Irina y Olga Sundukovy, las gemelas fantásticas del interiorismo ruso

Elegidas como las diseñadoras del año en los Golden Key Awards, un galardón que celebra el mejor diseño de hoteles del mundo, estas hermanas rusas representan la vanguardia de la disciplina. En una entrevista que se destaca en la nueva edición de Para Ti Deco cuentan cómo trabajan y cómo entienden la relación entre diseño y hospitalidad. Conocelas.

#PARA TI - SUNDUKOVY SISTERS - Deco - 02 - GENTILEZA ESTUDIO SUNDUKOVY
Dorados y terciopelos conviven en el restaurante Voshod Zaryadye park de Moscú.

Tal vez ellas, que son millennials, nunca hayan escuchado ese: “Poderes de los Gemelos Fantásticos, ¡actívense!”, que gritaban al unísono aquellos hermanos amigos de Superman y la Mujer Maravilla cuando querían convertirse en cualquier cosa que imaginaran. Pero las gemelas Irina y Olga Sundukovy (37) también tienen un superpoder.

Cuando trabajan juntas, estas dos diseñadoras de interiores rusas –que son idénticas– pueden pensar atmósferas únicas y materializarlas en los más sensacionales restaurantes, bares y lobbies de hotel alrededor del mundo.
Juntas fundaron su estudio S+S (sundukovy.com), en Moscú en 2004, y desde allí dirigen hoy a más de 50 profesionales junto a los que crean interiores celebrados tanto en Rusia como en Europa, Norteamérica, Medio Oriente y Asia.

Tanto así que a fines de 2018 arrasaron en tres categorías en la última entrega de los Golden Key Awards –un premio que pondera los mejores diseños de hoteles–, incluida Diseñadoras del año. Al repasar su portfolio basta detenerse para apreciar los gigantescos animales que crearon para el Pullman Berlin Schweizerhof, en Alemania, o la opulencia del hotel boutique Le Louis Versailles, en Francia, para entender a qué se debe tanto protagonismo. Imposible no querer saber más de ellas.

-¿Cómo fue el proceso de elegir carrera? ¿Las dos tenían vocación por el diseño?

-Pues excluimos todo lo que no nos gustaba y quedaron periodismo y diseño interior. Intentamos con el periodismo, pero no funcionó y por fin entendimos que nuestra profesión era el diseño interior.

-¿Siempre quisieron trabajar juntas?
-Como la mayoría de los gemelos siempre fuimos muy unidas y nunca pudimos imaginarnos trabajando por separado.

-¿Cómo es la relación entre ustedes?

-Digamos, indulgente. Una vez aconsejamos a una amiga nuestra que no trabajara con sus parientes. Ella nos dijo: “¡Pero si ustedes trabajan juntas!”. Entonces entendimos que nos consideramos más como un equipo y no solamente como gemelas.

-¿Piensan de manera similar o discuten hasta ponerse de acuerdo?

-Las dos tenemos buen gusto para el diseño, pero hay algunas diferencias, por supuesto. Confiamos en la otra y la decisión final la toma aquella para quien el proyecto en cuestión es más importante. Nunca discutimos.

-¿En qué contribuye cada una a la sociedad creativa?

-Creamos los diseños juntas, pero nos dividimos los proyectos. Lo curioso es que la que no guía el proyecto siempre tiene una idea genial para aportar. También es lógico: si no estás enfocado en los detalles es más fácil imaginar las soluciones más atrevidas.

El restaurante Voshod Zaryadye park fusiona una arquitectura ultramoderna con notas nostálgicas. La luminaria del bar imita la forma del techo de Versailles.
El restaurante Voshod Zaryadye park fusiona una arquitectura ultramoderna con notas nostálgicas. La luminaria del bar imita la forma del techo de Versailles.

-¿Cómo definen su enfoque del diseño?

-A pesar de que nacimos en Ural, una región bastante salvaje de Rusia, nos gusta la aproximación “keep it french” del diseño. Claro, no hace falta tomarlo muy en serio, al contrario, hay que mantenerlo liviano e implícito. Y siempre añadimos un poco de ironía. La simplicidad es importante, pero también hay que crear una provocación para que quienes visitan la ambientación puedan comprender la idea.

-Trabajan con más de 50 personas, ¿cómo es su rutina creativa?

-Cuando éramos cinco personas creábamos conceptos de diseño una vez al mes, luego una vez cada dos semanas y ahora ¡uno por día! Antes, sabíamos cuándo trabajábamos y cuándo viajábamos. Ahora nuestras aficiones se unieron e intentamos hacer “workation” (N. de la R.: el término fusiona work y vacation): si tenemos una computadora a mano, trabajamos en cualquier lugar. Y cuando regresamos al estudio nos reunimos con nuestro equipo. Es súper importante la comunicación interpersonal porque provoca la creatividad. Nuestro enfoque está en buscar inspiración en las historias de la gente y el arte, liberar la mente.

-¿Qué opinan de las tendencias?

-Dividimos todas las tendencias en artificiales y naturales. Las primeras son las que vienen y se van con la moda, y no nos interesan. Bueno, las seguimos para no usarlas en nuestros conceptos. Las tendencias naturales, como el concepto de co-living, la multifuncionalidad del espacio público o el diseño responsable son las que seguimos para crear un diseño que va a servir muchos años.

Las hermanas aceptaron el desafío de renovar las áreas públicas del hotel Pullman Berlin Schweizerhof que se ubica frente al zoológico de Berlín. Una gran cebra sorprende en el restaurante del hotel.
Las hermanas aceptaron el desafío de renovar las áreas públicas del hotel Pullman Berlin Schweizerhof que se ubica frente al zoológico de Berlín. Una gran cebra sorprende en el restaurante del hotel.

-¿Cuál es la clave para un exitoso diseño de hotel?

-Creamos más de 30 interiores para hoteles y podemos decir que un diseño de autor es esencial porque así los visitantes van a recordar el lugar y a querer regresar. Por otro lado, es importante hacer un diseño no sólo bonito sino también funcional. La diferencia entre un proyecto residencial y uno de hospitalidad es que en el primero tienes que hacer feliz a un hombre, en el segundo debes hacer feliz a mucha gente.

-¿Qué debe decir un currículum para que le presten atención a un candidato?

-Siempre buscamos a las personas que son mejores que nosotros en algo y luego confiamos en ellos. Cuando entrevistamos un candidato le preguntamos qué fue lo que aprendió en los últimos dos años: es importante que quiera evolucionar. También evaluamos el arte de disfrutar del trabajo y, en especial, el trabajo en equipo.

-¿Cuál es su consejo para los jóvenes profesionales?
-Lo que aprendimos: no tomar proyectos que no nos gusten o que no sentimos. Hay que saber decir “no” y embarcarse en aquello que vayas a disfrutar.

Líneas simples y limpias en el apartamento presidencial del Radisson Blu Rostov-on-Don, Rusia, reciclado por Irina y Olga Sundukovy
Líneas simples y limpias en el apartamento presidencial del Radisson Blu Rostov-on-Don, Rusia, reciclado por Irina y Olga Sundukovy

-¿En qué están trabajando ahora?

-Ganamos un concurso para desarrollar el concepto de una cadena de hoteles. Y ahora tenemos otros dos proyectos iguales. Además, estamos creando un proyecto en África y nos inspiramos en la cultura y los paisajes de Kenia. Acabamos de abrir restaurantes en Hong Kong y en Dubai y estamos creando un diseño para otro en Mónaco.

-¿Alguna propuesta de Latinoamérica?
-Hasta ahora no tuvimos ninguna oferta, pero ¡sí que nos gustaría! Julio Cortázar es uno de nuestros escritores favoritos, también por eso nos gustaría visitar Argentina y crear un proyecto allí.

Texto: MARINA DENOY

Fotos: GENTILEZA ESTUDIO S+S

 

SEGUÍ LEYENDO:

Abrió Córdoba Muestra: la Docta da cátedra de estilo

Una casa serrana donde manda la piedra