La mejor amiga del perro: lo rescata, sana y luego le consigue una familia

Paola Gligo es administradora de empresas pero, desde que en 2011 rescató a un perro de la calle y le encontró una familia, su vida cambió. Fundó Pichichos al rescate, ayudó a 200 mascotas y asegura que hoy los animales son parte de su familia.

(Foto: Maxi Didari/ Para Ti)
Paola rescata a perros abandonados y les consigue una nuevo hogar(Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

Desde que una noche lluviosa de 2011 rescató a un cachorro en la puerta de un supermercado, la vida de Paola Gligo (34) cambió para siempre. Así, de manera natural, comenzó la aventura de rescatar perros, recuperarlos, albergarlos en su casa y conseguirles una familia. Por su tres ambientes de Victoria, partido de San Fernando (N. de la R.: sí, vive en un departamento, no en una quinta gigante), ya pasaron más de 200 perros y llegó a convivir con 7 a la vez.

“El perro llega a mi casa con terror y yo soy su primer contacto con la dulzura, el amor, el respeto y eso genera un vínculo mutuo muy fuerte. Lleva un gran proceso de adaptación”, cuenta esta administradora de empresas que trabaja part-time en el negocio familiar: “Cuando se van me queda un vacío enorme, sí, pero lo que yo pienso es que con Zorrito, Coquito y Amelie ya tiene hogar y hay otro perro esperando que lo rescate”, nos cuenta en el departamento que hoy comparte con Leandro Ardigó, su novio, sus perros María, Amelie y Zorrito, y también Coquito, el cachorro en tránsito para el que están buscando una familia.

-¿Qué dice tu novio de vivir con tantos perros?

-Él me banca porque me conoció así y sabe que es mi pasión. Me apoya y, de alguna manera, al ser testigo de cómo mejoran poco a poco se termina involucrando.

Paola se encarga de producir los escenarios y sacar las fotos de los perros con los diseños que vende desde su Tienda de Pichichos.
Paola se encarga de producir los escenarios y sacar las fotos de los perros con los diseños que vende desde su Tienda de Pichichos.

EL MECANISMO. Cuando Paola rescató al primer cachorrito sintió que se le abría una puerta nueva en su vida. “Mi metodología era rescatarlos y enviar mails comunicando que los perros necesitaban que los adoptaran. En 2012 abrí un perfil en Facebook y así empecé con Pichichos al rescate (www.pichichosalrescate.com.ar). Era yo sola rescatando y entregando”. Hoy va en camino a ser una ONG y ante la cantidad de seguidores que mandan mails, armó un equipo de amigas que la ayudan a rescatar, recuperar, entregar y también a responder consultas.

Las personas pueden ver los cambios físicos en el perro, pero yo soy testigo de la transformación emocional que experimentan. Una vez que lo hacés decís, ‘pucha, con un poco de mi tiempo puedo cambiar muchas vidas’. Vale la pena”, agrega emocionada. En 2016 Paola decidió emprender otro desafío y abrió www.latiendadepichichos.com donde vende productos de diseño para las mascotas.

“Empecé por una necesidad mía de combinar la decoración de mi casa con los accesorios de los perros que iban copando mi hogar”. Ella compra los materiales, busca las telas en el barrio de Once, diseña cada objeto y luego los manda a confeccionar a distintos talleres. Cada uno de sus productos se pueden ver en las fotos que toma de cada perrito al que le busca un hogar.

“Es agotador porque mi pequeña empresa de accesorios me genera un gran esfuerzo, pero lo hago con mucho amor porque es la forma de ganar dinero para poder ayudar a los perros”, cuenta.

-Me imagino que ves perros sin hogar por todas partes, ¿es así?

-Sí, claro, en mi barrio hay una gran cantidad de perros por la calle. Mi regla es: si el perro está bien, es decir, gordito y con todos los pelos, y no tengo lugar en mi departamento, sigo de largo. Pero si tengo cupo lleno y veo uno con tres pelos y escuálido, en ese momento freno, lo subo y después veo qué hago. Cuanto peor está el perro más satisfacción me da rescatarlo.

“No estudié fotografía, me sale naturalmente y me divierto haciendo cada toma”.
“No estudié fotografía, me sale naturalmente y me divierto haciendo cada toma”.

-¿Qué te enseñó rescatar y recuperar mascotas?

-En lo personal me ayuda a poner en la balanza qué son problemas y qué no. El perro de la calle vive innumerables situaciones de maltrato, sin embargo vuelve a confiar, es incondicional, se entrega, no se queda en el pasado. Disfruta su presente de paz y tranquilidad y se relaja. En cambio nosotros, los seres humanos, nos quedamos en el enojo, el rencor. Ves que un perro que tiene tres pelos y está desnutrido te ve y mueve la cola, entonces decís: “¿y yo de qué me quejo?”.

#PARATI - TIENDA DE PICHICHOS - News - abrazando perros - MD - 20180427
Además de recuperar crea conciencia. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

CREAR CONCIENCIA. Convertida en una experta en lo que a perros de la calle se refiere, Paola está convencida que los refugios son buenos, pero no son la solución. Para ella todos podemos hacer algo, por mínimo que sea.

“Nuestro mensaje desde la página es hacer que la gente tome conciencia que cualquiera puede ayudar. No importa si vivís en un departamento, si trabajás todo el día o si ya tenés un perro o dos. Por más chiquita que sea, la ayuda siempre sirve”, explica ella que lleva entregados perros ciegos, sordos, que se hacían sus necesidades encima. A todos les encontró un hogar y la calidez de una familia. Y cuando no su propia casa.

“Con Amelie se generó un vínculo tan especial que terminé quedádomela. Fue la única a la que no le encontré hogar”. En la casa de Paola los pichichos tienen un trato preferencial: duermen en el cuarto con ella en camitas especiales; se bañan en su bañadera para que no tomen frío en invierno y se los lleva a la costa de vacaciones porque le parece “un re plan”.

Paseando a los cuatro que hoy viven con ella: Zorrito, Coquito (en tránsito), María y Amelie.
Paseando a los cuatro que hoy viven con ella: Zorrito, Coquito (en tránsito), María y Amelie. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

-¿Qué es un perro para vos?

-Es puro corazón. Ellos atraviesan de todo y a pesar de eso mueven la cola, vuelven a confiar, dejan el pasado atrás, viven el presente… Un perro es parte de mi cuerpo. No me imagino una vida sin ellos. No me gusta decir que soy la dueña, para mí son compañeros, son uno más de mi familia.

Dónde adoptar

x ¿Tenés ganas de adoptar un perro? Acá, una lista de lugares a los que podés acudir: x Refugio El Campito: elcampitorefugio.org/adoptar.php x Mascotas en adopción: Tel. 4788-6714/mascotasenadopcion.com. x Puppis: Tel. 5263-9306/ vetfleming@puppis.com.ar x Perritos de Villegas: perritosdevillegas.org.ar x Proyecto 4 patas: www.proyecto4patas.org x Adoptá un galgo en Argentina: adoptaungalgoenargentina.com

Texto: Carolina Koruk.

SEGUÍ LEYENDO:
Burnout parental: cómo manejar las múltiples actividades en la era de la hiperpaternidad

La mejor amiga del perro: lo rescata, sana y luego le consigue una familia

Paola Gligo es administradora de empresas pero, desde que en 2011 rescató a un perro de la calle y le encontró una familia, su vida cambió. Fundó Pichichos al rescate, ayudó a 200 mascotas y asegura que hoy los animales son parte de su familia.

(Foto: Maxi Didari/ Para Ti)
Paola rescata a perros abandonados y les consigue una nuevo hogar(Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

Desde que una noche lluviosa de 2011 rescató a un cachorro en la puerta de un supermercado, la vida de Paola Gligo (34) cambió para siempre. Así, de manera natural, comenzó la aventura de rescatar perros, recuperarlos, albergarlos en su casa y conseguirles una familia. Por su tres ambientes de Victoria, partido de San Fernando (N. de la R.: sí, vive en un departamento, no en una quinta gigante), ya pasaron más de 200 perros y llegó a convivir con 7 a la vez.

“El perro llega a mi casa con terror y yo soy su primer contacto con la dulzura, el amor, el respeto y eso genera un vínculo mutuo muy fuerte. Lleva un gran proceso de adaptación”, cuenta esta administradora de empresas que trabaja part-time en el negocio familiar: “Cuando se van me queda un vacío enorme, sí, pero lo que yo pienso es que con Zorrito, Coquito y Amelie ya tiene hogar y hay otro perro esperando que lo rescate”, nos cuenta en el departamento que hoy comparte con Leandro Ardigó, su novio, sus perros María, Amelie y Zorrito, y también Coquito, el cachorro en tránsito para el que están buscando una familia.

-¿Qué dice tu novio de vivir con tantos perros?

-Él me banca porque me conoció así y sabe que es mi pasión. Me apoya y, de alguna manera, al ser testigo de cómo mejoran poco a poco se termina involucrando.

Paola se encarga de producir los escenarios y sacar las fotos de los perros con los diseños que vende desde su Tienda de Pichichos.
Paola se encarga de producir los escenarios y sacar las fotos de los perros con los diseños que vende desde su Tienda de Pichichos.

EL MECANISMO. Cuando Paola rescató al primer cachorrito sintió que se le abría una puerta nueva en su vida. “Mi metodología era rescatarlos y enviar mails comunicando que los perros necesitaban que los adoptaran. En 2012 abrí un perfil en Facebook y así empecé con Pichichos al rescate (www.pichichosalrescate.com.ar). Era yo sola rescatando y entregando”. Hoy va en camino a ser una ONG y ante la cantidad de seguidores que mandan mails, armó un equipo de amigas que la ayudan a rescatar, recuperar, entregar y también a responder consultas.

Las personas pueden ver los cambios físicos en el perro, pero yo soy testigo de la transformación emocional que experimentan. Una vez que lo hacés decís, ‘pucha, con un poco de mi tiempo puedo cambiar muchas vidas’. Vale la pena”, agrega emocionada. En 2016 Paola decidió emprender otro desafío y abrió www.latiendadepichichos.com donde vende productos de diseño para las mascotas.

“Empecé por una necesidad mía de combinar la decoración de mi casa con los accesorios de los perros que iban copando mi hogar”. Ella compra los materiales, busca las telas en el barrio de Once, diseña cada objeto y luego los manda a confeccionar a distintos talleres. Cada uno de sus productos se pueden ver en las fotos que toma de cada perrito al que le busca un hogar.

“Es agotador porque mi pequeña empresa de accesorios me genera un gran esfuerzo, pero lo hago con mucho amor porque es la forma de ganar dinero para poder ayudar a los perros”, cuenta.

-Me imagino que ves perros sin hogar por todas partes, ¿es así?

-Sí, claro, en mi barrio hay una gran cantidad de perros por la calle. Mi regla es: si el perro está bien, es decir, gordito y con todos los pelos, y no tengo lugar en mi departamento, sigo de largo. Pero si tengo cupo lleno y veo uno con tres pelos y escuálido, en ese momento freno, lo subo y después veo qué hago. Cuanto peor está el perro más satisfacción me da rescatarlo.

“No estudié fotografía, me sale naturalmente y me divierto haciendo cada toma”.
“No estudié fotografía, me sale naturalmente y me divierto haciendo cada toma”.

-¿Qué te enseñó rescatar y recuperar mascotas?

-En lo personal me ayuda a poner en la balanza qué son problemas y qué no. El perro de la calle vive innumerables situaciones de maltrato, sin embargo vuelve a confiar, es incondicional, se entrega, no se queda en el pasado. Disfruta su presente de paz y tranquilidad y se relaja. En cambio nosotros, los seres humanos, nos quedamos en el enojo, el rencor. Ves que un perro que tiene tres pelos y está desnutrido te ve y mueve la cola, entonces decís: “¿y yo de qué me quejo?”.

#PARATI - TIENDA DE PICHICHOS - News - abrazando perros - MD - 20180427
Además de recuperar crea conciencia. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

CREAR CONCIENCIA. Convertida en una experta en lo que a perros de la calle se refiere, Paola está convencida que los refugios son buenos, pero no son la solución. Para ella todos podemos hacer algo, por mínimo que sea.

“Nuestro mensaje desde la página es hacer que la gente tome conciencia que cualquiera puede ayudar. No importa si vivís en un departamento, si trabajás todo el día o si ya tenés un perro o dos. Por más chiquita que sea, la ayuda siempre sirve”, explica ella que lleva entregados perros ciegos, sordos, que se hacían sus necesidades encima. A todos les encontró un hogar y la calidez de una familia. Y cuando no su propia casa.

“Con Amelie se generó un vínculo tan especial que terminé quedádomela. Fue la única a la que no le encontré hogar”. En la casa de Paola los pichichos tienen un trato preferencial: duermen en el cuarto con ella en camitas especiales; se bañan en su bañadera para que no tomen frío en invierno y se los lleva a la costa de vacaciones porque le parece “un re plan”.

Paseando a los cuatro que hoy viven con ella: Zorrito, Coquito (en tránsito), María y Amelie.
Paseando a los cuatro que hoy viven con ella: Zorrito, Coquito (en tránsito), María y Amelie. (Foto: Maxi Didari/ Para Ti)

-¿Qué es un perro para vos?

-Es puro corazón. Ellos atraviesan de todo y a pesar de eso mueven la cola, vuelven a confiar, dejan el pasado atrás, viven el presente… Un perro es parte de mi cuerpo. No me imagino una vida sin ellos. No me gusta decir que soy la dueña, para mí son compañeros, son uno más de mi familia.

Dónde adoptar

x ¿Tenés ganas de adoptar un perro? Acá, una lista de lugares a los que podés acudir: x Refugio El Campito: elcampitorefugio.org/adoptar.php x Mascotas en adopción: Tel. 4788-6714/mascotasenadopcion.com. x Puppis: Tel. 5263-9306/ vetfleming@puppis.com.ar x Perritos de Villegas: perritosdevillegas.org.ar x Proyecto 4 patas: www.proyecto4patas.org x Adoptá un galgo en Argentina: adoptaungalgoenargentina.com

Texto: Carolina Koruk.

SEGUÍ LEYENDO:
Burnout parental: cómo manejar las múltiples actividades en la era de la hiperpaternidad