmet-huevos-de-pascua-08
Huevos pintados

 

TIPS:

El chocolate ideal para hacer huevos de pascua es el de cobertura, denominación que se le aplica a los chocolates que tienen un mínimo de 30% de manteca de cacao, lo que hace que se pueda templar. Se debe trabajar en un ambiente adecuado para el chocolate, cerca de los 20ºC, con una humedad del 50% y en un lugar libre de olores.

Los moldes con los que se va a trabajar deben estar limpios. Para ponerle confites o alguna sorpresa de relleno adentro, es recomendable darle al huevo una capa extra de chocolate, para así reforzarlo y que quede más grueso.

Los huevos pueden prepararse con antelación, pero deben conservarse en ambientes secos, bien ventilados, sin olores, al resguardo de la luz solar directa y entre 15º a 18ºC.

Recetas y producción: NICOLAS WELSH fotos CLAUDIA MARTINEZ (ARCHIVO ATLÁNTIDA)

SEGUÍ LEYENDO:

Días dulces: tortas ricas, simples y esponjosas

4 recetas de helados palitos para hacer en casa