Aguas bronceantes: lo último en belleza para una piel con efecto dorado

Son uno de los productos best sellers del verano europeo: son autobronceantes, sus fórmulas ofrecen multibeneficios e hidratan la piel. Te contamos de qué se trata la tendencia tanning waters. Anticipate a lo que viene.

#PARA TI - AGUAS BRONCEADORAS (2)
Las aguas bronceantes tienen una sustancia con componentes autobronceantes, y además suman perfume y efecto dorado.

¿Quién no se ve mejor cuando los tonos dorados del verano empiezan a notarse en la piel? Sobre todo cuando lo logramos evitando los daños del sol. El verano que se está yendo en el hemisferio Norte tuvo como protagonistas las “aguas bronceantes” (en inglés, tanning waters) que varias marcas lanzaron con diferentes características y beneficios. Se llaman “aguas” por su textura: acuosa y de absorción inmediata. Cuentan, además, con agentes hidratantes, componentes autobronceantes y algunas otras suman partículas de brillo que iluminan la piel.

Al respecto, la Dra. Patricia Dermer, licenciada en Química, doctora en Análisis Biológicos y directora de Lidherma, explica: “Los fabricantes buscan siempre sorprender al consumidor con productos nuevos. Estas aguas tienen una sustancia con componentes autobronceantes, y además suman perfume y efecto dorado”.

Por su parte, la Dra. Leisa Molinari, médica especialista en cáncer de piel del Hospital Italiano de Buenos Aires, agrega: “¡Se vienen con todo! Hace un tiempo que a mis pacientes les recomiendo que lo usen porque no se van a arrepentir, tienen tres beneficios en un sólo producto: es hidratante, da color y brillo lindo a la piel”.

Se presentan como brumas o sprays y se aplican pulverizando la piel a distancia. “No es fácil aplicarla de forma pareja ya que al brumizar no estás controlando del todo la cantidad que te ponés”, aclara la Dra. Dermer, y agrega: “Hay que evitar que el producto se acumule para que no se generen manchas. Recomiendo tener a mano un disco de algodón para secar el excedente”.

“Esta aguas son para usar cuando no vas a la playa, son ideales para quienes no toman sol.” Patricia Dermer, directora de Lidherma.
“Esta aguas son para usar cuando no vas a la playa, son ideales para quienes no toman sol.” Patricia Dermer, directora de Lidherma.

¿En qué momento estos productos resultan ideales? Cuando querés sacarte de encima el “look invierno”: si querés empezar a mostrar las piernas o si tenés una fiesta y vas a usar un vestido strapless está bueno sumar un poco de color.

Recomiendo empezar a usarlo 3 o 4 días previos al evento, una o dos veces por día. Evitar hacerlo el día mismo por si llegás a mancharte. Si eso ocurriera, se soluciona frotando suavemente y de a poco la zona con una esponja de cocina”, aconseja Dermer.

Hay que tener en cuenta que, si bien algunas marcas les agregan a sus fórmulas protección solar, no resulta suficiente si nos vamos a exponer al sol: “Esta aguas son para usar cuando no vas a la playa, es el producto ideal para quienes no toman sol”, advierte la especialista. Al respecto también opina la Dra. Molinari: “Lo importante es saber que el bronceado que te da no es melanina, sino otro tipo de pigmento que no tiene efecto protector en la piel, o sea: hay que ponerse protector solar (como si estuvieras blanca). Me ha pasado ver pacientes quemados por el sol porque no se cuidaban; al verse bronceados o con cierto color creían que no necesitaban protector”.

Finalmente, la Dra. Dermer no recomienda el uso de este producto para la cara; en su lugar, aconseja recurrir a un buen maquillaje: “La piel del rostro puede presentar cierta acumulación sebácea en los poros, y esta sustancia, como es oxidante (la piel toma color porque se oxidan ciertas fracciones de proteínas del estrato córneo), quedará como si tuvieras un punto negro”.

 El secreto para aplicarlas. por las Dras. Patricia Dermer y Leisa Molinari

xCuidado con los excesos: la piel puede quedar anaranjada.

xNo uses aguas bronceantes en caso de tener la piel descamada o seca porque puede mancharse.

xRealizá una exfoliación corporal suave con un scrub e hidratá bien la piel antes de su aplicación. Hacé hincapié en pulir e hidratar codos y plantas de pies, donde la piel suele ser muy seca.

xEvitá exfoliaciones abrasivas con esponjas vegetales o guantes porque pueden generar zonas con demasiada absorción del producto y que la aplicación quede despareja.

xPrestá especial atención a la parte posterior de la rodilla y los pliegues del brazo. Si hay excedentes, secá con discos de algodón.

xLuego de la hidratante, esperá 10 minutos y colocá el agua bronceante. Se puede ayudar con la mano, realizando movimientos rápidos hasta sentir que se desliza sin dificultades por la piel.

xDejá secar 5 minutos y después vestite.

xSi no te gusta el resultado, date un baño de agua tibia y frotá las zonas manchadas suavemente con una esponja de cocina.

Textos: M.Florencia Bocalandro. Producción: Pilar Resta. Fotos: Maia Croizet

SEGUÍ LEYENDO:
Flex diet: cómo es el plan que admite los permitidos e igual bajar de peso

Beauty looks de primavera: qué maquillajes se vienen