Los primeros dientes del bebé: señales, molestias e higiene

La dentición suele ser un gran tema para los papás, sean o no primerizos, porque con cada hijo es una historia diferente. ¿Cuándo sucede? ¿Es cierto que duele? Enterate.

La aparición de los primeros dientes es una preocupación para las mamás y los papás. Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
La aparición de los primeros dientes es una preocupación para las mamás y los papás. Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

¿Molesto, irritable y con ganas de morder? Si así está tu hijo quedate tranquila que son los síntomas más comunes ante la aparición de los primeros dientes.

“Alrededor de los 6 meses suelen comenzar a salir los dientes, por eso las mamás y los papás tienen que estar preparados para contener a los bebés”, explica la pediatra Nora Zonis, y comenta que pueden salir de a uno o varios al mismo tiempo.

“Desde los 6 hasta los 12 meses salen todos los incisivos (inferiores y superiores). Entre los 12 y los 18 los primeros molares, y luego los caninos”, aclara.

Síntomas
Según la médica, los más comunes que suelen aparecer son:
• Encías inflamadas.
• Dolor en el lugar donde sale el diente.
• Aumento de la saliva (este babeo puede irritar la piel de la carita).
• Ganas de morder (¡tené a mano siempre los mordillos!).
• Alteraciones en el apetito. Puede ser que quiera comer más para poder morder algo, o al contrario, estar inapetente por la molestia.

Muchos mimos
No hay recetas que calmen el dolor de los niños ante la aparición de los dientes, pero como mamás sabemos que con mimos muchas nanas se curan.

Igualmente, la especialista aconseja ofrecerle a nuestro hijo cosas blandas y frías de manera que puedan masticar y así calmar la inflamación.

Podemos ofrecerle el mordillo (muchos vienen ya directo para colocar en el freezer) o algún alimento duro y fresco como puede ser la manzana. Otra recomendación –en el caso de mucho malestar– es algún analgésico, pero siempre recetado por su pediatra.

Ofrecerle a nuestro hijo cosas blandas y frías de manera que puedan masticar y así calmar la inflamación.

Dientes limpios
Cuando aparecen los dientitos, después de cada comida hay que limpiarlos con un cepillo especial de goma o de silicona, siempre con el cabezal pequeño.

Si te estás preguntando cuándo incorporar la pasta de dientes, ¡tranquila! hasta los 3 años no es necesario.

Dudas y curiosidades

¿Sabías que los dientes de los bebés comienzan a desarrollarse mientras están en la panza? Durante los 9 meses se preparan las bases para lo que serán los dientes de leche.

¿Es cierto que la dentición provoca fiebre? Según la profesional, no hay evidencia científica que relacione la aparición de los dientes con altas temperaturas, por eso recomienda ante cualquier síntoma no tradicional consultar al médico.

Por Gloria Kaspar / Asesoró: Dra. Nora Zonis, pediatra de / Swiss Medical Center, M.N. 117.822.

 

SEGUÍ LEYENDO

Moda de bebés para la hora de dormir

Día Mundial del Prematuro: lo que tenés que saber

Los primeros dientes del bebé: claves de su cuidado

La salida de los primeros dientes es todo un acontecimiento a tener en cuenta. Genera molestias, pero hay consejos para calmarlas

La salida de los primeros dientes pueden molestar al bebé. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
La salida de los primeros dientes pueden molestar al bebé. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá

Se ve un puntito blanco en su encía y vos ya te ponés re contenta. ¡Le están empezando a salir los primeros dientes! Y empezás a sentir la ansiedad de todo lo que tiene que ver con su crecimiento. Cada día que pasa te fijás cómo van apareciendo.

Aunque, en realidad, para él o ella nada de todo esto sea motivo para festejar, por el contrario, le moleste horrores e influya en su estado de ánimo.

“Los primeros dientes, llamados temporarios, son veinte, y comienzan a hacerse visibles aproximadamente entre el cuarto y décimo mes de vida”, indica la odontopediatra Montserrat Donadeu.

Se asoman

La especialista señala que también pueden salir los llamados dientes prenatales o neonatales, que aparecen antes que los temporales y cuando los bebés están en la panza de su mamá.

“A simple vista parecen normales pero su raíz no se encuentra totalmente desarrollada, por lo que tienen una notoria movilidad. Lo más común es que salga el incisivo central inferior y no se sabe por qué salen pero se cree que podría deberse a cuestiones genéticas”, explica la Dra. Donadeu.

Según la especialista, es bastante común notar cambios de comportamiento en bebés a los que les están saliendo los primeros dientes temporales, debido a que las encías se inflaman causando molestias.

La Dra. Donadeu aconseja el uso de mordillos previamente enfriados en la heladera para ayudar a disminuir este síntoma. Señala también que la fiebre en el momento de la erupción dentaria no tiene explicación y es frecuente.

Es bastante común notar cambios de comportamiento en bebés a los que les están saliendo los primeros dientes.

Higiene, importantísima

En relación a la limpieza, la doctora señala que es fundamental dar el ejemplo y enseñarles que el cepillado debe ser un ritual de todos los días.

“La higiene dentaria comienza desde el momento en que aparecen los primeros dientes. Lo ideal es que la mamá envuelva en una gasa su dedo índice y lo pase por los dientes del bebé”, aconseja la odontopediatra.

Aclara, además, que los chicos, sobre todo cuando son chiquitos, suelen jugar con el cepillo y morderlo, algo que es bueno que hagan para entusiasmarse con la ceremonia del cepillado, pero que los papás luego tienen que repasar el cepillado.

Los chicos tardan en desarrollar la motricidad fina y les cuesta llegar a los molares.

La especialista señala, además, que la clave está en la prevención. “Las caries son una enfermedad infectocontagiosa de origen bacteriano caracterizada por la desmineralización del esmalte dentario”, explica la Dra. Donadeu.

Las caries pueden evitarse con dos medidas de prevención básicas: la higiene dental y una dieta adecuada. No hay que darle más de cuatro veces al día azúcar, tampoco es recomendable la ingesta ilimitada de jugos, aunque sean naturales, porque son ácidos y crean un medio propicio para el desarrollo de bacterias.

Por último, indica que la primera visita al odontólogo debería hacerse cuando los chicos tienen más de tres años, que ya pueden empezar a comprender la importancia del cuidado de los dientes.

Por Paula Labonia / Asesoró: Dra. Montserrat Donadeu y Ros, odontopediatra, M.N. 26.695.

SEGUÍ LEYENDO

Cómo cuidar las zonas delicadas del recién nacido

¿Por qué no debemos zarandear a los bebés?

Bebés: por qué es importante prestar atención a los primeros dientes

Alrededor de los 5 meses observamos a nuestro bebé más inquieto y con ganas de morder todo lo que ve. ¡Está atravesando la dentición! Enterate cómo acompañarlo en este proceso, para que no sienta ninguna molestia.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
El cuidado de los dientes del bebé es muy importante, no sólo para que crezcan fuertes, sino para su salud dental a largo plazo. (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

No hay nada más hermoso que nuestro hijo nos devuelva todo el amor que le damos, con una linda y enorme sonrisa. Es por eso que el pediatra Luciano Guido Vizcay nos explica por qué es importante prestar atención a la dentición y cómo hacer para que sus dientitos crezcan sanos y fuertes.

Primero lo primero

Generalmente comenzamos a prestar atención a los dientes del bebé el día que empieza a crecer el primero. El médico cuenta que la primera erupción dental ocurre entre los 5 y 7 meses de vida. Cuando el bebé atraviesa esta etapa, las encías se inflaman y aumentan su sensibilidad, causándole un poco de malestar.

Como cuenta el profesional, es muy común que nuestro bebé esté más irritado, comience a babear, a necesitar morder todo objeto duro, y dé más trabajo a la hora de comer. “En algunos casos también se puede observar en la zona de erupción, la aparición de un pequeño hematoma”, señala el asesor, quien aclara que es totalmente normal, y por lo tanto no hay que preocuparse.

Chau dolor

Existen diferentes opciones para aliviar las molestias y el dolor que produce la inflamación de las encías. El asesor recomienda el uso de:
*Mordillos sólidos. Que no contengan líquido en su interior, y que estén fríos pero no congelados, ya que pueden producir daño en la encía.
*Juguetes blandos que el bebé pueda morder. De un tamaño adecuado para que no puedan ser ingeridos.
*Paños fríos. Para frotar con mucho cuidado la encía inflamada.
“Si a pesar de todo esto el bebé continúa muy irritable, con llanto, o tiene problemas para alimentarse, es necesario recurrir al pediatra, quien recomendará luego de descartar otras patologías, el uso de analgésicos específicos para calmar el dolor”, indica el especialista.

Dientes 100% protegidos

Además, el médico manifiesta que el cuidado de los dientes del bebé es muy importante, no sólo para que crezcan fuertes, sino para su salud dental a largo plazo. Una de las principales medidas es el control pediátrico mensual, durante el primer año de vida, que permite el seguimiento dental adecuado, y el uso de medidas preventivas que ayudarán a un correcto crecimiento dental, como el uso de fluor.

“La limpieza de las encías y los dientes con un paño húmedo, y el uso de cepillos de dedo en la aparición de los primeros dientes, -entre el mes 6 y 9-, y luego el uso de cepillos de cerdas suaves cuando el bebé comienza a morder, ayudan a su higiene dental” concluye el pediatra.

Desterrando mitos

Pasan de generación en generación, y se van instalando cada vez más.
Afortunadamente el Dr. Luciano Guido Vizcay, nos corrige estas “falsas creencias”:
*La fiebre no es un síntoma de erupción dentaria. Puede ocurrir algún episodio aislado de aumento de temperatura denominado febrícula, (valores entre 37, 1° y 37, 7°), como parte del proceso de erupción dental, pero de ninguna manera la dentición provoca fiebre.
*Frotar su encía con alcohol aliviará su malestar. No sólo es un mito sino que está contraindicado para calmar el dolor, ya que el bebé puede ingerirlo.
*Cortar la encía del bebé puede ayudar a la salida del diente. ¡No! Al contrario. Podemos producir un cuadro de infección

Cuándo van apareciendo

El pediatra nos detalla la secuencia aproximada de la aparición de los dientes:
*Dientes incisivos inferiores. Entre los 5 y los 9 meses.
*Dientes incisivos superiores. Entre los 7 y los 10 meses.
*Dientes laterales superiores e inferiores. Entre los 9 y los 12 meses.
*Primeros molares superiores e inferiores. Entre los 12 y los 18 meses.
*Caninos superiores e inferiores. Entre los 18 y los 24 meses.
*Segundos molares inferiores y superiores. Entre los 24 y los 30 meses.

 

Por Paula Germino / Asesoró: Dr. Luciano Guido Vizcay, pediatra del Hospital Alemán, M.N 90.295.

SEGUÍ LEYENDO:

Cuando los chicos dicen “Me quiero bañar solo”. Ayudá a tu hijo a dar ese primer paso

Qué hacer si tu bebé tiene fiebre