Juana Repetto: “Crío a Toro con mucha libertad, respeto lo que él necesita, pero con límites”

La actriz de 29 años se convirtió en una referente actual de las mamás jóvenes. Con una postura firme sobre temas como la lactancia, límites y crianza, compartió con Para Ti Mamá cómo encara la educación de su hijo Toro.

Foto: Rosalía Cameroni / Para Ti Mamá.
Juan Repetto dando la teta a Toro.(Foto: Rosalía Cameroni / Para Ti Mamá)

Una mamá todo terreno Juan Repetto se convirtió en un referente para las madres jóvenes. Elegida como nuestra mamá de tapa abordamos temas de actualidad como la lactancia,   la crianza respetuosa y de los valores que le inculca al pequeño Toro.

–¿Ya decidiste cuándo mandarlo al jardín?

–En principio, es muy bebé y no tengo la necesidad de que vaya. Hay gente que por laburo o por lo que sea, tiene que mandarlo, incluso de más bebé y está bárbaro. En mi caso, que tengo la posibilidad de tenerlo en casa, me parece que es muy chiquito para escolarizarlo. Pero hago actividades con él, vamos a un espacio de juego libre, que es divino, donde juegan sin intervención de ningún tipo y las madres y padres que van, tíos, abuelos, quien lleve al niño, se dedica a observar en silencio. Sólo se interviene si el chico se está por caer, o por lastimar a alguien, o por revolear algo, para explicarle que eso no se hace.

–¿Sigue durmiento con vos?

–Duerme conmigo y mi idea es que él se vaya solo cuando esté listo para irse. Su cama está en el piso y yo tengo una cama baja, casi al ras del piso, para que él se pueda subir y bajar cómodamente.

–¿Qué te planteás respecto a la educación de Toro?

–Todavía no lo decidí, lo estoy pensando. Es un tema que me cuesta, no lo tengo definido. Me encantaría que fuera a un colegio Waldorf, como fuimos mi hermano menor y yo, que la pasamos bárbaro. Por otro lado, en casa intento educarlo con mucha libertad, respetando sus necesidades, por supuesto poniéndole límites, pero admito que en casa soy muy relajada, me cuesta la rutina a mí, con lo cual me cuesta la rutina de él. Entonces, tengo esta disyuntiva de si no estaría bueno que fuera a un colegio un poco más firme en algunas cosas que un Waldorf, más estructurado y tradicional, donde le pongan un poco más de orden, ese orden que en casa no tiene. Igual, se va a ordenar cuando se escolarice, pero bueno… sigo analizándolo.

–¿Con qué valores lo criás?

–A veces la gente cree que con la crianza respetuosa, fisiológica, los chicos hacen lo que quieren, pero eso depende de cada padre. Yo lo crío con mucha libertad, respeto mucho lo que él necesita, pero con límites. Siempre intento explicarle, hablarle, así sea necesario hacerlo un millón de veces, que te hincha un montón, pero tengo la paciencia de decirle las cosas decenas de veces. Muchas veces me enojo y se me escapa un grito, soy un ser humano, una mamá real. Pero me corrijo, aprendo, y pienso ochenta veces, trato de explicarle las cosas, porque él entiende todo lo que se le dice.

Muchas veces me enojo y se me escapa un grito, soy un ser humano, una mamá real.

–Por último, ¿qué planes tenés para este año? ¿Ya estás preparada para volver a las tablas o a la tele?
–El año pasado con mi hermano Bautista hicimos en teatro la obra “Colores, el regreso”. Toro iba conmigo todos los días, y durante las funciones lo cuidaba mamá o alguna amiga. Un día apareció una lentejuela en su caca, jajaja, el colmo. Me re asusté, obvio, pero la realidad es que jugaba en el piso del teatro como otros nenes se tragan una hojita, un pastito. Ahora me hicieron una propuesta hermosa para hacer teatro este año pero no me atreví a aceptarla porque no lo quiero dejar 5 noches por semana: comer, bañarse e irse a dormir sin mí. Lo re pensé: “Lo llevo con un tupper y le doy de comer en el teatro”, pero me di cuenta de que no estoy para eso en este momento de mi vida.

–Si bien luego se arrepintió, Facundo Arana dijo que la maternidad nos realiza como mujeres, ¿coincidís con eso?

–A mí me completó como ser humano, no como mujer, era lo único que me faltaba para terminar de ser yo, me faltaba saber cómo era Juana mamá para saber quién era como persona. Estoy estudiando cosas que no sabía que me iban a interesar, me metí en la carrera de puericultora, ahora empiezo un curso de los nuevos paradigmas de crianza, estoy con todo eso. Me completó en el sentido de que me faltaba esa parte, que llegó con la maternidad. Hay mujeres que están completas antes, no tengo idea, es lo que me pasó a mí.

Por Florencia Romeo / Producción: Gigi Viappiani / Fotos: Rosalía Cameroni.

SEGUÍ LEYENDO:

Juana Repetto: “Desde el segundo cero de ser madre sentía que era capaz de matar por esa cría”

¡Imperdible! Mirá el back de tapa de Juana Repetto en Para Ti Mamá.