Brie Larson, la protagonista de Capitana Marvel: “Mi mayor poder es la curiosidad”

A los 29, y con una catarata de premios obtenidos en dos décadas de carrera –entre ellos un Oscar–, fue elegida para protagonizar Capitana Marvel, que acaba de estrenarse. Feminista comprometida, en exclusiva para GENTE, desde Brasil, celebra movimientos como el de #Niunamenos, cuenta cuáles son los placeres de su vida, y admite: “De chica yo quería ser la Mujer Maravilla”.

# GENTE - APERTURA- NOTA BRIE LARSON 1
Bella, rubia de ojos castaños, 1,70 metro y 58 kilos, la californiana nació el 1º de octubre del ‘89 en Sacramento.

Pregunta de entrada, nomás, Brie Larson (29):

–¿Ni una menos me dices que se llama?

–Sí, es un movimiento feminista que surgió en la Argentina durante 2015, en protesta contra la violencia a la mujer y su peor consecuencia, el femicidio. Pero no brotó por casualidad: lo hizo tras una década en que se visibilizaron y conquistaron diversos derechos en cuestiones de género…

–Estoy agradecida de escuchar que esto pase en tu tierra, igual que en muchas otras partes del mundo. Ya es momento. Yo creo en la igualdad entre los humanos y, como las mujeres y los hombres somos humanos, la igualdad debe ser para todos. Celebro que las personas empiecen a mirar alrededor, para lograr hacer el cambio.

No considero que deba ser un modelo a seguir, pero tampoco puedo salirme de mi camino. Simplemente voy a ser quien soy; al que le interese, genial, al que no, no

–Y aquel que no lo acepte, ¡¿deberá vérselas con la Capitana Marvel?!

–(Risas) Sin llegar a tanto, existen otras maneras. Te menciono una a la que acudí en este viaje a Brasil para promocionarla: salvo por un par de marcas de zapatos, vestí modelos de diseñadores mujeres. En cierta manera, es una ayuda a la causa.

–¿Los trajes que luce en la película también son de una diseñadora?… No vaya a decepcionarnos.

–Pertenecen al equipo de la maravillosa croata Sanja Hays, quien por ejemplo confeccionó ocho trajes con un cuero de terminación azul perlada que les confería brillo al recibir luz. ¿Superé la prueba?

 

# GENTE - APERTURA- NOTA BRIE LARSON 5
Su inminente papel de superheroína, aún antes del estreno del filme, ya consagró a Larson, entre el público femenino, como chica del año 2019.

Quien lo pregunta desafiante dentro del Salón 1 del Hotel Fasano São Paulo, tan diáfano como el mono color lavanda clarito que envuelve a la actriz que pronto se convertirá en una de las mujeres del año, es la californiana Brianne Sidonie Desaulniers… O tan sólo –lo dicho al inicio–Brie Larson:

Quien aunque desde su debut artístico (durante el ‘98) participó en 18 programas de televisión, estrenó 35 filmes, ganó –2015, por La habitación– los premios Oscar, Globo de Oro, Independent Spirit, National Board of Review, de la Academia Británica, del Sindicato de Actores y de la Crítica Cinematográfica, y aunque además viene demostrando sus dotes de guionista, directora, cantante y pianista, en pocos días –y pese a todos los “aunque” que se nos ocurran– será señalada, vitoreada, imitada y evocada popularmente sólo como Capitana Marvel.

–¿Es consciente de que, apenas su producción llegue a los cines, se le va a dificultar salir a la calle?

–Nunca pienso en lo que va a pasar. Bajo la cabeza y avanzo. Me resultaría imposible anticipar cómo reaccionará el público, y más todavía respecto a mí: eso es bizarro… ¿Crees que será para tanto?

 

# GENTE - APERTURA- NOTA BRIE LARSON 4.jpg
Su primera aparición en la tapa de un cómic: Ms. Marvel #1 (enero del ‘77). Y el afiche del filme que acaba de estrenarse, escrito y dirigida por Anna Boden y Ryan Fleck . Capitana Marvel es la primera heroína de la franquicia con su propia cinta.

Capitana Marvel (escrita y dirigida por Anna Boden; 132 minutos de duración) será la primera heroína –justamente– de Marvel con su propia cinta y a la vez el filme número 21 del universo cinematográfico inspirado en la franquicia de comics que construyera Stan Lee.

–Recuerde la reacción femenina de ayer, tras presentarse por primera vez ante el mundo como el cuerpo, la cara y el alma de Capitana Marvel… ¿Tomó coinciencia de lo que aceptaba, cuando firmó convertirse en ella?

–(Observa al cielorraso) Me resulta complicado de comprender y explicar, porque al verme recreándola, siento que soy yo, que es mi cuerpo. No obstante, ésa que soy yo, y ése que es mi cuerpo, de repente disparan unos tremendos rayos y… guau. Claro, me viene a la mente la reacción de ayer en la Comic Con de San Pablo, cuando las mujeres se pararon para halagarme. ¡Admito, me sentí poderosa!

–¿Lo toma como una responsabilidad?

–Sí, lo es. Sin embargo, voy a intentar ser yo misma, lo que significa que cometeré errores y habrá cosas por aprender. No considero que deba ser un modelo a seguir, pero tampoco puedo salirme de mi camino. Simplemente voy a ser quien soy; al que le interese, genial, al que no, no.

 

 

# GENTE - APERTURA- NOTA BRIE LARSON 6
Cuando obtuvo el Oscar a la interpretación, por el filme La habitación (2015), a la par de los conseguidos por Leonardo DiCaprio y Mark Rylance y Alicia Vikander, que recibieron los suyos como actores de reparto.

–Los poderes de la piloto Carol Danvers, que le llegaron tras una modificación genética fruto de la radiación, consisten en volar y contar con una fuerza superhumana y disparos de energía. ¿Qué poderes tiene Brie Larson?

–Mi mayor poder es la curiosidad. Me cuesta aceptar el statu quo de las cosas. Me la paso empujando el balance de mi misma en las situaciones de alrededor. Para el caso, en cada parada del press tour me aseguro de que la habitación que me toque sea lo más diversa posible. Igual con la ropa que uso. Ser Capitana Marvel me permite contar con una plataforma respecto al tipo de conversaciones que pretendo entablar. Es una herramienta inspiradora para caminar el paseo. Porque mi forma de andar la ruta es caminando el paseo.

–¿Cuáles fueron las heroínas de su vida?

–Obviamente mi mamá (Heather, esposa de Sylvain, ambos quiroprácticos), si bien también amo a la pintora Frida Kahlo, a la poeta Emily Dickinson y a la escultora Anne Truitt. Me inspiran a seguir moviéndome un montón de artistas incomprendidas que igual avanzaban de manera honesta hacia aquello en lo que creían. Porque yo empecé a actuar a los siete años, y la mayor parte de mi carrera fui empujada hacia atrás por personas que no entendían lo que buscaba. Siempre tomé el ejemplo de las mujeres que vinieron antes de mí y vivieron similares experiencias. De niña me aferré a ellas.

 

# GENTE - APERTURA- NOTA BRIE LARSON 3
En la Comic Con de San Pablo, cuando se presentó al mundo como la protagonista de la película. Al día siguiente la entrevistó GENTE.

–Y de chica, ¿cómo se llevaba con la Mujer Maravilla, de Detective Comics, competencia de Marvel Comics, ambas inventoras de los superhéroes?

–Leí los comics de la Mujer Maravilla cuando crecía. Había poquitos protagonizados por mujeres durante mi infancia. Así que fue como mi icono para mí ¡¡porque ella estaba salvando al mundo, y volaba en su avión invisible!! Yo pensaba: “Es lo que quiero hacer. Deseo ser esa chica”.

–Y ahora cuando completa la tarjeta de migraciones en los aeropuertos, ¿escribe “heroína”?

–No, pongo “artista”.

Amo ver películas, leer, escuchar discos y cantar bajo la ducha. Sólo te faltaría incluir mi pasión por los videojuegos. Y que comencé bordado: me encantan las manualidades, trabajar con mis manos, y sin disparar rayos (carcajada)

–Una artista que, dentro de su casa, ¿qué suele disfrutar? ¿Ver una película, leer un libro, escuchar discos o simplemente cantar bajo la ducha?

–¿Tú no vives en mi hogar, cierto? Porque son exactamente todas las cosas que hago. Amo ver películas, leer, escuchar discos y cantar bajo la ducha. Sólo te faltaría incluir mi pasión por los videojuegos. Y que comencé bordado: me encantan las manualidades, trabajar con mis manos, y sin disparar rayos (carcajada).

# GENTE - NOTA BRIE LARSON 2.jpg
Producida por Marvel Studios y distribuida por Walt Disney Studios Motion Pictures, Capitana Marvel transcurre en los Noventa. “Justo la época de mi niñez, de mi crianza”, según palabras de Brie.

–A propósito –y soñando con robarle medio spoiler de Vengadores: Endgame, que se estrenará después de Capitana Marvel–, ¿les echará una mano a los Avengers y amigos en su enfrentamiento ante Thanos, quien parece acabar nomás con parte del Universo?… No puedo volver a casa sin una respuesta para mis hijas Ema, de 12 años, y Lola, de 16.

–Sí, noté que al final de Infinity War (en el ‘18) el jefe, Nick Fury, antes de desintegrarse, le mandó a Capitana Marvel un mensaje…

–¿Lo recibió?

–Parece que se encuentran en problemas…

–¿Entonces?

–Bueno, coméntales a tus hijas que cuando a Capitana Marvel le piden ayuda (suspira)…

–¿Qué?

–Suele ayudar.

Agradecemos a Agustín Newell, Isabella García y Agustina Benvenuto, de Disney Argentina, y el trabajo de la traductora Lola Ibáñez Ocampo.

Por Leonardo Ibáñez
Fotos: Maarten De Boer (Getty), Gentileza Disney y Leonardo Ibáñez

Agradecemos a Agustín Newell, Isabella García y Agustina Benvenuto, de Disney Argentina, y el trabajo de la traductora Lola Ibáñez Ocampo

 

SEGUÍ LEYENDO:

Y al fin habló Brie Larson, la superheroína más esperada de Marvel: “Todo esto lo hice por ustedes…”

Comic Con de San Pablo: el mundo donde los fanáticos quisieran quedarse a vivir

Comic Con San Pablo 2018: las estrellas de Hollywood en portugués

 

En el Día Internacional de la Mujer, somos  todas “más que amigas”: sororidad

Durante siglos intentaron convencernos de que la “verdadera amistad” no era cosa de mujeres. Pero la consagración de la palabra sororidad reivindica lo que siempre supimos: juntas somos poderosas… invencibles.

Según la consultora Babel, una de las palabras más utilizadas en Argentina durante 2018 fue sororidad. Pero no solo eso, porque también nosotras hemos comenzado a escucharla, a leerla, a verla –convertida en cartel y en pancarta– en cada una de las marchas en las que nos encontramos este año en las calles.

También hay que decirlo: sororidad, esa palabra que suena extraña sólo la primera vez que la escuchás porque es difícil conectarla con otra que no sea “monja” dice en solo nueve letras un universo completo.

Girl power. Vector seamless pattern with women faces. Design element.
Sororidad es más que amistad y empatía. Es una conciencia de género que implica compromiso.

¿Qué es eso que te impulsa a saltar como un resorte de tu asiento apenas sube una embarazada al subte mientras otros entran en estado de catalepsia, roncan o clavan la vista en el celular? Pues la sororidad. ¿Qué te impulsa a vos -solterísima y nulípara- a aceptar hacer enroque de turnos con tu compañera recién separada y con dos chicos a cargo para que ella pueda ir a ver a su hija bailar en la fiesta de fin de año de jardín? La sororidad, desde ya. Pero si hasta ahora todo eso puede confundirse con amistad o con mera empatía, aquí va otro caso que quizá aclare la cosa un poco más.

Es así: una chica va a bailar y no vuelve a su casa. No regresa. Durante horas, el caso paraliza al país y todos miramos y volvemos a mirar la foto de esa chica que falta, hasta aprendernos su cara de memoria. El nombre no importa, porque esa chica ausente se ha llamado de mil y una maneras: Micaela, Sol, Luz, Fernanda, Lucía, Araceli, Andrea. Y eso que sentiste cuando la chica apareció muerta, violada, empalada o salva, pero no sana, llevando en el alma las marcas de la atrocidad vivida –sí, eso, esa mezcla de rabia, estupor, ganas de llorar y abrazarte con otra, y de “hacer algo”– eso, precisamente eso es la sororidad. No el sentimiento, sino su causa, lo que lo provoca.

UNA PARA TODAS. La sororidad es el lazo invisible –y hasta a veces inimaginable, porque enlaza a mujeres, chicas y señoras con las más diversas maneras de pensar, sentir y vivir– que une a todas esas que nos sentimos partes de algo común y más grande. Una hermandad solo de hermanas que engarza a todas esas que nos hemos vuelto familia atravesando experiencias en común. ¿La maternidad? Sí, puede ser. Pero no solo eso, o ni siquiera eso. La experiencia de la sororidad no pide que hayas parido, ni siquiera que planees tener hijos. Para ser “sorora” hay que verse (y saberse) en la otra. Saber que eso que le pasa a una le pasa (o le puede pasar) a todas.

¿Y por qué sororidad y no fraternidad? Por eso mismo: porque son dos cosas bien diferentes. Y ahora viene la parte lingüística, que es la más aburrida, pero también la más esclarecedora. Porque sororidad viene del latín soror (hermana), la contraparte de frater (hermano). ¿Es la sororidad entonces una “fraternidad entre mujeres”? Claramente no, es otra cosa. Y por eso demanda una voz propia. Fue el escritor  Miguel de Unamuno quien utilizó el término en 1925 en su novela La tía Tula, pero quien también hablando –justamente– de esa palabra que no existía aseveró: “No es lo mismo, ni mucho menos, lo paternal y lo maternal, ni la paternidad y la maternidad”, y por tanto “es extraño que junto a ‘fraternal’ y ‘fraternidad’, de frater, hermano, no tengamos ‘sororal’ y ‘sororidad’, de soror, hermana”.

Women Female Feminism Lady Madam Friends Concept
Women Female Feminism Lady Madam Friends Concept

¿Y DÓNDE ESTÁN LAS MUJERES? A lo largo de la historia cualquier cosa que oliera a aporte femenino ha sido sistemáticamente borrada. Hace algunos meses, desde la plataforma Wikipedia las “contenidistas” llamaban la atención sobre la escasez de biografías de mujeres científicas en ese espacio. “Hasta hace muy poco, Maire Curie aparecía como ´esposa de Pierre Curie´ y no como ganadora de dos premios Nobel”, ilustraban.

La historia del descubrimiento del ADN es otro caso conocido de “ninguneo” científico: James Watson y Francis Crick se llevaron el Nobel y la gloria por ese descubrimiento, pero la investigadora Rosalind Franklin, que trabajó con ellos y cuya foto permitió develar la doble hélice del ADN (la famosa foto 51), fue ignorada no solo por ellos, sino también por la academia. La historia de la ciencia, del arte, la historia misma está tachonada de estos episodios en los que las mujeres son corridas violentamente detrás de los cortinados.

Sin embargo, no fueron esas, sino otra clase de violencias las que pusieron a las mujeres en acción, primero peleando por sus derechos civiles (el voto, entre ellos) y luego por sus derechos sexuales y reproductivos.

Las “unas”, las grandes líderes feministas que marcaron el rumbo  (no importa si Rosa Luxemburgo, Alexandra Kollantai, Alicia Moreau de Justo, Simone de Beauvoire y tantas más) lucharon alguna vez por los derechos de todas, incluso los de esas que no se sentían “representadas” por sus discursos, pero que igual terminaron disfrutando de los beneficios de cosas tales como la licencia por maternidad, el acceso a la educación superior o el acceso a la anticoncepción. En el tiempo de las “unas”, cuando la lucha por los derechos de las mujeres tenía más de epopeya personal que de expresión colectiva, semejante disidencia se pagaba  y caro. Pero la sororidad nunca es por una y siempre es por todas. Y ahí están movimientos como el #MeToo (A mí también) para demostrarlo.

TODAS PARA UNA. En junio de 2015, el femicidio de Chiara Paéz (una embarazada de 14 años asesinada por su novio y su familia) marcó algo parecido a un límite. Y gracias a la gestión de un grupo muy pequeño de periodistas argentinas fue que ese sentimiento generalizado de furia, ante la matanza primero y ante la impunidad después, fue que el 3 de junio de ese año las calles y plazas de toda la Argentina se cubrieron de mujeres. Muchas fuimos con hijos, hijas, amigas, novios, maridos y hasta padres. Y esa fue la primera vez que muchos tomaron nota de lo obvio: que lo que nos pasa a las mujeres no es un “problema de mujeres”, sino un problema social grave que termina con una de nosotras cada 30 horas.

Para ese entonces, la sororidad ya estaba en el aire y la seguridad de que en cada nueva muerta nos matan un poco a todas comenzaba a ser movimiento, bandera y ejercicio concreto. Y eso es lo bueno: ver cómo la palabra se convierte en acción, en soluciones y en cambios concretos.

A partir de la sanción de la Ley Micaela (así llamada en honor a Micaela García, asesinada en Entre Ríos) quienes formen parte del Estado Nacional en cualquiera de los tres poderes deberán capacitarse en perspectiva de género. Para entender que en todo esto que pasa y nos pasa no hay casualidad sino causalidad. Que la violencia se transmite en palabras, sí, pero también en ausencia de ellas. Que si el asesinato de una mujer por sexismo se llama “homicidio” y no “femicidio”, hay una muerta menos.

Y una violencia más. Que si el abuso sexual y la muerte de una menor de edad a manos de adultos que le dieron drogas, tuvieron sexo con ella y la descartaron (ya muerta) en una sala de salud queda impune, es la justicia la que decide que cosas como éstas sigan pasando. De todo eso y muchas otras cosas invisibles habla la sororidad.

Y por eso su canto, y su baile, y ese coro que se baila y se canta en cada marcha: Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven. Abajo el patriarcado, se va a caer, se ve a caer. Arriba el feminismo que va a vencer, que va a vencer”. Hasta entonces, a seguir juntas. Y más sororas que nunca.

texto. QUENA STRAUSS. fotos. 123rf

SEGUÍ LEYENDO:

Así se teje la bandera feminista más grande del mundo

Paula Reca: “Me cuesta entender a las que se dicen feministas y están en el programa de Tinelli”

Actriz, cantante y guionista, Paula es una mujer valiente y decidida que no les teme a los desafíos. Precisamente por ello, acaba de formar su propia productora –en sociedad con Maxi Reca, su hermano– y está a punto de estrenar su primera película.

#PARA TI - PAULA RECA 1 - News - MV - 20190118
Paula Reca está a punto de estrenar su primera película, “Tampoco tan grandes”

Paula Reca (32) asegura que no hay nada más lindo que haber nacido en el seno de una familia numerosa. “Nosotros somos seis hermanos y te aseguro que tengo los mejores recuerdos de mi infancia en Luján. Jugábamos, nos divertíamos y fuimos criados por dos padres geniales que nos estimularon a crecer en libertad y desarrollar a pleno nuestra faceta artística”, explica la actriz y ahora también guionista de la película Tampoco tan grandes que se estrena el 14 de febrero.

Paula participó de importantes comedias musicales como La novicia rebelde y Mamma mía, pero tal vez su personaje más recordado sea Luna Vorg, la chica que enamoró a Thiago Bedoya Agüero (interpretado por Peter Lanzani) en la última temporada de Casi ángeles.

Y fue precisamente en esa tira –una de las más exitosas de la televisión argentina: se emitió en 57 países y su versión literaria se convirtió en best seller a pocos días de salir a la venta– que Paula tuvo oportunidad de compartir las grabaciones con sus hermanos: Maxi y Sofía Reca (N. de la R.: actriz y esposa de Tomás Yankelevich). “Amé trabajar con ellos porque, como te decía antes, somos una familia súper unida que disfruta de estar junta”, asegura.

 En Tampoco tan grandes –que se estrena el 14/2– es protagonista
En “Tampoco tan grandes” –que se estrena el 14/2– es protagonista

—Y para consolidar la unión fraternal armaste la productora Ayar con tu hermano Maxi y juntos filmaron la película Tampoco tan grandes

—Sí, tal cual. La verdad es que con Maxi tenemos algunos adjetivos en cómun: los dos somos soñadores, trabajadores y ambiciosos. Siempre estamos pensando historias, compartiendo ideas y un día nos sentamos a escribir ese guion –que se convirtió en el primer proyecto de Ayar, nuestra productora–, y cuando el INCAA nos dio el subsidio, filmamos con un presupuesto mínimo, pero con mucha garra. Tuvimos la oportunidad de presentarla en el Festival de Cine de Mar del Plata y fue muy bien recibida por el público. Ahora nos invitaron al Festival de Santa Bárbara, en Los Ángeles, y el Día de los enamorados se estrena en todo el país… ¡estoy súper emocionada!

#PARA TI - PAULA RECA 6 - News - MV - 20190118
Paula Reca trabajó en “Casi ángeles” y actualmente está muy abocada al cine y al teatro

—¿Te gustaría volver a trabajar con Sofía también?

—¡Obvio! A Sofía la adoro y la admiro. Ella es la mayor de los hermanos y funciona como una mamá: es la encargada de armar las juntadas familiares, cocina y organiza todo para que estemos cómodos y nunca falte nada. En Navidad, por ejemplo, compra regalos para cada uno… ¡es una genia! Yo soy súper colgada, llega el 24 y sé que nos reunimos a cenar porque es Nochebuena, pero olvidate que caiga con un paquete (N. de la R.: se ríe) o cocine algo.

—Nadie espera ansioso tu vitel toné.

—¡Para nada! Soy un cero en la cocina y todos lo saben. Podría vivir a ensaladas y arroz con atún porque la comida me da igual.
—¿Harías una tira como Casi ángeles otra vez? (N. de la R.: Piensa unos segundos en silencio).

—Ahora no. Pero no porque reniegue de ese programa, ¿eh? Fui muy feliz en Casi ángeles y Aliados. No pasa por ahí. El tema es que hoy estoy muy abocada al cine y al teatro y me gustaría seguir por ese camino. También ocurre que viajo mucho a Los Ángeles porque me gustaría producir algunos proyectos allí y todo eso es medio incompatible con la vida que llevás cuando formás parte del elenco de una tira en la que, sí o sí, se graba de 8 de la mañana a 8 de la noche.

#PARA TI - PAULA RECA 3 - News - MV - 20190118

—¿Tenés un buen recuerdo de Cris Morena?

—El mejor. A Cris la banco en todo porque es un ejemplo de esfuerzo, de convicción, de dedicación y amor por su trabajo. Me hubiera encantado participar del homenaje que le hicieron a Romina Yan en el mes de septiembre, pero no pude porque estaba en Los Ángeles.

—¿Alguna vez sufriste acoso en un casting o viviste una situación de maltrato por parte de algún actor con el que trabajaste?

—No, jamás. Lo único incómodo que me pasó en televisión fue encontrar una escena en Casi ángeles en la que pretendían que entrara al baño y me sacara la ropa. Cuando llegó el momento de grabarla, le dije al director: “Yo no me voy a sacar la ropa”. Medio que se generó una situación y vino la productora ejecutiva al piso para tratar de convencerme, pero no lo logró. Así que me dieron una bata y filmé así.
—¿No harías un desnudo en televisión?

—No lo haría para darle rating a Telefe. Si mañana recibiera un guion de Pedro Almódovar con un desnudo, lo charlamos.

—¿Y de un programa como Showmatch, en el que tendrías que salir con poca ropa, participarías?

—Ni loca. Porque además no entiendo: ¿solo las mujeres aparecen medio desnudas en el Bailando? ¿Los hombres bailan tapados hasta el cuello y les parece normal? A mí me cuesta entender a las que se dicen feministas y están en el programa de Marcelo Tinelli, te juro.
—¿Vos sos feminista?

—Sí, claro. ¡Por eso, justamente, no voy al Bailando! El feminismo es por definición creer en la igualdad entre el hombre y la mujer, y apoyar esa causa. ¿Cómo no estar de acuerdo con eso? Creer que el feminismo es el odio a los hombres es de una ignorancia suprema. Y estoy súper contenta y orgullosa de las mujeres que hoy se animan a hablar y a denunciar a quienes las maltratron y abusaron de ellas. Ninguna mujer debe callar.
—¿Estás en pareja?

—No, estoy sola.
—¿Tenés ganas de enamorarte?

—Sí, claro. ¡No hay nada más lindo que estar enamorada! El tema es que yo no me relaciono livianamente con el otro y eso hace que me cueste mucho estar con alguien que no me cierre. Necesito que, mientras dure el romance, sea intenso y verdadero.
—¿Nunca un touch and go en tu vida?

—Nooo… ¡me muero! No es para mí. Tampoco las citas a ciegas. ¡Enloquezco de sólo pensarlo! (Se ríe) A veces mis amigos quieren presentarme a alguien y yo les elimino el plan en un segundo. Prefiero que el encuentro suceda de una forma más natural y relajada.

FAVORITOS
x VACACIONES IDEALES: cualquiera que transcurra en una casa en la playa, con toda mi familia. xSI PUDIERAS HACERTE INVISIBLE ESPIARÍAS A: Julio Cortázar. xUN LIBRO INOLVIDABLE: Lo bello y lo triste de Yasunari Kawabata. xSI TUVIERA UNA VARITA MÁGICA: produciría muchas obras de teatro. xUNA ACTRIZ ARGENTINA: admiro a Erica Rivas. xME SACARÍA UNA SELFIE CON: David Lynch, sin duda.

Maquilló: Marisol Delgado para Kabuki Make up School. Peinó: Roho con productos Parlux y Termix. Agradecemos a: Panorama por la ropa y los accesorios y a To-ma-te por la locación.

textos JULIANA FERRINI producción MARITÉ RIZZO fotos MAXI VERNAZZA

 

Perspectiva de género: el derecho de nuestro lado

Hoy, la perspectiva de género está atravesando todos los ámbitos de la sociedad y a su vez, se está dando un nuevo fenómeno: la relevancia del derecho femenino. ¿En qué consiste y cómo nos ayuda esta nueva concepción?

#PARATI-DERECHO-FEMENINO

Hasta hace poco, la relación género-derecho sólo era parte de debate en organizaciones feministas, ONG y asociaciones de mujeres. La escalada de denuncias de acoso y el efecto dominó que provocó en especial la de Thelma Fardín instaló el tema en la sociedad.

“Utilizar el enfoque de género como herramienta de análisis del fenómeno jurídico permite comprender que las leyes no son neutrales y por lo tanto no tienen iguales efectos en hombres y mujeres, pues la historia nos ha demostrado que sólo formalmente somos iguales ante la ley”, señala la abogada panameña Nischma Villarreal Chávez.

El ámbito de la Justicia Penal también necesitaría revisarse: es uno de los fueros más desiguales. El 80 % de los jueces designados son hombres. En la Corte Suprema hay sólo una mujer y sólo uno de los doce juzgados de Comodoro Py está a cargo de una figura femenina. También son minoría en las instancias revisoras.

“El Poder Judicial es muy arcaico, vertical, está esa idea de la figura del juez arriba y abajo los súbditos. Es un ambiente donde ha habido millones de casos de acoso”, dice la prosecretaria de un Tribunal Oral en lo Criminal, Constanza (no quiso dar su apellido).

Y agrega: “Hay machismo, como lo hay en toda nuestra sociedad. Muchas veces, los jueces lo tienen innato y les cuesta entender a la víctima a la hora de fallar. No obstante, en los últimos años se estuvo logrando un cambio de mirada y se está modernizando”.

Kathrin Ecke, la abogada de GROW, consultora especializada en género para organizaciones, agrega: “La Ley Micaela va a dar una idea más pareja sobre cómo tratar ciertos temas y sería fundamental que esto pasara en otros ámbitos privados. Que se hicieran códigos de conducta y protocolos sobre cómo acompañar a las víctimas evitaría muchísimas de estas situaciones”.

ALGO ESTÁ CAMBIANDO. De a poco, situaciones que antes estaban naturalizadas están dejando de serlo. Los movimientos sociales de las mujeres presionaron para que, desde el Estado, las leyes acompañen estos cambios. Cruzarnos de vereda porque cuatro hombres nos acechaban de lejos, prestos para decirnos alguna guarangada, era algo que no nos cuestionábamos.

Pero en 2017 se promulgó la Ley de Acoso Sexual en espacios públicos en la Ciudad de Buenos Aires y nos advirtió que aquello era acoso callejero. Hoy tiene una pena económica que va desde $ 200 a $ 1.000 y diez días de trabajo comunitario, dependiendo de la gravedad del hecho.

“Apunta a la prevención de acoso verbal o físico, el hostigamiento y el maltrato, que impiden el libre tránsito”, explican las abogadas Melisa Sol García y Melina María Sol González, fundadoras de la Asociación Civil de Abogadas Feministas (ABOFEM) Argentina.

Somos un país que tiene una normativa sumamente avanzada y rica, pero que falla en la parte práctica. Muchas veces, la interpretación de esa ley merece un nuevo paradigma social”, agregan las profesionales de ABOFEM.

Desde 2009, por ejemplo, está vigente la Ley de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos donde desarrollan sus relaciones interpersonales, que se desprende de tratados internacionales de derechos humanos.

Plantea que la mujer tiene derecho a una vida sin violencia ni discriminación y postula que deben existir políticas públicas en las que no haya diferencias entre los géneros. Dentro de esta ley, hay un artículo sobre violencia laboral: la elección de los puestos a la hora de seleccionar un empleado o la diferencia salarial entre ambos géneros pueden ser denunciados por la mujer como violencia laboral.

El término “femicidio” se incorporó en 2012 y se sustituyó por el anteriormente usado “crimen pasional” en el inciso 11 y 12 del artículo 80 del Código Penal.

Esta palabra cambió el paradigma porque cataloga el crimen teniendo en cuenta la perspectiva de género, ya que “se refiere al delito registrado por un hombre mediante violencia de género”.

La Ley de Protección Integral está comunmente asociada a la violencia física. “Pero este es el último paso”, sostiene Sol García. “Esta ley enmarca un montón de otros ciclos de violencia, como la económica o la psicológica, que muchas veces son los pasos previos hasta llegar a la violencia física como parte final de ese ciclo”. Y concluye: “Hoy se están empezando a conocer esas acciones que están en el medio y muchas veces se naturalizaban”.

Los avances son lentos, pero contundentes, y vienen de la mano del empoderamiento femenino. La sociedad toda está cambiando y marcando un hito en la historia de la humanidad.

Texto: Candela Urta  (curta@atlantida.com.ar) Foto: Latinstock

SEGUÍ LEYENDO:
“Me puedo programar”: de qué se trata el PNL para lograr las metas en 2019

Julieta Zylberberg: “Cuando veo cómo mi hijo piensa el mundo, sé que el futuro va a estar bien”

Es una de las grandes actrices del momento, protagonista de dos filmes: la comedia All inclusive (en cartel) y el drama Aire (que se estrenará el 1° de noviembre). Soltera –desde hace año y medio– y madre de Luis Ernesto (5) –de su relación con Esteban Lamothe– cuenta cuánto disfruta de la maternidad y se entusiasma con el movimiento feminista impulsado por las nuevas generaciones.

#GENTE-HJULIETA-ZYLBERBERG-0016-FAU---20181016
Foto: Fabián Uset / GENTE.

Una mujer en pareja, sin hijos, subida al vértigo de estos tiempos, llegando a un punto de inflexión casi sin saberlo… Una madre que prácticamente vive para su hijo –que padece el Síndrome de Asperger–, en una quijotesca búsqueda para protegerlo… Comedia y drama. Reflexión y acción. Y la versatilidad de Julieta Zylberberg (35) para encajar en uno y otro rol, en una prueba más de su talento.

Ya está en los cines All inclusive, una divertidísima película dirigida por Diego y Pablo Levy, en la que Julieta se reencuentra con Alan Sabbagh (ya habían estado juntos en El rey del Once).

El resultado es hilarante, gracias a la química que desarrollan y a los aportes de todo el elenco (especialmente Mike Amigorena, convertido en un pícaro brasileño que recibe a la pareja en las playas de Trancoso). “Fue como un viaje de egresados, porque somos todos amigos. ¡Mejor rodaje, imposible!”, recuerda ella con enorme sonrisa.

Al mismo tiempo, el 1º de noviembre se estrenará Aire, una propuesta diferente a aquélla, en la que Zylberberg aparece prácticamente en cada escena y se luce en una historia pequeña y a la vez gigante.

En ambas, el tema de la maternidad se impone con fuerza, de una u otra forma. Es el oficio que Julieta no deja de aprender día a día junto a Luis Ernesto (5), fruto de su relación con Esteban Lamothe. Separada del actor hace casi un año y medio (“mantenemos una súper buena relación”), asegura estar “soltera” y, afortunadamente, con mucho trabajo.

#GENTE - JULIETA ZYLBERBERG 002- 111018
Julieta y su hijo Luis Ernesto (5), fruto de su relación con Esteban Lamothe, de quien se separó hace año y medio.

–Filmaron All inclusive en Trancoso, uno de los lugares más lindos de Brasil.

–¡Un delirio! Imaginate… Doce días en ese paraíso. Además de actorazos, todos grandes amigos. Ojalá que toda esa buena onda se note en la película.

–El filme, más allá del humor, toca fibras sensibles de las relaciones de pareja.

–Ahora hay una cosa más postergada de los hijos, de la familia en general, porque la época así lo demanda. Por esa cuestión de la búsqueda personal.

#GENTE---JULIETA-ZYLBERBERG-001--111018
Julieta en una de las escenas de Aire, filme de Arturo Castro Godoy, a estrenarse el próximo 1º de noviembre.

–Y aparece el tema de la maternidad. Vos ya tenés un hijo, pero quizás algunas amigas de tu edad todavía no.

–Claro. Y otras ni piensan en eso… Yo siempre, desde chica, tenía muchas ganas de ser madre. Está buenísimo que sea una elección según cada una. De cada pareja, te diría. Ni siquiera personal: se arma con el otro. Cuáles son las reglas, los deseos…

#GENTE-HJULIETA-ZYLBERBERG-0033-FAU---20181016
Foto: Fabián Uset / GENTE.

–¿Cómo te encontrás a los 35?
–Es una buena edad. La disfruto.

–Desde lo laboral te permite haber recorrido un largo camino y, a la vez, tener mucho por delante.

–Sí, obvio. Sé que tengo para crecer. Es una suerte que me convoquen para hacer papeles muy distintos. Eso me permite un entrenamiento y un pensar todo el tiempo cómo encarar las cosas. Nunca la tengo de taquito. Es, además, una profesión íntimamente ligada a la edad y al momento de cada uno.

–Por los roles que desempeñás en cada etapa de la vida...

–Sí, y está buenísimo. Es hermoso. Siempre tu trabajo va a ser distinto, porque vas cumpliendo años. Los papeles se van amoldando a tu momento.

–¿La profesión te ocupa mucho de tu día a día?

–Sí, sí… Pero me siento bien. Lo que sí me quemaría sería trabajar en dos lugares a la vez, como cine y TV o teatro. Lo hice muy poco, antes de ser madre, y ahora me parece imposible. Porque me gusta dedicarle tiempo a mi hijo.

–¿En qué etapa está Luis Ernesto?

–Es lo más lindo de la vida. Me encanta. Lo disfruto. Está en una edad increíble. Compartimos cada vez más cosas.

–¿Qué te sorprende de él?

–Que está muy grande, que es muy sensible. El otro día fui al jardín a llevarlo y la maestra me llamó aparte. “Te quiero decir que tu hijo es… buena gente”. Ja, ja, así me dijo… ¡y me mató! Es que es re bueno…

–Sé que no le presta demasiada atención al hecho de que seas actriz.

–Cero. El otro día estaba con la tablet y me dice: “¡Mamá, estás en la publicidad!”. Estaban pasando el trailer de All inclusive. “¡Sos la mejor!”. Ja ja. Pero no le interesa nada.

–Quizá te sale deportista.

–No, cero. Es muy inteligente, medio filósofo… Le encanta la música, eso sí. No me lo imagino actor.

–Tu último cumpleaños, en marzo, lo festejaste en Santa Fe mientras filmabas Aire.

–Sí. Me llevé a Luis. Soplamos la velita allá. Me encanta celebrar mi cumpleaños y esta vez me tocó estar trabajando. La pasé re bien.

–¿Cómo vivís esta nueva etapa de la mujer y sus reivindicaciones?

–Estoy maravillada. Me parece buenísimo. Es un movimiento histórico que va a traer un cambio de paradigma, y ya se está sintiendo. No sé si en todos los círculos, porque estoy segura de que en otros lugares no se movió ni un centímetro, pero lo noto mucho en el ambiente.

–¿En qué cosas?

–Siento que está todo más cuidadoso, que nadie se anima a decir cualquier burrada, como pasaba… cinco años atrás. Es impresionante. Ves las tapas de las revistas, las cosas que se decían…

–Imagino que te decepcionó que no se haya promulgado la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

–Muchísimo. Me vi todo el debate en el Congreso, entero. Al escuchar a algunos representantes sentí vergüenza. Me pareció un papelón. ¡Los discursos que daban en contra! Papelón. Estando esa gente ahí era muy difícil que la ley saliera en este momento… Pero ya va a salir. Había tres millones de personas en la plaza. Es inminente, porque tiene que ver con la evolución social.

–No te quiero preguntar de política en el sentido partidario, pero sé que sos una persona comprometida y entiendo que te duele la actualidad del país.
–En general no es que me proclamo, pero siento que ahora nadie puede no estar involucrado, porque está todo muy grave, en emergencia… Entonces no es partidario, es que está todo mal… Estamos corriendo peligro. Siento temor. Es muy tangible, hay mucha gente sin trabajo… Lo que me da esperanzas es que hay una juventud espectacular, mucho más que cuando yo era adolescente. Son el futuro. Y va a estar bien. Escucho a mi hijo de cinco años cómo piensa el mundo, de una manera tan copada, y es rechiquito, y ya habla de las cosas de género, por ejemplo… Sí, va a estar bien.

Por Eduardo Bejuk.
Fotos: Fabián Uset.

 

 

Romina Gaetani, habla por primera vez sobre cómo enfrentó a Juan Darthés: “Le dije que siempre voy a estar del lado de la mujer”

Desde que arrancó la novela Simona, la actriz -pareja en la ficción de Darthés- acepta hablar sobre las denuncias contra el actor. También confiesa haber vivido situaciones de acoso, cuenta cómo entrenar en el feminismo a su pareja rockera y asegura que la música la ayudó a salir de una crisis personal.

#PARA TI - ROMINA GAETANI 5 - APERTURA - news - AG - 20180316
La actriz Romina Gaetani es la pareja en la ficción Simona de Juan Darthés. Por primera vez hace su descargo sobre las denuncias hacia el actor. (Revista Para Ti / fotos ARIEL GUTRAICH)

Se la ve tranquila, relajada y muy feliz a Romina Gaetani (40), sentada en el jardín de un bar del barrio de Belgrano. Lleva el pelo suelto, un vestido blanco largo de broderie y la cara lavada como si recién hubiera despertado de una siesta plácida y profunda. Sin embargo, asegura que su estado interno es otro: “Estoy muy movilizada desde el jueves pasado. Fui a la marcha del 8M y siento, hasta el día de hoy, el cuerpo en vibración. Es muy fuerte lo que pasó”.

-¿Fuiste sola a la marcha?

-Fui con Valentina Cooke, una amiga que es cantante, rapera, feminista y una referente para mí. Es la primera vez que voy a una marcha en mi vida… Tenía muchas ganas de estar ahí. Es conmovedor ver hoy a las mujeres unidas y sin miedo a denunciar los acosos y maltratos que recibieron en su vida.

-¿Sufriste experiencias así?

– Sí. Y no una vez, muchas. Pero no hace falta que dé nombres ni cuente detalles, creo que no es necesario. Voy a citar a Julieta Díaz, quien, cuando la consultaron sobre el caso de Juan (Darthés) y Calu (Rivero), dijo: “Más allá de la experiencia personal y de los protagonistas de este caso, lo importante es que jamás se subestime ni minimice el dolor y la denuncia de la víctima”. Coincido ciento por ciento con ella.

Creo que lo primero que hay que entender es que, cuando estamos con un psicópata, un maltratador, el tipo hace un trabajo fino, lento, va de a poco

#PARA TI - ROMINA GAETANI 1 - news - AG - 20180316
Gaetani  participó con su amiga de la marcha 8M (Revista Para Ti / fotos ARIEL GUTRAICH)

-¿Alguna vez tuviste que dejar un trabajo por sentirte acosada?

-No, eso no. Pude sortear el obstáculo. ¿Pero sabés qué? El dolor igual está, el golpe te lo dieron. Ya te lastimaron, aunque puedas seguir adelante y continúes trabajando. Creo que lo primero que hay que entender es que, cuando estamos con un psicópata, un maltratador, el tipo hace un trabajo fino, lento, va de a poco: no llega el primer día de grabación y te manosea. ¡No es así! A lo mejor comienza con un pequeño gesto, hasta sutil, después un comentario desubicado que te hace cinco segundos antes de que el director diga “acción” y te deja en shock y dudando: “¿Entendí bien?”, “¿Me quiso decir lo que estoy pensando?”. Es un segundo y no todas tenemos la capacidad de reaccionar tan rápido, de pegarle un cachetazo.

-¿Y qué pasa en el elenco de Simona hoy frente a las denuncias que enfrenta Juan Darthés (53)? ¿Se habla del tema o intentan mantenerse al margen?

Es imposible mantenerse al margen y sería muy hipócrita hacerlo. Es un tema del que se está hablando en todos lados. Uno no puede ser indiferente.

#PARA TI - ROMINA GAETANI - news - en la novela Simona - GENTILEZA CANAL 13 - 20180316
Romina y Juan Darthés comparten elenco y son pareja en la novela juvenil Simona

-¿Con Juan Darthés te sentaste a hablar en algún momento?

-Sí, lo hice después de buscar en Internet todo sobre el caso y mirar las entrevistas que dio Calu (30) en estos días. Sentí la necesidad como compañera de trabajo de que él supiera lo que me pasaba, lo movilizada que me tenía este tema y él me escuchó. Nunca le pedí una explicación, pero me pareció bien que supiera cuál es mi postura: yo siempre voy a estar del lado de la mujer. Quería que lo supiera por mí y no que se enterara cuando saliera publicada esta nota. Es más, yo no venía dando entrevistas, por eso cuando acepté charlar con vos se lo comuniqué a él y le adelanté lo que iba a decir. Antes de hacer este reportaje leí todas las acusaciones, escuché el testimonio de colegas que respeto, hablé con Raquel (Flotta, mánager de Romina), con mi mamá, y cuando sentí que tenía una posición tomada, me reuní con vos.

-¿Nadie te dijo “Romina, no hables, es mejor mantenerse alejada de este tema”?

-Sí, siempre hay alguien que te dice eso. Pero somos mayoría las que elegimos hablar.

#PARA TI - ROMINA GAETANI 4 - news - AG - 20180316
Gaetani habla por primera vez (Revista Para Ti / fotos ARIEL GUTRAICH)

-¿Con Calu Rivero hablaste?

-No, no la conozco y nunca hablamos, pero me gusta ella, su mundo, siento que es una mujer con mucho brillo. Recuerdo haber escuchado una nota que le hicieron hace unos años en algún programa y me llamó la atención. Pensé: “Qué mundo mágico tiene esta chica”. La sigo en Instagram y hace unos días subió una imagen hermosa y puso una frase de Sartre: “Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros”, y le puse “Gracias”. Me pareció muy conmovedor y sentí la necesidad de hacerlo. Te aclaro que todo esto también se lo blanqueé a Juan.

-¿Tu marido (Oscar Righi, 57, guitarrista, compositor y productor musical) apoyó tu decisión de salir a hablar? 

-Sí, le conté que iba a dar esta nota y me dijo: “Vos sos fuerte, hacé lo que sientas que tenés que hacer”.

-¿Tu marido es feminista?

-Nooo, ¡cero! Difícil un rockero feminista, pero no te preocupes: lo estoy educando… Está en tercer grado, ¡no llegó a la secundaria! Pero le tengo mucha confianza, lo voy a sacar bueno (suelta una fuerte carcajada).

#PARA TI - ROMINA GAETANI - news - con su novio - GENTILEZA NORA LEZANO - 20180316
Romina Gaetani y Oscar Righi, se conocieron trabajando hace un año

-¿Cómo se conocieron? ¿Y cuándo empezaron a salir?

-Hace unos años tuve ataques de ansiedad y dejé por un tiempo la televisión. Aclaro que no fueron ataques de pánico como se dijo porque no llegué a sentir esos síntomas extremos como falta de aire y sensación de ahogo, jamás creí que me iba a morir. Pero sí empecé a sufrir insomnio, estaba angustiada –lloraba mucho– y sentí que el cuerpo me pedía que parara y eso fue lo que hice. Fue una etapa de mucha introspección, de una gran búsqueda espiritual, de un intenso trabajo conmigo, en realidad. Una de las cosas que también hice en ese tiempo fue cantar, y un día fui a ver a Osqui para mostrarle mis demos y pedirle que produjera mi disco porque lo conocía desde hacía veinte años, de la Bersuit, y lo admiraba como productor y violero.

-¿Sentís que fue un error alejarte de la tevé para dedicarte a la música?

-Fue la decisión correcta y la única que podía tomar en ese momento. Tampoco es que abandoné la actuación del todo. Durante esos años hice teatro, una participación en el unitario Santos y pecadores, algunos documentales y acciones para Greenpeace. Esto último fue muy importante para mí, especialmente una campaña por Berta Cáceres, una activista asesinada en Honduras. Es lo primero que hice en defensa de los derechos humanos y fue muy movilizante.

Maquilló y peinó: Maru Sans para MUA Makeup Art Studio y para Mala Peluquería. Agradecemos a: Benjamina, Puma, Efímero, La Mercería, Furba, Ayres, Las Pepas y Urbanica The Hotels.

Textos Juliana Ferrini. Producción Romina Giangreco para Estudio RFG Stylecoaching. Fotos Ariel Gutraich

SEGUÍ LEYENDO:

Leticia Brédice: “Tuve momentos en los que debí pedir ayuda”

Valeria Bertuccelli a punto de estrenar su primer film: “Perdí trabajos por no aceptar determinadas presiones”

Romina Gaetani, habla por primera vez sobre cómo enfrentó a Juan Darthés: “Le dije que siempre voy a estar del lado de la mujer”

Desde que arrancó la novela Simona, la actriz -pareja en la ficción de Darthés- acepta hablar sobre las denuncias contra el actor. También confiesa haber vivido situaciones de acoso, cuenta cómo entrenar en el feminismo a su pareja rockera y asegura que la música la ayudó a salir de una crisis personal.

#PARA TI - ROMINA GAETANI 5 - APERTURA - news - AG - 20180316
La actriz Romina Gaetani es la pareja en la ficción Simona de Juan Darthés. Por primera vez hace su descargo sobre las denuncias hacia el actor. (Revista Para Ti / fotos ARIEL GUTRAICH)

Se la ve tranquila, relajada y muy feliz a Romina Gaetani (40), sentada en el jardín de un bar del barrio de Belgrano. Lleva el pelo suelto, un vestido blanco largo de broderie y la cara lavada como si recién hubiera despertado de una siesta plácida y profunda. Sin embargo, asegura que su estado interno es otro: “Estoy muy movilizada desde el jueves pasado. Fui a la marcha del 8M y siento, hasta el día de hoy, el cuerpo en vibración. Es muy fuerte lo que pasó”.

-¿Fuiste sola a la marcha?

-Fui con Valentina Cooke, una amiga que es cantante, rapera, feminista y una referente para mí. Es la primera vez que voy a una marcha en mi vida… Tenía muchas ganas de estar ahí. Es conmovedor ver hoy a las mujeres unidas y sin miedo a denunciar los acosos y maltratos que recibieron en su vida.

-¿Sufriste experiencias así?

– Sí. Y no una vez, muchas. Pero no hace falta que dé nombres ni cuente detalles, creo que no es necesario. Voy a citar a Julieta Díaz, quien, cuando la consultaron sobre el caso de Juan (Darthés) y Calu (Rivero), dijo: “Más allá de la experiencia personal y de los protagonistas de este caso, lo importante es que jamás se subestime ni minimice el dolor y la denuncia de la víctima”. Coincido ciento por ciento con ella.

Creo que lo primero que hay que entender es que, cuando estamos con un psicópata, un maltratador, el tipo hace un trabajo fino, lento, va de a poco

#PARA TI - ROMINA GAETANI 1 - news - AG - 20180316
Gaetani  participó con su amiga de la marcha 8M (Revista Para Ti / fotos ARIEL GUTRAICH)

-¿Alguna vez tuviste que dejar un trabajo por sentirte acosada?

-No, eso no. Pude sortear el obstáculo. ¿Pero sabés qué? El dolor igual está, el golpe te lo dieron. Ya te lastimaron, aunque puedas seguir adelante y continúes trabajando. Creo que lo primero que hay que entender es que, cuando estamos con un psicópata, un maltratador, el tipo hace un trabajo fino, lento, va de a poco: no llega el primer día de grabación y te manosea. ¡No es así! A lo mejor comienza con un pequeño gesto, hasta sutil, después un comentario desubicado que te hace cinco segundos antes de que el director diga “acción” y te deja en shock y dudando: “¿Entendí bien?”, “¿Me quiso decir lo que estoy pensando?”. Es un segundo y no todas tenemos la capacidad de reaccionar tan rápido, de pegarle un cachetazo.

-¿Y qué pasa en el elenco de Simona hoy frente a las denuncias que enfrenta Juan Darthés (53)? ¿Se habla del tema o intentan mantenerse al margen?

Es imposible mantenerse al margen y sería muy hipócrita hacerlo. Es un tema del que se está hablando en todos lados. Uno no puede ser indiferente.

#PARA TI - ROMINA GAETANI - news - en la novela Simona - GENTILEZA CANAL 13 - 20180316
Romina y Juan Darthés comparten elenco y son pareja en la novela juvenil Simona

-¿Con Juan Darthés te sentaste a hablar en algún momento?

-Sí, lo hice después de buscar en Internet todo sobre el caso y mirar las entrevistas que dio Calu (30) en estos días. Sentí la necesidad como compañera de trabajo de que él supiera lo que me pasaba, lo movilizada que me tenía este tema y él me escuchó. Nunca le pedí una explicación, pero me pareció bien que supiera cuál es mi postura: yo siempre voy a estar del lado de la mujer. Quería que lo supiera por mí y no que se enterara cuando saliera publicada esta nota. Es más, yo no venía dando entrevistas, por eso cuando acepté charlar con vos se lo comuniqué a él y le adelanté lo que iba a decir. Antes de hacer este reportaje leí todas las acusaciones, escuché el testimonio de colegas que respeto, hablé con Raquel (Flotta, mánager de Romina), con mi mamá, y cuando sentí que tenía una posición tomada, me reuní con vos.

-¿Nadie te dijo “Romina, no hables, es mejor mantenerse alejada de este tema”?

-Sí, siempre hay alguien que te dice eso. Pero somos mayoría las que elegimos hablar.

#PARA TI - ROMINA GAETANI 4 - news - AG - 20180316
Gaetani habla por primera vez (Revista Para Ti / fotos ARIEL GUTRAICH)

-¿Con Calu Rivero hablaste?

-No, no la conozco y nunca hablamos, pero me gusta ella, su mundo, siento que es una mujer con mucho brillo. Recuerdo haber escuchado una nota que le hicieron hace unos años en algún programa y me llamó la atención. Pensé: “Qué mundo mágico tiene esta chica”. La sigo en Instagram y hace unos días subió una imagen hermosa y puso una frase de Sartre: “Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros”, y le puse “Gracias”. Me pareció muy conmovedor y sentí la necesidad de hacerlo. Te aclaro que todo esto también se lo blanqueé a Juan.

-¿Tu marido (Oscar Righi, 57, guitarrista, compositor y productor musical) apoyó tu decisión de salir a hablar? 

-Sí, le conté que iba a dar esta nota y me dijo: “Vos sos fuerte, hacé lo que sientas que tenés que hacer”.

-¿Tu marido es feminista?

-Nooo, ¡cero! Difícil un rockero feminista, pero no te preocupes: lo estoy educando… Está en tercer grado, ¡no llegó a la secundaria! Pero le tengo mucha confianza, lo voy a sacar bueno (suelta una fuerte carcajada).

#PARA TI - ROMINA GAETANI - news - con su novio - GENTILEZA NORA LEZANO - 20180316
Romina Gaetani y Oscar Righi, se conocieron trabajando hace un año

-¿Cómo se conocieron? ¿Y cuándo empezaron a salir?

-Hace unos años tuve ataques de ansiedad y dejé por un tiempo la televisión. Aclaro que no fueron ataques de pánico como se dijo porque no llegué a sentir esos síntomas extremos como falta de aire y sensación de ahogo, jamás creí que me iba a morir. Pero sí empecé a sufrir insomnio, estaba angustiada –lloraba mucho– y sentí que el cuerpo me pedía que parara y eso fue lo que hice. Fue una etapa de mucha introspección, de una gran búsqueda espiritual, de un intenso trabajo conmigo, en realidad. Una de las cosas que también hice en ese tiempo fue cantar, y un día fui a ver a Osqui para mostrarle mis demos y pedirle que produjera mi disco porque lo conocía desde hacía veinte años, de la Bersuit, y lo admiraba como productor y violero.

-¿Sentís que fue un error alejarte de la tevé para dedicarte a la música?

-Fue la decisión correcta y la única que podía tomar en ese momento. Tampoco es que abandoné la actuación del todo. Durante esos años hice teatro, una participación en el unitario Santos y pecadores, algunos documentales y acciones para Greenpeace. Esto último fue muy importante para mí, especialmente una campaña por Berta Cáceres, una activista asesinada en Honduras. Es lo primero que hice en defensa de los derechos humanos y fue muy movilizante.

Maquilló y peinó: Maru Sans para MUA Makeup Art Studio y para Mala Peluquería. Agradecemos a: Benjamina, Puma, Efímero, La Mercería, Furba, Ayres, Las Pepas y Urbanica The Hotels.

Textos Juliana Ferrini. Producción Romina Giangreco para Estudio RFG Stylecoaching. Fotos Ariel Gutraich

SEGUÍ LEYENDO:

Leticia Brédice: “Tuve momentos en los que debí pedir ayuda”

Valeria Bertuccelli a punto de estrenar su primer film: “Perdí trabajos por no aceptar determinadas presiones”

El Oscar más feminista de la historia del cine

Durante la 90ª ceremonia de los premios las protagonistas indiscutidas de la noche fueron las mujeres, unidas por un mismo objetivo: el de terminar con el acoso sexual. Así la mega fiesta de la industria del cine fue una auténtica manifestación feminista. Además se reivindicó la diversidad, la igualdad y la libertad sexual.

90th Academy Awards - Oscars Show – Hollywood - Actresses Sally Hawkins, Saoirse Ronan, Margot Robbie and Meryl Streep embrace after Frances McDormand's Best Actress acceptance speech. REUTERS/Lucas Jackson
Lass actrices fueron las grandes protagonistas de los Oscar 2018, Sally Hawkins, Saoirse Ronan, Margot Robbie y Meryl Streep en una imagen que refleja la lucha femenina

Las artistas brillaron ayer en los Premios Oscar, una gala que sirvió a Hollywood para redimirse por los numerosos escándalos sexuales. Entretenida y política, la 90 edición de los Oscar cedió su foco de atención a las mujeres, después de que movimientos como Me Too (Yo también) o Time’s Up (Se acabó el tiempo) hayan gritado contra el machismo y reclamado la igualdad.

Jimmy Kimmel – nuevamente maestro de ceremonias- había prometido no hablar del acoso sexual durante la conducción pero le duró poco la promesa. Kimmel comenzó la gala hablando de uno de los casos más controversiales en Hollywood: las denuncias de abuso sexual de decenas de actrices contra el productor Harvey Weinstein.

“El mundo nos está mirando. Tenemos que dar el ejemplo… tenemos que ponerle fin al acoso sexual en el trabajo”. Y agregó: “La estatuilla del Oscar es lo más respetable que tenemos en Hollywood. Tiene las manos donde podemos verlas, no dice groserías y, lo más importante, no tiene pitulín”.

Como si fuese poco, Kimmel aprovechó para hacer énfasis sobre las mujeres y la gente de color: “Black Panter y Wonder Woman fueron de las películas más taquilleras. Recuerdo cuando pensaban que un negro o una mujer no podían protagonizar una película de superhéroes”

Premios Oscar 2018 - Alfombra roja
Las actrices Ashley Judd y Mira Sorvino que se animaron a denunciar al productor Harvey Weinstein decidieron posar juntas en la alfombra roja

GIRL POWER. Las actrices Ashley Judd, Annabella Sciorra y Salma Hayek -que integran el medio centenar de mujeres que denunciaron ser acosadas por Harvey Weinstein – protagonizaron uno de los momentos más emotivos: un video de las pioneras del feminismo en el cine, con la que se buscó combatir los prejuicios y alzar el lema del “Me Too”.

“Muchos dijeron su verdad. Tenemos un largo camino por delante pero lentamente un nuevo camino emerge”, aseguró Sciorra. Por su parte, Judd agregó: “los cambios están impulsados por el poderoso sonido de diferentes voces, de nuestras voces, que dicen ‘se terminó’”.

Aunque la gala no se tiñó de diseños de color negro, las mujeres se hicieron escuchar. No pasó desapercibida la artista Mira Sorvino (otra víctima de Weinstein) que sobre la red carpet sostuvo: “Vamos a seguir adelante. Queremos decirle a la gente que este movimiento no se para. No pararemos hasta que tengamos seguridad para las mujeres en el trabajo, sin importar lo que hagan”.

Cuatro estrellas femeninas como Jane Fonda, Helen Mirren, Jennifer Lawrence y Jodie Foster presentaron los premios a mejor actor y mejor actriz. Lo habitual es que el ganador del Oscar a mejor actor entregue al año siguiente el de mejor actriz, pero Casey Affleck, triunfador en 2017, renunció a esta tradición ante las protestas por un antiguo caso de acoso sexual.

Jodie Foster, left, and Jennifer Lawrence present the award for best performance by an actress in a leading role at the Oscars on Sunday, March 4, 2018, at the Dolby Theatre in Los Angeles. (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)
Jodie Foster, y  Jennifer Lawrence presentaron la categoría Mejor Actriz

INCLUSIÓN. En su cumpleaños 90, la ceremonia de los Oscar fue quizás más inclusiva. Se lo debía a todos aquellos que el cine siempre ignoró: la mitad femenina del mundo, los negros, los latinos, los gays, las lesbianas o los transexuales.

Por una vez todos tuvieron el espacio que siempre merecieron. “Somos dreamers [soñadores]. Nos criamos soñando con que algún día trabajaríamos en las películas. Los sueños son el fundamento de América”, afirmaron juntos desde el escenario Lupita Nyong’o, mexicana keniata, y Kumail Nanjiani, pakistaní criado en Iowa.

Recordaban así a los llamados dreamers, los más de 800 mil inmigrantes sin papeles que llegaron a Estados Unidos siendo menores, y a los que Donald Trump quiso deportar del país. Más tarde, el actor y escritor mexicano Eugenio Derbez, al presentar la canción Recuérdame, de la película Coco, centrada en el Día de Muertos en su país, dijo: “En el más allá no hay muros”.

Por otra parte la película chilena “Una mujer fantástica” hizo historia al quedarse con el Oscar a Mejor película de habla no inglesa. “Le quiero agradecer a Daniela Vega, que fue la inspiración de la película”, dijo el director Sebastián Lelio al recibir el galardón, el primer Oscar para un largometraje chileno. Fue una noche doblemente histórica, porque Vega fue también la primera mujer transgénero en presentar una gala de los Oscar.

TODAS DE PIE. La ganadora como mejor actriz, Frances McDormand, pasó de ser la previsible ganadora y terminó encumbrada. Galardonada por segunda vez con un Oscar, agradeció a los Coen hasta los padres y madres feministas que por tan buenos cauces educan a sus hijos para que hoy tengan hueco en discursos puramente feministas.

Y con la voz a medio templar reclamó a todas las nominadas que se pusieran en pie, tal y como estaba ella y su resplandeciente estatuilla dorada sobre el escenario. “Puedo decirle a todas las mujeres nominadas que se levanten, compositoras, productoras, escritoras, actrices, todas: levántense”, exclamó.

“Todas tenemos proyectos e historias que contar que necesitan financiamiento. Tengo dos palabras para decirles esta noche, señoras y señores: cláusula de inclusión”. Se trata de una petición para que la Academia haga un balance equitativo en materia de género y raza. Las lágrimas visitaron su rostro y el de varias de las apeladas, conscientes de que en esos segundos se estaba imprimiendo el gesto más valioso de estos Oscar.

textos. VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar)

SEGUÍ LEYENDO:

Oscar 2018: lejos del total black, los looks más espectaculares de la alfombra roja

Los looks de las parejas más elegantes de los premios Oscar 2018

Agnès Varda, el ícono feminista de 89 años menos esperado de la alfombra roja

El Oscar más feminista de la historia del cine

Durante la 90ª ceremonia de los premios las protagonistas indiscutidas de la noche fueron las mujeres, unidas por un mismo objetivo: el de terminar con el acoso sexual. Así la mega fiesta de la industria del cine fue una auténtica manifestación feminista. Además se reivindicó la diversidad, la igualdad y la libertad sexual.

90th Academy Awards - Oscars Show – Hollywood - Actresses Sally Hawkins, Saoirse Ronan, Margot Robbie and Meryl Streep embrace after Frances McDormand's Best Actress acceptance speech. REUTERS/Lucas Jackson
Lass actrices fueron las grandes protagonistas de los Oscar 2018, Sally Hawkins, Saoirse Ronan, Margot Robbie y Meryl Streep en una imagen que refleja la lucha femenina

Las artistas brillaron ayer en los Premios Oscar, una gala que sirvió a Hollywood para redimirse por los numerosos escándalos sexuales. Entretenida y política, la 90 edición de los Oscar cedió su foco de atención a las mujeres, después de que movimientos como Me Too (Yo también) o Time’s Up (Se acabó el tiempo) hayan gritado contra el machismo y reclamado la igualdad.

Jimmy Kimmel – nuevamente maestro de ceremonias- había prometido no hablar del acoso sexual durante la conducción pero le duró poco la promesa. Kimmel comenzó la gala hablando de uno de los casos más controversiales en Hollywood: las denuncias de abuso sexual de decenas de actrices contra el productor Harvey Weinstein.

“El mundo nos está mirando. Tenemos que dar el ejemplo… tenemos que ponerle fin al acoso sexual en el trabajo”. Y agregó: “La estatuilla del Oscar es lo más respetable que tenemos en Hollywood. Tiene las manos donde podemos verlas, no dice groserías y, lo más importante, no tiene pitulín”.

Como si fuese poco, Kimmel aprovechó para hacer énfasis sobre las mujeres y la gente de color: “Black Panter y Wonder Woman fueron de las películas más taquilleras. Recuerdo cuando pensaban que un negro o una mujer no podían protagonizar una película de superhéroes”

Premios Oscar 2018 - Alfombra roja
Las actrices Ashley Judd y Mira Sorvino que se animaron a denunciar al productor Harvey Weinstein decidieron posar juntas en la alfombra roja

GIRL POWER. Las actrices Ashley Judd, Annabella Sciorra y Salma Hayek -que integran el medio centenar de mujeres que denunciaron ser acosadas por Harvey Weinstein – protagonizaron uno de los momentos más emotivos: un video de las pioneras del feminismo en el cine, con la que se buscó combatir los prejuicios y alzar el lema del “Me Too”.

“Muchos dijeron su verdad. Tenemos un largo camino por delante pero lentamente un nuevo camino emerge”, aseguró Sciorra. Por su parte, Judd agregó: “los cambios están impulsados por el poderoso sonido de diferentes voces, de nuestras voces, que dicen ‘se terminó’”.

Aunque la gala no se tiñó de diseños de color negro, las mujeres se hicieron escuchar. No pasó desapercibida la artista Mira Sorvino (otra víctima de Weinstein) que sobre la red carpet sostuvo: “Vamos a seguir adelante. Queremos decirle a la gente que este movimiento no se para. No pararemos hasta que tengamos seguridad para las mujeres en el trabajo, sin importar lo que hagan”.

Cuatro estrellas femeninas como Jane Fonda, Helen Mirren, Jennifer Lawrence y Jodie Foster presentaron los premios a mejor actor y mejor actriz. Lo habitual es que el ganador del Oscar a mejor actor entregue al año siguiente el de mejor actriz, pero Casey Affleck, triunfador en 2017, renunció a esta tradición ante las protestas por un antiguo caso de acoso sexual.

Jodie Foster, left, and Jennifer Lawrence present the award for best performance by an actress in a leading role at the Oscars on Sunday, March 4, 2018, at the Dolby Theatre in Los Angeles. (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)
Jodie Foster, y  Jennifer Lawrence presentaron la categoría Mejor Actriz

INCLUSIÓN. En su cumpleaños 90, la ceremonia de los Oscar fue quizás más inclusiva. Se lo debía a todos aquellos que el cine siempre ignoró: la mitad femenina del mundo, los negros, los latinos, los gays, las lesbianas o los transexuales.

Por una vez todos tuvieron el espacio que siempre merecieron. “Somos dreamers [soñadores]. Nos criamos soñando con que algún día trabajaríamos en las películas. Los sueños son el fundamento de América”, afirmaron juntos desde el escenario Lupita Nyong’o, mexicana keniata, y Kumail Nanjiani, pakistaní criado en Iowa.

Recordaban así a los llamados dreamers, los más de 800 mil inmigrantes sin papeles que llegaron a Estados Unidos siendo menores, y a los que Donald Trump quiso deportar del país. Más tarde, el actor y escritor mexicano Eugenio Derbez, al presentar la canción Recuérdame, de la película Coco, centrada en el Día de Muertos en su país, dijo: “En el más allá no hay muros”.

Por otra parte la película chilena “Una mujer fantástica” hizo historia al quedarse con el Oscar a Mejor película de habla no inglesa. “Le quiero agradecer a Daniela Vega, que fue la inspiración de la película”, dijo el director Sebastián Lelio al recibir el galardón, el primer Oscar para un largometraje chileno. Fue una noche doblemente histórica, porque Vega fue también la primera mujer transgénero en presentar una gala de los Oscar.

TODAS DE PIE. La ganadora como mejor actriz, Frances McDormand, pasó de ser la previsible ganadora y terminó encumbrada. Galardonada por segunda vez con un Oscar, agradeció a los Coen hasta los padres y madres feministas que por tan buenos cauces educan a sus hijos para que hoy tengan hueco en discursos puramente feministas.

Y con la voz a medio templar reclamó a todas las nominadas que se pusieran en pie, tal y como estaba ella y su resplandeciente estatuilla dorada sobre el escenario. “Puedo decirle a todas las mujeres nominadas que se levanten, compositoras, productoras, escritoras, actrices, todas: levántense”, exclamó.

“Todas tenemos proyectos e historias que contar que necesitan financiamiento. Tengo dos palabras para decirles esta noche, señoras y señores: cláusula de inclusión”. Se trata de una petición para que la Academia haga un balance equitativo en materia de género y raza. Las lágrimas visitaron su rostro y el de varias de las apeladas, conscientes de que en esos segundos se estaba imprimiendo el gesto más valioso de estos Oscar.

textos. VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar)

SEGUÍ LEYENDO:

Oscar 2018: lejos del total black, los looks más espectaculares de la alfombra roja

Los looks de las parejas más elegantes de los premios Oscar 2018

Agnès Varda, el ícono feminista de 89 años menos esperado de la alfombra roja

Feminismo en la pasarela: el desfile revolucionario de Dior

La firma francesa sorprendió con una puesta en escena que revivió el espíritu de las protestas de Mayo del 68, una colección que reafirma que busca el empoderamiento femenino

La fachada con la que se encontraban los invitados al desfile anticipaban el espíritu revolucionario del desfile de Dior.
La fachada con la que se encontraban los invitados al desfile anticipaba el espíritu revolucionario de la presentación de Dior

El nuevo desfile de Dior que se realizó hoy buscó revolucionar la pasarela y, sin dudas, lo logró. La firma francesa, que presentó la cuarta colección prêt-à-porter de la diseñadora Maria Grazia Chiuri en el marco de la Semana de la Moda , se inspiró en la revolución de Mayo del 68 –momento clave para el movimiento feminista– y sorprendió con una escenografía compuesta por más de 3.000 pancartas e imágenes de revistas de la época.

Soy una mujer”, ” NO ES NO “, “La voz de las mujeres” fueron algunos de los mensajes a favor del género femenino que aludieron al actual debate sobre el consentimiento sexual y los verdaderos protagonistas de la pasarela, más allá de la moda.

"No es no", una de las inscripciones elegidas para las prendas.
“No es no”, una de las inscripciones elegidas para las prendas
Trajes con estilo masculino.
Traje con aires dandy

La instalación armada en el Museo Rodin fue ideada por Alexandre de Betak, el escenógrafo y colaborador de la marca, que buscó conmemorar el 50 aniversario de la mítica protesta con importante legado en la historia. La realización llevó un trabajo de producción de tres semanas con más de 150 personas.

#PARATI-DESFILE-DIOR04
El cuerpo femenino como estampa. Además, el escocés y las transparencias, dos infaltables
Vestido con estampado floral.
Vestido con estampado floral
Pollera con patchwork
Pollera  patchwork y gafas de colores, un guiño a los 70

DISEÑO Y ALGO MÁS… La defensa del feminismo se convirtió en un estandarte para Maria Grazia Chiuri, la primera mujer al mando de la dirección creativa de la maison francesa, que señaló: “Quería rendir homenaje a estas publicaciones que apoyaron la liberación de las mujeres”.

#PARATI-DESFILE-DIOR06
Vestido con transparencia y cintura marcada
#PARATI-DESFILE-DIOR15
Aires hippies en prendas tejidas

Dior sorprendió también arriba de la pasarela. Las modelos presentaron vestidos con transparencias, prendas escocesas y patchwork, trajes estilo masculino y faldas debajo de la rodilla. Los complementos: gafas de colores y boinas.

#PARATI-DESFILE-DIOR10
El denim se entremezcló con diseños transparentes

Texto: CELESTE LATTANZIO

SEGUÍ LEYENDO:

Carteras que desfilan en drones, realeza sobre la pasarela, así fue la última presentación de Dolce & Gabbana