Qué es el efecto mascota

Convivir con un perro afecta positivamente nuestra vida. Por eso celebramos el 29 de abril (día del animal) hablando de cuáles son las ventajas y los beneficios extras de la convivencia chicos-mascotas.

# PARA TI - MASCOTAS 3 - estar mejor - 123RF
La comunicación entre mascotas y chicos es muy especial.

“La decisión de adoptar una mascota debe estar guiada por el deseo, es necesario que sea planificada y consensuada entre toda la familia. A la hora de elegir el nuevo habitante que se integra a tu núcleo familiar es fundamental que te preguntes cuales son los motivos que te llevan a tomar esa decisión: ¿búsqueda de compañía?, ¿necesidad de dar o recibir cuidado?, ¿entretenimiento para los niños? En fin, las motivaciones pueden ser muy variadas pero es importante que te las plantees”, es lo primero que sugiere el Dr. Eduardo Silvestre, médico pediatra (M.N. 57.969) y divulgador científico de Grupo Medihome.

Y señala la importancia de construir un buen vínculo: “La relación entre perros y humanos es resultado de un proceso interactivo milenario, durante el cual los perros adquirieron habilidades comunicativas que favorecieron su relación con los humanos”.

Se trata de una expresión de apego tal como la que existe entre los niños y sus cuidadores inmediatos (madre, padre o cualquier figura relevante), que está sostenida en un sistema biológico que es bidireccional y que se retroalimenta entre las partes.

Dicho más fácilmente: los humanos, y muchos animales están genéticamente preparados para comunicarse entre sí no solo con la palabra sino también a partir de ciertas conductas corporales, gestos, la mirada y todos los sentidos. “Que se establezca una adecuada relación de apego entre dos personas, o una persona y un animal, significa que uno ha producido modificaciones biológicas (químicas) en el cuerpo del otro y viceversa.

A partir de ese momento ambas personas están comunicadas por un sistema corporal que está mediado, fundamentalmente, por una conexión química, de apego, que conduce a buscar y mantener contacto físico y conexión emocional con figuras selectas a quienes se les confía protección”, explica Silvestre.

# PARA TI - MASCOTAS 5 - estar mejor - 123RF
Esta influencia positiva en la salud de las personas se denomina “efecto mascota” y se observa tanto en distintos planos como el fisiológico y el psicosocial.

ME HACES BIEN. Tener un perro puede ser beneficioso para la salud de tu familia. Esta influencia positiva en la salud de las personas se denomina “efecto mascota” y se observa tanto en distintos planos como el fisiológico y el psicosocial. “

Es terapéutico tener mascotas: contribuye a la sociabilización, aumenta el índice de supervivencia luego de ataques cardíacos, disminuye los niveles de presión arterial, reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés) y triglicéridos, aumenta la percepción de capacidad y autoeficacia, entre otras virtudes. Por otro lado, los chicos que crecen en casas con perros maduran más rápido y mejor. Los perros son expertos en la lectura de los comportamientos sociales y comunicativos de los humanos (aún más que especies más emparentadas genéticamente, como los primates).

Una “evolución convergente” habilitó líneas de comunicación entre ambos. Esta influencia positiva en la salud de las personas se denomina “efecto mascota” y se observa tanto en distintos planos como el fisiológico y el psicosocial. Además, las crías de animales y humanos comparten un esquema infantil que naturalmente hace que afloren impulsos o instintos maternales. El ser humano adora de manera innata todo lo que tenga apariencia de cría”, explica el médico pediatra.

# PARA TI - MASCOTAS 4 - estar mejor - 123RF
Esta influencia positiva en la salud de las personas se denomina “efecto mascota” y se observa tanto en distintos planos como el fisiológico y el psicosocial.

MI AMIGO FIEL. Por otra parte, los perros son beneficiosos también para las personas con discapacidad y también para acompañar a los ancianos. “El perro es el animal más frecuentemente utilizado para la zooterapia (abordaje de distintas problemáticas con la asistencia de animales).

En las personas con discapacidad intelectual y/o emocional, así como en los ancianos que pasan gran parte del día encerrados en sus hogares la presencia de un perro mejora sus habilidades sociales y su estado de bienestar”, asegura Silvestre.

Es cierto que el carácter del perro se parece al de su amo. Gran parte del comportamiento de una mascota es generado por su entorno. Los animales aprenden por asociación y los hábitos de sus dueños se transforman en propios.

“En la conexión entre el perro y su amo desempeña un importante rol la hormona oxitocina. El principal estímulo para la liberación de oxitocina en una relación perro-amo es la mirada recíproca. Está demostrado que, de todas las interacciones, el sostenimiento de la mirada del perro es el principal factor que contribuye a los lazos sociales ya que tiene un efecto particularmente intenso en el sistema neuroendócrino del dueño. Los perros aprenden a diferenciar a los humanos y a responder de distinta manera a las diferentes personas, lo cual es fundamental en la formación del vínculo social entre humanos y perros”, asegura Silvestre.

# PARA TI - MASCOTAS 2 - estar mejor - 123RF
Integrar un perro a la familia o tener chicos cuando ya tenemos un perro puede ser una gran experiencia.

PARA TENER EN CUENTA. La convivencia con perros merece una serie de reglas que habrá que respetar para prevenir enfermedades y problemas:

-Asignale un espacio exclusivo para que haga sus necesidades fisiológicas y no permitás que sus excretas entren en contacto directo con tu familia.

-Su cucha no debe ser tu cama. El espacio donde descansa debe ser higienizado todos los días.

-Después de jugar con él debes lavarte siempre las manos.

-Mantené su vacunación y desparasitación al día.

-Hacé un control veterinario por lo menos 2 veces al año.

-Sacalo a pasear frecuentemente (de ser posible todos los días).

-No lo tengas atado dentro de tu casa (la limitación de su movilidad aumenta su agresividad).

-Si en tu familia hay alguna persona alérgica y tenés opción, elegí un perro de pelaje corto y cepillalo todos los días.

-Higienizá todos los días tu casa, aspirando (preferentemente sin barrer) el pelaje que se le cae. –Tratá de hacer la limpieza profunda cuando la persona alérgica no se encuentra en la casa. Que el encargado de limpiar las mantas o los colchones del perro no sea la persona alérgica.

-Evitá que el perro entre a la habitación de la persona alérgica

-Si podés, instalá un purificador de aire

-Enseñale al perro que no suba a la cama ni al sofá.

 

“Integrar un perro a la familia o tener chicos cuando ya tenemos un perro puede ser una gran experiencia. Es importante para que eso ocurra conocer qué nos motiva a tener perros y los cuidados que debemos tener para poder construir un buen vínculo entre todos”, concluye Silvestre.

 

Texto: Redacción de Para Ti.

Fotos: 123 RF

SEGUÍ LEYENDO:

Cómo retratar a tu mascota: la original idea de la artista Luli Katz

Meditación desde el celular: cómo funciona el método para aliviar el estrés

Comer en el cole: cinco menúes para la semana escolar

Arrancan las clases y hay que preparar las viandas. La nutricionista, Pilar Llanos armó cinco menúes para cubrir las necesidades alimenticias de los más chicos. Te damos las recetas, sugerencias para la noche e información nutricional.

#PARA TI - VIANDAS ECOLARES - Gourmet - Foto 5 -MD
Vianda 1: arroz con pollo y ensalada de tomates.

Vianda 1: arroz con pollo y ensalada de tomates.

Arroz amarillo con cubitos de pollo.

Ingredientes: ½ taza de arroz; condimento para arroz; 100 g de pollo; ½ cebolla; caldo.

Preparación: picá la cebolla bien chiquita y cociná en un poquito de aceite. Agregá el pollo cortado en cubos y condimentado con sal. Dorá. Agregá el arroz, un poco de sal y el condimento para arroz. Cubrí con una taza de caldo caliente, bajá el fuego y tapá. Cociná hasta que el arroz haya absorbido todo el líquido y esté cocido.

Ensalada de tomates y aceitunas verdes

Ingredientes: 100 g de tomates cherry o tomates comunes; 3 aceitunas y 1 cdta. de aceite de oliva. Preparación: cortá los tomares cherry en dos o los tomates en cubos y condimentá con aceite y sal. Postre: 1 durazno fresco

Información Nutricional: Calorías 557. Glúcidos 65 g. Proteínas 25 g. Grasas 22 g

Sugerencia para la cena: pastel de zapallitos: con una buena masa integral, prepará un relleno con una capa de cebolla finamente cortada y apenas rehogada en su propio jugo, una capa de zapallitos cortados en rodajas finas, una capa de queso freso, rodajas finas o mozzarella cortada en la máquina. Y para ligar todo, huevo batido.

#PARA TI - VIANDAS ECOLARES - Gourmet - Foto 4 -MD

Vianda 2: filet de merluza con puré verde y ensalada. 

Milanesa de filet de merluza

Ingredientes: 1 filet de merluza; 1 huevo y avena arrollada instantánea. Preparación: condimentá el filet. Pasá primero por huevo y luego por avena. Cociná al horno en placa aceitada.

 Puré verde

Ingredientes: 1 papa mediana; ½ taza de brócolis o de hojas de espinaca apenas cocidas al vapor; aceite, sal, pimienta y nuez moscada. Preparación: cortá la papa en cubos y lavá la espinaca. Cociná las verduras al vapor. Una vez que estén tiernas, pisá y condimentá con aceite, sal, pimienta y nuez moscada.

 Ensalada

Ingredientes: 1 zanahoria; ½ huevo duro picado y aceite. Preparación: rallá la zanahoria y mezclá con el huevo picado. Condimentá con sal y aceite.

Postre: cerezas, frutillas o ciruelas.

Información Nutricional: Calorías 670. Glúcidos 68 g. Proteínas 41 g. Grasas 26 g

Sugerencia para la cena: una hamburguesa casera con ensalada de papa y tomate.

#PARA TI - VIANDAS ECOLARES - Gourmet - Foto 3 -MD

Vianda 3: albóndigas con zanahorias. 

Albondiguitas de carne picada en salsa de tomate y zanahorias

Ingredientes: 100 g de carne picada magra; 2 cdas. de avena arrollada instantánea; 2 cdas. de manzana rallada; ½ taza de salsa de tomates y 1 zanahoria. Preparación: pelá la zanahoria, cortá en rodajas y cociná al vapor. Reservá. Mezclá la carne picada con la avena y la manzana rallada. Condimentá. Integrá bien y formá albondiguitas pequeñas. Dorá apenas en una plancha caliente antiadherente o en la parrilla del horno. Calentá la salsa en una ollita y, para terminar la cocción, incorporá las albóndigas y las zanahorias reservadas.

Postre: 1 postre de vainilla o de dulce de leche o un flan.

Información Nutricional: Calorías 473. Glúcidos 51 g. Proteínas 29 g. Grasas 17 g

Sugerencia para la cena: pollo horneado con batatas doradas y ensalada de tomate.

#PARA TI - VIANDAS ECOLARES - Gourmet - Foto 1 -MD

Vianda 4 : moños con tortilla de zapallito

Moños o tirabuzones de colores con una salsa blanca muy liviana

Ingredientes: 40 g de fideos moñito y 1 cda. de postre de queso rallado. Para la salsa blanca: 150 ml de leche; 10 g de manteca; 15 g de harina; sal y nuez moscada. Preparación: derretí la manteca en una cacerolita. Agregá la harina y cociná 2 minutos. Agregá la leche y batí constantemente hasta que hierva. Bajá el fuego y cociná 3 o 4 minutos más. Condimentá con sal y nuez moscada. Cociná los fideos en abundante agua con sal. Serví con la salsa y el queso.

Tortilla de zapallitos

Ingredientes: 1 zapallito; ½ cebolla chica; ½ morrón; 1 huevo y 1 clara y 1 cda. de aceite. Preparación: salteá en un hilo de aceite la cebolla y el morrón picados bien chiquitos. Agregá el zapallito cortado en cubos. Pasá a un bowl y agregá el huevo y la clara. Cociná en una sartén antiadherente bien caliente y con poco aceite.

Postre: 1 mandarina

Información Nutricional: Calorías 580. Glúcidos 60 g. Proteínas 24 g. Grasas 27 g.

Sugerencia para la cena: costillita de cerdo a la plancha con jardinera de papa, zanahoria y arvejas.

#PARA TI - VIANDAS ECOLARES - Gourmet - Foto 2 -MD

Vianda 5: carne con papas y brócoli

Carne al horno con papines

Ingredientes: 2 rebanadas de peceto; tapa de asado; colita de cuadril o carré de cerdo o pechugas de ave fileteadas; ½ cebolla; ½ zanahoria; 1/2 taza de caldo; 2 papines y aceite. Preparación: en una pequeña fuente de horno acomodá la cebolla y la zanahoria picadas junto con la carne condimentada con sal. Agregá el caldo y tapá con papel de aluminio. Cociná en el horno hasta que la carne esté cocida. Al mismo tiempo, horneá los dos papines en una placa hasta que estén tiernos. Serví la carne acompañada de los papines cortados en cuartos y condimentados con aceite.

Arbolitos de brócoli salteados

Ingredientes: 100-150 g de flores de brócoli; 1 cda. de aceite de oliva y 1 cda. de queso en hebras. Preparación: limpiá el brócoli y separá las flores. Cociná al vapor hasta que esté tierno, pero no desarmado ni descolorido. Condimentá con el aceite y espolvoreá con queso.

Postre: ensalada de naranja y manzana con 1 cucharadita de azúcar.

Información Nutricional: Calorías 616. Glúcidos 64 g. Proteínas 36 g. Grasas 24 g

Sugerencia para la cena

Pizza con rodajas de tomate.

Recetas: Pilar Llanos, nutricionista (M. N. 0205).

Producción: Mercedes Monti.

Fotos: Maxi Didari.
SEGUÍ LEYENDO:

Nutrición escolar: empiezan las clases y hay que ordenar las comidas

Secretos para que los chicos duerman bien y de corrido

Qué tener en cuenta para que descansen placenteramente: tips, consejos, recomendaciones y también lo que no hay que hacer.

Para que los más chiquitos duerman de corrido es fundamental crear hábitos (y cumplirlos). Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Para que los más chiquitos duerman de corrido es fundamental crear hábitos (y cumplirlos). Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

Según el pediatra M. Luciano Guido Vizcay, el momento del sueño es importantísimo para los chicos porque tiene que ver con su desarrollo físico y mental.

Durante el sueño, el niño aprende a organizar lo que aprendió durante el día y un chico que duerme bien, aprende bien y mejora su conducta.

Por esto, el profesional recomienda como fundamental reconocer una rutina para que identifique que llegó la hora de dormir. Esta rutina debe incluir los puntos desarrollados a continuación.

Un baño relajante
Desde bebés es un gran momento de conexión madre e hijo (si puede participar el papá, ¡mucho mejor!).

Ir al baño antes de acostarse
Para evitar interrupciones. A medida que vaya creciendo, va a ir controlando cada vez más horas sin ir al baño durante la noche.

Comer bien 
Esto significa que te asegures de que su cena sea nutritiva y la porción la indicada para su edad. Así evitarás que tu hijo se despierte en la mitad de la noche con hambre.

Si aún toma mamadera, que la última sea lo más tarde posible para que duerma de corrido hasta la mañana.

En cambio, si ya come sólidos, que sea entre media y una hora antes de ir a la cama, para que haga una buena digestión.

Dormirlo siempre a una determinada hora 
Con el tiempo va a saber que cuando las agujas del reloj lleguen a un lugar, es hora de cerrar los ojitos.

Leerle un cuento 
Es una de las herramientas más usadas –¡y disfrutadas!– por las mamás y los papás, al igual que cantarle alguna canción tranquila o simplemente hablarle durante un ratito mientras él ya está acostado en su cama.

Regular la temperatura de su habitación 
Según el médico, la ideal son 24 grados. En bebés menores de un año y medio aconseja ponerles un enterito y taparlos con una sabanita, nada más. No acumular frazaditas o más sábanas para que no se enreden.

A partir de los 18 meses ya puede usar pijamita de dos piezas y, también, podés cubrirlo con una sabanita si es necesario.

Usar una luz guía
Se trata de una pequeña lamparita –o un velador chiquito- que se deja prendida a la altura de sus pies para que si se despierta de noche pueda reconocer su ambiente, sentirse seguro y tranquilo.

Incluso, lo ayuda a llegar al baño si ya está acostumbrado a levantarse solo de noche.

Aunque hay lámparas guía con formas de ositos o de algún animalito, el pediatra recomienda usar las comunes para que los chicos no se tienten e intenten tocarlas.

Ponerse el pijama
Que sea inmediatamente antes de acostarse, para que lo tome como un indicador de que es la hora de dormir.

Qué no hacer para que puedan descansar 
El médico recomienda evitar que:
* Miren TV al acostarse.
* Tomen gaseosas durante la cena. Contienen cafeína  y esto produce insomnio.
* Lleven dispositivos móviles a la cama.
* Jueguen bruscamente, así van bajando la energía.
* Coman golosinas. El aumento de azúcares produce hiperactividad y debe estar relajado antes de irse a dormir.

Por Carolina Koruk y Paula Labonia / Asesoró: Dr. M. Luciano Guido Vizcay, pediatra del Hospital Alemán, M.N. 90.295.

SEGUÍ LEYENDO

Moda de bebés para la hora de dormir

Primeros cuidados del recién nacido: cómo limpiar el cordón umbilical

Helados con leche materna: paso a paso para hacerlo en casa

En Londres los comercializan desde hace más de 5 años. ¡Vos podés fabricarlos en hogar! Te contamos cómo prepararlos y cuáles son sus múltiples beneficios.

Foto: Archivo Atlántida.
Helados caseros a base de leche materna (Foto: Archivo Atlántida)

¿Imaginaste alguna vez la posibilidad de darle a tu hijo helado hecho con tu leche? Seguramente no. Lo cierto es que es una buena opción para ofrecerle, especialmente cuando llega la etapa en la que aparecen los dientitos. La iniciativa surgió en Londres hace unos cinco años, donde incluso ya se vende comercialmente. Por el momento, acá no se venden, por eso animate y hacelos vos misma.

¿Cómo se preparan?
“La idea es extraer leche y colocarla en moldes de helados (que se venden en bazares), o también podés usar cubeteras. Les colocás un palito –que no sea escarbadientes de madera porque tienen punta en sus extremos– y luego los cubrís con film dejando que el palito atraviese la protección”, explica la puericultora Paola de los Santos.

Y agrega: “Como cualquier alimento, una vez congelado puede perder alguna de sus propiedades, pero sigue siendo leche humana con todos los increíbles beneficios que aporta”.

Beneficios
*A los 4 meses ya pueden empezar a salirle los dientitos. El contacto con el frío del helado ayuda a generar alivio y desinflamación de las encías congestionadas.
*Si empieza a rechazar la teta o la mamadera, existe esta tercera opción para que consuma tu leche.
*Cuando empezás a trabajar y queda al cuidado de alguien, puede darle uno de estos helados súperpoderosos en reemplazo de tu teta.
*En vez de una golosina, qué mejor que algo dulce que sea totalmente sano y natural.

Para una elaboración saludable y segura
Tené los mismos recaudos que para extraerte leche y realizar el banco de leche en casa. Es decir:
*Lavate muy bien las manos con agua y jabón antes de comenzar.
*Verificá que los recipientes donde coloques la leche sean aptos para conservar alimentos y que estén libres de Bisfenol A, un compuesto orgánico que podría ser dañino para el consumo.

TIP 1
Conviene usar moldes o cubeteras con formas pequeñas, porque al ser bebé puede resultarle difícil sostener él mismo el palito y terminarlo antes de que se derrita.

TIP 2
Se puede mantener congelado durante 3 meses si el freezer es con heladera y alrededor de 6 si es independiente.

TIP 3
A partir de los 6 meses, para darle más sabor podés sumarle alguna fruta que forme parte de la dieta de tu bebé.

Por Carolina Koruk y Paula Labonia / Asesoró: Paola de los Santos, puericultora y psicóloga social, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Puericultoras Universitarias (APU).

SEGUI LEYENDO:
Por qué los chicos sufren de hígado graso

¿Por qué no debemos zarandear a los bebés?

Por qué los chicos sufren de hígado graso

Hay problemas de salud que antes eran más comunes en adultos y hoy se ven cada vez más en niños, como la Enfermedad Hepática Grasa No Alcohólica. En qué consiste, cuáles son sus síntomas y cómo se puede evitar.

El sobrepeso infantil es una llamada de atención para los padres. Foto: Archivo Atlántida.
El sobrepeso infantil es una llamada de atención para los padres. Foto: Archivo Atlántida.

La Enfermedad Hepática Grasa No Alcohólica (NAFLD, según la sigla en inglés) se caracteriza por el depósito de grasa en el hígado y otros cambios, que van desde inflamación en ese órgano y en ocasiones, la presencia de fibrosis, y hasta cirrosis, en personas sin antecedentes de ingesta de alcohol.

¿Por qué los chicos son un target de esta enfermedad? Se estima que entre el 20 y el 40% de los adultos y entre el 3 y el 10% de los niños en los países occidentales pueden estar afectados por la NAFLD y estas cifras son aún mayores en individuos obesos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos de obesidad y sobrepeso infantil se han triplicado en la última década. El sobrepeso es hoy una verdadera epidemia, como consecuencia de un estilo de vida sedentario, caracterizado por la permanencia de niños y adolescentes por tiempos muy prolongados frente a las pantallas, con actividad física insuficiente y el acompañamiento de una dieta hipercalórica y desequilibrada.

Los casos de obesidad y sobrepeso infantil se han triplicado en la última década.

La NAFLD es subdiagnosticada en la infancia y adolescencia, por lo cual se deben buscar factores de riesgo y descartar otras enfermedades hepáticas. Como no se suelen presentar síntomas, la forma de detección  puede ser:

*Al examen físico: un aumento del tamaño hepático.

*En un laboratorio de rutina: elevación de las enzimas hepáticas.

*En una ecografía abdominal: presencia de esteatosis (acumulación de grasa en el hígado).

¿Cómo estimular la realización de actividad física?

Siendo entonces la obesidad una de las causas de la NAFLD, es fundamental la realización de ejercicio físico.

La OMS recomienda que los niños y adolescentes de 5 a 17 años realicen por lo menos 60 minutos de actividad física diaria, de intensidad moderada a vigorosa.

Estas actividades pueden ser juegos, deportes, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela y las actividades comunitarias.

Se necesita que las actividades sean divertidas, compartidas con amigos, o en familia, estimulando el aspecto lúdico.

Claves

-Promover un estilo de vida activo desde etapas tempranas de la vida.

-Estimular y acompañar a los hijos a practicar deportes.

-Fomentar el uso cotidiano de la bicicleta, patineta, bailar al escuchar música, saltar la soga, jugar a la rayuela, etc.

-Disminuir la cantidad de horas frente a las pantallas, T.V. y computadoras a menos de 2 hs por día.

-Recuperar la utilización de espacios públicos para la realización de actividades físicas.

-Respetar las etapas de crecimiento y desarrollo psicofísico que tiene los niños y adolescentes para realizar deportes según sexo y edad.

-Los hábitos saludables desde la infancia como el juego, la actividad física, el deporte, junto con una adecuada alimentación e hidratación son los pilares para mantener un estilo de vida activa en la edad adulta.

Texto: Redacción de Para Ti Mamá / Fuente: Sociedad Aegentina de Pediatría.

SEGUÍ LEYENDO

Cómo cuidar las zonas más delicadas del recién nacido

¿Por qué no debemos zarandear a los bebés?

Bacteria Streptococcus pyogenes en chicos: estos son los síntomas para estar alerta

Frente a los casos, todas las mamás estamos en estado de alerta. La Sociedad Argentina de Pediatría publicó un documento con aclaraciones : cómo se diagnostica, quiénes pueden contraer

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá
Fiebre o malestar general son algunos de los síntomas- Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá

Según la Socidad Argentina de Pediatría (SAP), en la semana epidemiológica 35 (del 26/08 al 01/09/2018) fueron asistidos en el Hospital Pedro de Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires 6 casos de enfermedad invasiva por Streptococcus pyogenes; de los cuales 3 niños residentes de Ciudad de Buenos Aires y 2 niños que viven en la provincia de Buenos Aires, con edades de 7 meses a 7 años. Presentaron cuadro grave 3 casos, que requirieron internación en Unidad de Cuidados Intensivos.

Síntomas
La bacteria Streptococcus pyogenes causa un amplio espectro de manifestaciones clínicas de enfermedad, desde cuadros leves, como faringitis, impétigo, escarlatina, hasta infecciones invasivas graves.

Se definen como infecciones invasivas por Streptococcus pyogenes aquellas cuyo aislamiento del agente ocurre en sitios normalmente estériles (sangre, líquido cefalorraquídeo, líquido articular, entre otros), que provocan cuadros de bacteriemia, osteomielitis, celulitis, meningitis hasta la fascitis necrotizante y síndrome de shock tóxico estreptocócico, que presentan elevada morbimortalidad.

Cómo se diagnostica
Se hace por el aislamiento del agente en hemocultivos o cultivos de materiales normalmente estériles, y cuadro clínico compatible.

Quiénes pueden contraer la bacteria
Los niños sanos pueden ser afectados por este agente y el rango de edad va desde los primeros años y ocurren durante toda la etapa pediátrica. Los adultos también lo pueden padecer. Sin embargo hay factores de riesgo en niños que lo hacen más frecuente: padecer o haber tenido varicela recientemente, infecciones de piel y partes blandas, infección de herida quirúrgica, infecciones virales previas y alguna condición subyacente relacionada con la inmunidad del paciente.
La puerta de entrada de las infecciones invasivas suele ser especialmente la piel y secundariamente las mucosas.

Desde la SAP también aconsejan que luego de ir a una Guardia, el paciente persiste con fiebre elevada o mal estado general, rechazo del alimento, decaimiento evidente o cambios en la coloración de la piel, se debe concurrir nuevamente y de inmediato a la guardia.

Redacción Para Ti Mamá / Fuente: SAP

Bebés: ¿por qué tienen fiebre?

Una infección, una gripe… son varias las causas por las cuales un bebé puede levantar temperatura. Acá, lo que hay que saber para no desesperar.

Cuando el bebé levanta fiebre, primero se le brinda confort y luego se habla con el pediatra o se lo lleva a una guardia médica. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Cuando el bebé levanta fiebre, primero se le brinda confort y luego se habla con el pediatra o se lo lleva a una guardia médica. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

La fiebre no siempre es síntoma de un cuadro delicado. Puede tener diversas causas. “Para analizar su origen se puede empezar por hacer un recuento de con quien estuvo el bebé en las últimas horas. El estar en contacto con otros chicos y adultos es mayor el riesgo de que se contagien infecciones”, asegura el Dr. Juan Pablo Tibiletti, pediatra, presidente del Círculo Médico Las Flores.

Antes que nada, hay que tener en cuenta que se considera que una persona tiene fiebre cuando llega a los 37,8 grados centígrados y que este síntoma puede verse acompañado por otras molestias.

“Frente a cualquier dolor que manifieste el bebé: si se agarra la panza o los oídos, tiene vómitos o diarrea, o presenta manchitas en la piel, habrá que acudir inmediatamente al pediatra o acercarlo a una guardia para descartar algo grave”, recomienda el Dr. Tibiletti.

De todos modos, no todos los bebés presentan los mismo síntomas: algunos pueden estar en perfectas condiciones y tener fiebre alta, y otros sentirse muy mal y tenerla apenas elevada.

Temperatura en ascenso

“En caso de que tenga fiebre, lo primero que hay que hacer es darle el confort necesario para que se encuentre lo mejor posible. Mantenerlo en un ambiente fresco, desabrigarlo, hacerle un baño de inmersión con agua tibia y de a poco ir enfriándola”, recomienda el pediatra, quien aclara que, además, lo ideal es administrarle un antitérmico, siempre bajo la supervisión de un médico.

También es probable que haya que suministrarle mucho líquido ya que la fiebre viene muchas veces acompañada de diarrea y esto inevitablemente provocará que el cuerpo vaya perdiendo agua. Como aclara el Dr. Tibiletti, la dosis del antitérmico depende del peso de cada bebé y del que se vaya a utilizar y el intervalo entre las dosis debe ser de 6 horas, por lo menos.

Muchas veces se dice que cuando un bebé supera los 40 grados centígrados puede tener convulsiones. Pero el Dr. Tibiletti aclara: “No hay un valor de temperatura por el que los bebés vayan a sufrir convulsiones. Habitualmente las provoca el ascenso brusco de la fiebre”.

Lo importante es que actúa como un síntoma de que algo no está bien y eso es lo que habrá que determinar para bajarle la temperatura. “A los chicos con fiebre se los ve decaídos, pero una vez que cede suelen recuperar el estado anímico y sentirse mejor”, manifiesta el Dr. Tibiletti y aclara que esto es importante, ya que si cuando volvió a su temperatura normal continúa decaído, habrá que volver a ver al pediatra.

En caso de emergencia

La Sociedad Argentina de Pediatría aclara que las convulsiones febriles, a diferencia de episodios convulsivos graves, son benignas y no dejan secuelas. Además, enumera una serie de medidas que deben ser consideradas como primeros auxilios:

–Acostarlo boca arriba o de costado si vomita.

–Mirar el reloj y registrar cuándo empieza y cuando termina cada convulsión, para contar cuánto dura.

–No sujetarlo, a no ser para protegerlo de golpes o caídas y alejar mesas, sillas u objetos cercanos.

–Aflojarle la ropa.

–No introducir ningún objeto ni los dedos en la boca, para tomarle la lengua. No se atragantarán.

–No es necesario reanimarlo. Recuperará la respiración y el color sin ayuda.

–Trasladarlo a la guardia médica más próxima.

–No es necesario mantenerlo despierto cuando la convulsión cesa.

Por Paula Labonia / Asesoró: Dr. Juan Pablo Tibiletti, pediatra, presidente del Círculo Médico Las Flores.

 

SEGUÍ LEYENDO

Ajuar: todo lo que tenés que tener en cuenta para vestir al recién nacido

La llegada del hermanito, ¿cómo afecta al hijo mayor?

¿Tu hijo habla con su amigo imaginario?

Ese ser que sólo existe para tu hijo y con el que juega, charla… Las situaciones que lo pueden llevar a crearlo. Los padres, qué debemos hacer: ¿seguirle el juego o negarlo? Aquí, las respuestas de una especialista.

El amigo imaginario cumple diversas funciones. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
El amigo imaginario cumple diversas funciones. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

Entrás a su cuarto y está hablando con otro nene. Pero… ¡está solo! Tu hijo tiene un amigo imaginario, que, como su nombre lo indica, es producto de su fantasía. Aunque muchos crean que los amigos imaginarios tienen la misma edad que quien los creó, no siempre es así.

“Los chicos también imaginan personas más grandes que ellos, a veces menores, o inclusive puede tratarse de un animal o un superhéroe. Suelen tenerlo entre los dos años y medio y los seis, generando en sus mamás y papás dudas acerca de la razón de esta creación y la manera de manejar esta situación”, explica la Dra. Claudia Bregazzi, psiquiatra y psicoanalista infantil.

Mi amigo tiene mucho de mí

La especialista señala que un amigo imaginario suele aparecer en momentos especiales (nacimiento de un hermanito, duelos familiares, migraciones) en que los chicos se sienten solos, rechazados o relegados, e intentan atenuar este sentimiento con ayuda de su imaginación. Otras veces, esta persona ficticia puede funcionar como una defensa frente a la sobreprotección de los adultos o como una manera de resolver situaciones conflictivas.

Los chicos suelen depositar en ellos ciertas fantasías, deseos, inquietudes, anhelos y hasta incluso responsabilidades que no quieren o no pueden asumir por sí mismos. “Las funciones dependen de las necesidades de cada chico: expresar sentimientos que no pueden formular, pero sí proyectar en su amigo imaginario.

Dice, por ejemplo, “Juanita está triste” o “A Darío no le gusta ir al doctor”. Los amigos imaginarios también suelen acompañarlo en sus juegos, o representar un ideal que pareciera difícil de cumplir. En ese caso tienen todas las cualidades: son inteligentes, queribles, les va bien en la escuela, etc. O puede tratarse de uno que proteja al pequeño, como un superhéroe; ser el culpable de las travesuras que hace o al contrario, recordarle lo que está bien y lo que está mal”, explica la doctora.

Los amigos imaginarios también suelen acompañarlo en sus juegos, o representar un ideal que pareciera difícil de cumplir.

Oídos atentos

Cuando un chico habla de su amigo imaginario, la recomendación es escucharlo y comprender que habla de lo que él mismo siente y necesita. “Los chicos ya saben que ese individuo no es real; por eso, insistir en que no existe sólo provocará que se retraiga y lo oculte. Es conveniente aceptarlo, pero sin tomar la iniciativa de integrarlo a la dinámica familiar, ni recordárselo cuando no lo nombra”, indica la psiquiatra.

También es positivo que interactúe con otros niños de su edad. El jardín de infantes será de gran ayuda: se sentirá acompañado y tendrá cosas que compartir.

¿Cuando desaparecerá este amigo imaginario? A medida que vaya creciendo y en especial, elaborando aquello que lo llevó a crearlo. La Dra. Bregazzi manifiesta: “En algunos casos, el niño utiliza su imaginación para lograr un equilibrio interno a través de una fantasía que modifica la realidad y, al mismo tiempo, le permite tolerarla. Si esto es transitorio y se disuelve cuando el niño puede metabolizar sus experiencias y recibir ayuda de personas reales, esta fantasía tan vívida, que sorprende y, a veces, asusta a los padres, cumple una función creativa y adaptativa”.

Pero si, a pesar de la interacción con otros chicos y del paso del tiempo, este amigo imaginario sigue existiendo, la Dra. Bregazzi recomienda acudir a un especialista para evaluar otras cuestiones. “Habrá que analizar si el niño prefiere jugar con su amigo imaginario antes que con chicos reales, si persiste más allá de los seis o siete años, en forma continua y notoria, si hay otros síntomas como trastornos de sueño, conductas agresivas, problemas escolares, etc. También habrá que prestar atención a si el amigo imaginario se convierte en alguien agresivo y violento, que influye negativamente en la conducta del pequeño”, asegura la doctora.

Por Paula Labonia / Asesoró: Dra. Claudia Bregazzi, psiquiatra y psicoanalista infantil, miembro de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (M.N. 53.293)

SEGUÍ LEYENDO

Ajuar: todo lo que tenés que tener en cuenta para vestir al recién nacido

La llegada del hermanito, ¿cómo afecta al hijo mayor?

La desnudez frente a los hijos: un factor clave el desarrollo de la imagen corporal

Gran disyuntiva que se plantea cuando los chicos empiezan a crecer. Cómo influye la naturalidad con que lo tomamos los adultos, sobre la manera en que ellos lo vivirán en el futuro.

La desnudez frente a los hijos es un tema que merece especial atención. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
La desnudez frente a los hijos es un tema que merece especial atención. (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.)

Mostrarnos o no desnudos frente a nuestros hijos, esa es la cuestión. Mientras son bebés no hay problema, el tema es cuando empiezan a crecer.

La Lic. Silvana Naddeo, psicóloga, Jefa del Servicio de Salud Mental del Hospital Materno Infantil “Ramón Sardá” considera que no está mal mostrarnos desnudos con naturalidad, pero que hay que estar atentos al momento en que los chicos demuestren que ya no lo están viviendo de la misma manera que lo hacían desde sus primeros tiempos de vida.

Ese será el indicador para repensar el tema e ir instalando cambios”, señala, y a su vez agrega que cuando son muy pequeños, es oportuno bañarse juntos porque es uno de los mejores momentos para compartir la desnudez, las caricias y el reconocimiento de las diferentes partes de su cuerpo.

Privacidad

Como podemos imaginar, comenta la psicóloga, los niños nacen sin culpas, sin vergüenzas y sin preconceptos sobre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, lo público y lo privado, etc. A esto último, Naddeo lo ejemplifica con el caso de cuando los padres van al baño. Deben marcar que no es un acto público, sino privado.

“Al principio, los chicos seguramente quieran saber de qué se trata, por curiosidad, y de la manera más natural posible se les debe explicar cómo hacen los mayores cada vez que van al baño. Cuando su curiosidad esté satisfecha, se les indicará que esperen del lado de afuera”, añade Naddeo.

Cuenta que lo mismo sucede en el caso inverso, es decir, durante la etapa del control de esfínteres (cuando aprenden a ir al baño). “Es casi imposible que lo hagan a puertas cerradas, ya que es un momento para compartir y para que los adultos puedan ayudarlos a comprender lo que está pasando“.

Ellos quieren mostrar lo que sale de su cuerpo, señala la psicóloga, y dice que después se les irá indicando que las puertas pueden abrirse y cerrarse como parámetro para la intimidad, el descanso y lo privado.

Construyendo una identidad

Para la profesional, la desnudez debe tomarse con naturalidad, siempre y cuando sea en un marco de respeto por parte de los integrantes de la familia. De ello dependerá también cómo se tomarán los chicos su propia desnudez.

Los padres son la principal guía para enseñar qué conductas se pueden vivir en público y cuáles no y justamente esto es lo que hará que el niño pueda ir organizando su propia sexualidad, su identidad y sus permisos con la genitalidad, sin provocar situaciones incómodas que también lo marcarán en su desarrollo”, sostiene.

Naddeo señala además que la desnudez en los más pequeños es una costumbre sana e importante. Lo normal es que vayan aprendiendo las diferencias de género con sus padres y sus hermanos mayores.

La lactancia y el contacto piel a piel que establece el recién nacido con su madre, por ejemplo, es un buen organizador para su psiquismo. “Es fundamental que el bebé desarrolle confianza con su cuerpo y se vincule con los cuerpos de los seres que ama. El respeto y el acompañamiento coherente frente a la desnudez ayudarán a construir esta confianza”, comenta.

Lo normal es que vayan aprendiendo las diferencias de género con sus padres y sus hermanos mayores.

Etapa de cambio

Ahora, ¿qué sucede cuando ya son un poquito más grandes? La profesional indica que llega un momento en el que notamos que los niños se esconden frente a su propia desnudez y la de los integrantes de su familia.

Ante esto, la especialista remarca: “Es aquí cuando nos está mostrando otra faceta de su crecimiento. Este proceso de cambio es altamente beneficioso y tranquilizador porque marca normalidad en su personalidad y en su desarrollo psicosexual”.

La profesional finaliza: “Pero todo depende de cómo cada niño viva el proceso. Las preguntas pueden comenzar alrededor de los tres años y luego irán complejizándose. El contenido de los interrogantes nos irá marcando cómo está evolucionando nuestro hijo y cuándo es tiempo de cambiar alguna conducta nuestra.”

Por Milagros Mignaquy / Asesoró: Lic. Silvana Naddeo, psicóloga, Jefa del Servicio de Salud Mental del Hospital Materno Infantil “Ramón Sardá”. M.N. 6.448.

SEGUÍ LEYENDO:

Maternidad actual: ¿cómo se construye el vínculo madre-hijo?

¿Cómo criar chicos positivos?

El dilema con los chicos: golosinas, ¿sí o no?

Cómo manejar la cantidad de dulces que comen nuestros hijos, cuáles convienen elegir y cuáles restringir. Además, cuándo visitar al dentista.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá
La golosinas y los chicos. (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

“A mí me ayudo mucho un programa de tele infantil que les enseña a los chicos a comer dulces sanos”, recalca la mamá de Bautista. Es que las golosinas son todo un tema.

Porque sabemos que no son sanas, pero nos es muy difícil prohibirselas a los chiquitos. Ni hablar cuando comienzan a ir a los cumpleaños, de donde vienen con una bolsita llena de chocolates y caramelos.

Ante esto, la odontóloga Griselda Pinedo manifiesta: “Teniendo en cuenta esta situación, lo conveniente es crear un hábito alimenticio sano, con anterioridad a esta etapa. Además, la organización en los horarios y tipos de alimentos que el niño consuma, debe ser formado por los padres a través del ejemplo ya que sabemos que los chicos imitan las costumbres de sus mayores más cercanos”.

La organización en los horarios y tipos de alimentos que el niño consuma, debe ser formado por los padres a través del ejemplo

Chiquitos chiquitos

Por su parte, y para evitar dudas de cuánto sí o cuánto no, el odontopediatra Pablo Colla directamente dice que es malo que los chicos menores de 5 años consuman golosinas, ya que la ingesta de azúcares es causante de caries y en nenes pequeños, la higiene siempre es deficiente.

Y también se suma el pediatra Víctor Alzú, quien agrega que los llamados dientes “de leche” son muy lábiles a ser consumidos por los azúcares de las golosinas, y pueden ser la puerta de entrada posterior a bacterias. Por eso, si realmente no encontramos la manera de evitar que nuestro hijo consuma algún dulce siendo tan pequeño, “es conveniente establecer previamente la cantidad, el número de golosinas diarias, semanales o en momentos especiales como vacaciones, cumpleaños o fines de semanas”, señala la odontóloga.

Negociación

Ok. No queremos parecer “malas madres” ni “injustas” por no permitirles a nuestros hijos comer un “simple” chocolate. Entonces, hay que negociar. Según el Dr. Alzú una forma de negociar con los niños es que las golosinas sean usadas como postres. Y para la Dra. Pinedo, la negociación debe existir antes de llegar al kiosco, marcando pautas claras de conducta ante este tipo de alimentos, o sea que el niño haya acordado y sepa cuándo y cuántas golosinas consumirá.

Porque no olvidemos, que como cuenta la especialista, las golosinas no dejan de ser calorías vacías, es decir, su valor nutritivo es casi nulo. Están constituidas básicamente por azúcares simples (fructosa, glucosa y sacarosa) de rápida asimilación, además de aditivos y colorantes artificiales que sólo aportan características de color que estimulan el deseo de consumirlas. Entonces, ahora sabiendo esto, no te sientas mal por decirle “no” al segundo caramelo. Encontrá tu manera de llegar a un acuerdo, logrando que sea parejo y sin exceso.

Saber elegir

Como es muy difícil no permitirles ningún dulce a nuestros hijos, los asesores nos dan ciertas recomendaciones a la hora de ir al kiosko:
*Son convenientes las golosinas de colores poco estridentes, preferentemente blancas, porque no contienen colorantes, por ejemplo, los caramelos de miel.
*Es preferible evitar el color naranja que posee “tartrazina” y el color rojo que contiene “carmín”, dos tipos de colorantes, fundamentalmente en niños menores de 2 años, porque les pueden producir reacciones alérgicas.
*Ante la selección del caramelo, es mejor inclinarse por aquellos libres de azúcar, para evitar caries y aumento de peso.
*Conviene elegir aquellos dulces que no sean pegajosos, por ejemplo: gelatinas, chocolates, caramelos duros para chupar. y los llamados “líquidos”, porque son más fáciles de remover, por ejemplo: mieles y gaseosas.
*Elegir las golosinas más pequeñas, de manera que sea menor cantidad de azúcar y tener en cuenta que líquidos como gaseosas y jugos también producen caries.

Por Carolina Koruk / Asesoraron: Dr. Pablo Colla, odontopediatra de Consulmed para Staff Médico, M.N. 27.686, Dr. Víctor Alzú, M.P. 4457 y Dra. Griselda Pinedo, M.P. 796 pediatra y odontóloga respectivamente, ambos de la Facultad de Medicina de Fundación Barceló (Santo Tomé).

SEGUÍ LEYENDO:

Por qué los chicos le tienen miedo al doctor

Mitos y verdades sobre el primer baño del recién nacido