4 recetas para disfrutar de las pastas en verano

En ensaladas, con salsas livianas o de arroz, son un buen plato para disfrutar también cuando hace calor. Te presentamos cuatro recetas para sumar variedad a tus comidas.

Tallarines de arroz con supremas al limón

Ingredientes (para 4 porciones): 1 limón cortado en tajaditas; 2 supremas sin piel ni huesos; sal y pimenta; 2 cdas. de aceite de oliva; 50 g de manteca; jugo de 1 limón; 2 cdas. de alcaparras; 2 cdas. de perejil y
500 g de fideos de arroz. Preparación: condimentá las supremas con sal y pimienta y dorá de 1 lado en una sartén o plancha a fuego mediano con el aceite de oliva. Dalas vuelta y dorá del otro lado. Volvé a darlas vuelta, agregá las rodajas de limón y 5 cdas. de agua para que el pollo no se seque y se cocinen los limones unos 15 a 25 minutos, dependiendo del tamaño de las supremas. Mientras, derretí la manteca en una sartén hasta que apenas tome color, agregá el jugo de limón, las alcaparras y el perejil y mantené al calor. Herví los fideos en agua con sal según las indicaciones del envase y cuando estén cocidos mezclá con la manteca con alcaparras y serví con media suprema cortada en tajaditas, las rodajas de limón y pimienta recién molida.

#PARA TI - PASTAS DE VERANO - Gourmet - Tallarines de arroz con pollo - AI - 20190125
Cuando estén cocidos los fideos mezclá con la manteca con alcaparras y serví con media suprema cortada en tajaditas.

Tagliatelle con cebollas caramelizadas y yogur

Ingredientes (para 4 porciones): 5 cdas. de aceite de oliva; 3 cebollas cortadas en juliana; sal y pimienta; 3 cdas. de azúcar; 2 cdas. de vinagre; 500 g de tagliatelle (cintas anchas); 1 yogur natural y 1 taza de queso rallado. Preparación: calentá el aceite en una sartén grande. Sumá las cebollas y cociná a fuego de mediano a fuerte, revolviendo de vez en cuando hasta que estén tiernas. Agregá el azúcar, el vinagre y cociná hasta que estén apenas doradas. Reservá al calor. Herví la pasta en abundante agua con sal. Cuando esté cocida al dente escurrí y volvé a colocar en la cacerola. Mezclá el yogur con 1 cucharón del agua de cocción de los tagliatelle y agregá a la pasta. Calentá 1 minuto mezclando con cuidado. Serví con las cebollas caramelizadas y el queso rallado.

Para tener cebollas caramelizadas a mano es ideal hacer tres veces la receta, colocarlas en porciones en bolsitas y congelarlas. Se calientan en el momento de usar.
Para tener cebollas caramelizadas a mano es ideal hacer tres veces la receta, colocarlas en porciones en bolsitas y congelarlas. Se calientan en el momento de usar.

Ensalada de moños y palta

Ingredientes (para 4 porciones): 6 cdas. de aceite de oliva; 2 cdas. de jugo de lima; 1 cdta. de vinagre; 1 diente de ajo picado; 1 cdta. de mostaza; sal y pimienta negra recién molida; 300 g de fideos moñitos cocidos al dente; 1 taza de tomates cherry cortados por la mitad; 1 cebolla morada cortada en juliana; 1 ramo de albahaca y 2 paltas chicas cortadas en cubos. Preparación: para el aderezo mezclá el aceite de oliva con el jugo de lima, el vinagre, el ajo, la mostaza, sal y pimienta. Reservá. Colocá los fideos en un bowl grande, agregá los tomatitos, la cebolla y las hojas de albahaca cortadas en tiritas. Rociá con la mitad del aderezo, mezclá y por último agregá la palta. Mezclá apenas para que la palta no se desarme y serví enseguida con la otra mitad del aderezo.

Podés tener la ensalada lista en la heladera y agregar la palta a último momento para que no se oxide. Esta receta rinde cuatro porciones como entrada, pero se puede servir también en porciones chicas en vasitos de vidrio como parte de un copetín antes de la comida
Podés tener la ensalada lista
en la heladera y agregar la palta a último momento para que no se oxide. Esta receta rinde
cuatro porciones como entrada, pero se puede servir también en porciones chicas en vasitos de vidrio como parte de un copetín antes de la comida

Spaghetti con pesto de espinacas

Ingredientes (para 4 porciones): 400 g de spaghetti y queso rallado para agregar en los platos. Para el pesto:
1 taza de hojas de espinaca; ½ taza de hojas de perejil; ½ taza de hojas de albahaca; ½ taza de queso rallado;
2 dientes de ajo; ½ taza de aceite de oliva; sal y pimienta; 1 cda. de semillas de sésamo y ½ cda. de semillas de girasol. Preparación: prepará primero el pesto: procesá o licuá todos los ingredientes, agregá una o dos cucharadas de agua o más aceite si quedara muy espeso. Reservá en la heladera tapado hasta el momento de servir. Herví la pasta en abundante agua con sal. Cuando esté cocida al dente escurrí y volvé a colocarla en la cacerola con ½ cucharón del agua de cocción y
2 o 3 cucharadas de pesto, mezclá y serví con más
pesto y queso rallado.

Este pesto se puede congelar en porciones chicas para tener siempre a mano. Se coloca en frascos sin llenarlos hasta el tope, se conserva en el freezer y se descongela una hora antes de usar.
Este pesto se puede congelar en porciones chicas para tener siempre a mano. Se coloca en frascos sin llenarlos hasta el tope, se conserva en el freezer y se descongela una hora antes de usar.

Recetas y food styling: MARCELA SORONDO Fotos: AXEL INDIK

SEGUÍ LEYENDO: