Embarazo: los 5 alimentos anti náuseas que no podés dejar de consumir

En los primeros meses de la gestación es muy común tener malestares y pocas ganas de ingerir bocado alguno. Acá te contamos qué conviene comer para estar mejor, y disfrutar a pleno de esta etapa.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Las naúseas  son más frecuentes durante la mañana. (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá).

La hermosa noticia del embarazo llegó acompañada por las tan conocidas náuseas: malestares estomacales que suceden, con mayor frecuencia, por la mañana.

“Un 85% de las embarazadas padecen náuseas y vómitos, los cuales son parte de los cambios normales que atraviesa el cuerpo durante el embarazo”,cuenta la obstetra María Fernanda Lage, quien aclara que aunque no existe una respuesta clara acerca de qué las producen, se cree que las hormonas secretadas por el propio embarazo, como la gonadotrofina coriónica humana o la progesterona, cuyos niveles se encuentran elevados en este período, podrían estar implicadas. Y comenta también, que estos síntomas mejoran entre las 12 y las 16 semanas.

Poneles un freno

Por suerte, existen alimentos que previenen o contribuyen a disminuir las náuseas, y, como indica la asesora, lo ideal es que intentes identificar cuáles son los que te ayudan a vos, ya que cada mujer es diferente. Veamos cuáles nos sugiere la médica:

1. Carbohidratos: pan, galletitas de agua, cereales, frutas y verduras. Son muy fáciles de digerir. Tu organismo sentirá el alivio de la acidez al consumirlos, generan saciedad y te dan energía. Guardalos para el desayuno, que es la comida más importante del día, ya que son una opción saludable y rica en fibras. Además, mejoran la constipación y aceleran el tránsito intestinal, haciendo más sencilla la digestión y mejorando de esta manera, los síntomas en el primer trimestre.
2. Carnes magras, clara de huevo o lácteos. Son fuentes de proteínas, dan saciedad y mejoran la sensación de malestar estomacal.
3. Nueces. Son muy fáciles de digerir, sabrosas, y tienen muchos nutrientes (sobre todo proteínas). Ideales para utilizar como snack.
4. Caramelos: de menta, para mejorar el síntoma, y libres de azúcar para evitar caries. Además mejoran el sabor metálico de tu boca, previniendo así, la sensación de náuseas.
5. Líquidos. Las bebidas frías son muy fáciles de tolerar, y además de mantenerte hidratada, mejoran el mal sabor en tu boca.

Secretitos

La obstetra recomienda:
*Las bebidas con jengibre o menta son muy efectivas para evitar la sensación de náuseas pues promueven la producción de secreciones salivales y jugos digestivos.
*Otra forma de consumir líquido es la gelatina, la cual posee propiedades que disminuyen los síntomas de náuseas y vómitos (es sabrosa, se come fría, genera saciedad y te mantiene hidratada).
*Comer pequeñas porciones de comida cada 2 o 3 horas ayuda a reducir las náuseas. “Esto regula tus niveles de azúcar en sangre y mejora la sensación” comenta Lage
*Consumí los líquidos separados de los sólidos, ya que al ingerirlos juntos, tu estómago puede sentirse muy lleno y generar malestar.
*Evitácambios bruscos de posición. Sobre todo por la mañana cuando te levantás de la cama.

Los NO

Así como existen alimentos que ayudan a prevenir las náuseas y los vómitos en el embarazo, Lage comenta que también hay otros que empeoran esta situación. Aquí van algunas sugerencias:
*Evitá las grasas y los picantes así como las facturas, las tortas y los fritos. Son alimentos muy difíciles de digerir, los cuales generan pesadez.
*No consumas alcohol. Esta es una recomendación para todas las embarazadas, independientemente de los síntomas de náuseas y vómitos. El alcohol genera acidez y malestar estomacal.
*No elijas bebidas con gas. Distienden el intestino y provocan dolor abdominal. Tratar de reducir el consumo te beneficiará en muchos aspectos y te hará sentir mejor.

Por Gloria Kaspar / Asesoró: Dra. María Fernanda Lage, obstetra del Hospital Italiano, M.N.: 122.877.

Seguí Leyendo:

Gusto y olfato alterado en el embarazo: ¡Qué hacer si no soportás nada!

Cómo actuar frente a la taquicardia o palpitaciones en el embarazo

10 primeras veces de los bebés

Hay acciones que se repetirán decenas o miles de veces, pero hubo un vez en que fue la primera. Y esa ocasión fue emocionante. Acá elegimos algunas de las más recordadas por los padres.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Las 10 primera veces de los bebés (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

Más allá de emocionarnos y esperarlas con ansias, muchas de las primeras veces en la vida de nuestros hijos hablan de su crecimiento dentro de los parámetros esperables. Nos emocionamos, les sacamos fotos y atesoramos el momento para contarlo muchas veces a lo largo de la vida. Con el asesoramiento del Dr. Raúl Gómez Traverso, elegimos los siguientes acontecimientos:

1. La primera teta

Lo ideal sería que el bebé logre prenderse a la teta inmediatamente luego de su nacimiento, es decir, en la sala de partos. De no ser posible, se volverá a probar en la habitación donde la nurse o la puericultora estarán para ayudar, porque no siempre la buena prendida sucede en los primeros momentos de vida. Al momento del alta, sería ideal que este tema esté resuelto. Recordá que para nosotras el amamantar y para el bebé el succionar, son hechos naturales que necesitan sus momentos y tranquilidad.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Lactancia (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

2. El primer baño

Para realizar el primer baño se recomienda esperar 48 horas luego de la caída del cordón umbilical. Si se lo hace antes y se humedece, se retrasará su caída. “Convengamos que un bebé no se ensucia mayormente, pero también es sabido que hay padres particularmente ansiosos y fanáticos de la limpieza. En ese caso, se le puede pasar unos paños húmedos por el cuerpito, pero evitando tocar el cordón umbilical”, señala el profesional.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
El primer baño (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

3. La primera mamadera

Se le brinda al bebé cuando lo aconseje el pediatra de cabecera, ya que se indica lactancia exclusiva los primeros 6 meses. Incluso, podrá sugerir ir incluyendo algunos alimentos semisólidos, antes de agregar la mamadera en la alimentación. Por supuesto, esto varía en cada caso, dado que hay madres que no tienen leche o que se les corta antes y se ven obligadas a darles mamadera a sus hijos. Por otra parte, en muchos casos por compromisos laborales, hay mamás que dejan leche propia en biberones, para darle al bebé durante su ausencia. Por lo tanto, es difícil establecer cuándo es la primera vez.

4. La primera comida sólida

Se empieza a los 6 meses de edad, generalmente en los bebés que toman la teta a demanda. Cuando la mamá trabaja y no puede amamantar con la frecuencia habitual, el pediatra puede indicar que empiece a consumir algunos semisólidos. Pero lo ideal es que el bebé tome únicamente leche materna hasta los 6 meses y recién entonces empiece a agregar semisólidos, como puré de calabaza y banana pisada.

5. La primera sonrisa

Puede sonreír por reflejo a partir de su nacimiento, pero la sonrisa social se produce alrededor de los 2 meses.

6. Se sienta solo

Se sienta a partir de los 6 meses, cuando los músculos del cuello, la espalda y las piernas ya están desarrollados y puede incorporarse y mantenerse en esa postura.

7. Primeros pasos

La mayoría lo hace alrededor del año, pero esto puede variar hasta el año y medio y depende de la maduración de cada niño. En muchos aspectos del desarrollo de los bebés la edad es una referencia a tener en cuenta pero jamás una imposición. Cada bebé tiene sus tiempos y se los debe respetar. Por supuesto, si un bebé de 1 año y medio ni siquiera amaga a caminar, se sugiere una consulta.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

8. Primeras palabras

Arranca con algunos sonidos, lo que se llama lenguaje silábico, entre los 6 y 7 meses. Luego, alrededor del año, ya empieza a decir palabras con sentido. Las primeras suelen ser, obviamente, “Mamá” y “Papá”, que además le resultan muy sencillas de decir.

9. Las primeras relaciones con los otros

A partir de los 2 meses de vida, el bebé sonríe. Entre los 6 y 9 meses, ya empieza a distinguir las figuras familiares de aquellas que no conoce. De los 8 a los 9 meses saluda con la mano y podemos empezar a cantarle: “Qué linda manito que tengo yo”.

10. Se lava los dientes por primera vez

A partir de los 3 años, el bebé ya es un niño y se empieza a lavar los dientes con pasta dental. Pero desde que sale el primer diente es aconsejable limpiarlos con gasa o haciendo cepillo con el dedo.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

 

Por Florencia Romeo / Asesoró: Dr. Raúl Gómez Traverso, coordinador del Área de pediatría de los Centros Medicus, M.N. 83.414.

 

LEA MÁS:

Chicos: la importancia de crearles el hábito de lavarse las manos

Bebés a la moda: rapados o al natural, con o sin aritos