Los tips de Camila Cavallo para una lactancia saludable, paseos y llevar adelante una familia ensamblada

La modelo comparte con las lectoras de Para Ti Mamá sus tips de crianza como mamá primeriza de Alma, su hijita con Mariano Martínez.

Camila Cavallo, con su beba Alma. Foto: Maxi Didari.
Camila Cavallo, con su beba Alma. Foto: Maxi Didari.

La bebé Alma ya cumplió su primer añito y, a esta altura, la modelo Camila Cavallo ya tiene claro todo lo que hay que llevar encima cuando salimos a la calle, como nos cuenta en este video.

Además, enumera los cuidados necesarios para tener una lactancia saludable y revela los secretos para que haya armonía en una casa con muchos nenes, como les sucede a ellos cuando se juntan Alma y sus hermanos mayores.

SEGUÍ LEYENDO

Total denim: 5 looks cómodos y trendy para embarazadas

¿Tu hijo habla con su amigo imaginario?

Enrique Iglesias sin miedo al ridículo… todo por la sonrisa de su pequeña hija

El cantante compartió un tierno video junto a Lucy y deja en claro lo mucho que está disfrutando la paternidad. Además lo mellizos alentaron a España y ahora lo hacen por Rusia, el país natal de Anna Kournikova.

Lucy y Nicholas, hijos de Enrique Iglesias y Anna Kournikova, con las camisetas del seleccionado español durante el Mundial de Rusia.
Lucy y Nicholas, hijos de Enrique Iglesias y Anna Kournikova, con las camisetas del seleccionado español durante el Mundial de Rusia.

Es oficial, Enrique Iglesias (42) muere de amor por sus hijos Nicholas y Lucy, de seis meses de edad. Después de mantener en el más estricto de los secretos el embarazo de Anna Kournikova (36), la pareja ahora comparte tiernos videos con los pequeños.

Happy 4th of July!

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el

El último hit de la familia Iglesias- Kournikova es un video de Instagram en donde el cantante hace reír a carcajadas a Lucy escupiendo agua mientras ella flota junto a la amarra de la mansión en la que viven en Miami.

Enrique Iglesias y su hijo Nicholas mirando el partido España vs. Portugal del Mundial de Rusia 2018.
Enrique Iglesias y su hijo Nicholas mirando el partido España vs. Portugal del Mundial de Rusia 2018.

Con Nicholas miró los partidos del Mundial de Rusia y seguramente fue su consuelo al ver como España quedaba inesperadamente eliminada en octavos de final.

Pero aunque los bebés apoyaron al seleccionado del país de su papá, ahora tiene puestas las esperanzas en Rusia, país natal de la ex tenista.

Anna Kournikova con Nicholas y una pelota del Mundia de Rusia 2018.
Anna Kournikova con Nicholas y una pelota del Mundia de Rusia 2018.

Hace algún tiempo, Anna compartió un video bailando con uno de sus hijos en un arnés el último feat de su Enrique Iglesias con Pitbull, Move to Miami.

La pareja que ya lleva 17 años juntos y ha sabido llevar su vida privada con total discreción, a pesar de ser activos usuarios de redes sociales, parece estar dispuesta a compartir algo de la intimidad familiar en las redes.

Los hermanos Nicholas y Lucy Iglesias Kournikova, con remeras del Mundial de Rusia 2018.
Los hermanos Nicholas y Lucy Iglesias Kournikova, con remeras del Mundial de Rusia 2018.

Lo que mantienen es la determinación de compartir la menor cantidad posible de ellos juntos como pareja. De hecho no hay fotos de los cuatro juntos en sus activas cuentas de Instagram.

SEGUÍ LEYENDO:

¿Embarazo top secret? Anna Kournikova y Enrique Iglesias fueron padres de mellizos el fin de semana

Cómo es que Anna Kournikova y Enrique Iglesias ya llevan 16 años juntos

Rocío Igarzábal: “La maternidad es una montaña rusa de emociones”

Abocada por completo a la música, la ex Teen Angel es una mamá muy presente, que comparte la crianza de su hijita y el trabajo con su marido. De todo eso y más, hablamos con ella.

Rocío Igarzábal y su hija Lupe: "La maternidad es una montaña rusa de emociones". Foto: Maxi Didari / Para Ti Mamá.
Rocío Igarzábal y su hija Lupe: “La maternidad es una montaña rusa de emociones”. Foto: Maxi Didari / Para Ti Mamá.

Se los ve muy unidos, son un auténtico tándem que van de aquí para allá, los tres juntos: bebé, mamá y papá. Pero no es un trío cualquiera, sino el formado por la actriz y cantante Rocío Igarzábal y su pareja, el músico Milton Cámara, padres de la pequeña Lupe, que acaba de cumplir 2 años el 7 junio. Por eso, mientras a mamá la maquillan y peinan para las fotos, papá cuida de la pequeña.

–Se te ve espléndida, feliz y relajada. ¿Cómo te sienta la maternidad?

¡Es una montaña rusa de emociones! Descubrí otras cosas mías, reacciones o situaciones que me sorprenden. Además, es impresionante tener un ser humano desde cero, ver cómo va evolucionando, crece e incorpora todas las cosas que nosotros hacemos con naturalidad: caminar, hablar…

–¿Siempre habías pensado en tener hijos o te surgieron las ganas con Milton?

–Me pasó de sentirlo más fuerte cuando lo conocí a él. Nunca me había planteado tener hijos a cierta edad, tampoco era un deseo desde chiquita. Siempre tiré más para el lado de la actuación y no me había planteado en qué momento quería tener hijos. Pero cuando lo conocí a Milton, me dieron ganas de ser mamá y de formar una familia con él. Fue todo muy rápido.

–¿Cómo te imaginabas como madre y cómo sos, finalmente?

–Lo que uno no se da cuenta hasta que lo vive es el margen de paciencia y esfuerzo que uno puede desarrollar con un hijo. Ese amor incondicional del que se habla cuando nos referimos a los hijos. Podés estar agotada, sin dormir, sin atender tus necesidades básicas pero aun así estás 100% disponible para esa personita. En los primeros meses era todo muy idílico, me sentía flotando en una nube, todo era hermoso. Después ves que no es tan así, pero igual todo lo que sucede es enriquecedor y vas aprendiendo en el camino, pero hasta que no lo vivís no tenés la magnitud de amor e intensidad que es en realidad.

En los primeros meses era todo muy idílico, me sentía flotando en una nube, todo era hermoso.

–¿Sos una mamá relajada o muy obse?

–Soy re relajada, aunque también un poco obse con algunas cuestiones. Pero busco relajarme. Para eso tal vez lo escucho mucho a Milton, sobre todo cuando entro un poco en crisis. Él me da la mirada externa en el vínculo mamá-bebé que, sobre todo al principio, es muy fuerte. Y trato de incorporar lo que él me dice o lo que siento que está bueno cambiar, para que el desarrollo de ella sea más libre. A veces siento que más que cuidarla la estoy sobreprotegiendo. Con algunas cosas soy firme y me gusta serlo.

–¿Con qué cosas por ejemplo?

–Por ejemplo con la teta. Ahí tuve algunas dificultades al principio, no se prendía bien, pero yo seguí insistiendo, no por cabeza dura, porque no había problemas, sino algunos desajustes. Me asesoré con una puericultora que me ayudó un montón y me explicó que era cuestión de paciencia, de encontrarle la vuelta y de conocer a la beba también. O tal vez con el tema de la comida, que coma sano. Obvio que tampoco me pongo súper estricta, porque disfruto de ver el intercambio cuando va a lo de los abuelos y come cosas ricas, o que coma en la mesa con los primos.

La ex Teen Angel hoy está enfocada en su carrera como cantante y en la crianza de su hijita Lupe. Foto: Maxi Didari / Para Ti Mamá.
La ex Teen Angel hoy está enfocada en su carrera como cantante y en la crianza de su hijita Lupe. Foto: Maxi Didari / Para Ti Mamá.

–¿La seguís amamantando?

–Sí, sigue tomando teta. No decidí cuándo vamos a parar. Nosotras vamos a ir viendo cuándo es el mejor momento, cómo nos sentimos entre las dos. Lo re disfruto, me encanta y creo que a ella le suma un montón. Siento que tenemos un vínculo muy afianzado. Además, Lupe es muy menudita. Nació con 3,400 kg y medía 47 cm, era cortita. Después empezó a crecer y siempre chiquita. Por eso en algún momento me decían que dejara de darle la teta para que comiera más, hasta que uno de los varios pediatras que fuimos a ver nos dijo que no necesitaba engordar, que estaba creciendo perfecta en sus curvas y que estaba sana. Ahí me empecé a relajar un poco más. También la puericultora me dio mucha confianza, porque todo el mundo opina y recibís comentarios de todos lados. Hoy,miro para atrás, veo que me pide teta y cómo nos miramos mientras le doy, cómo se ríe, tenemos nuestros códigos y todo el esfuerzo valió la pena. Es muy mágico.

Por Florencia Romeo / Producción: Paula Germino / Fotos: Maxi Didari.

SEGUÍ LEYENDO

Padres e hijos a la moda: 8 looks para festejar

Salió Para Ti Mamá: Rochi Igarzábal y su hija Lupe

Padres millennials: cuatro historias de papás sub-35 que no siguen los esquemas

Cocrían a sus hijos a la par de sus parejas, se animan a cambiar pañales (¡por supuesto!), se levantan de noche y ponen límites. No repiten modelos ni siguen estereotipos: improvisan “según cómo les sale”, coinciden. Acá, cuatro experiencias para compartir.

FEDERICO BURGOS (35), papá de Balthazar (4 meses) y realizador audiovisual.

Saber que se va a criar con nosotros pesa mucho a la hora de elegir un trabajo

Fede y Balta (4 meses)
Fede y Balta. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

“Nosotros sabíamos que cuando viniera Balta íbamos a tener todo un proceso de expansión y movimiento. Y efectivamente fue así”, cuenta Federico. El primer cambio era la mudanza al departamento que hoy comparten y la decisión de trabajar desde su casa. Opuesto al esquema tradicional de la madre que se queda en casa y el padre que trabaja afuera, en su logística, Federico es el que está en casa por las mañanas, mientras que Antonella lo lleva a su trabajo por las tardes.

“Yo no creo que todos los padres de mi generación sean iguales y no tiene por qué ser así, tenemos algunas parejas de amigos parecidas a nosotros y otras en las que las mujeres se quedan en su casa cuidando los chicos y ellos se van todo el día a trabajar”.
“Yo no creo que todos los padres de mi generación sean iguales y no tiene por qué ser así, tenemos algunas parejas de amigos parecidas a nosotros y otras en las que las mujeres se quedan en su casa cuidando los chicos y ellos se van todo el día a trabajar”. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

“Si pienso en cómo era en mi infancia, nosotros nos criamos con un papá que viajaba un montón y una mamá que se quedaba cuidándonos –analiza–, un modelo que no sé si yo podría cumplir. Cuando comparo, me doy cuenta de que en nuestra balanza poder estar con él y saber que se va a criar con nosotros pesa mucho a la hora de elegir un trabajo”.
NICOLÁS MESSINA (32), papá de Lola (3) y director de operaciones de ABECEB

Forzar la situación no sirve: hay que buscar lo que a uno le cierre

Nico y Lola
Nico y Lola. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

En la historia de Nicolás, la llegada de Lola (3) fue un punto de inflexión. Antes de que decidieran tener un hijo, él se había ido solo a Londres y a San Francisco buscando inversores para su empresa, mientras que su mujer, Inés (32), trabajaba y vivía acá. La resolución de dejar la firma y volver al país coincidió con el embarazo de Ine y su decisión de entrar al lugar en el que todavía trabaja. Aunque desde su perspectiva, el cambio de vida que significó Lola fue mucho más grande que eso.

Más independientes y menos culposos que al principio, para Nicolás la clave estuvo en bajar la presión y mantener las cosas que cada uno disfrutaba.
Más independientes y menos culposos que al principio, para Nicolás la clave estuvo en bajar la presión y mantener las cosas que cada uno disfrutaba. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

“La llegada de un hijo es un cambio enorme: éramos una pareja y, de repente, fuimos tres; antes hacías mil programas y ahora, no podés hacer nada porque no tenés un minuto. Encima, uno empieza con unas expectativas y exigencias altísimas: querés ser el mejor papá del mundo”, asegura. “Después te acomodás y te das cuenta de que forzar la situación no sirve: hay que buscar lo que a uno le cierre. Estando con ella y solos”, reflexiona.

Me parece que en la generación de mi padre había un acuerdo tácito en el que el hombre era el proveedor y la madre, la que cuidaba a los chicos, y esto hoy no está tan vigente”, reflexiona. “Yo desde el principio tuve en claro que a mí ese modelo no me gustaba y que, aunque no tuviera cantidad de tiempo, por lo menos iba a tener calidad”, asegura. A tres años de su nacimiento y con un segundo hijo en camino, la ecuación parece haber cerrado bien.


IGNACIO SEGADE (33), papá de Ciro (5) y Azul (2) y brand manager en PepsiCo.

Para mí, la paternidad fue un cimbronazo

Nacho, Ciro y Azul
Nacho, Ciro y Azul. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

“Yo tenía 27 años y estábamos recién casados. Para mí, la paternidad fue un cimbronazo”, revela Ignacio. De esos primeros años de casados con Ciro (5) recién nacido, el recuerdo es caótico y –por momentos– gracioso. “Ciro se adaptó a nuestra vida tanto como nosotros a él: éramos los únicos padres del grupo y lo llevábamos a todos lados”, se acuerda.

En esos primeros años, la decisión fue que Ariana, su mujer, se quedara con Ciro y Azul (2) en su casa. “Hay una parte de la paternidad que nadie te cuenta: un montón de tensiones y demás que son lógicas y que en nuestro caso, coincidía con que éramos jóvenes”, cuenta. Sin embargo, lo que siempre tuvo en claro era el rol que él quería ocupar.

“Me parece que nuestros padres nos educaban más en que las cosas se hacían de un modo: había tales carreras y el camino iba para ahí. Hoy, nosotros los educamos sabiendo que el 80 por ciento de las ocupaciones que van a tener todavía no existen"
“Me parece que nuestros padres nos educaban más en que las cosas se hacían de un modo: había tales carreras y el camino iba para ahí. Hoy, nosotros los educamos sabiendo que el 80 por ciento de las ocupaciones que van a tener todavía no existen”.  (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

“Cuando tenés hijos, te pasa que por un lado empezás a entender más a tus viejos, pero comenzás a diferenciarte también”, explica. “Uno quiere prepararlos para el mundo y los desafíos que vengan, sabiendo que no puede darles respuestas. Lo único que se puede hacer es intentar darles herramientas para que sepan decidir y hacerlo bien”, concluye.
GERMÁN SITZ (29), papá de Sebastián (2) y cocinero y fundador de La Carnicería.

Nuestros padres nos decían qué podíamos  hacer y qué no; nosotros los dejamos decidir más

#PARA TI - PADRES MILLENNIALS - News - Germán Sitz 2 - MD - 20180601

El año 2015 quedará en la memoria de Germán Sitz como uno de enormes cambios. Los primeros pasos de La Carnicería –un restaurante que ya es un clásico en Palermo–, el embarazo de su mujer, Melanie, y el nacimiento de Sebastián son los hitos más importantes de ese antes y después.

Hasta que nació Sebi, yo no me llevaba con los chicos. Es más, cuando venían familias a comer al restaurante, casi que quería mandarlas a una mesa aparte”, confiesa Germán, riéndose. Viéndolo pintar con Sebi, ese pasado parece mucho más lejano. Sebastián llegó un año después de que él abriera su primer local. Aunque ese primer año su mujer se quedó en casa, después la decisión fue que ella volviera a trabajar y las tareas se repartieran entre los dos.

#PARA TI - PADRES MILLENNIALS - News - Germán Sitz - MD - 20180601

Criado en La Pampa, las diferencias entre su infancia y la de Sebi son muchas: empezando porque él vivía en un pueblo y Sebi se está criando en Palermo. “Cuando comparo cómo educamos nosotros, me doy cuenta de que somos muy distintos: antes nos decían qué podíamos hacer y qué no, y nosotros los dejamos decidir más –dentro de lo lógico– y ‘si no hacés caso, vos te jorobás’”, reflexiona. “Entendí que mucho pasa por uno, por lo que uno elige y lo que les logra transmitir”, concluye.

Texto: Lucía Benegas (lbenegas@atlantida.com.ar)

SEGUÍ LEYENDO:
Pilar Sordo: “Está muy bien intentar vivir desde la alegría, pero el dolor también es una instancia de aprendizaje”

Barra de chicas: las bartenders ganan terreno en el mundo de la coctelería

Amal Clooney contó cuáles fueron las primeras palabras de sus hijos y de que se ‘aseguró’ George

En una entrevista la abogada que se casó con uno de los solteros más codiciados del planeta y ahora son padres de gemelos, contó algunas de las rutinas familiares .

(AFP/Archivos - Loïc Venance)
Amal Clooney y George Clooney(AFP/Archivos – Loïc Venance)

Amal Clooney (40) reveló cuáles fueron las primera palabras de sus gemelos y cómo su esposo, George Clooney (56), se aseguró que fueran justamente las que ella quería oír.

La abogada especializada en derechos humanos posó para la tapa de la revista Vogue y en la entrevista dio algunos detalles de cómo es su vida y la del actor desde la llegada de Alexander y Ella, que cumplirán un año en junio.

Amal Clooney en la tapa de la revista Vogue.
Amal Clooney en la tapa de la revista Vogue.

Amal habla tres idiomas por lo que la primera duda era sobre el idioma que usan los pequeños para expresarse. El misterio fue develado cuando contó que tiene algunos “Mamas and Dadas”, en referencia a la cariñosa forma de llamar a los padres en inglés.

George fue muy cuidadoso para asegurarse que ‘mamá’ fuera la primera palabra“, contó en la entrevista a Vogue.

La reconocida abogada dio algunos detalles de la rutina familiar. Contó que las mañanas están reservadas para pasar tiempo de ‘calidad’ con sus hijos remoloneando en la cama. Hasta las 8 A.M. ninguno de ellos atiende el teléfono y toda su atención está puesta en pasar tiempo juntos.

También contó lo complejo que fue amamantar gemelos: “Tenía toda clase de almohadas, almohadones y lo lo que te puedas imaginar”.

Ambos son muy celosos de la privacidad de sus hijos. Inclusive iniciaron acciones legales a una revista que tomó fotografías de la pareja con los gemelos en el jardín de su casa.

La pareja se conoció en 2013 en Italia por un amigo en común y en febrero de 2014 blanquearon su relación. Se casaron en septiembre del 2014 y dos años después anunciaron que estaban esperando gemelos.

Viven entre Los Ángeles, Italia e Inglaterra, según las demandas de sus ocupadas carreras.

SEGUÍ LEYENDO:
El verdadero nombre de Eva de Dominici y la foto que exploto en las redes

Sofía Gala: “Desde chica mi papá me transmitió su fanatismo por el cine de terror”

Cósima Ramírez, aristógrata, rebelde e ‘hija de’: “Por suerte no me dediqué a la política. He salido un poco más lista

La desopilante reacción de Sharon Stone cuando le preguntaron si sufrió acoso en Hollywood

La actriz está de vuelta luego de recuperarse de un ACV y en una entrevista se rió irónicamente cuando le preguntaron si había vivido alguna situación de acoso en su carrera.

Sharon Stone en su casa antes de asistir a los Golden Globes. Foto: Instagram
Sharon Stone en su casa antes de asistir a los Golden Globes. Foto: Instagram

Cuando a Sharon Stone (59) le preguntaron durante una entrevista si había estado en alguna situación incómoda o de acoso sexual como las que comenzaron a salir a la luz luego del caso Weinstein, la actriz tuvo una reacción desopilante. Se rió por más de 10 segundos.

¿Te podés imaginar lo que fue para mí entrar en este negocio 40 años atrás luciendo como luzco?

Una vez que pudo controlar la risa irónica que le provocó la pregunta aclaró: “He estado en este negocio por 40 años. ¿Te podés imaginar lo que fue para mi entrar en este negocio 40 años atrás luciendo como luzco? Venía de un lugar perdido en Pensilvania, sin ninguna producción. Lo he visto todo.”, concluyó la actriz de Bajos instintos.

Sharon vestida de negro para los Golden Globes en solidaridad con las actrices que denunciaron abusos.
Sharon vestida de negro para los Golden Globes en solidaridad con las actrices que denunciaron abusos.

En la última entrega de los Golden Globes se solidarizó con la causa llevando un vestido negro como el resto de las actrices que apoyan la visibilidad, difusión y denuncia de estos casos de acoso sexual.

La actriz dio una entrevista para CBS en donde mostró su casa en Beverly Hills que anteriormente perteneció al actor Montgomery Clifft. Confiesa que le gusta pensar que en su pileta “nadó Elizabeth Taylor, Robert Wagner y toda esa gente maravillosa de un Hollywood de otra época”.

Sharon Stone en uno de los lugares favoritos de su casa junto a la pileta durante la entrevista con CBS.
Sharon Stone en uno de los lugares favoritos de su casa junto a la pileta durante la entrevista con CBS.

En la mansión convive con sus tres hijos adoptivos de Quinn (11), Laird (12) y Roan (17) con los que se anima a jugar al básquet en la cancha del jardín.

Alejada durante un tiempo de la escena pública por un problema de salud, Sharon se prepara para volver con Mosaic, una innovadora propuesta de HBO en donde se puede elegir a través de los ojos de que personaje mirar la historia mediante una app.

Sobre su salud contó: “Tuve un accidente cerebovascular. Tenía 5% de posibilidades de recuperarme. Perdí la capacidad para hablar, caminar, tuve que aprender todo de vuelta”. 

Durante la entrevista se la vio radiante y feliz de volver al trabajo.

LEA MÁS:
Las 10 fotos más sensuales y divertidas de Julieta Nair Calvo para GENTE

Macarena Rinaldi, la novia de Hoppe: “Para mí, Fede no existía como hombre, porque era mi jefe”

Nai Awada, recuperada de los ataques de pánico, dispara: “Entre mi tía y yo hay una distancia enorme”

Los Latorre de vacaciones en Miami y lejos de los escándalos

Fue un año terrible para la mediática y su marido, debido a la infidelidad del ex futbolista con Natacha Jaitt, que explotó en las redes sociales y los medios. Pero la pareja decidió seguir apostando a la relación y armó las valijas junto a sus hijos, más la hermana y la madre de Yanina, y se instalaron en Miami para pasar la Navidad.

Yanina y Diego Latorre. Foto: Luis Fernández/GENTE
Yanina y Diego Latorre en Miami. Foto: Luis Fernández/GENTE

“Fue un año muy movido, pero a esta altura de mi vida me interesa más estar bien con mi familia que la mirada ajena. Por eso nos vinimos todos hasta acá, a celebrar la Navidad”, dice la mediática Yanina Latorre (48) desde Hollywood Beach, una playa de arenas blancas y aguas transparentes, a sólo quince minutos al norte de Miami.

–Cuando llega fin de año, muchas personas hacen balances. ¿Cuál es el tuyo?
–Siempre detesté esa costumbre. Jamás los hice, ni creo en ellos. A la gente le dura una semana toda esa histeria de repasar el año… Después, todo vuelve a ser como antes.

Diego y Yanina junto a sus hijos Lola y Dieguito y la hermana de la mediática. Foto: luis Fernández/GENTE
Diego y Yanina junto a sus hijos Lola y Dieguito y la hermana de la mediática. Foto: luis Fernández/GENTE

–Ya pasaron seis meses desde que te enteraste de que Diego te fue infiel. ¿Se puede volver a confiar?
–Sí. Luego de lo que pasó pude volver a confiar, porque él es mi compañero, mi amigo y un gran padre. A mi edad nada me asusta. Nunca creí en la fidelidad: es una utopía. Siempre dije que un polvo se perdona.

–¿Te dolió más la infidelidad o la exposición?
–La berretada de la situación, la maldad y el ensañamiento hacia una familia.

El clan Latorre camino a la playa. Foto: Luis Fernández/GENTE
El clan Latorre camino a la playa. Foto: Luis Fernández/GENTE

–¿Cómo tomás las noticias cuando dicen que Diego (48) también estuvo con un hombre?
–Mucho de lo que se dice es mentira, pero se ve que hay quien disfruta con eso y sigue inventando cosas. No me preocupa el qué dirán… El que peor la pasó fue él. Es un precio demasiado caro el que pagó por un polvo berreta. No entiendo cómo existe gente que publica y dice cosas tan graves de la vida privada de una persona, sabiendo que tiene hijos. Porque en definitiva él no cometió ningún delito: sólo se calentó con una prostituta.

–¿Pudiste volver a tener sexo con Diego?
–Nunca dejamos de hacerlo; nada cambió entre nosotros. En estos veintitrés años juntos aprendimos a conocemos… y demasiado. Lo bueno es que sabemos disfrutar cuando estamos a solas.

Toda la familia junto al mar. Foto: Luis Fernández/GENTE
Toda la familia junto al mar. Foto: Luis Fernández/GENTE

–¿Cómo les explicaron a sus hijos todo lo que pasó?
–A los chicos les contamos la verdad. Fue la parte más dura, sobre todo para Diego. Porque, insisto, yo no hice nada. Fui víctima de un ensañamiento absoluto. Lo que más me cuesta perdonar es el dolor que les causaron a mis hijos, porque ellos sufrieron mucho.

–¿Alguna vez pensaste en separarte?
–Soy un poco tradicional. Siento que hoy la gente se separa por cualquier cosa. Para mí hay que luchar por mantenernos unidos… Obvio que no es fácil. Es un trabajo estar en pareja y un cuerno no rompe una familia. Nosotros lo somos de verdad. Nos pasan cosas como a todos. Raro sería que no nos suceda nada después de veintitrés años: Diego va a ser siempre mi familia.

Yanina define a Diego como su familia, su compañero. Foto: Luis Fernández/GENTE
Yanina define a Diego como su familia, su compañero. Foto: Luis Fernández/GENTE

–¿Creés que el tema de la infidelidad de Diego y la aventura que tuvo se va a acabar en algún momento?
–No sé, pero para nosotros se terminó hace meses. Ahora confiamos en que se haga justicia. Arranco yo, con demandas a todos los que me jodieron y lastimaron.

–¿Empezaron terapia familiar después de esto?
–No. Yo soy muy fuerte y me cargué todo al hombro. Soy una guerrera, una leona que cuida siempre a su cría. A veces demasiado avasallante, pero siempre tiro para adelante.

Diego y Dieguito disfrutando del fútbol. Foto: Luis Fernández/GENTE
Diego y Dieguito disfrutando del fútbol. Foto: Luis Fernández/GENTE

–¿Qué proyectos tienen para el 2018?
–A nivel laboral, el 2017 fue muy movido para mí como panelista de Los ángeles de la mañana, con los ensayos que tenía en Bailando por un sueño y la participación los sábados al mediodía en radio Mitre con Polino auténtico. Ahora estoy un poco más calmada. Por suerte, los dos seguimos teniendo trabajo. En lo personal, con Diego proyectamos seguir adelante con nuestra familia, educando y criando a nuestros hijos, para que estén bien y sean buenas personas.

Por Pablo Procopio.
Fotos: Luis Fernández.

LEA MÁS:
Quién es Julieta Nair Calvo, la revelación de Las Estrellas

Rocío Guirao Díaz, la nueva chica fitness, tiene ¡nuevo trabajo!

Alison Brie, la actriz que tenés que empezar a seguir en la red carpet