Las nuevas palabras que usa la generación Z para hablar de amor

Birdboxing, orbiting, ghosting, instagrandstanding… En las redes se imponen algunos términos que definen los nuevos comportamientos y vínculos amorosos de los más jóvenes.

travel, vacation, technology and friendship concept - smiling couple with smartphone in city
Los postmillennials tienen sus propios códigos y lenguajes para el amor.

Las redes sociales atraviesan los vínculos amorosos, los moldean y definen. Instalan comportamientos y maneras. Establecen sus propios códigos y términos para describir el amor. Así como en algún momento se habló del Ghosting, ahora birdboxing es la palabra con la que la generación Z (postmillennials nacidos entre 1995 y 2010) se refiere a lo que sucede al principio de una relación, durante el flechazo inicial: al “encantamiento” que suele aparecer cuando arranca una relación nueva; casi con los ojos vendados y sin poder ver a su “match” en su totalidad.

La expresión tiene su origen en Bird box (A ciegas) la exitosa película de Netflix protagonizada por Sandra Bullock. La palabra de moda se suma a otras que ya están en el glosario de los chicos y se instalan en las redes sociales con sus “heavy users”.

“Ghosting” es otra de las palabras usadas, y también una de las más temidas. Describe la manera cruel de dar por terminada una relación, desapareciendo por completo y sin dar ningún tipo de explicación. Como un fantasma. Y la situación puede ser peor. Puede seguirle el orbiting: mantenerse en la órbita, monitorear, sin comunicarse con ese otro. Seguir teniendo cierto contacto con el otro, a través de un like o un retweet pero sin que exista una intención real de generar un encuentro.

#PARA TI - Relaciones - News - 123RF2
Bird box, la película de Netflix protagonizada por Sandra Bullock.

Instagrandstanding es otro de los términos más convocantes. En este caso hace referencia a la acción de subir fotos en lugares o con objetos que son importantes para el otro (del que quiere llamar la atención).  Pero no necesariamente las palabras con las que esta generación conversa sobre el amor tiene que ver ver con la volatilidad de los vínculos de la que se suele hablar como el mal de época. Hay opiniones diversas. Federico Volinsky, creador de la app BlindLove analiza: “estas palabras de  moda pueden no ser estables, pero detrás de las personas que lo utilizan están las ganas de armar un vínculo que trascienda y que genere momentos espontáneos de auténtica conexión y de compartir con el otro”.

LA DENSIDAD DE LAS PALABRAS Las estadísticas son contundentes. Los datos dicen que el 46% de los usuarios de dating apps conoció a su actual pareja de manera online, y parece difícil que esta tendencia se revierta. Según Volinsky el futuro de las dating apps va a seguir creciendo a pasos agigantados. Las advertencias de los especialistas, sin embargo, son de lo más oportunas.

La licenciada en Psicología y Miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina,  Any Krieger, pone el acento en el lado B que muchas veces pueden esconder estos términos: sensación de vacío, soledad, inestabilidad emocional y expectativas desmedidas.

“Se corre el riesgo de que el amor llevado a las redes oculte los efectos que pueden provocar. El universo virtual es el escenario donde las relaciones se expresan en todo su esplendor. Las aplicaciones ofrecen un espacio donde los sujetos implicados no se hacen responsables de sus actos y el destrato aparece con tanta fuerza como la pasión, la crueldad enturbia los actos de seducción, ternura y simpatía”, alerta. Siempre detrás de un usuario y un perfil hay alguien que se entusiasma, sufre, espera o salta de alegría.

Texto. Redacción Para Ti Fotos. 123RF

SEGUÍ LEYENDO:

Capitana Marvel: el feminismo ya tiene superheroína