El Bicho Gómez, humorista y empresario: “El circo es mi casa, mi barrio, mi ciudad”

Es una de las estrellas de Nuevamente juntos, la revista de los Bal-Barbieri en Mar del Plata, pero además dirige Cirque XXI, la compañía de su familia y en la que él comenzó a actuar de chiquito recorriendo Latinoamérica. Aquí, las particularidades de su infancia y juventud itinerantes, la “beca” con Jorge Guinzburg, su paso por el Bailando –“una popularidad abrumadora”– y el humor en los tiempos que corren…

Marcos El Bicho Gómez (55) nació en Rio Cuarto pero no se siente cordobés. Tampoco porteño, ni patagónico o cuyano. Podría decir que no es de ningún lado si no fuera porque “soy del circo; ése es mi barrio, mi pueblo, mi ciudad”.

Cuarta generación de circenses, su hermana nació en Bolivia, algunos tíos entre Paraguay y Chile, sus padres en nuestro país, pero sus abuelos en Inglaterra, Cuba y Brasil. “Tu mamá rompe bolsa, nacés y te vas”, detalla el humorista sobre aquella vida itinerante que tantas leyendas le ha prestado a la literatura. “Así que como mis viejos se conocieron en el circo –en el circo nos conocemos todos–, yo no me crié en ningún lado. Y así vas, de lugar en lugar. Sólo cambia el patio de tu casa cada vez que abrís la puerta del circo”, detalla el Bicho.

_MMC3846
El Bicho orgulloso de sus artistas del Cirque XXI, que se presentan a diario en el puerto de la ciudad de Mar del Plata.

–¿No ibas al colegio?

–Sí, iba en las distintas ciudades en las que estaba viviendo. Desde la época de Perón existe una ley que se llama Pase Golondrina, para que vayas de una escuela a otra. Te toman sí o sí aunque sea por poco tiempo. Estás un mes, dos, una semana o dos días. Para mis viejos siempre fue importante que me educara. Viajábamos de noche para que el lunes yo pudiera ir a clase. Ahora esa ley rige para la secundaria, también. En mi generación, sólo para la primaria. Y hasta ahí estudié. Mientras viajaba por la Argentina –¡toda!–, además de Paraguay, Perú, Chile y Bolivia.

–¿Lo vivías como un trabajo?

–Sí, estaba claro que era un laburo. Aunque quizá yo no me diera cuenta. Lo disfrutaba. Trabajo desde que tengo cuatro años. Hacía el número familiar de acrobacia. Y mis recuerdos de la infancia son siempre frente al público. Si me portaba mal, me castigaban: “Hoy no entrás a trabajar”.

–¿Querías vivir de eso?

–Fue sin darme cuenta. No te lo preguntás. Llegás a los 12 o 13 años, te lucís en el número familiar de trapecio, acrobacia o lo que sea, y empezás a trabajar cada vez más por la economía del grupo. Porque cada familia se destaca en una labor. Y se la enseña a sus hijos.

_EIT8422
El Bicho en plena escena de Nuevamente Juntos, la revista de Carmen Barbieri y Santiago Bal, dirigida por Federico Bal, en el teatro Atlas.

–¿Cómo descubriste el humor?

–Tenía el culo lleno de hormigas, como decía mi viejo… Entonces empecé a notar que los artistas hacían su número y se iban. Pero los payasos entraban cada dos o tres números. ¡Mucho más seguido! “Con éstos se ríen. Con aquellos sólo aplauden”, pensaba. Eso me gustó. Y en el circo todo es muy leal. El arte se enseña de unos a otros sin cobrar un peso. Por el solo hecho de transmitir un conocimiento. Aunque vos puedas dejar sin trabajo a tu maestro. Así empecé a ensayar tres horas por día. Y cuando mis papás armaron nuestro propio circo familiar, yo hacía de todo: malabares, acrobacia y circo.

–Toda una vida…

–No. ¡Toda una vida, no! Dejé a los 28 años. Me fui a hacer otras cosas… Mis primos llevan toda una vida de circo (señala a Fabián López, dueño de Cirque XXI, donde El Bicho es el director artístico). Nos reencontramos hace algunos años. Y empezamos de nuevo. Ahora cada tanto me subo al escenario para despuntar el vicio.

–¿Cómo fue que dejaste el circo?

–Sucedió algo mágico. En el año 1983 mis padres lo pusieron a tres cuadras del Congreso, en Rivadavia y Pasco. Entonces, nos hicimos amigos de un grupo de actores que estaba investigando sobre el clown. Claudio Gallardou armó La Banda de la Risa, me invitó y salimos a girar. Así empecé a hacer teatro y fuimos pioneros en el clown. Sabía que si no me iba bien, podía volver al circo. Pero fuimos reconocidos y nos venían a ver Tinelli, Gasalla… Así pasé a la televisión, haciendo bolos y cámaras ocultas.

NIM04177422-DSC_1754
Postal de una niñez adorada. El Bicho, de niño, en la compañía familiar, con la que viajó por Latinoamérica. Así vivió hasta sus 28 años, cuando comenzó con la actuación.

Padre de dos hijos, Rocío (22) y Homero (11), El Bicho está en pareja desde hace cinco años con Vero Pecollo, bailarina y coreógrafa que conoció en el Bailando 2014. “Mezclamos la ropa ahí nomas y nos fuimos a vivir juntos”, dice entre risas y lo define: “Un amor divino. Que me agarró de grande. Otra manera de conectarme. Vero es una mujer encantadora y contenedora que no necesita estar al lado mío”.

–Antes del Bailando pasaste por el programa de Guinzburg. ¿Qué aprendiste?

–Fue revolucionario. Teníamos un vínculo fuerte con Jorge. Humor y noticias con un mensaje claro. Estar con él fue una beca. Era un tipo con una cabeza increíble. Me acunó. Y me dio libertad.

–¿Qué te dejó el Bailando?

–¿Además de Verónica? Una popularidad inalcanzable. Porque en la Capital se ve pero en el Interior es increíble. Fue un tsunami. Con Anita (Martínez, actriz y humorista) irrumpimos desde un lugar nuevo para el humor. Pudimos hacer la nuestra. La primera vez que propuse disfrazarme de mujer y Anita de hombre, había dudas en la producción. Nos dijeron que lo hacíamos bajo nuestra responsabilidad. Y nos marcaron un montón de cosas que no podíamos hacer pero… ¡las hicimos todas! Pasábamos todo el programa improvisando y nadie bailaba. Un día a Marcelo lo llenamos de torta y se tuvo que ir a bañar en el corte. Lo seguimos a camarines. ¡Una locura!

_MMC3789
Hombre de circo. El Bicho y su elenco más preciado.

–Se dijo que las cosas con Anita no habían terminado bien…

–Fuimos como un matrimonio que se desgasta. La popularidad fue abrumadora. Hacía temporada en Carlos Paz y la vez que salí con mi hijo a comer una hamburguesa no pude caminar ni comer.

–¿Cómo vivís la temporada en Mar del Plata?

–Me gustó la propuesta de Nuevamente juntos: que la familia se reencuentre arriba del escenario. Hacía mucho que no hacía temporada acá. Agradezco el cariño del publico.

–¿Tuviste que ajustar el humor a los tiempos que corren?

–Mi estilo no es ofensivo. Pero hay que medir… Chequeo mis monólogos con Vero y mis hijos. Rocío es una defensora de la mujer, pañuelo verde. Así como Homero, que se lo pone y va a las marchas con su madre. Hay cosas que sí las digo en público… a ver cómo suenan. Y si en lugar de reír dicen “¡uh!”, las saco. Porque también creo que es cierto que el humorista no se tiene que traicionar. El humor es escape y sanación además de ficción. Si hago un chiste de suegra no es porque ¡odie a mi suegra!

–¿Cómo hacés para salir a hacer reír cuando estás mal?

–Me concentro y saco el oficio de adentro. Me desenchufo y reseteo para salir a escena. Y probablemente ese día no resulte tan brillante.

–¿Volverías al Bailando?

–Sí… No tendría problema. Siempre que me den libertad para hacer humor… Me gusta trabajar.

–Para terminar: ¿Por qué te dicen Bicho?

–Porque la naturaleza no me dio una cara para que ¡me digan Brad Pitt! (desata una carcajada larga, además de estruendosa). Me llamo Marcos, como mi abuelo materno. En el circo se estila tener sobrenombre: Bochinche, Pibe, Chiquito, Titina, Tintin, Niño, Delfin, Vieja… Bicho me gusta. Siempre me lo pongo

Por Ana van Gelderen.
Fotos: Matías Campaya.

Fátima Flórez: “Cuando me enojo, mi mamá me dice que parezco más hija de Cristina que suya”

Instalada en Carlos Paz junto a su marido y productor, Norberto Marcos, la protagonista de Fátima es mágica revela su secreto para elegir a los personajes que imita y cuenta el lado B de su trabajo: “Se me han pegado gestos y formas de hablar ajenas”.

FAU_5131
“No es fácil hacer un éxito en teatro”, asegura la imitadora, aquí en la piel de Valeria Lynch.

En un taxi, el supermercado o la farmacia, Fátima Flórez (37) aprovecha para hablar con la gente. “Es una especie de sondeo que hago. Hay que estar atenta al olfato popular. Después, por supuesto, el teatro siempre es un buen termómetro: los aplausos, risas y gritos te dan la pauta de lo que funciona y lo que no tanto”, le asegura a GENTE en referencia a las imitaciones que hace en Fátima es mágica, el espectáculo con el que desembarcó en el teatro Holiday de Villa Carlos Paz.

Durante las casi dos horas de show, la comediante se anima a ser Michael Jackson  y Celia Cruz, pasando por Susana Giménez y Jennifer López. Canta, baila, no para un segundo… “Me divierto siendo camaleónica, saliendo de un personaje y entrando en otro. ¿Y sabés qué? Al público le pasa lo mismo; puedo sentirlo. Le apasiona ese vértigo”, comenta.

#GENTE-FATIMA-FLORES-CARLOS-PAZ-2019-FAU-0039
“Mágicamente me transformo en un personaje y en segundos en otro”, dice la comediante, aquí con una de sus clásicas interpretaciones, la de CFK.

–¿Existe algún personaje por el que no apostabas demasiado y se volvió un hit?

–(N. de la R.: Mira a su marido y productor, Norberto Marcos, de 60 años, y le pregunta: “¿Vos qué decís?”. Sin titubear, él dispara: “Esmeralda Mitre”). ¡Tiene razón! El “wow, wow, wow” pegó un montón. La gente se re enganchó. Después de su participación en ShowMatch el año pasado, Esmeralda se volvió muy popular. Me gusta mucho imitarla. Superó mis expectativas.

–¿Alguno que te haya aburrido?

–No suele ocurrirme, sino más bien lo contrario. Me encariño con ellos, porque hago las imitaciones con buena leche. No me gusta dejar mal parado a nadie.

FAU_5159
Shakira según Flórez, en Fátima es mágica, su espectáculo en Carlos Paz.

–Después de tantos años, ¿te cuesta deshacerte de gestos, muletillas o formas de hablar ajenas?

–Mi mamá siempre me dice: “Cuando te enojás, parecés más hija de Cristina que mía” (risas). Es cierto… Te van quedando cositas y restos de algunos. De hecho, las veces que discuto con mi marido lo hago desde alguno de mis imitados. (N. de la R.: Fátima pone la voz de Cristina Fernández de Kirchner, mira a Norberto y le dice: “Andate a la put…”). Después me excuso: “Esa no fui yo, fue el personaje”, le explico.

–¡Una charla de locos! ¿Y vos qué le contestás, Norberto?

N: Ella me grita como Cristina… ¡y yo le respondo como Macri!

F: Entonces la grieta se produce en casa (risas).

SIEMPRE CAMBIANTE, PERO IGUAL. La primera imitación que hizo en su vida fue la de Xuxa. “Tenía 5 o 6 años. Me presenté a un casting y gané. Me llevé una muñeca”, recuerda Fátima acerca de sus comienzos.

A su imitación de la brasileña le siguió la de su maestra de quinto grado, Norma Kauffman. “Con mis compañeros le teníamos un miedo bárbaro, porque era muy exigente. Lo que hice yo fue trasladar ese sentimiento hacia el humor: copié sus gestos y su forma de hablar. En casa se mataban de risa, porque me salía igual”, explica.

Aunque ya no es aquella niña, Fátima conserva intactas las ganas de jugar y divertirse. Lo que antes hacía para pocos ahora lo practica arriba de un escenario y para miles de personas.

FAU_5264
Fátima deslumbra con su imitación de Susana Giménez.

–En varias entrevistas te definís como una artista popular. ¿Qué significa para vos esa palabra?

–Estar en el corazón de la gente, que te conozca todo el mundo. Yo salgo a la calle y recibo permanentes demostraciones de afecto. Desde pulgares para arriba hasta pedidos para que hable como tal o cual personaje. La gente tiene muy buena onda conmigo, sobre todo las mujeres. Y a mí me encanta, porque hasta hace unos años el humor estaba dominado por los hombres. Muchos cosificaban a la mujer y la dejaban en un lugar inferior. Hoy eso está cambiando. Celebro que haya más equilibrio, que nos hayan dado otro lugar.

–¿Te molesta no estar primera en el ranking de venta de entradas?

–Todos los artistas quieren que les vaya bien. Los que te dicen “me da lo mismo” no son sinceros, o no ponen dinero. Nosotros estamos obligados a que nos vaya bien, porque junto con Miguel Pardo somos los productores de la obra y hemos invertido muchísimo en pantallas, vestuario y bailarines para darle al público lo mejor. Si presentás un buen show, te recomiendan y te acompañan. Creo en el boca a boca. Sin ir más lejos, trabajé en teatros chicos y grandes, me vino a ver mucha y poca gente, pero nunca fui a media máquina. Mi entrega es del cien por cien. Siempre fui así. No me permito dar menos: me sentiría mal. Hasta ahora vengo muy bien, con dos funciones de martes a domingo. Mi deseo es que sea una temporada exitosa. Como ya es costumbre, volví a poner precios populares (N. de la R.: Entradas a partir de $300), porque Fátima es para todos, no para algunos.

#GENTE-FATIMA-FLORES-CARLOS-PAZ-2019-FAU-0028
“Las veces que discuto con Norberto lo hago desde alguno de mis imitados. Después me excuso: ‘Esa no fui yo, fue el personaje’, le digo”.

–¿Qué planes tenés para este 2019?

–La maternidad sigue siendo un proyecto. No sé cuándo, porque para 2020 tengo prevista una gira por Los Angeles, Miami y Nueva York. Es un proyecto que me tiene muy entusiasmada. También me encantaría hacer ficción. Sé que puedo, porque me preparé para eso. Nunca me presenté a ningún casting ni tampoco me convocaron. Siempre me llaman para hacer humor, lo cual agradezco, pero ésta es una faceta mía que nadie conoce y que estoy segura va a dar que hablar. ¡Productores, quedan avisados!

Por Flor Illbele. Fotos: Fabián Uset.

SEGUÍ LEYENDO:

Fátima Flórez: “Jamás dejaría de hacer un personaje por el enojo de alguien”

 

El look de Meghan Markle para asistir al Teatro Nacional de Londres

La Duquesa de Sussex lució un outfit sencillo y elegante para asistir. Los especialistas analizaron su look

El look de Meghan Markle
El look de Meghan Markle

La Duquesa de Sussex, Meghan Markle, asistió al Teatro Nacional de Londres y estrenó su rol de madrina, que había sido ocupado por la reina Isabel durante cinco décadas. En su visita, llamó la atención con un  look  elegante y lució su embarazo.

Meghan eligió un diseño de Brandon Maxwell
Meghan eligió un diseño de Brandon Maxwell

La duquesa optó por un diseño con escote V y falda con leve movimiento en rosa pálido de la colección Primavera/Verano 2019 de Brandon Maxwell, y lo acompañó con un blazer a tono.  “Tiene un look súper moderno y usa colores tranquilos. Le gusta la simplicidad y lo neto, pero siempre se juega con algo. En este caso, lo hizo al sumar las sandalias con tiras”, señala a Para Ti el diseñador Benito Fernández.

#PARATI-LOOK-MEGHAN-7-FN

¿Un detalle? Los zapatos de la firma Aquazzura son los mismos que utilizó el día de su compromiso con el Príncipe Harry y, esta vez, ni su embarazo impidió que se animara a usarlos.  “Si bien es de punta cerrada, en los laterales es abierto y  tiene tiras, lo que lo aleja de un modelo más tradicional y se vuelve más representativo de su estilo”, explica Laura Malpeli de Jordaan -asesora de imagen y directora de la web Styletto-.

meghan
Los zapatos son los mismos que utilizó el día de su compromiso con el Príncipe Harry.

Además, la asesora añadió: “Las prendas que eligió son de un corte más bien clásico y en un tono neutro que la favorece. Lo acompañó con el cabello recogido y un make up poco recargado, igual que en los accesorios. En este caso, optó por un complemento que ya había usado como el clutch de Carolina Herrera (que lució en junio pasado)”.

#parati-look-meghan-3-FN-
Eligió un clutch de Carolina Herrera para complementar su look.

Como explica Benito Fernández “ella maneja muy bien la feminidad tanto en los cortes que elige en los vestidos como a la hora de optar por peinado y make up”. Una vez más, la duquesa dio cátedra de estilo y demostró que el embarazo le sienta muy bien.

Texto: Celeste Lattanzio. Fotos: Fotonoticias

SEGUÍ LEYENDO:
El look low cost de Meghan Markle, ¿un homenaje a Lady Di?

Las nuevas colecciones de Benito Fernández, Laurencio Adot y Mariana Dappiano

Los diseñadores presentaron sus nuevas propuestas en la tercera edición de Cariló Designers Edition.

Mariana Dappiano, Laurencio Adot y Benito Fernández presentaron sus colecciones.
Mariana Dappiano, Laurencio Adot y Benito Fernández presentaron sus colecciones.

Se realizó la tercera edición de Cariló Designers Edition bajo la producción de Guillermo Azar en Cariló Golf. Allí, los diseñadores Benito Fernández, Laurencio Adot y Mariana Dappiano presentaron sus nuevas colecciones.

Mariana Dappiano
Traje de baño entero con estampa exclusiva y capa by Dappiano

TROPICALIA POR MARIANA DAPPIANO. Así se llama la nueva colección de la diseñadora, que está inspirada en un viaje al Amazonas y en el espíritu de su flora y fauna. Dappiano en cada nueva temporada dibuja estampas exclusivas que surgen de la observación de Insectos, sus alas y su entorno. Los zapatos fueron diseñados especialmente por Josefina Ferroni para esta colección.

Sus estampas exclusivas son un distintivo de sus diseños.
Sus estampas exclusivas son un distintivo de sus diseños. (Mariana Dappiano)
(Mariana Dappiano)
Maxivestido con zapatos de Josefina Ferron.
La pasada final
La pasada final

WHISKY, LO NUEVO DE BENITO.  El diseñador Benito Fernández presentó su colección de alta costura. Se trata de una colección súper femenina con dos líneas claras de color. Por un lado, se destacaron los colores claros en una mezcla característica de texturas: mix de bordados, gasas, encaje, piedras y volados. Y, por el otro, Benito sigue apostando a los colores shocking: el rojo, el naranja y el verde se mezclan en vestidos de gasa y con vuelo.

Presentó su colección Whisky
Presentó su colección Whisky con colores shocking
#PARATI-DESFILE-CARILO-2-BENITO
Géneros livianos, fusión de colores y largos irregulares.
#PARATI-DESFILE-CARILO-3-BENITO
Diseño cruzado con volados y mix de colores.
La pasada final de la colección de Bneito Fernández
La pasada final de la colección de Benito Fernández.

ROYAL ASCOT by LAURENCIO ADOT. Encargado del cierre del desfile, presentó una colección inspirada en la carrera de caballos Royal Ascot. Rosa, aquamarine, nude, negro y blanco son los colores que predominan en esta colección. Y la vedette de la temporada es el tono plata.

inspirada en la carrera de caballos Royal Ascot
Diseño con flores bordadas y detalles de pluma.
#PARATI-DESFILE-CARILO-9-ADOT
Diseño al cuerpo con pailettes en la parte superior.
#PARATI-DESFILE-CARILO-12-ADOT
Vestido con corset y falda lánguida y un solo hombro.
En el cierre del desfile
En el cierre del desfile

Redacción Para Ti. Fotos: Gentileza Cariló Designers

SEGUÍ LEYENDO:

Destellos metalizados frente al mar: Para Ti en Pinamar Moda Look

Dripping cakes: cómo hacer las tortas del momento

En tortas y decoraciones siempre aparecen novedades o reversiones de clásicos que nos llaman la atención. Tal es el caso de las populares dripping cakes o tortas que gotean. Te damos recomendaciones de tres expertas.

El secreto de esta novedad de la repostería radica en la decoración estilo ‘dripping’ (goteo) que se puede realizar con chocolate, caramelo o glasé. La consistencia ideal está en el ganache. ¿Cómo hacer las mejores dripping cakes? Seguí estos consejos.

CONTRASTES DE COLOR. “Para que llame la atención elegí tortas altas y colores que contrasten, uno para la buttercream y otro para el chorreado. Hay millones de combinaciones y es sorprendente cómo se lucen en cualquier tono”, asegura Mariana Ginyaume, de Rústica Pastelería, y agrega: “Para el chorreado derretí en microondas crema de leche con chocolate blanco picado y coloreá con colorante comestible”. Y si no te animás a hacerla, en su local –Zapiola 2125, CABA– el precio es de $ 500 por kilo.

#PARA TI - DRIP CAKE 2 - Gourmet - GENTILEZA RUSTICA
De Rústica Pastelería

BUEN REVESTIMIENTO. “En general estas tortas llevan un revestimiento de crema de manteca que tiene que estar bien hecho para que el efecto de goteo se destaque más”, revela Lucía Discoli, de Carlota Patisserie, y aclara que cuando le piden esta torta con golosinas ella hace bombones y trozos de brownie, nada de paquetería. Podés encargarla en www.carlota.com.ar. El kilo cuesta $ 600, más un adicional si la decoración es muy exigente.

#PARA TI - DRIP CAKE - Gourmet - GENTILEZA CARLOTA
De Carlota Patisserie

TOPPING ORIGINAL. “A las dripping cakes me encanta sumarles mucha decoración en la superficie”, explica Florencia Popi Bomaggio de Cup & cakes pastelería, y agrega: “Hay una infinidad de elementos que se pueden añadir: desde bombones, macarons, flores naturales o flores de merengue sprinkles hasta golosinas. Todo vale a la hora de resaltar la presentación” (IG: @cupcakespasteleria).

#PARA TI - DRIP CAKE - Gourmet - GENTILEZA CUP CAKES
De Cup & cakes pastelería

Textos Silvina Ocampo Fotos GENTILEZA MARCAS

Seguí leyendo:

Sabores orgánicos: 4 platos saludables

God save Rami Malek: la historia del galán del momento rumbo a los premios Oscar 2019

Después de 15 años actuando en diferentes papeles para el cine y la televisión, hoy su nombre está en boca de todos y podría obtener la estatuilla. El norteamericano logró cautivar tanto al público como a la prensa especializada con su interpretación de Freddie Mercury en la biopic Bohemian Rhapsody.

Rami Malek
Carismático y multifacético, así es el actor Rami Malek.

La fama no le cayó del cielo. El actor Rami Malek (37) llevaba años llamando a la puerta del éxito e interpretando un sinfín de papeles secundarios hasta que en el 2015 llegó por fin su gran oportunidad de la mano de la serie Mr. Robot, en la que obtuvo su primer protagónico. Pero aún faltaba lo mejor: el año pasado lo convocaron para encarnar al cantante Freddie Mercury en la biopic Bohemian Rhapsody y esto significó su consagración absoluta.

ESCALERA A LA FAMA. Rami Said Malek nació el 12 de mayo de 1981, en Los Ángeles. Sus padres son de origen egipcio pero se mudaron a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades laborales.

Rami tiene un hermano gemelo, Sami (docente), y una hermana mayor, Jasmine (médica). Asistió al Notre Dame High School en Sherman Oaks (California) y, una vez graduado, comenzó a tomar clases de teatro con la actriz Kirsten Dunst mientras estudiaba Bellas Artes en la Universidad Evansille, carrera que terminó en el 2003. Mientras estudiaba, trabajaba como mesero y se presentaba a cástings –con poco éxito– hasta que obtuvo su primer papel en la serie Gilmore Girls.

Rami en la piel de Freddie Mercury.
Rami en la piel de Freddie Mercury.

Luego participó de Over There, en la sitcom The War at Home, hizo un personaje en la película Papillon y, finalmente, formó parte del elenco de la divertidísima comedia Una noche en el museo (2006). Luego llegó la miniserie The Pacific (2010), el film Larry Crown (2011) –junto a Tom Hanks y Julia Roberts– y The Master. También se puso en la piel de Benjamin para la popular saga Crepúsculo y fue compañero de reparto de Aaron Paul –conocido por Breaking Bad– en la película Need for Speed (2014).

Finalmente, en 2015, le ofrecieron el rol de Elliot Alderson en la serie Mr. Robot –cuya cuarta y última temporada se emitirá en 2019– y ese protagónico le valió ser la tapa de varias revistas y hasta fue convocado por la maison francesa Dior para protagonizar la campaña invierno 2016 de Dior Homme. Lo mejor estaba por venir y Malek aún no lo sabía.

HOLLYWOOD A SUS PIES. El año pasado fue bisagra para Malek ya que recibió la propuesta que cambiaría el rumbo de su carrera: interpretar a Freddie Mercury en la biopic Bohemian Rhapsody.

En el casting el actor se sinceró y admitió que no sabía cantar ni tocar el piano, pero deseaba tanto meterse en la piel de este artista único e inolvidable que falleció en 1991, que aceptó el reto.

Se sometió a un exigente entrenamiento físico porque no quería limitarse a imitar al líder de Queen: quería que lo suyo fuera una transformación radical y lo logró. Según contó a varios medios:“Observé al detalle entrevistas y actuaciones de Freddie y tomé lecciones de canto y piano”. Rami tuvo un entrenador personal que lo ayudó a conseguir con naturalidad los movimientos corporales de la estrella de rock y se colocó unos dientes postizos meses antes del rodaje para acostumbrarse a hablar como él. En otras palabras, Malek se sumergió literalmente en la vida de Freddie hasta lograr empaparse de ella.

La biopic Bohemian Rhapsody plasma el meteórico ascenso de la banda Queen al olimpo de la música, su crisis cuando el estilo de vida de Mercury estuvo fuera de control, y su triunfal reunión en la víspera del Live Aid.
La biopic Bohemian Rhapsody plasma el meteórico ascenso de la banda Queen al olimpo de la música, su crisis cuando el estilo de vida de Mercury estuvo fuera de control, y su triunfal reunión en la víspera del Live Aid.

La película fue dirigida por Bryan Singer –aunque Dexter Fletcher asumió el cargo de director las últimas semanas de rodaje tras el despido de Singer–, y el elenco se completó con Gwilym Lee, Ben Hardy, Joseph Mazzello y Lucy Boynton. Todos los actores fueron asesorados por Brian May y Roger Taylor, integrantes de la legendaria banda y, desde su estreno –a fines del pasado mes de octubre–, la biopic se convirtió en un auténtico fenómeno.

Si bien la crítica especializada no ha sido del todo benevolente con el film, nadie puso en discusión el excelente trabajo de Rami. La prensa coincidió: “El trabajo de Malek añade magia a la biopic y hace honor a Mercury como showman”.

Es que Malek logró lo impensable: resucitar a Mercury y emocionar hasta las lágrimas a sus compañeros May y Taylor. El actual vocalista de Queen, Adam Lambert, afirmó: “Me encanta el alma que le da al papel… que la música de esta banda afecte a la gente de algún modo”. Mientras que el guitarrista Brian May dijo: “Con su actuación logra algo inverosímil: crees que él es Freddie”.

CHICO DE ORO. Tras el largo camino recorrido, el pasado domingo 6 de enero el actor californiano alzó el Globo de Oro como mejor actor de film de drama, compitiendo con Bradley Cooper, Willem Dafoe, Lucas Hedges y John David Washington. Le dedicó el premio al inolvidable vocalista de temas como We are the champions o We will rock you en un conmovedor discurso que generó una gran ovación: “Gracias a Freddie Mercury por darme la alegría. Te amo hombre hermoso. Esto es para ti y por ti, guapo”. Rami Malek está nominado en el rubro Mejor actor en los premios Oscars 2019.

En la piel de Freddie Mercury
En la piel de Freddie Mercury

La biopic Bohemian Rhapsody no sólo le permitió a Rami ser reconocido por todos, también se enamoró. ¡Sí, así como lo leen! Casi 30 años después de la muerte del vocalista de Queen, la relación entre Rami Malek y Lucy Boynton –la actriz que interpreta a Mary Austin, pareja de seis años de Freddie Mercury– traspasó la pantalla.

Parece que Malek y Boynton crearon un vínculo muy especial durante los meses de rodaje y esa conexión los ha llevado a mantener una relación más allá de las cámaras. Malek vive en Los Ángeles y Boynton en Londres pero, desde que comenzaron su relación en mayo de 2018, los viajes para verse han sido frecuentes.

#parati-rami-malek-0
Rami y Lucy en la biopic Bohemian Rhapsody.

De acuerdo con UsWeekly, quien cita a una fuente cercana a la pareja, “él es muy atento y la visita en Londres constantemente”. Ambos son muy discretos en lo que respecta a su relación y no hacen declaraciones, pero tampoco se esconden.

#parati-rami-malek
La pareja del momento: Rami Malek y la actriz Lucy Boynton, una amor que traspasó la pantalla.

Es más, fue el mismísimo Rami quien oficializó el romance al dedicarle unas palabras a su novia durante la entrega de los premios Breakthrough Performance Award en el Festival Internacional de Cine de Palm Springs. “Gracias, Lucy Boynton. Has sido mi aliada, mi confidente. Eres mi amor. Te quiero mucho”, dijo el actor cuando recibió el galardón.

Déjà vu: el líder de la banda Queen y su pareja de seis años, Mary Austin. Aunque nunca se casaron, Freddie le dejó gran parte de su patrimonio.
Déjà vu: el líder de la banda Queen y su pareja de seis años, Mary Austin. Aunque nunca se casaron, Freddie le dejó gran parte de su patrimonio.

¿Y dónde veremos a Rami después de Bohemian Rhapsody? Todo indicaría que será el responsable de protagonizar la nueva película de James Bond, la última de Daniel Craig como agente 007.

En una entrevista con Entertainment Tonight, el actor aseguró que le encantaría formar parte del proyecto. “Tendremos que esperar y ver”, dijo sonriente sin terminar de confirmar el rumor que venía circulando, y confesó otro gran deseo: “Me gustaría encarnar a un villano porque es un rol soñado para cualquier actor. He tenido la oportunidad de desarrollar excelentes roles, así que quién sabe”. El show debe continuar y Malek lo sabe mejor que nadie.

Textos VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar) Fotos FOTONOTICIAS/ GENTILEZA FOX

SEGUÍ LEYENDO:
Rosa, el color favorito de los SAG Award 2019

Centro Cultural Recoleta: más centennial que nunca

El tradicional espacio cultural reabrió sus puertas con una programación dirigida a los jóvenes. Shows de rap y break dance, talleres de poesía, teatro y hip hop son algunas de las propuestas que podes encontrar hoy en la grilla de actividades.

La renovada fachada fue creada por el artista e ilustrador Julio César Battistelli (más conocido como Yaia)
La renovada fachada fue creada por el artista e ilustrador Julio César Battistelli (más conocido como Yaia)

Suena tan fuerte el hip hop que vibran las columnas de la entrada del histórico edificio de la calle Junín 1930 (CABA). En este marco se da la reapertura del Centro Cultural Recoleta, que invita a un público joven y dinámico a disfrutar de sus múltiples propuestas pensadas para chicos de más de 13 años.

Este nuevo perfil se nota ya desde la renovada fachada creada por el artista e ilustrador Julio César Battistelli (más conocido como Yaia), que a través de dibujos simples, con colores fuertes, cierto aire punk y de cómic del under, representa la potencia del amor y la diversidad en el mural de entrada.

En uno de los patios del Centro Cultural se pueden ver entrenamientos, ‘batallas’ y shows de rap y break dance.
En uno de los patios del Centro Cultural se pueden ver entrenamientos, ‘batallas’ y shows de rap y
break dance.

Cuando el 10 de enero el Centro reabrió sus puertas, un río de adolescentes y jóvenes sub 40 inundó pasillos, patios y las diversas salas con mochilas, tatuajes y flequillos e hicieron del espacio su lugar de pertenencia.

Era precisamente lo que buscábamos: que los chicos adoptaran este espacio como suyo. Creo que hasta hoy no tenían un lugar de encuentro con una programación anual pensada para ellos y ahora lo tienen aquí, en el Centro Cultural Recoleta”, explica Laura Spivak, artista, curadora e integrante del área de Contenidos.

“Nos propusimos que este lugar sea una casa amable para todo lo nuevo que producen y con lo que conectan los jóvenes”, agrega Luciana Blasco, subsecretaria de Políticas Culturales y Nuevas Audiencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Este vagón de subte intervenido con grafitis oficia de auditorio.
Este vagón de subte intervenido con grafitis oficia de auditorio.

CAMBIO DE IMAGEN. La obra de refacción –llevó 18 meses, se destinaron 114 millones de pesos, abarcó el arreglo de tres edificios, unos 17.000 metros cuadrados en total– incluyó la recuperación de fachadas, muros interiores y sistemas pluviales; se pintaron salas, aulas y espacios comunes y también se renovaron las instalaciones eléctricas, los aires acondicionados, el sistema de iluminación y el de instalaciones contra incendios.

A partir de ahora la terraza tiene múltiples usos vinculados a lo musical –como deejays en vivo– y ofrece bancos y reposeras para disfrutar del aire libre. Los patios son cuatro y cada uno de ellos tiene una programación. El “Patio del aljibe” está destinado a la cultura del hip hop: desde las gradas se pueden ver entrenamientos, “batallas” y shows de rap, break dance con nuevos cyphers (rondas de improvisación) y toda la cultura del grafiti.

“La generación centennial se expresa a través de nuevos modos y este idioma es el que domina el área. Cada fin de semana hay una competencia de hip hop y un jurado va votando a los nuevos talentos que viajarán a Chile, la cuna del freestyle (rap improvisado)”, explica Luis Gimelli, director de Arte y curador del Centro Cultural.

El juguete rabioso es una muestra divertida y original en la que los ositos de peluche son de cemento y los robots de madera. Nada es tierno, todo es un poco perverso.
El juguete rabioso es una muestra divertida y original en la que los ositos de peluche son de cemento y los robots de madera. Nada es tierno, todo es un poco perverso.

En el “Patio del tanque” se desarrollan las actividades vinculadas a Clave 13/17, el programa adolescente en el que los chicos que integran el Comité Clave y sus tutores programan el contenido de este espacio: teatro, poesía, fotografía, más hip hop y nuevas expresiones como los book tubers.

Emma Mignona tiene 15 años y es una de las integrantes del Comité: “Cuando me anoté para ser parte no sabía en qué me estaba metiendo, pero cuando me explicaron de qué se trataba, no podía creer que fuera un lugar tan participativo para los adolescentes. Ahora nos reunimos, todos tiramos nuestras ideas y luego coordinamos cómo implementarlas”.

En el “Patio de los naranjos” se realizan las ferias de publicaciones independientes, recitales acústicos y de poesía. La zona que lo rodea –el espacio de coworking, la Sala H y el Espacio de Dibujo– alberga propuestas del campo del cómic experimental, la ilustración y la producción gráfica en general. En el otro patio, llamado “Patio de las fuentes”, hay un barcito donde se puede tomar algo mientras un karaoke le pone ritmo a las tardes.

En el “Patio de los naranjos” se llevan a cabo los encuentros de escritores de poemas
En el “Patio de los naranjos” se llevan a cabo los encuentros de escritores de poemas

MUROS ADENTRO. “Viral Mural” se expone en la Sala Cronopios y se viraliza por las Salas J, C, L y también en los espacios de hip hop y Clave 13/17. Su curador, Rodrigo Alonso, explica que el alma de esta muestra es la expresión callejera a través de sus diversas formas. “Los muros son el primer lugar donde se expresa el arte urbano, por eso elegí este nombre, al que le sumé ‘viral’ haciendo referencia al muro de Facebook, que es la versión 2.0 del muro callejero”.

Otra de las atracciones es El juguete rabioso, una muestra que curó Juan Pablo Cambariere: “Lo que tienen es común estos juguetes es la ironía, ya que hay robots de madera en lugar de metal, ositos de cemento en lugar de peluche y el juguete que suele ser tierno, acá es punk y medio perverso”, explica el artista plástico Hay quienes eligen tomarse un respiro en la “Sala de ocio”, que impacta a primera vista con su piso desnivelado y alfombrado en tonos grises y negros. Otros prefieren juntarse con amigos en la “Sala de coworking”.  Todos disfrutan de la música, que pinta de cuerpo entero el renovado –pero a la vez más auténtico que nunca– Centro Cultural Recoleta. De eso puede dar fe el árbol de tilo de la entrada, que sigue firme y es privilegiado testigo de la historia del lugar.

Datos útiles: Conocé la agenda en www.centroculturalrecoleta.org/agenda Horarios de atención: Martes a viernes de 13.30 a 22 y sábados, domingos y feriados de 11.15 a 22. Entrada libre y gratuita.

Textos: Carolina Koruk. Fotos: Gentileza Centro Cultural Recoleta

SEGUÍ LEYENDO:
Trap, el fenómeno musical del momento

Tiempo de rebajas: 8 looks con impronta selvática

Salvajes y cautivantes, elegí tus diseños tropicales favoritos y aprovechá las liquidaciones de fin de temporada para sumar a tu guardarropas prendas que nunca pierden vigencia.

#PARA TI - LIQUIDACIONES ESTAMPA TROPICAL 1 - APERTURA - Moda - CB - 20190125
Kimono de seda para anudar (antes $ 2.950, AHORA $ 2.230, La Cofradía) y short de cintura alta (antes $ 1.590, AHORA $ 1.192, Las Pepas).
Kimono cruzado y pantalón ancho estampado (antes $ 4.700, AHORA $ 3.400 y antes $ 4.600, AHORA $ 2.900, Uma) y aros de piedras (Pérez Sanz).
Kimono cruzado y pantalón ancho estampado (antes $ 4.700, AHORA $ 3.400 y antes $ 4.600, AHORA $ 2.900, Uma) y aros de piedras (Pérez Sanz).
Top elastizado (antes $ 2.515, AHORA $ 1.761, AY Not Dead) y pantalón ancho (antes $ 3.560, AHORA $ 2.989, Melocotón).
Top elastizado (antes $ 2.515, AHORA $ 1.761, AY Not Dead) y pantalón ancho (antes $ 3.560, AHORA $ 2.989, Melocotón).
Vestido estampado de un solo hombro (antes $ 3.100, AHORA $ 2.480, Benito) y sandalias de charol bicolor (antes $ 4.240, AHORA $ 3.180, Mishka).
Vestido estampado de un solo hombro (antes $ 3.100, AHORA $ 2.480, Benito) y sandalias de charol bicolor (antes $ 4.240, AHORA $ 3.180, Mishka).
Top con tiras para anudar (antes $ 1.415, AHORA $ 849, AY Not Dead) y pantalón de seda semi Oxford (antes $ 5.500, AHORA $ 2.700, Vitamina).
Top con tiras para anudar (antes $ 1.415, AHORA $ 849, AY Not Dead) y pantalón de seda semi Oxford (antes $ 5.500, AHORA $ 2.700, Vitamina).
Top cruzado (antes $ 2.490, AHORA $ 1.890, Las Pepas), falda con botones (antes $ 3.300, AHORA $ 2.475, La Cofradía) y sandalias de gamuza con taco de acrílico (antes $ 6.500, AHORA $ 5.900, Saverio Di Ricci).
Top cruzado (antes $ 2.490, AHORA $ 1.890, Las Pepas), falda con botones (antes $ 3.300, AHORA $ 2.475, La Cofradía) y sandalias de gamuza con taco de acrílico (antes $ 6.500, AHORA $ 5.900, Saverio Di Ricci).
Vestido cruzado estampado (antes $ 6.500, AHORA $ 4.500, Vitamina) y sandalias de cuero con hebilla (antes $ 6.560, AHORA $ 4.860, Mishka).
Vestido cruzado estampado (antes $ 6.500, AHORA $ 4.500, Vitamina) y sandalias de cuero con hebilla (antes $ 6.560, AHORA $ 4.860, Mishka).
Vestido estampado con escote en las mangas (antes $ 3.900, AHORA $ 1.950, Clara Ibarguren).
Vestido estampado con escote en las mangas (antes $ 3.900, AHORA $ 1.950, Clara Ibarguren).

Maquilló y peinó: Andy Pisani y Elisabeth Flecha para Sebastián Correa Estudio con productos Givenchy. Agradecemos a: Pérez Sanz.

Producción: Paola Reyes Andaur Fotos: Chris Beliera

SEGUÍ LEYENDO:
El espíritu retro se apoderó de los trajes de baño

Liquidaciones: tiempo de revancha

Daniela Urzi: “Antes para ser modelo se necesitaba un talento extraordinario”

Después de casi 20 años viviendo en el exterior,decidió instalarse en el país. Desde Punta del Este nos cuenta cómo es su vida hoy y rememora los años como top model.

“Cuando te casás, querés que sea para toda la vida. Me parece que tampoco hay que forzarlo, las parejas van cambiando y a veces no funcionan más”.
“Cuando te casás, querés que sea para toda la vida. Me parece que tampoco hay que forzarlo, las parejas van cambiando y a veces no funcionan más”.

En un rato Daniela Urzi (43) tiene que tomar un vuelo de Punta del Este a Buenos Aires, la ciudad en la que planea quedarse este 2019. “El año pasado estuvimos mucho en Buenos Aires por un tema de salud de un familiar. Este año vamos a instalarnos definitivamente acá”, explica.

Hace casi 20 años que Daniela no vive en Argentina, los últimos 6 su casa estuvo en Miami junto a su marido, Pablo Cosentino (48), y su hijo, Thiago (7). “Me costó un poquito acostumbrarme, pensá que yo me fui a los 20 o 21 años y ya no volví. Muchos de esos años estuve en Estados Unidos, en distintos lugares”, confiesa.

La carrera de modelo de Daniela es de las más exitosas que se conocen en la historia del modelaje argentino, comparable con la de Valeria Mazza. De Roberto Cavalli, Hugo Boss y Armani a Victoria’s Secret, Revlon y Vichy, su larga carrera en las pasarelas y revistas de moda más importantes del mundo sólo se interrumpió con la llegada de Thiago en 2011.

Desde entonces, la modelo empezó una carrera en fotografía que la llevó a exponer en Miami y publicar un libro, además de iniciar sus estudios en diseño de interiores en un instituto en Nueva York. De vuelta en Buenos Aires y con un hijo ya más grande, el 2019 tiene algo de nuevo comienzo.

-Me imagino que tener un hijo que ya es más grande te habrá obligado a definirte un poco más, no podés ir y venir con la misma libertad…

-Sí, igual lo estamos mandando a una escuela americana en Buenos Aires, que es lo más parecido a lo que tenía allá para que no sea difícil el cambio si nos volvemos a ir. Por ahora estamos pensando en pasar este año en Buenos Aires, pero nosotros no somos muy de planificar a largo plazo. Yo desde los 20 años que viajo por trabajo y Pablo también.

"Yo tenía ganas de tener otro hijo y de hecho estuvimos unos cuántos años buscando, pero no se dio"
“Yo tenía ganas de tener otro hijo y de hecho estuvimos unos cuántos años buscando, pero no se dio”

-Tu hijo implicó un cambio enorme para vos, ¿te costó la decisión de tenerlo?

-Me costó un poco, la verdad, no te voy a mentir. Mi trabajo me da una independencia y una libertad de viajar que con un chiquito es muy complicado. Es un trabajo que no tiene una rutina que te permita organizarte y decir “lo llevo a la guardería”. Viajás mucho, a veces te vas una semana entera, otras un par de días; con un bebé es muy difícil. Yo hice un parate de unos cuantos años y la verdad que hoy ya siento que todo es mucho más fácil, porque lo veo que es un nene que hace todo solo. Además, estando en Buenos Aires va a la escuela hasta las 5 de la tarde y la tengo a mi mamá cerca.

-Igual me imagino que ese parate fue una decisión, hay modelos que vuelven enseguida….

-Sí, obvio. Yo me comparo con otras modelos que tienen varios chicos y trabajan muchísimo y no sé cómo hacen. A veces una elige estar trabajando porque se queda re tranquila sabiendo que hay alguien que lo cuida, ¡y me parece que también está bien! Pero es algo muy personal, no existe un único modo. Cuando nació mi hijo quise priorizar eso y estar todo el tiempo con él: sabía que quería criarlo yo. Quería que él aprendiera valores y esas cosas que uno les transmite estando con ellos. Hoy que lo veo cómo es y las mamás de sus compañeros me comentan que es re educado, siento que valió la pena.

-¿No pensaste en tener más hijos?

-Sí, yo tenía ganas de tener otro y de hecho estuvimos unos cuántos años buscando, pero no se dio.

Enfundada en un vestido Balmain junto al helicóptero de su amigo Eduardo Costantini
Enfundada en un vestido Balmain junto al helicóptero de su amigo Eduardo Costantini

-¿Cómo sos como mamá?

-Comparada con Pablo, me doy cuenta de que soy mucho más relajada. Él es más miedoso y más obsesivo.

-¿Cómo son en la crianza? ¿Es compartida la paternidad?

-Mirá, cuando Thiago era bebé yo era la que me ocupaba de casi todo porque el principio es una etapa en la que el bebé mismo te pide más a vos. Ahora que ya está más grande, Pablo se ocupa mucho y yo recuperé mi tiempo sola. Ellos dos hacen muchas cosas juntos, comparten programas… En ese sentido creo que nos complementamos muy bien.

-Volver al mundo de la moda después de años debe ser difícil.

-Sí, totalmente. Para mí fue como volver a un mercado completamente diferente, es increíble cómo cambió todo. Hoy es raro que las marcas hagan campañas y ya no hay mucha gráfica… Igual, siempre hay un nicho. Yo también estoy más grande, ya no tengo muchas ganas de correr de acá para allá.

En la tapa de Para Ti
Daniela en la tapa de Para Ti

-¿Cómo te juega la edad?

-Me parece que, más que nada en Buenos Aires, después de haber tenido una carrera afuera te buscan por otra cosa. Yo no creo que hoy me midan con la misma vara que a una chica de 18. De hecho, una de las últimas campañas que hice fue con una modelo que es muy chica. Cuando ves las fotos, notás la diferencia de edad y creo que es justamente eso lo que buscan. Siento que hoy todo el mundo es modelo, se tergiversaron las cosas. Ya no es como antes, que ser modelo era hacer algo fuera de lo común que muy poca gente podía hacer. Cuando yo empecé a trabajar en Estados Unidos, me dieron la visa O1: una visa que se otorgaba por un talento extraordinario. Antes para trabajar una necesitaba tener un talento extraordinario, yo no sé si hoy es así.

EL AMOR DESPUÉS DEL AMOR. Hace 12 años que Daniela Urzi está en pareja con el empresario Pablo Cosentino. Se conocieron cuando ella tenía 30 años y una carrera ya consolidada; él representaba futbolistas y vivía entre Estados Unidos y Milán.

La vida de la pareja transcurrió desde entonces entre Europa, Estados Unidos y Punta del Este, bastante alejada de la prensa local. Sin embargo, a mediados de 2017 la separación de Nicole Neumann y Fabián Poroto Cubero los salpicó con el rumor de un supuesto encuentro en Milán entre la rubia y el empresario. Entre desmentidas y rumores, un año después todo parece haber quedado atrás.

“Nosotros nunca fuimos de exponernos, ni siquiera somos de ir a eventos, no nos interesa. Así que cuando pasó eso, la decisión que tomamos fue aislarnos un poco del tema”, explica Urzi.

Con su marido y su hijo, Thiago.
Con su marido y su hijo, Thiago.

-No debe ser fácil igual, cuando todos hablan del tema.

-No, pero la gente siempre trata de generar esos líos. Nosotros tenemos unos valores importantes como familia, eso es fundamental. Igual, ya pasó mucho tiempo.

-¿Creés en las parejas para toda la vida?

-Yo creo que sí, que si encontrás el amor de tu vida por qué no. Hoy igual casi todas las parejas que nos rodean se están separando y es re triste; pero bueno, todo cambió tanto… Por ejemplo, estando en vacaciones veía cómo se manejaba el hijo de unos amigos: los chicos salen cada noche con alguien distinto, entienden las relaciones de otro modo. En las nuevas generaciones pareciera que la tradición de conocer a alguien y salir ya medio que pasó, no sé como será cuando mi hijo sea grande.

“Comparada con Pablo, me doy cuenta de que como mamá soy mucho más relajada. Él es más miedoso y más obsesivo”.
“Comparada con Pablo, me doy cuenta de que como mamá soy mucho más relajada. Él es más miedoso y más obsesivo”.

-¿Creés que con Cosentino vos encontraste ese tipo de amor?

-Yo creo que eso es lo que uno piensa cuando se casa, querés que sea para toda la vida. Me parece que tampoco hay que forzarlo, las parejas van cambiando y a veces no funcionan más.

Maquilló y peinó: Sofía Carnevale para Estudio Novillo.

SEGUÍ LEYENDO:
Gisela Dulko: “No extraño nada que tenga que ver con el tenis”

Cómo organizar las vacaciones con amigas

Este año se te da: las vacaciones son exclusivas para chicas. Pero a veces las cosas no resultan como las soñaste y la convivencia puede ser fatal, tanto que puede aniquilar a la mejor de las amistades. Reglas de oro para pasarla de diez y no llevarse de los pelos.

#parati-news-amigas
Plan de vacaciones junto a amigas

Levante la mano la que se fue de vacaciones y nunca volvió atacada con su acompañante. Querer a alguien no es sinónimo de ser compatibles a la hora de convivir y no se necesita ser psicólogo para saberlo.

Del grupo adolescente que va a Pinamar inaugurando adultez a las familias que comparten casa para abaratar costos, las vacaciones tienen esa particularidad de reunir gente que se lleva muy bien socialmente, bajo el mismo techo.

Pero no es lo mismo un ratito que varios días juntos. Lo cierto es que una apuesta arriesgada puede terminar en las antípodas del disfrute. De todos modos, la que no apuesta no gana y salir de la rutina es de lo más sano que hay, así que un plan de vacaciones con amigas puede resultar siempre y cuando te anticipes.

“Lo que hay que tener en cuenta es que cuando vas de vacaciones con una persona que conocés de ámbitos sociales, cada uno tiene una pauta cultural distinta. Eso tiene que ver con la familia, las costumbres…”, explica el psicoanalista Harry Campos Cervera. Saliendo de casos especialmente conflictivos, el choque de esas pautas culturales distintas puede ser un disparador de conflictos cuando no está bien manejado.

Es importante entender que lo que el otro hace distinto a mí, no lo hace en mi contra, Harry Campos Cervera, psicoanalista

“Las vacaciones con amigos sólo funcionan cuando se plantean como un fin en sí mismo. Si se ponen las expectativas más en el lugar o las cosas que uno quiere hacer que en el hecho de que se está yendo a compartir un momento, entonces es probable que la convivencia no funcione”, asegura la psicoanalista Nora Vinacur.

Pero una buena convivencia no es suerte y todos coinciden en que hay varias cosas que pueden ayudar a que las vacaciones con amigos sean un éxito. Charlas y acuerdos de presupuesto, pautas básicas de convivencia y un análisis razonable antes de irnos con amigas son algunos de los consejos para volver mejor de lo que nos fuimos.

ECONOMIZAR CONFLICTOS. Ya lo dice el refrán: “Cuentas claras conservan la amistad”. De todos los conflictos que los pacientes llevan a terapia postvacaciones, las diferencias en el manejo de la plata y presupuestos son el más recurrente. Estar en un mismo segmento socioeconómico no es suficiente para ser buen equipo de viaje: cuánto se gasta, cómo se gasta y cómo se distribuyen esos gastos es parte de lo que se tiene que saber bien antes de embarcarse en un viaje conjunto.

“Hay un punto básico que tiene que ver con el presupuesto del que se dispone, pero después en el viaje hay gente que es muy prolija y lo resuelve de antemano con un Excel. Lo ideal es hablar antes y definir cómo va a ser”, aconseja Vinacur. Viajar con gente que tiene un estilo de consumo parecido es fundamental para pasarla bien: si no puedo ir a comer afuera nunca o ir al bar que me divierte porque el otro no quiere o no puede, es probable que me frustre; igual que si todo el tiempo siento presión porque mi amiga quiere hacer cosas que para mí son un esfuerzo o un gasto innecesario. En eso, nada mejor que ser realistas: podemos ser excelentes amigas y juntarnos a almorzar cada tanto, pero no viajar juntas. Parece obvio, pero no lo es, y a nadie le gusta que lo traten de miserable o derrochador porque tiene distintas prioridades. Viajar con alguien que tiene nuestro presupuesto y expectativas es el primer punto a tener en cuenta a la hora de planear un viaje.

“Es importante entender que lo que el otro hace distinto a mí no lo hace en mi contra. No todo hábito diferente al mío es desconsideración. En la medida en que entendamos eso, va a ser más fácil llegar a acuerdos”, explica Campos Cervera. El punto aplica a casi todos los ítems de la buena convivencia: desde la toalla en el baño a la música o las tareas domésticas. A cada edad los desafíos son distintos y así como los chicos pueden pelearse por los juegos de la Play, los adolescentes se pelean por el ritmo de las salidas y los adultos por los hábitos de orden o comidas. “Hay ciertos códigos que se supone que tienen que ser respetados acá y en todos lados: es importante hablar de antemano cómo va a ser”, aclara Vinacur.

Por su experiencia con adolescentes, la psicanalista es muy estricta en los temas que tienen que ver con seguridad: quién entra a la casa, quién no, cómo se van a manejar las salidas y qué cosas le divierten a cada uno.

CONOCETE A TI MISMO. “No se puede convivir con todos: en la medida en que seamos conscientes de eso, las posibilidades de que nos vaya bien son mayores. Yo tengo amigas con las que mantengo una excelente relación, pero jamás conviviría con ellas porque son muy obsesivas, o exigentes, o tienen un nivel de pulcritud exacerbado”, asegura Vinacur.

Esa realidad y la capacidad de identificar y evitar gente que tiene una tendencia al conflicto son el básico en cualquier manual de supervivencia en vacaciones con amigas.

“Hay gente que de por sí es conflictiva y lleva el conflicto a donde vaya. Va a encontrar los puntos porque proyecta, porque en realidad lo que hace es llevar sus problemas ahí”, anticipa la psicoanalista. Sin embargo, sacando esas excepciones evidentes, nunca falta una discusión innecesaria porque uno quiere ir al Pan de Azúcar y otra a un shopping, o porque una siente que no salen lo suficiente, porque alguna que tiene un ritmo más tranquilo ocupa el cuarto para dormir o porque todas las noches escuchan música fuerte hasta tarde.

“Es importante que se respete la libertad de cada uno: que el que necesite descansar pueda hacerlo y el que quiera hacer otra cosa no deje de hacerlo porque sus amigos no tienen ganas”, dice Campos Cervera. Sin caer en la desconsideración, que haya suficiente libertad es fundamental para que todos estén cómodos.

“Las vacaciones de todos son también las de cada uno; no todos tienen la misma necesidad y es válido que cada uno pueda hacer lo que tenga ganas”, asegura Vinacur. “Básicamente es entender que uno va a tener una convivencia con dos culturas distintas y que eso implica hábitos diferentes. Si uno va siendo realista, entonces seguramente el resultado sea bueno”, concluye Campos Cervera. Elegir bien al grupo, tener algunas pautas claras de antemano y cierta tolerancia son las claves para una experiencia que siempre enriquece mucho.

CLAVES AMIGAS

xPonete de acuerdo de antemano con el presupuesto que vas a gastar.

x Priorizá el momento compartido por encima de los programas.

x Aprendé a ceder y a dar espacio respetando los tiempos y gustos de las demás.

“Hay ciertos códigos que se supone que tienen que ser respetados acá y en todos lados: es importante hablar de antemano cómo va a ser”.
Nora Vinacur, psicoanalista

textos LUCÍA BENEGAS (lbenegas@atlantida.com.ar) fotos 123RF

SEGUÍ LEYENDO:

Sopas frías de remolacha, palta y tomate