Embarazo vegetariano: cómo lograr una alimentación saludable

No tiene por qué ser un problema. Con la ayuda de dos especialistas te contamos todo lo que tenés que saber para cursar tus 9 meses de manera saludable y sin riesgos.

Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Embarazo vegetariano. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

Existen nutrientes esenciales que no deben faltar en la dieta de ninguna embarazada. Se trata de determinadas vitaminas y minerales como hierro, calcio, zinc, vitamina B12, vitamina D, entre otros. Ahora bien, si entendemos que las principales fuentes de hierro y vitamina B12, por ejemplo, son alimentos de origen animal como carne, pollo, pescado, mariscos, huevos y lácteos, ¿eso significa que por ser vegetariana carecerás de estos nutrientes? No necesariamente. Debés saber que aun cuando seas una vegetariana estricta (o vegana) podés encontrar reemplazos en otros alimentos o, en última instancia, compensarlos mediante suplementos polivitamínicos y minerales indicados por tu obstetra, para así cubrir todos los requerimientos nutricionales que vos y tu bebé necesitan en esta etapa.

Reemplazos

Para el obstetra Alejandro Hakim, la dieta vegetariana en el embarazo es correcta siempre y cuando, como en toda dieta, ésta sea capaz de cubrir las suficientes calorías y nutrientes que demanda la etapa de gestación.

Según el profesional, se recomienda a toda embarazada consumir 300 calorías extras diarias a las que llevaba consumiendo antes del embarazo, y las mismas se pueden obtener tranquilamente de alimentos naturales, frescos y orgánicos como las frutas, los vegetales verdes, los frutos secos, las pastas integrales y las sopas de verduras.
Por su parte, la nutricionista Nélida Zuccotti asegura que aun en el caso de las veganas (que no consumen ningún alimento de origen animal) para considerarse completa la dieta, debería incluir:

*Soja en forma de brotes o hamburguesas

*Queso Tofu fortificado con calcio

*Cereales para desayunos fortificados

*Extracto de levadura

*Harinas y pastas fortificadas

*Aguas saborizadas fortificadas

*Jugos de fruta

*Bebidas vegetales enriquecidas

*Fruta seca,

*Semillas de lino, sésamo, chía,

*Algas

*Legumbres

*Cítricos

*Vegetales de hoja verdes

*Aceite de soja, de canola, de lino, de chía, quínoa,

*Avena

*Amaranto.

La anemia

Es importante aclarar que toda mujer, por el sólo hecho de estar embarazada, genera de por sí un cuadro de anemia fisiológica, y en el caso de las vegetarianas no existe ningún riesgo, salvo que se hayan descuidado en su nutrición, la provisión de hierro necesaria en estas circunstancias.

La anemia derivada de la deficiencia de este mineral es fácilmente detectada a través de un hemograma (análisis de sangre) y se puede compensar mediante la incorporación de alimentos y suplementos que lo contengan. “Hay muchos productos vegetarianos que contienen hierro, como los panes y cereales de preferencia integral y fortificados con hierro, las nueces, las frutas secas, los vegetales de hoja verde oscura, las leches y yogures fortificados con hierro, que son buenas alternativas para asegurarse la absorción de cantidades suficientes de este mineral”, detalla Hakim, quien agrega que además se recomiendan los suplementos con hierro, ácido fólico, vitaminas y calcio durante el embarazo a todas las mujeres, sean o no vegetarianas.

Por Paula Radoviztki / Asesoraron: Dr. Alejandro Hakim, obstetra, Jefe del Servicio de Obstetricia del Hospital Gral. de Agudos José M. Ramos Mejía, M.N. 74.104., y Lic. Nélida Adriana Zuccotti, nutricionista del Hospital Británico, M.N. 1.041.

LEA MÁS:

Embarazo, dejar de fumar es posible: 4 claves para lograrlo

Cómo disfrutar del sol de verano ¡embarazada!