8 looks en blanco para recibir el 2019

La playa de Terralagos, el escenario para compartir ideas sobre cómo vestirte y lookearte para comenzar el 2019

Vestido de gasa con lentejuelas (Evangelina Bomparola) y sandalias con tiras de cuero ($ 7.320, Paruolo).
Vestido de gasa con lentejuelas (Evangelina Bomparola) y sandalias con tiras de cuero
($ 7.320, Paruolo).
Ame: remera de algodón con bordado en lentejuelas, short de broderie y sandalias de cuero ecológico ($ 540, $ 979 y $ 978, Mimo & Co). Cata: vestido de encaje y sandalias con flecos ($ 1.700 y $ 1.235, Mimo & Co).
Ame: remera de algodón con bordado en lentejuelas, short de broderie y sandalias de cuero ecológico ($ 540, $ 979 y $ 978, Mimo & Co). Cata: vestido de encaje y sandalias con flecos ($ 1.700 y $ 1.235, Mimo & Co).
Vestido de gasa plisada (Juan Hernández Daels) y sombrero panamá ($ 2.780, Made in Chola).
Vestido de gasa plisada (Juan Hernández Daels) y sombrero panamá ($ 2.780, Made in Chola).
Vestido de gasa plisada (Juan Hernández Daels) y sombrero panamá ($ 2.780, Made in Chola).
Vestido de guipure ($ 7.200, Carmela Achaval) y sandalias con tiras de cuero ($ 7.320, Paruolo).
Luisi: vestido de hilo ($ 2.490, MNG para Falabella), mini bag de rafia (Var’s) y chatas de cuero ecológico ($ 1.690, XL Extra Large). Giuli: camisola con hilos de lúrex y short con volados ($ 5.900 y $ 2.800, Vitamina) y chatas.
Luisi: vestido de hilo ($ 2.490, MNG para Falabella), mini bag de rafia (Var’s) y chatas de cuero ecológico ($ 1.690, XL Extra Large). Giuli: camisola con hilos de lúrex y short con volados ($ 5.900 y $ 2.800, Vitamina) y chatas.
Ame: vestido de tul, zapatillas con glitter y vincha con estrellas de glitter ($ 1.698, $ 898 y $ 164, Mimo & Co). Cata: remera con estampa y pollera de tul con vincha de unicornio ($ 785 y $ 989, Grisino) y sandalias doradas ($ 999, Mimo & Co). Male: solero ($ 4.400, Uma), sandalias de gamuza con pulsera ($ 6.749, Paruolo) y sombrero de paja tramado ($ 1.950, Made in Chola).
Ame: vestido de tul, zapatillas con glitter y vincha con estrellas de glitter ($ 1.698, $ 898 y $ 164, Mimo & Co). Cata: remera con estampa y pollera de tul con vincha de unicornio ($ 785
y $ 989, Grisino) y sandalias doradas ($ 999, Mimo & Co). Male: solero ($ 4.400, Uma), sandalias de gamuza con pulsera ($ 6.749, Paruolo) y sombrero de paja tramado ($ 1.950, Made in Chola).
Luisi: blusa de seda con mangas amplias y pantalón ancho de jean (Ginebra) y sandalias de gamuza con pulsera ($ 6.749, Paruolo). Ame: vestido de tul con corazones de glitter ($ 2.199, Grisino) y sandalias de cuero ecológico ($ 798, Mimo & Co.).
Luisi: blusa de seda con mangas amplias y pantalón ancho de jean (Ginebra) y sandalias de gamuza con pulsera ($ 6.749, Paruolo). Ame: vestido de tul con corazones de glitter ($ 2.199, Grisino) y sandalias de cuero ecológico ($ 798, Mimo & Co.).
Luisi: vestido de lino con botones ($ 2.363, Estancias), chatas con brillos ($ 2.590, Viamo) y canasta de mimbre ($ 1.590, XL Extra Large). Giuli: camisa sin mangas (Etam), pantalón ancho de lino con volado en la botamanga ($ 4.240, Mishka). Male: top con escote halter ($ 1.600, Uma), pantalón de lino ($ 3.600, F.P.) y abotinados de rafia ($ 7.480, Mishka).
Luisi: vestido de lino con botones ($ 2.363, Estancias), chatas con brillos ($ 2.590, Viamo) y canasta de mimbre ($ 1.590, XL Extra Large). Giuli: camisa sin mangas (Etam), pantalón ancho de lino con volado en la botamanga ($ 4.240, Mishka). Male: top con escote halter ($ 1.600, Uma), pantalón de lino ($ 3.600, F.P.) y abotinados de rafia ($ 7.480, Mishka).

Producción de modas: Marité Rizzo/ Paola Reyes Andaur/ Sofía Pérez y Santía Fotos: Marcello Molinari

Maquilló: Luli de la Vega e Irina Cagnoni para de la Vega make up con productos Revlon. Peinó: Eddie Rodríguez para Cerini con productos L’Oréal Professionnel. Agradecemos a: Emprendimiento Inmobiliario Terralagos, Canning, Buenos Aires.

SEGUÍ LEYENDO:
7 looks básicos para que armes tu guardarropa de verano

Mix de colores: cómo vestirse para Navidad

Mezclar tonos fuertes es una de las consignas del verano. Atrevete a las combinaciones osadas y ponele buena onda a la llegada del calor. Apuestas lúdicas donde no hay dúos prohibidos

Pantalón con tira lateral ($ 1.650, La Cofradía), blusa de seda ($ 5.298, Ayres), cinturón estampado (Kosiuko) y aros de acrílico ($ 340, Love Lola).
Pantalón con tira lateral ($ 1.650, La Cofradía), blusa de seda ($ 5.298, Ayres), cinturón estampado (Kosiuko) y aros de acrílico ($ 340, Love Lola).
Vestido cruzado con lazo y volado ($ 2.735, AY Not Dead) y chaqueta de jean ($ 2.900, Zhoue). Vestido midi ($ 3.200, Vitamina), blazer de lino ($ 3.700, Zhoue) y aros ($ 400, Anima Accesorios).
Vestido cruzado con lazo y volado ($ 2.735, AY Not Dead) y chaqueta de jean ($ 2.900, Zhoue). Vestido midi ($ 3.200, Vitamina), blazer de lino ($ 3.700, Zhoue) y aros ($ 400, Anima Accesorios).
Remera ($ 4.200, Vitamina), vestido de lino con botones ($ 4.100, Clara Ibarguren) y choker ($ 350, Anima Accesorios).
Remera ($ 4.200, Vitamina), vestido de lino con botones ($ 4.100, Clara Ibarguren) y choker ($ 350, Anima Accesorios).
Vestido midi ($ 3.200, Vitamina), blazer de lino ($ 3.700, Zhoue) y aros ($ 400, Anima Accesorios).
Vestido midi ($ 3.200, Vitamina), blazer de lino ($ 3.700, Zhoue) y aros ($ 400, Anima Accesorios).
Trench con lazo ($ 4.990, Las Pepas), short de seda (Zhoue) y blusa de seda rayada ($ 3.950, Clara Ibarguren).
Trench con lazo ($ 4.990, Las Pepas), short de seda (Zhoue) y blusa de seda rayada ($ 3.950, Clara Ibarguren).
Saco y short de lino con lazo ($ 6.029 y $ 2.860, Melocotón), musculosa de lino con tachas ($ 2.598, Ayres) y aros de acrílico ($ 340, Love Lola).
Saco y short de lino con lazo ($ 6.029 y $ 2.860, Melocotón), musculosa de lino con tachas ($ 2.598, Ayres) y aros de acrílico ($ 340, Love Lola).
Saco y pantalón de lino ($ 5.698 y $ 3.498, Ayres) y top de Lycra ($ 1.600, Kosiuko).
Saco y pantalón de lino ($ 5.698 y $ 3.498, Ayres) y top de Lycra ($ 1.600, Kosiuko).

Maquilló: Meri Pastore para Vardo Management. Peinó: Mauro de Brito.

Producción: Maite Irazu Fotos: Chino Toccalino

SEGUÍ LEYENDO:
7 looks básicos para que armes tu guardarropa de verano

Todos podemos ser Papá Noel: la campaña solidaria para ayudar a chicos situación de calle

Este año podés sumarte a “Yo quiero ser tu Papá Noel”, la campaña de Navidad de Pequeños Puentes en la que podrás hacerte cargo de la carta que uno de los 669 chicos en situación de pobreza le mandó a Santa. Con nombre, apellido y escritos de puño y letra estos pedidos representan las ilusiones de la infancia que más necesita.

Distintas imágenes de Pequeños Puentes: todas las cartas juntas.
Distintas imágenes de Pequeños Puentes: todas las cartas juntas.

“Querido Papá Noel, te quería contar que tengo 8 años y voy al colegio. Tengo buenas notas y me porto bien. Quería pedirte unos botines talle 31 y una remera del Real Madrid. Muchas gracias”, escribió el pequeño Pablo del comedor Los Angelitos con la ilusión de que por primera vez en su vida se le cumpla el deseo de Navidad.

Incentivados a sugerir tres opciones diferentes –“por si el regalo no entra en el trineo”, Rebeca de 6 años anotó: “Hola, Papá Noel, yo quiero un juguete, unas pinturitas o ropa. Gracias por esta Navidad y gracias por todo”. Lo que ellos y los otros 667 chicos que participaron de esta propuesta no saben es que un grupo de 10 voluntarios están trabajando a sol y sombra para conseguir donantes que se hagan cargo personalmente de cada cartita para que este 25 de diciembre todos puedan recibir lo que pidieron.

“Todo surgió una noche de desvelo en 2012; yo tuve una crisis existencial y decidí que mi misión en esta vida era poder repartir amor entre la gente más necesitada que, a mi criterio, son los chicos en situación de pobreza. Además de ser menores, están en un escenario completamente cruel, violento, indigno, sucio, con falta de intimidad y una nutrición ineficiente (si es que existe). Todo esto hace que la falta de amor esté acentuada.

En un lugar donde no hay espacio para comida como la gente, el amor es un verdadero lujo”, recuerda la profesora de Literatura Pilar Medina (38) sobre aquella noche de octubre en la que nació “Yo quiero ser tu Papá Noel”, el primer proyecto de su fundación solidaria, Pequeños Puentes.

Como faltaba poco para las fiestas y la idea de esperar al barbudo de traje rojo llena de ilusión y esperanza a cualquiera, a Pili se le ocurrió diseñar un sistema al mejor estilo de la película Cadena de Favores: “Al día siguiente, cuando llegué al colegio, les propuse a mis alumnos de cuarto año que cada uno de nosotros se llevara diez cartas de un comedor y las repartiéramos entre familiares y amigos. No era nada descabellado, con un poquito de esfuerzo se podía. Se entusiasmaron de tal manera que la propuesta empezó a desparramarse por todos lados y terminé teniendo más voluntarios que cartas”, relata emocionada sobre esa primera campaña, que define como “un viaje por el Atlántico en balsa”. Algo improvisada, pero con toneladas de amor, en la primera edición de “Yo quiero ser tu Papá Noel”, 700 chicos recibieron sus regalitos, muchos por primera vez.

Los chicos escribiendo, recibiendo sus regalos.
Los chicos escribiendo, recibiendo sus regalos.

REGALAR ILUSIONES. Siete años después del nacimiento de este proyecto solidario, la fundación se ocupa de conseguirle los obsequios a chicos de cinco comedores de Buenos Aires (Tamborcitos, Angelitos, San Francisco y Ranita Feliz) y dos de Bariloche (Copa de Leche y Manitos Unidas). Convertirte en una Mamá o Papá Noel es muy sencillo, sólo tenés que ingresar a la página web de Pequeños Puentes (www.pequenospuentes.com.ar) hasta el 18 de diciembre y elegir la cartita que sea de tu preferencia. Hay dos opciones: podés donar el dinero equivalente a uno presente o hacerte cargo personalmente de la compra del regalo y llevarlo a alguno de los tres puntos de entrega (Microcentro, Bella Vista o Villa Crespo). En el caso de Bariloche ya todas las cartitas fueron cubiertas por gente de la zona.

“El ranking de los regalos más pedidos son la bicicleta, la pelota y la muñeca. Sobre todo bebote, mucho más que la popular Barbie. Y ahora el roller de Soy Luna es un furor”, confiesa entre risas esta rubia de ojos transparentes. Sin embargo, algunos pedidos quedaron grabados a fuego en su memoria: “Uno de lo que más me llamó la atención fue un chico que pidió un violín. Fue tan específico que alguien se conmovió y se lo regaló. Pensá que con sólo un regalo de Navidad quizás le cambiaron el destino a una persona… También han regalado palos de jockey, avioncitos para armar, un collar de perro, un tablero de ajedrez, ¡y hasta una remera verde! Nunca entendí por qué. Lo importante es que ellos vean que tienen un espacio para expresarse. Te morís de ternura con las cartas. Y, aunque a veces les pongamos todos los colores enfrente, quizás no los usan porque no tienen cultura de colores. La vida es más bien en blanco y negro para ellos”.

Pilar Medina (38), profesora de Literatura y creadora de la Fundación Pequeños Puentes y del programa Yo quiero ser tu Papá Noel.
Pilar Medina (38), profesora de Literatura y creadora de la Fundación Pequeños
Puentes y del programa Yo quiero ser tu Papá Noel.

Si bien los chicos pueden pedir lo que quieran, ya que nadie tiene el derecho de limitar su sueños, desde Pequeños Puentes les sugieren no exigirle a Papá Noel objetos tecnológicos y les avisan que es difícil que les pueda traer bicicletas a todos.

“Los chicos no son tontos. Pero a todos nos ha pasado de pedir cosas y que no nos hayan regalado eso, es parte de la vida y no está mal. Igualmente los que participan se comprometen a hacer un solo regalo, que sea nuevo y el mejor que puedan –aclara con los pies sobre la tierra la fundadora del proyecto–. Hacerse cargo de una carta es una responsabilidad bastante fuerte porque quizás ese chico no tenga la posibilidad en otro momento de recibir algo que no sea lo que sobró o lo que alguien desechó. Es un presente que dignifica”.

#PARA TI - PEQUENIOS PUENTES 11 - News - GENTILEZA PEQUENIOS PUENTES - 20181214

En esta época del año donde todos estamos atiborrados de compromisos, responsabilidades y eventos sociales, encontrar ese ratito para ocuparse del regalo de Navidad de un chico que está en situación de pobreza puede ser la mejor inversión del día.

“Ojo, yo también estoy a full, tengo una hija, Clementina, de 10 años, que va al colegio, una casa, mi trabajo y mi vida cotidiana. Involucrarme en una causa solidaria quizás me quitó tiempo para ir al supermercado en diciembre, pero la realidad es que tenemos mucho más tiempo del que creemos. Hay que medirlo en ‘horas Netflix’. Por ahí lo que tenemos es mucho desorden y es cuestión de organizarse mejor para hacer rendir el día”, cuenta Pilar Medina, quien desde 2012 dice gozar de una vida con muchísimas satisfacciones y más amor propio. “Sin embargo, si tengo que elegir un momento de felicidad, me quedo con la carita de los chicos cuando abren sus regalos. ¡Es tan gratificante sentirse Mamá Noel!”, asegura con una sonrisa de oreja a oreja.

Texto: Agustina D’Andraia (adandraia@atlantida.com.ar) Fotos: Alejandro Carra

SEGUÍ LEYENDO:
Coloración orgánica: la nueva tendencia beauty elegida por las famosas de Hollywood

Los mejores cocktails para celebrar

Cinco cocktails para recibir el 2018, con la mano y el sello de Américo Borzone, Ani Varela y Maximiliano Salomón, los tres de The Harrison Speakeasy, una barra de culto de Buenos Aires. Mirá cómo lo hicieron, probá tu propia versión, y ¡salud y felicidades!

#PARA TI - COCKTAILS DE FIESTA - Gourmet - Lvie en vert 1 - AG - 20171222
Foto Ariel Gutraich/ Para Ti

L’ vie en vert
Ingredientes (para una ponchera): 750 ml de té verde frío; 375 ml de jugo de manzana; 250 ml de jugo de limón; 250 ml de almíbar de cedrón. Además, hielo; manzana verde; ramitas de canela y flores comestibles. Preparación: mezclá los ingredientes en una ponchera. Agregá abundante hielo y, a la hora de servir, decorá tu ponche con slices de manzana verde, ramitas de
canela y flores comestibles.

#parati BARTENDERS
Américo Borzone, Ani Varela y Maximiliano Salomón de The Harrison Speakeasy nos comparten cinco cocktails.

Tips de preparación
“Almíbar de…”. Cuando leas que necesitás un almíbar saborizado para un trago, no te asustes porque es fácil de hacer. El toque extra que le sumes a la receta básica (a una parte de azúcar le agregás 3/4 partes de agua) dependerá de con qué lo quieras saborizar. Si el ingrediente es seco –canela, por ejemplo– podés agregarlo desde el comienzo hasta llevarlo a hervor. Si el ingrediente es fresco, como el romero o el cedrón, lo mejor es llevarlo a hervor al almíbar simple, apagarlo y sumar el ingrediente.

Foto Ariel Gutraich/ Para Ti  
Foto Ariel Gutraich/ Para Ti

1 mango 2 punch
Ingredientes (por copa): 50 ml de puré de mango;
50 ml de jugo de naranja; 15 ml de jugo de limón y
15 ml de almíbar simple. Además, hielo, hojitas de menta y frutos rojos. Preparación: mezclá todos los ingredientes en la misma cristalería en la que vas a servir. Revolvé y agregá abundante hielo roto, decorá con unas hojitas de menta y frutos rojos.

Mocktails
Seguramente esta palabra no te suena. Su nombre combina dos términos: “mock” –del inglés falso– con cocktail, de allí mocktail. Significa un “no trago”, ya que se trata de un cocktail sin alcohol. Sofisticado y refrescante, es más que un “juguito”. Suelen combinar distintos sabores, ideal para los que quieren algo distinto. Así que ahora ya sabés, si no te gusta el alcohol pero querés tomar algo más que una gaseosa, pedí un mocktail.

Foto Ariel Gutraich/ Para Ti  
Foto Ariel Gutraich/ Para Ti

Sangría de medianoche
Ingredientes: 50 ml de vino malbec; 120 ml de jugo de limón; 120 ml de almíbar de romero y 60 ml de cointreau. Además, romero fresco; rodajas de limón, naranja o pomelo y flores comestibles. Preparación: llená la ponchera o jarra –a elección, esta vez optamos por una jarra– con hielo, agregá los ingredientes y mezclalos. A la hora de servir decorá cada copa con romero fresco, una rodaja de limón, pomelo o naranja y flores.

Un clásico
El verano es temporada de sangría, una bebida alcohólica súper refrescante y típica de España. Es posible que el vocablo provenga de la palabra sangre y aluda al color intenso de esta bebida. La que proponemos es una de las recetas más sencillas y ricas. Hay miles de opciones, pero el ABC indica que este trago debe incluir vino tinto, frutas y algún licor.

Foto Ariel Gutraich/ Para Ti  
Foto Ariel Gutraich/ Para Ti

Ponche Claus
Ingredientes (para una jarra): 300 ml de Martini Bianco; 60 ml de jugo de limón; 60 ml de jugo de pomelo; 60 ml de almíbar y aprox. 300 ml de sidra. Además, rodajas de limón, de pomelo y manzana (c/n). Preparación: llená la jarra de hielo e incorporá todos los ingredientes. Mezclá y luego decorá la jarra y las copas con rodajas de limón, pomelo y manzana.

Que no falte…
Algunos tips para la hora de celebrar: xLas frutas deshidratadas son una buena opción para el garnish de los cocktals. xEn las fiestas tenés la ocasión de sacar a relucir toda esa vajilla especial que solemos tener guardada. xAnte una reunión grupal los ponches son la mejor elección. xSi cada uno se va a preparar su trago, optá por una mesa especial con los ingredientes a mano de manera que cada quien se sirva.

Foto Ariel Gutraich/ Para Ti  
Foto Ariel Gutraich/ Para Ti

Café Reggio
Ingredientes: 50 ml de Chivas 12 años; 25 ml de almíbar de vainilla; 25 ml de licor de café y 1 huevo. Además, una pizca de nuez moscada. Preparación: poné los ingredientes en una coctelera. Sumale abundante hielo y batí enérgicamente. Serví en una taza de té vintage y rallale nuez moscada encima.

Camuflados
Servir los cocktails en elegantes tazas no es cosa de hoy. La tendencia es propia de un speakeasy (bar clandestino) como The Harrison. Se remonta a los tiempos de la prohibición en los años ‘20 donde las bebidas alcohólicas se servían camufladas en tazas o en cualquier otro recipiente que ocultara que se estaba consumiendo alcohol.

The Harrison es el speakeasy que funciona oculto tras Nicky Harrison (Malabia 1764, Cap.)

Nada invita más a compartir que una buena ponchera. Es una manera de lograr que todos se levanten de sus sillas, se sirvan ellos mismos la bebida y de paso charlen con los demás invitados.

Textos PAULA IKEDA (pikeda@atlantida.com.ar)
LEA MÁS:

6 recetas para una mesa de Navidad súper gourmet

Menú de Fiestas: a 6 pasos de la felicidad

Tutorial: cómo maquillarte y peinarte para celebrar

Te mostramos cómo lograr vos misma un look fresco, elegante y de fiesta para despedir el año y recibir el 2018 con todo. Un delineado con toques de glitter y una ponytail con trenzas.

PASO A PASO.  PEINADO. 1. Con el pelo suelto y raya al medio, marcá ondas con ayuda de la plancha o buclera. Esto aporta volumen y textura al peinado. 2. Separá tres mechones y realizá una pequeña trenza cosida. Primero trenza un costado. 3. Luego hacé una trenza del otro lado. Sujetá con invisibles para que el peinado quede asegurado. 4. Armá la ponytail juntando las trenzas con el resto del pelo. 5. Separa un mechón para ocultar la bandita elástica que la sujeta.

#ParaTi-makeup-fiestas

MAKE UP.  7. Aplicá la sombra extendiéndola sobre el párpado superior. 8. Colocá otra sombra, un tono más fuerte, sobre el cuenco del ojo y sobre el párpado inferior. Esfumá para suavizar. 9. Con un delineador líquido dibujo el contorno del ojo sobre la línea de las pestañas tanto superior como inferior. 10. Potenciá la mirada con máscara de pestañas. 11. El toque final: sobre el costado del lagrimal aplicá un toque de glitter.

LEA MÁS:

Tutorial: labios perfectos en 10′

Tutorial: cómo resaltar tu mirada

¿A quién sentarías en tu mesa de Fiestas?

¿Y si pudiéramos armar nuestra propia #mesaza e invitar a una cena de Nochebuena y de Año Nuevo a quien quisiéramos? Para conocerlos mejor, conversar, discutir, reír y llorar… ¡Salud y fantasía!

_PARA_TI_-_INVITADOS_MESA_DE_FIESTAS_-_APERTURA_-_-2

UN EXTRAÑO REJUNTE
por QUENA STRAUSS, periodista

Sueño con esta cena. Aunque, pensándolo mejor, tal vez lo ideal sería un té al estilo del Sombrerero Loco. Un extraño rejunte de personas y personajes a los que me encantaría tener cerca esta Nochebuena, en lugar de las tías, primos y parientes de todos los años. Sería algo muy parecido a la mesa que hace años (y para el lanzamiento de su perfume Le Mâle) el diseñador Jean Paul Gaultier armó para un comercial de televisión.

Una mesa afrancesada, divina y llena de seres desopilantes. En mi caso, serían de la partida Batman (trending topic de mis fantasías eróticas más o menos desde los doce años), Vicky Xipolitakis (porque no puedo creer lo que hace y dice, y porque es verla y no poder parar de reírme a carcajadas) y también algún chimentero tipo Marcelo Polino o Angel de Brito, de esos que pueden “levantar” cualquier evento.

Olvidate de mí si estás esperando que convoque a alguna celebridad o ser pensante porque esa no es mi idea de una cena feliz y chispeante. Sólo me permitiría convidar a mi ágape a la espléndida Margaret Atwood, cuyos libros y novelas devoro desde mucho antes de que comenzara a ganar Emmys a repetición. ¿Quién más? Un par de testas reales, empezando por el príncipe Harry (a quien ni casado puedo siquiera imaginar “sentando cabeza”) y terminando con su desvencijado padre, tan dado a cuidar de su huerta, del medioambiente y de su adorada y perruna Camila Parker Bowles. Invitaría también a Sheps, mi cachorra, y a Neo, el perro de mi novio que ahora vive conmigo (el perro, no el novio).
Y, ahora sí, a levantar la copa bien alta y brindar por todo lo absurdo y cómico del mundo.

UNA CENA SOÑADA
por LUIS BUERO, periodista

Anoche tuve un sueño. Se trataba de una cena de fin de año y yo había invitado amigos increíbles. Sonó el timbre y apareció el primer invitado, Freud, que caminó protestando por el tránsito vehicular acumulado junto a ese (definió él) monumento fálico al que nosotros llamamos Obelisco. Se sentó cómodo y enseguida cayó el segundo que era Poncio Pilato, quien pidió permiso para pasar al baño a lavarse las manos. “Éste tiene alguna neurosis que lavar”, murmuró don Sigmund. Groucho Marx entró feliz con un lápiz y un papel diciendo: “Tengo la frase ideal para mi lápida: ‘Disculpen que no me levante’”, y dejó una botella de vino en la mesa.
Pero en mi sueño había más comensales. Apareció el Quijote de la Mancha sin su amigo Sancho, y Pilato le preguntó qué corno le había visto a esa mina, Dulcinea, como para enamorarse tanto. Freud lo interrumpió: “no te gastes, éste tuvo las alucinaciones de los molinos de viento, es un psicótico patentado”. Pensando en eso estaba cuando apareció Superman por la ventana.
Groucho lo abrazó y exclamó: “hombre de acero, vos sí que no precisás Viagra”. “No lo creais así –intervino el Quijote–, que a su dama Luisa Lane, el muy gilipollas, sin saberlo, le obsequió un anillo de bodas con piedra de kriptonita”.
Estaban todos comiendo cuando sonó el timbre; fui, observé por la mirilla de la puerta, me di vuelta y exclamé: “¡Chicos, es la famosa, la espectacular, la China!”. Todos se pararon y pusieron las boquitas en “u” para dar un beso, cuando entró de golpe la China Zorrilla y gritó: “¿qué les pasa a estos idiotas”?, y ahí, del ataque de risa me desperté.

ilustración VERÓNICA PALMIERI

LEA MÁS:

8 Mini looks para vestirlos en las fiestas

Celebration: 15 looks para brillar en Nochebuena

 

¿A quién sentarías en tu mesa de Fiestas?

¿Y si pudiéramos armar nuestra propia #mesaza e invitar a una cena de Nochebuena y de Año Nuevo a quien quisiéramos? Para conocerlos mejor, conversar, discutir, reír y llorar… ¡Salud y fantasía!

_PARA_TI_-_INVITADOS_MESA_DE_FIESTAS_-_APERTURA_-_-2

UN EXTRAÑO REJUNTE
por QUENA STRAUSS, periodista

Sueño con esta cena. Aunque, pensándolo mejor, tal vez lo ideal sería un té al estilo del Sombrerero Loco. Un extraño rejunte de personas y personajes a los que me encantaría tener cerca esta Nochebuena, en lugar de las tías, primos y parientes de todos los años. Sería algo muy parecido a la mesa que hace años (y para el lanzamiento de su perfume Le Mâle) el diseñador Jean Paul Gaultier armó para un comercial de televisión.

Una mesa afrancesada, divina y llena de seres desopilantes. En mi caso, serían de la partida Batman (trending topic de mis fantasías eróticas más o menos desde los doce años), Vicky Xipolitakis (porque no puedo creer lo que hace y dice, y porque es verla y no poder parar de reírme a carcajadas) y también algún chimentero tipo Marcelo Polino o Angel de Brito, de esos que pueden “levantar” cualquier evento.

Olvidate de mí si estás esperando que convoque a alguna celebridad o ser pensante porque esa no es mi idea de una cena feliz y chispeante. Sólo me permitiría convidar a mi ágape a la espléndida Margaret Atwood, cuyos libros y novelas devoro desde mucho antes de que comenzara a ganar Emmys a repetición. ¿Quién más? Un par de testas reales, empezando por el príncipe Harry (a quien ni casado puedo siquiera imaginar “sentando cabeza”) y terminando con su desvencijado padre, tan dado a cuidar de su huerta, del medioambiente y de su adorada y perruna Camila Parker Bowles. Invitaría también a Sheps, mi cachorra, y a Neo, el perro de mi novio que ahora vive conmigo (el perro, no el novio).
Y, ahora sí, a levantar la copa bien alta y brindar por todo lo absurdo y cómico del mundo.

UNA CENA SOÑADA
por LUIS BUERO, periodista

Anoche tuve un sueño. Se trataba de una cena de fin de año y yo había invitado amigos increíbles. Sonó el timbre y apareció el primer invitado, Freud, que caminó protestando por el tránsito vehicular acumulado junto a ese (definió él) monumento fálico al que nosotros llamamos Obelisco. Se sentó cómodo y enseguida cayó el segundo que era Poncio Pilato, quien pidió permiso para pasar al baño a lavarse las manos. “Éste tiene alguna neurosis que lavar”, murmuró don Sigmund. Groucho Marx entró feliz con un lápiz y un papel diciendo: “Tengo la frase ideal para mi lápida: ‘Disculpen que no me levante’”, y dejó una botella de vino en la mesa.
Pero en mi sueño había más comensales. Apareció el Quijote de la Mancha sin su amigo Sancho, y Pilato le preguntó qué corno le había visto a esa mina, Dulcinea, como para enamorarse tanto. Freud lo interrumpió: “no te gastes, éste tuvo las alucinaciones de los molinos de viento, es un psicótico patentado”. Pensando en eso estaba cuando apareció Superman por la ventana.
Groucho lo abrazó y exclamó: “hombre de acero, vos sí que no precisás Viagra”. “No lo creais así –intervino el Quijote–, que a su dama Luisa Lane, el muy gilipollas, sin saberlo, le obsequió un anillo de bodas con piedra de kriptonita”.
Estaban todos comiendo cuando sonó el timbre; fui, observé por la mirilla de la puerta, me di vuelta y exclamé: “¡Chicos, es la famosa, la espectacular, la China!”. Todos se pararon y pusieron las boquitas en “u” para dar un beso, cuando entró de golpe la China Zorrilla y gritó: “¿qué les pasa a estos idiotas”?, y ahí, del ataque de risa me desperté.

ilustración VERÓNICA PALMIERI

LEA MÁS:

8 Mini looks para vestirlos en las fiestas

Celebration: 15 looks para brillar en Nochebuena

 

Este verano… ¡ponete colorada!

Es un color con toda la fuerza y valor propio que se expande en un total look o se mezcla con diferentes estampados. la temporada 2018 es rojo shocking.

Blusa off the shoulders (Cher), pantacourt con lazo ($ 2.500, Rapsodia), aros (Las Juanas Night) y zuecos de cuero ($ 3.050, a pie).
Blusa off the shoulders (Cher), pantacourt con lazo ($ 2.500, Rapsodia), aros (Las Juanas Night) y zuecos de cuero ($ 3.050, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Top estampado ($ 1.250, Zhoue), short con volados ($ 1.400, Kosiuko) y sobre de cuero con volado ($ 2.198, Besha). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Top estampado ($ 1.250, Zhoue), short con volados ($ 1.400, Kosiuko) y sobre de cuero con volado ($ 2.198, Besha). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido con vuelos y lazo en el cuello (Paula Cahen d’Anvers) y aros (Mai Cassal). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido con vuelos y lazo en el cuello (Paula Cahen d’Anvers) y aros (Mai Cassal). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Camisero con estampa batik ($ 2.450, Clara Ibarguren) y slippers de cuero grabado ($ 2.550, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Camisero con estampa batik ($ 2.450, Clara Ibarguren) y slippers de cuero grabado ($ 2.550, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido de lino ($ 2.185, AY Not Dead). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido de lino ($ 2.185, AY Not Dead). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Suéter con volados en las mangas ($ 1.490, Florencia Llompart), pantalón ancho de lino ($ 2.890, Las Pepas), sandalias con nudos delanteros y tacón ($ 2.600, a pie) y collar de corales (Las Juanas Night). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Suéter con volados en las mangas ($ 1.490, Florencia Llompart), pantalón ancho de lino ($ 2.890, Las Pepas), sandalias con nudos delanteros y tacón ($ 2.600, a pie) y collar de corales (Las Juanas Night). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Saco estampado con ribetes ($ 2.900, Rapsodia), top de seda (Melocotón), pantalón (Cher) y slippers con base de goma y hebilla ($ 2.650, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Saco estampado con ribetes ($ 2.900, Rapsodia), top de seda (Melocotón), pantalón (Cher) y slippers con base de goma y hebilla
($ 2.650, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Chaqueta a rayas con tachas ($ 7.603, Jazmín Chebar) y short de lino. Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Chaqueta a rayas con tachas ($ 7.603, Jazmín Chebar) y short de lino. Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti

Producción: SIL MAFFUCHE

Maquilló y peinó: Ania Taniguchi para Sebastián Correa Estudio

LEA MÁS:

Fucsia y colorado: el combo perfecto

El tono rosa se reinventa para conquistar el verano

“Color block”: ¡los colores sean unidos!

Este verano… ¡ponete colorada!

Es un color con toda la fuerza y valor propio que se expande en un total look o se mezcla con diferentes estampados. la temporada 2018 es rojo shocking.

Blusa off the shoulders (Cher), pantacourt con lazo ($ 2.500, Rapsodia), aros (Las Juanas Night) y zuecos de cuero ($ 3.050, a pie).
Blusa off the shoulders (Cher), pantacourt con lazo ($ 2.500, Rapsodia), aros (Las Juanas Night) y zuecos de cuero ($ 3.050, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Top estampado ($ 1.250, Zhoue), short con volados ($ 1.400, Kosiuko) y sobre de cuero con volado ($ 2.198, Besha). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Top estampado ($ 1.250, Zhoue), short con volados ($ 1.400, Kosiuko) y sobre de cuero con volado ($ 2.198, Besha). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido con vuelos y lazo en el cuello (Paula Cahen d’Anvers) y aros (Mai Cassal). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido con vuelos y lazo en el cuello (Paula Cahen d’Anvers) y aros (Mai Cassal). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Camisero con estampa batik ($ 2.450, Clara Ibarguren) y slippers de cuero grabado ($ 2.550, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Camisero con estampa batik ($ 2.450, Clara Ibarguren) y slippers de cuero grabado ($ 2.550, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido de lino ($ 2.185, AY Not Dead). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Vestido de lino ($ 2.185, AY Not Dead). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Suéter con volados en las mangas ($ 1.490, Florencia Llompart), pantalón ancho de lino ($ 2.890, Las Pepas), sandalias con nudos delanteros y tacón ($ 2.600, a pie) y collar de corales (Las Juanas Night). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Suéter con volados en las mangas ($ 1.490, Florencia Llompart), pantalón ancho de lino ($ 2.890, Las Pepas), sandalias con nudos delanteros y tacón ($ 2.600, a pie) y collar de corales (Las Juanas Night). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Saco estampado con ribetes ($ 2.900, Rapsodia), top de seda (Melocotón), pantalón (Cher) y slippers con base de goma y hebilla ($ 2.650, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Saco estampado con ribetes ($ 2.900, Rapsodia), top de seda (Melocotón), pantalón (Cher) y slippers con base de goma y hebilla
($ 2.650, a pie). Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Chaqueta a rayas con tachas ($ 7.603, Jazmín Chebar) y short de lino. Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti
Chaqueta a rayas con tachas ($ 7.603, Jazmín Chebar) y short de lino. Foto Juan Manuel Rodríguez/ Para Ti

Producción: SIL MAFFUCHE

Maquilló y peinó: Ania Taniguchi para Sebastián Correa Estudio

LEA MÁS:

Fucsia y colorado: el combo perfecto

El tono rosa se reinventa para conquistar el verano

“Color block”: ¡los colores sean unidos!

12 maneras de arruinar las Fiestas según Julieta Otero

El humor picante de la creadora de Según Roxi al servicio de la “anti Fiestas”. Un listado de lo que podés hacer para que tu celebración sea recordada como la peor reunión familiar de la historia.

#PARA TI - SELFIE JULIETA OTERO APERTURA - Estar mejor - 20171027
La autora de Según Roxi da tips para lograr la peor fiesta de la historia.

1 xOrganizá una fiesta temática y que el tema sea caro o difícil de interpretar: “Pop irlandés”; “Los años ‘50”; “El Padrino III” o “Atena vs Esparta”.

2 xPoné una caja de cartón en la entrada con un cartel que diga “Dejá acá tu celular para mirarnos a los ojos, conectados con el wifi del corazón”.

3 xHorneá carnes como en el hemisferio Norte sin darte cuenta de que hacen 40 grados, comé hasta reventar, hablá de comida y tapá con comida el sinsentido de la vida. Comé picante como si tuvieras frío. No evites las salsas. Comé con rapidez, ansiedad y glotonería.

4 xEvitá la ventilación. Que el clima sofocante, las hornallas y las conversaciones polémicas hagan un caldo que favorezca la confusión e impida la reflexión, la introspección y la contemplación.

5 xLa comida no es TODO. También hay bebida. Mezclá: blancas, negras, fucsias y amarillas. Si los estómagos aún no gritan, sumale café. La acidez que obtengas tapará la angustia existencial.

#PARA TI - JULIETA OTERO 1 - Estar mejor - 20171215
“Abrí el portarremedios de la abuela y repartí el contenido al grito de: ‘Feliz Navidad, jo, jo, jo’”

6 xSi tomaste, mandá WhatsApp. A tus ex novies, ex amigues, a tus alumnes (la terminación “es” es lo más nuevo para incluir a todos los géneros). Reenviá cadenas, hacé capturas de pantalla de conversaciones y enviáselas al mismo contacto que fue capturado, agregándole el emoji del fantasmita sorprendido.

7 xProponé un brindis y brindá un discurso atravesando todos los temas polémicos que puedas abarcar con la boca llena: política, religión, fútbol e infidelidades del grupo familiar.

8 xDecí algo con doble sentido que se preste a la mala interpretación y al misterio. Al finalizar, revelá un viejo secreto casi sin darte cuenta.

#PARA TI - JULIETA OTERO 2 - Estar mejor - 20171215
Repetí incansablemente los chistes “Felisa me muero”, “Nos vemos el año que viene y si no nos vemos nos ponemos anteojos”.

9 xVos sí podés usar el celular, así que pasate toda la noche subiendo stories de tus parientes comiendo hasta perder seguidores y parientes. Abusá del SuperZoom con música de terror.

10 xRepetí incansablemente los chistes “Felisa me muero”, “Nos vemos el año que viene y si no nos vemos nos ponemos anteojos”.

11 xAbrí el portarremedios de la abuela y repartí el contenido al grito de: “Feliz Navidad, jo, jo, jo”.

12 xCuando lleguen las doce, proponete metas profundas, enormes y casi imposibles de cumplir. Pedile mucho, muchísimo a la vida y amenazala con castigarla si no te las da.

Cuando tus parientes huyan de la que ya se nombra como la peor fiesta de la historia de la humanidad, tirate en el sillón transpirado a padecer las consecuencias de los WhatsApp que enviaste borracha y de las barbaridades que subiste a las redes sociales. Las respuestas llegarán a lo largo de los días junto con la resaca y podrás leerlas mientras volvés a comer los restos que quedaron más de veinte horas sobre la mesa esquivando la cadena de frío.

¡Felices fiestas! Nos vemos el año que viene, y si no nos vemos prendemos la luz.

Por Julieta Otero. @eschuli

LEA MÁS:

#SegúnRoxi: Cómo elegir el mejor traje de baño (y reírte de los rollitos)

#Selfie: Cumplo 40, ya soy una chica grande

Hacé tu propio árbol de Navidad