Jason George: “Creo en el poder de la televisión”

Una despedida se puede transformar en bienvenida. Así es para Jason George, conocido por su papel en Grey’s Anatomy, quien se corta solo y esta semana estrena una serie de bomberos. Charlamos con él y nos adelanta todo

Jason George, de Grey’s Anatomy a una serie de bomberos.
Jason George, de Grey’s Anatomy a una serie de bomberos.

Estreno de Estación 19. Se trata de un spin off de la favorita de todos, Grey’s Anatomy. Es así, uno de los personajes se corta solo. El show –que se estrenó por Sony Entertainment–, muestra cómo Ben Warren (Jason George, 46) deja los quirófanos por más acción. Marido de Miranda Bailey (Chandra Wilson), Warren es un exanestesista y ahora excirujano que acompaña a una de las mujeres más poderosas de la pantalla chica.

Jason se suma así a un nuevo team de Shonda Rhimes (guionista y creadora de Grey’s Anatomy, Scandal y How to Get Away from Murder, además de otro spin off de Grey’s, Private Practice), uno nuevo en el imperio Shondaland basado en una estación de bomberos. Desde Los Angeles, el actor nos adelanta todo.

-¿Cómo fue dejar Grey’s luego de ocho años para lidiar con incendios?

-Es como cuando dejás tu casa y te vas a la universidad al otro lado de la ciudad –ambas series cohabitan, la estación de bomberos está a tres cuadras de la clínica de Grey’s–, puedes volver y tu familia estará ahí, pero te sentís diferente. Hice una nueva familia en Estación 19.

Ben salta de Grey’s Anatomy a Estación 19: “Los personajes de la nueva serie pueden aparecer en Grey’s y viceversa; eso puede ocurrir cualquier día, hay que estar atentos”, asegura el actor
Ben salta de Grey’s Anatomy a Estación 19: “Los personajes de la nueva serie pueden aparecer en Grey’s y viceversa; eso puede ocurrir cualquier día, hay que estar atentos”, asegura el actor.

 -¿Genera presión tener el suceso de Grey’s Anatomy como referencia?

-Sí y no. Grey’s es el unicornio en las producciones televisivas, quince temporadas no suceden así como así. Sabemos que somos el hermano menor de esta serie superstar. Contamos con la emoción y el humor de Grey’s, pero Estación 19 tiene además el elemento de la acción: ¡patea traseros! No tratamos de imitar a Grey’s y eso nos da la libertad de hacer lo nuestro.

-Shonda Rhimes es como una hada madrina, ¿por qué te eligió a vos?

 -(risas) “Hada madrina” es una buena definición. Ella es eso para mí y mis hijos. Me gusta pensar que porque le gusta mi trabajo, porque no soy un imbécil (sabés que Shonda tiene una regla estricta, una política de no-imbéciles que es famosa en Hollywood) –N. de la R.: Rhimes es famosa porque no le tiembla la mano al despedir a estrellas súper conocidas que ella misma creó, como Katherine Heigl–. En sus series todos los actores tienen valor, nadie es más importante que el otro. Será que yo vivo mi vida, es una de las cosas que a Shonda le gustan de mí. Ya desde mis primeros trabajos con ella me fijé cómo el ritmo iba a afectar a mi familia (tengo tres hijos). Creo que lo que vio fue: “oh, tiene prioridades”. Confirmar que me las podía arreglar con el trabajo y la familia le cerró.

Como en Grey’s Anatomy, las diversidad y las buenas historias son la clave del éxito para Shonda Rhimes. Aquí Jason como bombero para Estación 19.
Como en Grey’s Anatomy, las diversidad y las buenas historias son la clave del éxito para Shonda Rhimes. Aquí Jason como bombero para Estación 19.

-¿Es hora de que haya diversidad en la tevé?

-“Diversidad”, ¡estás hablando mi idioma! Diversidad es mi mundo. Soy un hombre afroamericano casado con una mujer india –la poeta india americana Vandana Khana– y vivo en Los Angeles rodeado de inmigrantes. Eso es lo que ha hecho populares los shows de Shonda. Mostrar personas con todo tipo de vidas y edades que no hacen de eso el punto de la serie. En los shows de Shonda somos como las Naciones Unidas: distintas clases, hombres, mujeres, personas mayores con problemas similares, todos estamos representados. Todas las edades de todas las etnias ahora son parte del mundo –antes el 80% era blanco y eso no es el mundo real–. Ver a Morgan Freeman en el papel de un presidente te hace tener visión y entender que eso puede ser realidad. Ver a mujeres bomberos también… Es un buen momento para avanzar.

-¿Los bomberos son los héroes sin capa?

-Soy un fan de los superhéroes, pero lo que pasa en el mundo real es mucho más divertido. Ayudar a alguien en un accidente es algo que podés hacer. Quizás no sean súper, ¡pero definitivamente sí héroes! Me da orgullo interpretar a alguien de quien el público pueda decir “puedo crecer y hacer eso”. Ojalá la serie logre que las estaciones de bomberos se llenen de aspirantes y de mujeres. No estamos curando el cáncer, pero creo en el poder de la televisión y de hacer la diferencia. En mi caso, darles a las personas un respiro en su día y mostrarles que el mundo es más grande y va más allá de su patio trasero.

Textos: Paula Ikeda (pikeda@atlantida.com.ar) Fotos: gentileza Sony entertainment television

SEGUÍ LEYENDO:
Imanol Arias: “La felicidad se consigue reduciendo las expectativas”