El congreso es de las mujeres

Musulmanas, latinas, pobres, inmigrantes, lesbianas, de sectores populares o primera generación de universitarias; 127 mujeres llegan por primera vez al Congreso de los Estados Unidos. ¿El plan? Cambiarlo todo.

Rashida Tlaib
Rashida Tlaib

La noche del último 6 de noviembre fue, sin dudas, una velada mágica en el más literal de los sentidos, porque sólo un mago podría haber previsto resultados como estos. Pero, sobre todo, porque fue entonces cuando el recuento de votos de los comicios (las famosas midterm, o elecciones de mitad de mandato) comenzaron a dibujar en la cámara de representantes un gráfico que hacía realidad las peores pesadillas del presidente Trump.

Como si los dioses se lo estuvieran dedicando especialmente, el cuadro de la Cámara Baja comenzó a llenarse de distintos colores de piel, estilos de peinado, preferencias sexuales, orígenes familiares y hasta de religiones que nada tienen que ver con el ideal WASP (White, Anglo-Saxon and Protestant o “blanco, anglosajón y protestante”) del que el actual mandatario se siente encarnación y representante.

Ese día, esa noche (de nuevo: mágica) del 6 de noviembre quedó en claro que Estados Unidos es una enorme trama de personas, ideas, luchas y sueños que poco y nada tienen que ver con los modelos decolorados e intolerantes que llevaron a Trump a la Casa Blanca. Los mismos que ahora entienden que algunos factores –el clima social, el aire de época– están comenzando a cambiar. A la luz de las deportaciones masivas, el encarcelamiento y muerte de niños migrantes y esa fijación obsesiva con un muro que, según el empresario, definitivamente los aísle de los pobres que viven en México, esta ideología está comenzando a mostrar sus propios límites, sus muchas e inaceptables incoherencias. ¿Niños y niñas encarcelados y separados de sus padres en la “tierra de la libertad”? ¿Trabajadores cada vez más empobrecidos en el “país de las oportunidades”?

Todo eso que alguna vez sonó a chiste de mal gusto y que de la mano de Donald Trump comenzó a convertirse en realidad es, en gran medida, el fuelle que alentó y encendió esta nueva hoguera parlamentaria, al calor de la cual aquellos hasta ahora ignorados comienzan a calentar sus manos. Manos de uñas pintadas, por cierto, porque es la primera vez que habrá en el Congreso más de un centenar de mujeres tomando decisiones, proponiendo temas, alzando la voz. Nunca fueron tantas. Y tampoco tan distintas.

lhan Omar
lhan Omar

LA NOCHE DE LAS PRIMERAS VECES. Primera originaria en llegar al Congreso, primera mujer menor de 30 años, primera palestina… Alguien, el mismo 6 de noviembre, se refirió a ese momento histórico con un nombre súper marquetinero: “la noche de las primeras veces”, dijo, y no se equivocó. Esa noche accedieron a un escaño algunas de las muchas versiones de ese país plural y gigantesco que fue y sigue siendo Estados Unidos. Hubo, pues, mujeres veladas, morochas y de rasgos aborígenes. Veamos si no a Ilhan Omar, una joven sonriente, morena y de turbante eterno.

Nacida en Mogadiscio, capital de Somalia, Ilhan emigró a causa de la guerra que arrasó con su país y hoy, a los 37 años, se convierte en la primera musulmana en ocupar un sitio en el lugar en el que se deciden las políticas que marcarán la vida de millones de personas. Llegada hasta allí desde Minnesota, su primer tuit después de su elección fue pura felicidad: “Gracias, juntos lo logramos”, escribió la exrefugiada y hoy flamante congresista demócrata, quien además compartió su alegría con otra mujer joven con quien la unen la hazaña y la fe: Rashida Tlaib, también musulmana, migrante palestina y elegida para representar a Michigan. “Felicitaciones a mi hermana Rashida Tlaib por su victoria. No puedo esperar para compartir una banca contigo, inshallah”, tuiteó Ilhan.

MUJERES AGUERRIDAS. Ahora bien, ¿quién es esa tal Rashida que logró llegar al Congreso contra viento y marea? Si no fuera lo que es –una joven y talentosa política–, bien podría ser el personaje de alguna película made in Hollywood. Viene de un hogar numeroso (¡catorce hermanos!), una familia oriunda de uno de los sitios más complicados del mundo: Palestina. Con un perfil mucho más alto y guerrero que el de Omar, Rashida (de 42 años) es la mayor de sus muchos hermanos y también una cientista política con un doctorado en Derecho. Es la primera persona de su familia que logra ir a la universidad y desde hace catorce años está en política, siempre trabajando para los demócratas.

Hace apenas dos años, cuando Trump todavía era candidato, tuvo un encontronazo con él (con una buena cantidad de difusión en los medios) cuando aprovechó el paso por Detroit del hoy presidente para exigirle que devolviera el Corazón Púrpura. Esta es una condecoración que reciben del presidente los militares heridos o muertos en batalla y que el empresario había recibido como regalo de parte de un general. Rashida denunció el hecho y fue expulsada del Centro Cobo, en donde el por entonces candidato republicano hacía su alocución.

Sharice Davis
Sharice Davis

Hay, además, entre las 127 nuevas damas del Congreso, una que destaca por haberse llevado puestos casi todos los mandatos y sobreentendidos que parecen regir la conducta de las mujeres que pretenden aspirar a un cargo político. Su nombre: Sharice Davis. Hija de madre soltera, descendiente de un pueblo originario, pobre, luchadora de artes marciales mixtas y lesbiana, Sharice tenía todo para haber sido una más entre millones de anónimas igualmente invisibles. Pero la chica, cual Rocky con faldas, se empeñó en estudiar, progresar y salir adelante. En el medio, dice, aprendió a no perder nunca la calma. “No quiero decir que no me enfade, sino que cuando pasas mucho tiempo recibiendo literalmente puñetazos, aprendes que si te enfadas con cada golpe, no vas a durar” comentó hace poco, filosófica, durante una entrevista.

EL CIELO ES EL LÍMITE. Así, este Congreso que acaba de estrenarse –el 116º en la historia de los Estados Unidos de América– será indudablemente recordado por ser el más diverso, vibrante y colorido de la historia. Este cuerpo legislativo tiene por delante una tarea enorme: servir de contrapeso de un presidente que en cada discurso pone en cuestión a los más débiles, a todos los distintos y, sobre todo, a la democracia misma. Seguramente podrán hacerlo y con enorme solvencia. Después de todo, son mujeres. Y nadie mejor que ellas para saber que el cielo es el límite.

Texto: Quena Strauss. Fotos: AFP

SEGUÍ LEYENDO:
Kate Middleton: la duquesa fashionista

Asia town: propuestas gastronómicas asiáticas en New York

Es una foto del resto del mundo. Y como hoy la gastronomía asiática marca tendencia, la Gran Manzana la adoptó y es su mejor pantalla. Un recorrido más allá de burgers, bagels y hot dogs para que sepas qué y dónde se come hoy lo mejor de Oriente en NYC.

armaUn alto en City Kitchen. A pocos metros del Times Square, en 700 8th Ave. Ramen by Ippudo NY.
Un alto en City Kitchen. A pocos metros del Times Square, en 700 8th Ave. Ramen by Ippudo NY.

En Manhattan, la propuesta gastronómica va tomando color y sabor a Oriente. Con sus aromas, texturas e ingredientes, la cocina asiática es tendencia. Una tendencia healthy que deja atrás frituras ya que la cocina de Asia –China, Japón, Corea y el Sudeste Asiático en general– suele apostar por las verduras al vapor, una cantidad apropiada de proteína, abundan las sopas y platitos, ¡muchos platitos! El fuerte de la propuesta es la variedad. Nada mejor que la ciudad más cosmopolita del mundo para probar un poco de todo.

AL ESTE DEL PARAÍSO. El fast food asiático está de moda y hoy se ven más colas a la espera de poke –una pseudoensalada con proteína y vegetales– que aquellos que buscan una hamburguesa, un taco, un burrito o un hot dog. Este bowl se convirtió en el plato del momento y se multiplican locales que lo ofrecen, desde SoHo a Uptown.

En SoHo se replican los locales con poke.
En SoHo se replican los locales con poke.

Gana su formato de “armalo vos mismo” donde cada cual elige su proteína, las guarniciones y los toppings. Customizás tu comida. Las propuestas: desde muy sofisticadas –al estilo de tener que hacer reservación con anticipación y meter vestimenta adecuada en tu valija– a otras bien accesibles, y todo con el mismo nombre. Como el de David Chang –protagonista en The Mind of a chef – y creador de Momofuku (171 1st Ave.), quien abrió su versión al paso, Fuku + camuflado a un lado del lobby de hotel, con una riquísima burger con kimchi.

El circuito local asiático ya tenía lugares para entendidos como el primer piso de la librería japonesa Kinokuniya (1073 Ave. of the Americas), para snackear con platitos y dulces frente a Bryant Park. Pero hoy hay más. En SoHo, el clásico Dean & DeLuca reacondicionó una sección especial en su local con poke, dumplings y sushi que además podés comer de parado (los dumplings US$ 6.95).

La cadena Canal St Noodle House hoy es street food corriente en NYC. Hasta en el aeropuerto JFK.
La cadena Canal St Noodle House hoy es street food corriente en NYC. Hasta en el aeropuerto JFK.

El auge asiático también invadió el food hall de las tiendas Macy’s, donde conseguís sopa ramen pork (US$ 12.95) súper completa y hasta se replica en el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Canal St. Noodle House, donde armás tu sopa (elegís condimentos y toppings), un buen dato si pensás picar algo no tan pesado antes de despegar.

Asian style y ramen tomaron por asalto las mismísimas tiendas Macy’s 151 W 34th St.
Asian style y ramen tomaron por asalto las mismísimas tiendas Macy’s 151 W 34th St.

Si caminás por Midtown, por Times Square, agendate City Kitchen. Si andás por la zona pasa desapercibido, pero si das con el lugar y te animás a subir (al estilo Asia, donde los mejores restaurantes suelen estar en edificios que por fuera parecen convencionales) das con un patio de comida en el que no solo tenés barra de sushi sino también ramen by Kuro-Obi –la versión express del famoso Ippudo NY– en minutos y a US$ 13.

# PARA TI - COMIDA ORIENTAL NY - News - Midtown City Kitchen 1 - PAULA IKEDA - 20180330
La cocina asiática es tendencia y el fuerte de la propuesta es la variedad. En City Kitchen.

LA BANDA ORIENTAL. Si te tienta comer el mismo Ippudo NY, lo tenés en East Village (65 Fourth Avenue), en Westside (321 51 St.) y hasta en la 5ta Avenida (24 West 46th St.). Pedite edamame (US$ 6), shishito (ajíes japoneses con sal con yuzu, US$ 8) y tataki (US$ 28). Y si sos fan del picante, probá su Karaka_men Ramen (US$ 15).

La versión al paso de Ivan Ramen, Ivan Ramen Slurp en 600 11th Ave. Riquísimo y con todas las indicaciones de cómo sorber fideos y disfrutar.
La versión al paso de Ivan Ramen, Ivan Ramen Slurp en 600 11th Ave. Riquísimo y con todas las indicaciones de cómo sorber fideos y disfrutar.

Si hablamos de ramen –esta sopa que se posicionó en el mundo desde Japón–, hablamos de Ivan Orkin, un chef americano que se entrenó en Tokio con éxito y hoy es conocido como “Ivan Ramen”, uno de los especialistas más respetados fuera de Oriente. Su restaurante Ivan Ramen (25 Clinton St.) explota desde el mediodía (sus fans viajan de todo el mundo especialmente para degustar sus platos). Orkin abrió Ivan Ramen Slurp Shop, una versión más accesible donde da cátedra en el arte de sorber: en Asia los fideos se sorben ¡con ruido! Además, combina la cocina japonesa con la judía: su bun (una especie de panecito chino cocinado al vapor con distintos rellenos) trae pastrami, mostaza picante y ensalada de daikon (el nabo japonés) y es un must.

Totto Ramen en 366 W 52nd St. o en 464 W 51 st., para comer temprano, desde las 16:30. tottoramen.com
Totto Ramen en 366 W 52nd St. o en 464 W 51 st., para comer temprano, desde las 16:30. tottoramen.com

DEL OTRO LADO DEL CANAL. Hasta hace un par de años, cocina asiática era sinónimo de Chinatown, justo a la salida de la estación de subte Canal Street donde aún hay opciones para todo.

Si te tienta August Catherings, su take out cuenta con menú 100% en chino, aunque cada plato tiene su foto y descripción en inglés (266 Canal St.), ¿La estrella? El Pato Pekín (entero, US$ 56). La cocina china en realidad le deja paso al boom mundial de la cocina coreana y los turistas en Nueva York preguntan hoy por Koreatown en el Midtown que cada vez tiene más adeptos. Caminás por allí y los carteles ya te hacen sentir en otro lugar. Si tenés antojo de algo rico y con dejo asiático, sus restaurantes no están a la calle, habitan en los primeros pisos. Y los patios de comida son ideales para testear (sin necesidad de reservas y podés pispear primero lo que querés comer).

Opciones en Food Gallery 32, 11 W 32 St. Platos coreanos, postres japoneses y churros by Sweet Churros NYC.
Opciones en Food Gallery 32, 11 W 32 St. Platos coreanos, postres japoneses y churros by Sweet Churros NYC.

Probá el de Food Gallery 32., ahí encontrás un poco de todo: kimchi coreano, bibimbap (su arroz mezclado) hasta puestos de taiyaki (pastel japonés con forma de pescado) o los famosos Sweet Churros con churros con matcha y bebidas como Lychee Mojito. Cerca, Ichiumi es un buffet de sushi y platos de mar (6 E 32 nd St., ichiumi.com). Atención, en estos lugares se come temprano.

Platos tradicionales japoneses en Village Yokocho. Justo en la diagonal 6 Stuyvesant St., 9th St y 3rd Ave, 2nd fl.
Platos tradicionales japoneses en Village Yokocho. Justo en la diagonal 6 Stuyvesant St., 9th St y 3rd Ave, 2nd fl.

Para dar con el barrio japonés no hay marcación oficial, pero se emplaza en la zona Este de Manhattan donde comienzan a repetirse entre peluquerías y tiendas japonesas. Sus izakaya (pubs nipones) son extra small. Recordalo si pensás hacer una visita a Village Yokocho: oculto en un primer piso, no sólo cuenta con un almacén de productos típicos y platos tradicionales japoneses (zaru soba, fideos fríos), también es la fachada del speakeasy Angel’s Share, uno de los mejores bares del mundo, gran lugar para degustar whisky japonés.

QUÉ Y CÓMO PIDO. xBun. Una especie de pan cocinado al vapor relleno de carne o verduras. xDumpling. Similar a nuestras empanaditas, se hierven, fríen o se cuecen al vapor y se acompañan con salsas. xKimchi. Vegetales fermentados (repollo sobre todo), sazonados con especias, ají molido. xPoke. Ensalada de pescado crudo marinado con arroz y verduras. Originario de Hawaii, aggiornado al estilo asiático. xRamen. Fideos en un caldo (suele ser tonkotsu, de cerdo) y fideos especiales. El clásico se sirve con verduras, trozos de cerdo, huevo y cebollitas de verdeo.

Textos y fotos: PAULA IKEDA (pikeda@atlantida.com.ar) (enviada a Nueva York)

 SEGUÍ LEYENDO:
Guía dulce: 9 opciones de dónde comprar roscas y huevos de Pascua

Asia town: propuestas gastronómicas asiáticas en New York

Es una foto del resto del mundo. Y como hoy la gastronomía asiática marca tendencia, la Gran Manzana la adoptó y es su mejor pantalla. Un recorrido más allá de burgers, bagels y hot dogs para que sepas qué y dónde se come hoy lo mejor de Oriente en NYC.

armaUn alto en City Kitchen. A pocos metros del Times Square, en 700 8th Ave. Ramen by Ippudo NY.
Un alto en City Kitchen. A pocos metros del Times Square, en 700 8th Ave. Ramen by Ippudo NY.

En Manhattan, la propuesta gastronómica va tomando color y sabor a Oriente. Con sus aromas, texturas e ingredientes, la cocina asiática es tendencia. Una tendencia healthy que deja atrás frituras ya que la cocina de Asia –China, Japón, Corea y el Sudeste Asiático en general– suele apostar por las verduras al vapor, una cantidad apropiada de proteína, abundan las sopas y platitos, ¡muchos platitos! El fuerte de la propuesta es la variedad. Nada mejor que la ciudad más cosmopolita del mundo para probar un poco de todo.

AL ESTE DEL PARAÍSO. El fast food asiático está de moda y hoy se ven más colas a la espera de poke –una pseudoensalada con proteína y vegetales– que aquellos que buscan una hamburguesa, un taco, un burrito o un hot dog. Este bowl se convirtió en el plato del momento y se multiplican locales que lo ofrecen, desde SoHo a Uptown.

En SoHo se replican los locales con poke.
En SoHo se replican los locales con poke.

Gana su formato de “armalo vos mismo” donde cada cual elige su proteína, las guarniciones y los toppings. Customizás tu comida. Las propuestas: desde muy sofisticadas –al estilo de tener que hacer reservación con anticipación y meter vestimenta adecuada en tu valija– a otras bien accesibles, y todo con el mismo nombre. Como el de David Chang –protagonista en The Mind of a chef – y creador de Momofuku (171 1st Ave.), quien abrió su versión al paso, Fuku + camuflado a un lado del lobby de hotel, con una riquísima burger con kimchi.

El circuito local asiático ya tenía lugares para entendidos como el primer piso de la librería japonesa Kinokuniya (1073 Ave. of the Americas), para snackear con platitos y dulces frente a Bryant Park. Pero hoy hay más. En SoHo, el clásico Dean & DeLuca reacondicionó una sección especial en su local con poke, dumplings y sushi que además podés comer de parado (los dumplings US$ 6.95).

La cadena Canal St Noodle House hoy es street food corriente en NYC. Hasta en el aeropuerto JFK.
La cadena Canal St Noodle House hoy es street food corriente en NYC. Hasta en el aeropuerto JFK.

El auge asiático también invadió el food hall de las tiendas Macy’s, donde conseguís sopa ramen pork (US$ 12.95) súper completa y hasta se replica en el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Canal St. Noodle House, donde armás tu sopa (elegís condimentos y toppings), un buen dato si pensás picar algo no tan pesado antes de despegar.

Asian style y ramen tomaron por asalto las mismísimas tiendas Macy’s 151 W 34th St.
Asian style y ramen tomaron por asalto las mismísimas tiendas Macy’s 151 W 34th St.

Si caminás por Midtown, por Times Square, agendate City Kitchen. Si andás por la zona pasa desapercibido, pero si das con el lugar y te animás a subir (al estilo Asia, donde los mejores restaurantes suelen estar en edificios que por fuera parecen convencionales) das con un patio de comida en el que no solo tenés barra de sushi sino también ramen by Kuro-Obi –la versión express del famoso Ippudo NY– en minutos y a US$ 13.

# PARA TI - COMIDA ORIENTAL NY - News - Midtown City Kitchen 1 - PAULA IKEDA - 20180330
La cocina asiática es tendencia y el fuerte de la propuesta es la variedad. En City Kitchen.

LA BANDA ORIENTAL. Si te tienta comer el mismo Ippudo NY, lo tenés en East Village (65 Fourth Avenue), en Westside (321 51 St.) y hasta en la 5ta Avenida (24 West 46th St.). Pedite edamame (US$ 6), shishito (ajíes japoneses con sal con yuzu, US$ 8) y tataki (US$ 28). Y si sos fan del picante, probá su Karaka_men Ramen (US$ 15).

La versión al paso de Ivan Ramen, Ivan Ramen Slurp en 600 11th Ave. Riquísimo y con todas las indicaciones de cómo sorber fideos y disfrutar.
La versión al paso de Ivan Ramen, Ivan Ramen Slurp en 600 11th Ave. Riquísimo y con todas las indicaciones de cómo sorber fideos y disfrutar.

Si hablamos de ramen –esta sopa que se posicionó en el mundo desde Japón–, hablamos de Ivan Orkin, un chef americano que se entrenó en Tokio con éxito y hoy es conocido como “Ivan Ramen”, uno de los especialistas más respetados fuera de Oriente. Su restaurante Ivan Ramen (25 Clinton St.) explota desde el mediodía (sus fans viajan de todo el mundo especialmente para degustar sus platos). Orkin abrió Ivan Ramen Slurp Shop, una versión más accesible donde da cátedra en el arte de sorber: en Asia los fideos se sorben ¡con ruido! Además, combina la cocina japonesa con la judía: su bun (una especie de panecito chino cocinado al vapor con distintos rellenos) trae pastrami, mostaza picante y ensalada de daikon (el nabo japonés) y es un must.

Totto Ramen en 366 W 52nd St. o en 464 W 51 st., para comer temprano, desde las 16:30. tottoramen.com
Totto Ramen en 366 W 52nd St. o en 464 W 51 st., para comer temprano, desde las 16:30. tottoramen.com

DEL OTRO LADO DEL CANAL. Hasta hace un par de años, cocina asiática era sinónimo de Chinatown, justo a la salida de la estación de subte Canal Street donde aún hay opciones para todo.

Si te tienta August Catherings, su take out cuenta con menú 100% en chino, aunque cada plato tiene su foto y descripción en inglés (266 Canal St.), ¿La estrella? El Pato Pekín (entero, US$ 56). La cocina china en realidad le deja paso al boom mundial de la cocina coreana y los turistas en Nueva York preguntan hoy por Koreatown en el Midtown que cada vez tiene más adeptos. Caminás por allí y los carteles ya te hacen sentir en otro lugar. Si tenés antojo de algo rico y con dejo asiático, sus restaurantes no están a la calle, habitan en los primeros pisos. Y los patios de comida son ideales para testear (sin necesidad de reservas y podés pispear primero lo que querés comer).

Opciones en Food Gallery 32, 11 W 32 St. Platos coreanos, postres japoneses y churros by Sweet Churros NYC.
Opciones en Food Gallery 32, 11 W 32 St. Platos coreanos, postres japoneses y churros by Sweet Churros NYC.

Probá el de Food Gallery 32., ahí encontrás un poco de todo: kimchi coreano, bibimbap (su arroz mezclado) hasta puestos de taiyaki (pastel japonés con forma de pescado) o los famosos Sweet Churros con churros con matcha y bebidas como Lychee Mojito. Cerca, Ichiumi es un buffet de sushi y platos de mar (6 E 32 nd St., ichiumi.com). Atención, en estos lugares se come temprano.

Platos tradicionales japoneses en Village Yokocho. Justo en la diagonal 6 Stuyvesant St., 9th St y 3rd Ave, 2nd fl.
Platos tradicionales japoneses en Village Yokocho. Justo en la diagonal 6 Stuyvesant St., 9th St y 3rd Ave, 2nd fl.

Para dar con el barrio japonés no hay marcación oficial, pero se emplaza en la zona Este de Manhattan donde comienzan a repetirse entre peluquerías y tiendas japonesas. Sus izakaya (pubs nipones) son extra small. Recordalo si pensás hacer una visita a Village Yokocho: oculto en un primer piso, no sólo cuenta con un almacén de productos típicos y platos tradicionales japoneses (zaru soba, fideos fríos), también es la fachada del speakeasy Angel’s Share, uno de los mejores bares del mundo, gran lugar para degustar whisky japonés.

QUÉ Y CÓMO PIDO. xBun. Una especie de pan cocinado al vapor relleno de carne o verduras. xDumpling. Similar a nuestras empanaditas, se hierven, fríen o se cuecen al vapor y se acompañan con salsas. xKimchi. Vegetales fermentados (repollo sobre todo), sazonados con especias, ají molido. xPoke. Ensalada de pescado crudo marinado con arroz y verduras. Originario de Hawaii, aggiornado al estilo asiático. xRamen. Fideos en un caldo (suele ser tonkotsu, de cerdo) y fideos especiales. El clásico se sirve con verduras, trozos de cerdo, huevo y cebollitas de verdeo.

Textos y fotos: PAULA IKEDA (pikeda@atlantida.com.ar) (enviada a Nueva York)

 SEGUÍ LEYENDO:
Guía dulce: 9 opciones de dónde comprar roscas y huevos de Pascua