La nueva peli de Adrián Suar & Valeria Bertuccelli

Siete años después de “Un novio para mi mujer”, Juan Taratuto vuelve a dirigir a esta pareja de actores para una nueva comedia romántica. Adrián Suar y Valeria Bertuccelli dejan a “El Tenso” y a “La Tana” Ferro para protagonizar a una pareja de actores en “Me casé con un boludo”,  una producción de Patagonik Film Group.

En el nuevo filme, Adrián Suar interpreta a Fabián, un actor estrella, autorreflexivo y egocéntrico, que se casa con Florencia (Valeria Bertuccelli). Ella se arrepentirá de haberse casado al darse cuenta que “se casó con un boludo” pero él va intentar volver a conquistarla.

La película se estrena en marzo. ¡Mirá un adelanto!

Recordamos una inolvidable escena de Adrián Suar & Valeria Bertuccelli en "Un novio para mi mujer"

Siete años después de “Un novio para mi mujer”, Juan Taratuto vuelve a dirigir a esta pareja de actores para una nueva comedia romántica. Adrián Suar y Valeria Bertuccelli dejan a “El Tenso” y a “La Tana” Ferro para protagonizar a una pareja de actores en “Me casé con un boludo”,  una producción de Patagonik Film Group.

En el nuevo filme, Adrián Suar interpreta a Fabián, un actor estrella, autorreflexivo y egocéntrico, que se casa con Florencia (Valeria Bertuccelli). Ella se arrepentirá de haberse casado al darse cuenta que “se casó con un boludo” pero él va intentar volver a conquistarla.

La película se estrena en marzo. ¡Mirá un adelanto!

Recordamos una inolvidable escena de Adrián Suar & Valeria Bertuccelli en "Un novio para mi mujer"

El desfile de Chanel

Esta vez Karl Lagerfeld eligió como escenario un jardín y una casa de muñecas bajo la bóveda de cristal del Grand Palais. Sobre la pasarelas vimos a las it girls Kendal Jenner y las hermanas Bella y Gigi Hadid. Además de la presencia de modelos argentinas como Mica Argañaraz, Melu Gesto y Magda Laguinge.

¿La colección? Vestidos y faldas hasta la pantorrilla y tajos verticales dejando entrever pliegues de tul brillante. Llamaron la atención pequeños estuches colgados de la cintura que puede contener un Smartphone y los zapatos bitone reversionados con plataforma de madera.

Los looks se completaron con exóticos peinados y make up. Se destacó el recogido en forma de croissant. Y el make up se inspiró en una escultura de Picasso actualmente presentada en una retrospectiva del maestro español en el MoMA de Nueva York.

 

Esta vez Karl Lagerfeld eligió como escenario un jardín y una casa de muñecas bajo la bóveda de cristal del Grand Palais. Sobre la pasarelas vimos a las it girls Kendal Jenner y las hermanas Bella y Gigi Hadid. Además de la presencia de modelos argentinas como Mica Argañaraz, Melu Gesto y Magda Laguinge.

¿La colección? Vestidos y faldas hasta la pantorrilla y tajos verticales dejando entrever pliegues de tul brillante. Llamaron la atención pequeños estuches colgados de la cintura que puede contener un Smartphone y los zapatos bitone reversionados con plataforma de madera.

Los looks se completaron con exóticos peinados y make up. Se destacó el recogido en forma de croissant. Y el make up se inspiró en una escultura de Picasso actualmente presentada en una retrospectiva del maestro español en el MoMA de Nueva York.

 

La primera foto del reencuentro de Friends

Mientras se espera que emitan el programa especial de la NBC en honor al director James Burrows, que volvió a reunir al elenco de Friends, se difundió una primera foto tomada durante  la grabación. Allí, se puede ver a David Schwimmer, Matt LeBlanc, Jennifer Aniston, Courteney Cox y Lisa Kudrow junto al elenco de  The big bang theory. La foto fue difundida por Kaley Cuoco, que también será parte del homenaje junto a sus compañeros Johnny Galecki, Simon Helberg y Jim Parsons.

Pero la felicidad no será completa para los fanáticos de la recordada serie de los 90.  Matthew Perry -que interpretaba a Chandler- no pudo asistir porque actúa en una obra en Londres pero igualmente será parte de la emisión. “Los otros cinco van a estar en este especial, y yo voy a introducirlos desde Londres”, contó el actor en el programa The Graham Norton Show.

 
 

😭 FRIENDS #MEETS BBT 😭

Una foto publicada por Kaley Cuoco (@kaleycuoco) el

Mientras se espera que emitan el programa especial de la NBC en honor al director James Burrows, que volvió a reunir al elenco de Friends, se difundió una primera foto tomada durante  la grabación. Allí, se puede ver a David Schwimmer, Matt LeBlanc, Jennifer Aniston, Courteney Cox y Lisa Kudrow junto al elenco de  The big bang theory. La foto fue difundida por Kaley Cuoco, que también será parte del homenaje junto a sus compañeros Johnny Galecki, Simon Helberg y Jim Parsons.

Pero la felicidad no será completa para los fanáticos de la recordada serie de los 90.  Matthew Perry -que interpretaba a Chandler- no pudo asistir porque actúa en una obra en Londres pero igualmente será parte de la emisión. “Los otros cinco van a estar en este especial, y yo voy a introducirlos desde Londres”, contó el actor en el programa The Graham Norton Show.

 
 

😭 FRIENDS #MEETS BBT 😭

Una foto publicada por Kaley Cuoco (@kaleycuoco) el

Florencia Peña desde Mar del Plata

Una Jeep Wrangler negra in-men-sa estacionada en el jardín hace sospechar que en esa casa vive un hombre tamaño XXL digno de temer. Digamos que si el propósito es intimidar, lo logra. Sin embargo, la dueña de esa camioneta todoterreno es una rubia de curvas generosas, labios carnosos y look a lo Barbie style: Florencia Peña (41). “Me gusta todo grande, ¡es una lancha! Soy machito y muy tuerca. De hecho a los 20 años me di un palo en la Panamericana por manejar a 200 km por hora. Casi me mato. Así que tuve que bajar un cambio y tratar mi adicción a la velocidad en terapia. ¿El diagnóstico? Básicamente busco la adrenalina, por eso tengo esta profesión”, se sincera una de las actrices más buscadas de Mar del Plata. La Pechocha llegó a la costa para protagonizar la comedia Se quieren mucho, poquito, nada junto a Gabriel El Puma Goity en el teatro Lido. Quinto proyecto (Dios salvaje, dos años de Poné a Francella, Sr. y Sra. Camas, Psiconautas y una serie para TBS que va a salir en marzo) que hacen juntos y ¡jamás fueron relacionados amorosamente! “Nunca pasó nada entre nosotros y, si lo intentáramos, no nos saldría porque estamos vencidos”, asegura entre risas mientras, adentro de la casa, desayunan sus hijos, Tomás (12) y Juan (7) –fruto de su matrimonio con el músico Mariano Otero– y su novio, el abogado salteño Ramiro Ponce de León. Porque, aunque se considere “un machito” a la hora de elegir autos, en el fondo se esconde una mujer frágil, dulce y con el sueño de tener una familia grande.

MASCULINA Y FEMME FATALE.  “Me siento masculina en todo… Trabajo desde los siete años, me fui de casa a los 19 y siempre me mantuve sola. Vivía con mucho o con poco, depende del laburo que había y me desarrollé en mundos muy masculinos. Y mi momento de minita es con la estética, me gusta el rosa, el fucsia, tengo una onda medio tonta tipo Hello Kitty (risas)”.

AMOR ¿CON FAMOSOS?  “Estuve de novia con Diego Olivera cuando era muy chiquitita y después con Martín Karpan. Los dos viven afuera ahora. Nunca un Mariano Martínez…. No, ¡me muero! Ojo, Mariano es divino, pero antes de salir con alguien que es perseguido por las chicas, me mato. Con el tema de los hombres fui inteligente porque siempre me fijé en personas que se podían fijar en mí. ¡Creo que no me hubiera permitido un fracaso! (risas)”.

LA IMAGEN EN EL ESPEJO. “Sí, soy imperfecta y eso me gusta. La perfección me pone un poco nerviosa. Me gusta cuidarme porque trabajo con mi cuerpo. Pero no soy obsesiva.  Además, entreno con pesas y me hago algunos tratamientos no invasivos”.

LAS CRÍTICAS POR SU POSICIÓN POLÍTICA. “Las hacen con un oooodio. Pero te juro por mis hijos que por la calle jamás tuve un episodio desagradable. El odio está en las redes, el anonimato genera valientes. Ponerse en una vereda tiene un costo: hace muchísimos años que no hago ficción en la tele. Ser políticamente correcto es fácil, jugársela por una ideología es otra cosa”.

AMOR NÓMADE. Flor vive en pleno bochinche palermitano junto a sus hijos, y Ramiro, en cambio, en las afueras de Salta rodeado de naturaleza. Hace más de tres años conviven de manera intermitente y disfrutan de pequeñas temporadas de amor fugaz. “A veces viajo para estar sólo dos días con él y he llegado a viajar hasta tres veces en una semana. La única parte mala es que me está saliendo muy caro, así que este año él va a tratar de tener más trabajo acá –explica Flor–. Pero la verdad es que, más allá del esfuerzo económico y de movilidad, nos gusta extrañarnos y nos encanta estar juntos”.

CÓMO ES RAMIRO. “Es hermoso. Tiene calma, paz, me baja a tierra y es híper compañero. Le gusta como soy, no me quiere cambiar nada. ¡No le importa lo que digan! Al contrario, siempre me apoya. Y yo lo quiero a él tal cual es, un tipo muy independiente y solitario. Encontré un hombre que me hace mejor persona y resalta mis virtudes”.

SER PADRES JUNTOS.  “¡Voy por la nena! Vamos a ver qué pasa, este año debería suceder, me encantaría.  Me da recontra ganas volver a ser mamá. Con tres, cierro.

MADRAZA. “Ser madre es un aprendizaje constante. Trato de entender todo el tiempo lo que les pasa. Soy muy respetuosa de sus espacios, hablo mucho con los dos y les explico las consecuencias de sus actos. Son buena gente, les va bien en el colegio y tienen muchos amigos. No hay nada que me haga más feliz”.

Una Jeep Wrangler negra in-men-sa estacionada en el jardín hace sospechar que en esa casa vive un hombre tamaño XXL digno de temer. Digamos que si el propósito es intimidar, lo logra. Sin embargo, la dueña de esa camioneta todoterreno es una rubia de curvas generosas, labios carnosos y look a lo Barbie style: Florencia Peña (41). “Me gusta todo grande, ¡es una lancha! Soy machito y muy tuerca. De hecho a los 20 años me di un palo en la Panamericana por manejar a 200 km por hora. Casi me mato. Así que tuve que bajar un cambio y tratar mi adicción a la velocidad en terapia. ¿El diagnóstico? Básicamente busco la adrenalina, por eso tengo esta profesión”, se sincera una de las actrices más buscadas de Mar del Plata. La Pechocha llegó a la costa para protagonizar la comedia Se quieren mucho, poquito, nada junto a Gabriel El Puma Goity en el teatro Lido. Quinto proyecto (Dios salvaje, dos años de Poné a Francella, Sr. y Sra. Camas, Psiconautas y una serie para TBS que va a salir en marzo) que hacen juntos y ¡jamás fueron relacionados amorosamente! “Nunca pasó nada entre nosotros y, si lo intentáramos, no nos saldría porque estamos vencidos”, asegura entre risas mientras, adentro de la casa, desayunan sus hijos, Tomás (12) y Juan (7) –fruto de su matrimonio con el músico Mariano Otero– y su novio, el abogado salteño Ramiro Ponce de León. Porque, aunque se considere “un machito” a la hora de elegir autos, en el fondo se esconde una mujer frágil, dulce y con el sueño de tener una familia grande.

MASCULINA Y FEMME FATALE.  “Me siento masculina en todo… Trabajo desde los siete años, me fui de casa a los 19 y siempre me mantuve sola. Vivía con mucho o con poco, depende del laburo que había y me desarrollé en mundos muy masculinos. Y mi momento de minita es con la estética, me gusta el rosa, el fucsia, tengo una onda medio tonta tipo Hello Kitty (risas)”.

AMOR ¿CON FAMOSOS?  “Estuve de novia con Diego Olivera cuando era muy chiquitita y después con Martín Karpan. Los dos viven afuera ahora. Nunca un Mariano Martínez…. No, ¡me muero! Ojo, Mariano es divino, pero antes de salir con alguien que es perseguido por las chicas, me mato. Con el tema de los hombres fui inteligente porque siempre me fijé en personas que se podían fijar en mí. ¡Creo que no me hubiera permitido un fracaso! (risas)”.

LA IMAGEN EN EL ESPEJO. “Sí, soy imperfecta y eso me gusta. La perfección me pone un poco nerviosa. Me gusta cuidarme porque trabajo con mi cuerpo. Pero no soy obsesiva.  Además, entreno con pesas y me hago algunos tratamientos no invasivos”.

LAS CRÍTICAS POR SU POSICIÓN POLÍTICA. “Las hacen con un oooodio. Pero te juro por mis hijos que por la calle jamás tuve un episodio desagradable. El odio está en las redes, el anonimato genera valientes. Ponerse en una vereda tiene un costo: hace muchísimos años que no hago ficción en la tele. Ser políticamente correcto es fácil, jugársela por una ideología es otra cosa”.

AMOR NÓMADE. Flor vive en pleno bochinche palermitano junto a sus hijos, y Ramiro, en cambio, en las afueras de Salta rodeado de naturaleza. Hace más de tres años conviven de manera intermitente y disfrutan de pequeñas temporadas de amor fugaz. “A veces viajo para estar sólo dos días con él y he llegado a viajar hasta tres veces en una semana. La única parte mala es que me está saliendo muy caro, así que este año él va a tratar de tener más trabajo acá –explica Flor–. Pero la verdad es que, más allá del esfuerzo económico y de movilidad, nos gusta extrañarnos y nos encanta estar juntos”.

CÓMO ES RAMIRO. “Es hermoso. Tiene calma, paz, me baja a tierra y es híper compañero. Le gusta como soy, no me quiere cambiar nada. ¡No le importa lo que digan! Al contrario, siempre me apoya. Y yo lo quiero a él tal cual es, un tipo muy independiente y solitario. Encontré un hombre que me hace mejor persona y resalta mis virtudes”.

SER PADRES JUNTOS.  “¡Voy por la nena! Vamos a ver qué pasa, este año debería suceder, me encantaría.  Me da recontra ganas volver a ser mamá. Con tres, cierro.

MADRAZA. “Ser madre es un aprendizaje constante. Trato de entender todo el tiempo lo que les pasa. Soy muy respetuosa de sus espacios, hablo mucho con los dos y les explico las consecuencias de sus actos. Son buena gente, les va bien en el colegio y tienen muchos amigos. No hay nada que me haga más feliz”.

El desfile de Dior sin Raf Simons

La maison francesa Dior presentó su colección alta costura primavera 2016 sin el diseñador belga Raf Simons – trabajó tres años para la firma – y el team de diseño de la firma -liderado por Serge Ruffieux y Lucie Meier- fue el responsable en trasladar el allure parisino a la pasarela.

El desfile se realizó en el Museo Rodin con un decorado de espejos que hacía que las mujeres Dior aparezcan y desaparezcan. Se vio una colección muy juvenil y actual. La inspiración fue las chicas francesas de hoy en día, pero con ese toque couture que se reflejó en el cuidado de cada detalle. Se impusieron los vestidos con gasas superpuestas, tejidos brocados y bordados y juego de estampados. Impactó el juego con los detalles y el volumen. Se destacaron las asimetrías y la variación de la famosa chaqueta Bar de la firma. El azul marino, negro y blanco fueron la base de la paleta de colores además de delicados estampados animal print en diferentes acabados y floreados. Los diseños cortos y midi ganaron la batalla a los largos. Los ítems fetiche: hombros al aire y los zapatos con lazo.

La maison francesa Dior presentó su colección alta costura primavera 2016 sin el diseñador belga Raf Simons – trabajó tres años para la firma – y el team de diseño de la firma -liderado por Serge Ruffieux y Lucie Meier- fue el responsable en trasladar el allure parisino a la pasarela.

El desfile se realizó en el Museo Rodin con un decorado de espejos que hacía que las mujeres Dior aparezcan y desaparezcan. Se vio una colección muy juvenil y actual. La inspiración fue las chicas francesas de hoy en día, pero con ese toque couture que se reflejó en el cuidado de cada detalle. Se impusieron los vestidos con gasas superpuestas, tejidos brocados y bordados y juego de estampados. Impactó el juego con los detalles y el volumen. Se destacaron las asimetrías y la variación de la famosa chaqueta Bar de la firma. El azul marino, negro y blanco fueron la base de la paleta de colores además de delicados estampados animal print en diferentes acabados y floreados. Los diseños cortos y midi ganaron la batalla a los largos. Los ítems fetiche: hombros al aire y los zapatos con lazo.

Emilia Attias, una actriz versátil

La adolescente que cambiaba de look tan seguido como de medias ya es una mujer y todos fui­mos testigos de ese crecimiento. Emilia Attias (28) conquistó al público con apenas 17 años cuando debutó como modelo, después fue vedette, conductora, ídola teen, bailarina; hace un año tiene Poe, un gastro-pub en el Bajo Núñez, junto a su marido, y acaba de demostrar que también tiene talento para el drama con sus últimas dos actuaciones: en Cromo, un thriller científico que se emite en la TV Pública, y en la película Contrasangre (con Juan Palomino y Esteban Meloni). En esta última se pone en la piel de Analía, una mujer misteriosa y obsesiva que fue víctima de una violación. “Si bien vengo creciendo mucho, éste es el personaje con más carga dramática que hice. No es algo que haya buscado conscientemente, sino que se fue dando. Hay que ir probando y descartando hasta que uno encuentra qué es lo que le gusta hacer”, explica a Para Ti con la templanza de una mujer mucho mayor a su edad. Bien plantada y con orgullo, afirma: “Hoy no dudo de mi profesión, sé que soy actriz. Está en mi na­turaleza, me encanta sumergirme en la psiquis de un rol e interpretarlo. Me atrae la complejidad humana”. En su vida privada también demostró ser una mujer madura. Hace diez años está en pareja (seis de casada) con el El Turco Naím Sibara (49), también actor. Se nota que todo lo que hace la Attias lo hace bien, con pasión y mucho compromiso.

LAS ESCENAS FUERTES DE CONTRASANGRE. “El acto sexual en sí es muy humano y natural. Lo que me da un poco de pudor es mostrar el cuerpo. Igual no hice desnudos totales, las escenas están bastante cuidadas aunque tienen una estética muy realista, influencia del crudo cine europeo. El Turco  también es actor, ha pasado por lo mismo y jamás me pidió que no aceptara algún trabajo. ¡Tampoco se lo permitiría!. Somos muy libres, seguros y entendemos que cortarle la felicidad al otro va en contra de la realización de la pareja”.

LA FIDELIDAD, ¿EXISTE? “Creo en la fidelidad y en la infidelidad. Todo es válido, somos seres humanos. Pero doy fe de que con compromiso podés construir un amor difícil de lograr si hay infidelidades. Mi relación no es abierta, donde ingresan otros, no soy partidaria de eso. Hay un 90 % de probabilidades de que no lo perdone si me mete los cuernos. Reconozco que soy relajada porque confío en el hombre que tengo al lado”.

MANTENER LA PASIÓN. “Yo tengo tantas ganas de hacerlo con él como el primer día. Somos los dos muy vitales, tenemos mucha química y nos gustamos. Nunca estuvimos una semana entera sin tener relaciones. Somos jóvenes, ¡a él no se le nota que tiene 50 años! (risas). Al principio estás todo el día en la cama (se ríe). Ahora lo hacemos unas tres veces por semana. Pero creo que no podés construir una relación si la otra persona no te genera fuego los primeros cuatro años”.

BEBÉ, A FUTURO. “Falta un poquito, todavía no. Estamos con muchos proyectos de laburo que nos motivan. Si hacés todo junto te arrebatás y terminás mal porque no podés hacer lo que querés o no podés darle la bola que te gustaría a tu hijo. Así que no es un plan para el 2016”.

ECLÉCTICA. Emilia es una de las pocas artistas argentinas difíciles de encasillar. Los hombres le elogian sus curvas de femme fatale, el público más culto la aceptó dentro del cine nacional y los más chicos la siguen teniendo como ídola teen aunque ya pasaron cinco años de Casi Ángeles.

CULTIVAR MENTE Y ALMA. “En algún momento le dediqué mucho tiempo a la meditación, pero ahora tengo la energía puesta en el crecimiento profesional. Estoy con clases de italiano, inglés, francés, estudio música y canto. Me hubiese encantado dedicar cinco años de mi vida sólo para estudiar. Pero no me quejo, fue una bendición haber trabajado desde tan chica y haber vivido tantas experiencias”.

La adolescente que cambiaba de look tan seguido como de medias ya es una mujer y todos fui­mos testigos de ese crecimiento. Emilia Attias (28) conquistó al público con apenas 17 años cuando debutó como modelo, después fue vedette, conductora, ídola teen, bailarina; hace un año tiene Poe, un gastro-pub en el Bajo Núñez, junto a su marido, y acaba de demostrar que también tiene talento para el drama con sus últimas dos actuaciones: en Cromo, un thriller científico que se emite en la TV Pública, y en la película Contrasangre (con Juan Palomino y Esteban Meloni). En esta última se pone en la piel de Analía, una mujer misteriosa y obsesiva que fue víctima de una violación. “Si bien vengo creciendo mucho, éste es el personaje con más carga dramática que hice. No es algo que haya buscado conscientemente, sino que se fue dando. Hay que ir probando y descartando hasta que uno encuentra qué es lo que le gusta hacer”, explica a Para Ti con la templanza de una mujer mucho mayor a su edad. Bien plantada y con orgullo, afirma: “Hoy no dudo de mi profesión, sé que soy actriz. Está en mi na­turaleza, me encanta sumergirme en la psiquis de un rol e interpretarlo. Me atrae la complejidad humana”. En su vida privada también demostró ser una mujer madura. Hace diez años está en pareja (seis de casada) con el El Turco Naím Sibara (49), también actor. Se nota que todo lo que hace la Attias lo hace bien, con pasión y mucho compromiso.

LAS ESCENAS FUERTES DE CONTRASANGRE. “El acto sexual en sí es muy humano y natural. Lo que me da un poco de pudor es mostrar el cuerpo. Igual no hice desnudos totales, las escenas están bastante cuidadas aunque tienen una estética muy realista, influencia del crudo cine europeo. El Turco  también es actor, ha pasado por lo mismo y jamás me pidió que no aceptara algún trabajo. ¡Tampoco se lo permitiría!. Somos muy libres, seguros y entendemos que cortarle la felicidad al otro va en contra de la realización de la pareja”.

LA FIDELIDAD, ¿EXISTE? “Creo en la fidelidad y en la infidelidad. Todo es válido, somos seres humanos. Pero doy fe de que con compromiso podés construir un amor difícil de lograr si hay infidelidades. Mi relación no es abierta, donde ingresan otros, no soy partidaria de eso. Hay un 90 % de probabilidades de que no lo perdone si me mete los cuernos. Reconozco que soy relajada porque confío en el hombre que tengo al lado”.

MANTENER LA PASIÓN. “Yo tengo tantas ganas de hacerlo con él como el primer día. Somos los dos muy vitales, tenemos mucha química y nos gustamos. Nunca estuvimos una semana entera sin tener relaciones. Somos jóvenes, ¡a él no se le nota que tiene 50 años! (risas). Al principio estás todo el día en la cama (se ríe). Ahora lo hacemos unas tres veces por semana. Pero creo que no podés construir una relación si la otra persona no te genera fuego los primeros cuatro años”.

BEBÉ, A FUTURO. “Falta un poquito, todavía no. Estamos con muchos proyectos de laburo que nos motivan. Si hacés todo junto te arrebatás y terminás mal porque no podés hacer lo que querés o no podés darle la bola que te gustaría a tu hijo. Así que no es un plan para el 2016”.

ECLÉCTICA. Emilia es una de las pocas artistas argentinas difíciles de encasillar. Los hombres le elogian sus curvas de femme fatale, el público más culto la aceptó dentro del cine nacional y los más chicos la siguen teniendo como ídola teen aunque ya pasaron cinco años de Casi Ángeles.

CULTIVAR MENTE Y ALMA. “En algún momento le dediqué mucho tiempo a la meditación, pero ahora tengo la energía puesta en el crecimiento profesional. Estoy con clases de italiano, inglés, francés, estudio música y canto. Me hubiese encantado dedicar cinco años de mi vida sólo para estudiar. Pero no me quejo, fue una bendición haber trabajado desde tan chica y haber vivido tantas experiencias”.

El secreto de Calu Rivero

Descifrar en qué consiste el fenómeno Calu Ri­vero. Que me explique ella, con sus propias palabras, cuál es el secreto de su éxito: por qué tiene tantos seguidores/as de todas las edades, la clave para entender ese no-sé-qué que hace que haya sido elevada a categoría de it girl, a protagonista de amores glamorosos y cosas así. Para eso estoy ahí, esperándola, a las tres de la tarde de un día agobiante de enero. Entonces, cuando la ves venir caminando por la vereda –short blanco, camisa blanca, sonrisa blan­ca– como si el tiempo y la música fueran suyos, empe­zás a entenderlo todo. Aun así, se lo pregunto. “No sé”, es su primera respuesta. Pero ella sabe. “Creo que tiene que ver con que estoy relajada y tranquila con lo que madre natura me dio. No cumplo con estereotipos: sólo fui rubia para hacer un personaje, tengo cara angular, no tengo lolas ni culo. Soy imperfecta y ¡estoy perfecta con todo eso!”, dice Carla Soledad Rivero (28). Actriz, modelo, apasionada por la moda, comprometida en causas varias y DJ, ella es algo así como el genial resultado del ADN sonriente, perseverante, agradecido y otra vez sonriente de Rita y Guillermo –una catamarqueña que tuvo locales de ropa y un bar, y un cordobés que supo trabajar en un banco– más la frescura, sencillez y humildad de quien nació en Catamarca, en un pueblo llamado Recreo, muy chiquito y lleno de música de carnaval.

EN LAS REDES. “Si no estás, estás fuera del sistema. Es así. Pero si sos exitista, lo más probable es que mañana no estés. Para tener éxito tenés que tener talento, ser profesional y buena gente… con redes so­ciales o sin ellas. Lo lógico y natural es que aparezcan otras caras; mientras tanto yo las uso para comunicar lo que hago: contar sobre música, artistas, fotos de viajes y transmitir buena energía… Pongo lo más lindo mío ahí. Y ojo: esas fotos que subo no son mi vida. Aunque todos se den una idea, no muchos saben de mí, cómo soy en realidad, qué hago. Vivo mucho más de lo que se ve en Instagram

LOS PIES EN LA TIERRA. “Estoy feliz con lo que me pasa y con lo que construí, que es algo que nunca me hubiera imaginado. Pero no se me sube nada a la cabeza. Escucho mucho a mis padres y a Mara, mi hermana (N. de la R.: es socióloga, le dicen Marou, tiene un blog de moda y es su mejor amiga). Muchas veces con ella nos miramos y decimos “Guau, las dos somos de Recreo y estamos acá”. Creo que haber nacido en un pueblo me dio otra plataforma de vida: soy todo terreno, nací entre árboles, calor y barro”.

ESCRITO EN EL CUERPO. Cuadros, flores, una bicicleta, cámaras de fotos y filmadoras, recetas veganas, anteo­jos y sombreros de todo tipo, olor a galletitas de avena hechas por ella, mucha luz, una perra bulldog francés llamada Liona. Y música, siempre música, desde Chet Baker a los Jackson Five pasando por Martín Ferres, de Bajofondo. Así es la casa de Calu Rivero, un búnker en los bordes de Palermo con tanto estilo que hasta la Vogue Japón le dedicó una meganota en 2015. Aunque asegure que es pura coincidencia, no parece una elección casual sino una declaración de principios, una reafirmación de lo que cree y siente en ese cuerpo que –desde que empezó el año– no para: Calu pasando música en Sensation en Punta del Este; Calu en la fiesta de Gente, también en el Este; Calu celebrando con el polista de Ellerstina Pablo Polito Pieres en José Ignacio; Calu en Mar del Plata; Calu en un gomón poniéndole el cuerpo a Greenpeace… Calu en todos lados.

Está descalza, no tiene una gota de maquillaje y por los recortes de su camisa blanca se dejan ver algu­nos de sus tantos tatuajes, ideales para descubrirla. Al último, por caso, se lo hizo luego de su experiencia de L.A., y reza One on One. “Es para recordarme no dejar de poner toda la energía en aquello que emprenda”, dice ella, refiriéndose al esfuerzo que hizo para participar en el proyecto de From Dusk till down, de Robert Rodríguez. Quedó seleccionada, pero por problemas burocráticos le terminaron dando el papel a Demi Lovato.

PURA ENERGÍA.  “Estoy pasando por un momen­to en el que me desplomo todos los días en la cama de todas las cosas que hago. Pero todo lo hago tratando de preservar mi esencia: priorizo la gente, el proyecto, la experiencia y nunca la plata. Yo no sé a dónde voy a terminar en el futuro, pero no quiero ser aburrida ni aburrirme”.

EL AMOR. “El amor es para mí lo más importante. El amor es el motor de mi vida. Ser vegana también es un acto de amor a los animales y al planeta. Creo que nunca fui más sincera que con Polito. Con él soy lo más yo que quiero ser. Con otras relaciones siempre la jugué de súper héroe. Me costaba pedir ayuda y fingía fortaleza. Nunca me animé a llorar enfrente de nadie tanto como lo hice con él. Nada es forzado. Es súper compañero y a pesar de que estoy acostumbrada a moverme sola, me encanta. Hoy en un noviazgo ya no transo un montón de cosas: es fundamental el respeto, la independencia y que no haya celos”.

MODELO DE AMOR. “Mi modelo de matrimonio es el de mis padres, que llevan 31 años juntos: se ríen juntos (tengo videos grabados de ellos tentados), se acompañan, se ayudan, no tienen drama en mostrarse imperfectos. Y sí, voy a tener hijos porque los chicos me encantan y porque quiero que mis padres tengan nietos. Por ahora lo que les puedo dar es a Liona, una bulldog que tiene tres años y que ronca”.

Descifrar en qué consiste el fenómeno Calu Ri­vero. Que me explique ella, con sus propias palabras, cuál es el secreto de su éxito: por qué tiene tantos seguidores/as de todas las edades, la clave para entender ese no-sé-qué que hace que haya sido elevada a categoría de it girl, a protagonista de amores glamorosos y cosas así. Para eso estoy ahí, esperándola, a las tres de la tarde de un día agobiante de enero. Entonces, cuando la ves venir caminando por la vereda –short blanco, camisa blanca, sonrisa blan­ca– como si el tiempo y la música fueran suyos, empe­zás a entenderlo todo. Aun así, se lo pregunto. “No sé”, es su primera respuesta. Pero ella sabe. “Creo que tiene que ver con que estoy relajada y tranquila con lo que madre natura me dio. No cumplo con estereotipos: sólo fui rubia para hacer un personaje, tengo cara angular, no tengo lolas ni culo. Soy imperfecta y ¡estoy perfecta con todo eso!”, dice Carla Soledad Rivero (28). Actriz, modelo, apasionada por la moda, comprometida en causas varias y DJ, ella es algo así como el genial resultado del ADN sonriente, perseverante, agradecido y otra vez sonriente de Rita y Guillermo –una catamarqueña que tuvo locales de ropa y un bar, y un cordobés que supo trabajar en un banco– más la frescura, sencillez y humildad de quien nació en Catamarca, en un pueblo llamado Recreo, muy chiquito y lleno de música de carnaval.

EN LAS REDES. “Si no estás, estás fuera del sistema. Es así. Pero si sos exitista, lo más probable es que mañana no estés. Para tener éxito tenés que tener talento, ser profesional y buena gente… con redes so­ciales o sin ellas. Lo lógico y natural es que aparezcan otras caras; mientras tanto yo las uso para comunicar lo que hago: contar sobre música, artistas, fotos de viajes y transmitir buena energía… Pongo lo más lindo mío ahí. Y ojo: esas fotos que subo no son mi vida. Aunque todos se den una idea, no muchos saben de mí, cómo soy en realidad, qué hago. Vivo mucho más de lo que se ve en Instagram

LOS PIES EN LA TIERRA. “Estoy feliz con lo que me pasa y con lo que construí, que es algo que nunca me hubiera imaginado. Pero no se me sube nada a la cabeza. Escucho mucho a mis padres y a Mara, mi hermana (N. de la R.: es socióloga, le dicen Marou, tiene un blog de moda y es su mejor amiga). Muchas veces con ella nos miramos y decimos “Guau, las dos somos de Recreo y estamos acá”. Creo que haber nacido en un pueblo me dio otra plataforma de vida: soy todo terreno, nací entre árboles, calor y barro”.

ESCRITO EN EL CUERPO. Cuadros, flores, una bicicleta, cámaras de fotos y filmadoras, recetas veganas, anteo­jos y sombreros de todo tipo, olor a galletitas de avena hechas por ella, mucha luz, una perra bulldog francés llamada Liona. Y música, siempre música, desde Chet Baker a los Jackson Five pasando por Martín Ferres, de Bajofondo. Así es la casa de Calu Rivero, un búnker en los bordes de Palermo con tanto estilo que hasta la Vogue Japón le dedicó una meganota en 2015. Aunque asegure que es pura coincidencia, no parece una elección casual sino una declaración de principios, una reafirmación de lo que cree y siente en ese cuerpo que –desde que empezó el año– no para: Calu pasando música en Sensation en Punta del Este; Calu en la fiesta de Gente, también en el Este; Calu celebrando con el polista de Ellerstina Pablo Polito Pieres en José Ignacio; Calu en Mar del Plata; Calu en un gomón poniéndole el cuerpo a Greenpeace… Calu en todos lados.

Está descalza, no tiene una gota de maquillaje y por los recortes de su camisa blanca se dejan ver algu­nos de sus tantos tatuajes, ideales para descubrirla. Al último, por caso, se lo hizo luego de su experiencia de L.A., y reza One on One. “Es para recordarme no dejar de poner toda la energía en aquello que emprenda”, dice ella, refiriéndose al esfuerzo que hizo para participar en el proyecto de From Dusk till down, de Robert Rodríguez. Quedó seleccionada, pero por problemas burocráticos le terminaron dando el papel a Demi Lovato.

PURA ENERGÍA.  “Estoy pasando por un momen­to en el que me desplomo todos los días en la cama de todas las cosas que hago. Pero todo lo hago tratando de preservar mi esencia: priorizo la gente, el proyecto, la experiencia y nunca la plata. Yo no sé a dónde voy a terminar en el futuro, pero no quiero ser aburrida ni aburrirme”.

EL AMOR. “El amor es para mí lo más importante. El amor es el motor de mi vida. Ser vegana también es un acto de amor a los animales y al planeta. Creo que nunca fui más sincera que con Polito. Con él soy lo más yo que quiero ser. Con otras relaciones siempre la jugué de súper héroe. Me costaba pedir ayuda y fingía fortaleza. Nunca me animé a llorar enfrente de nadie tanto como lo hice con él. Nada es forzado. Es súper compañero y a pesar de que estoy acostumbrada a moverme sola, me encanta. Hoy en un noviazgo ya no transo un montón de cosas: es fundamental el respeto, la independencia y que no haya celos”.

MODELO DE AMOR. “Mi modelo de matrimonio es el de mis padres, que llevan 31 años juntos: se ríen juntos (tengo videos grabados de ellos tentados), se acompañan, se ayudan, no tienen drama en mostrarse imperfectos. Y sí, voy a tener hijos porque los chicos me encantan y porque quiero que mis padres tengan nietos. Por ahora lo que les puedo dar es a Liona, una bulldog que tiene tres años y que ronca”.

Jumpsuits for export

Maquilló y peinó: Josefina Castro Videla para de la Vega make up. Agradecemos a: Embratur, Sector de Turismo de la Embajada de Brasil en Buenos Aires, Comité Visite Brasil, Buzios C&VB, Posada AFRIKA, Praia dos Ossos y turismo receptivo In Buzios.
Maquilló y peinó: Josefina Castro Videla para de la Vega make up. Agradecemos a: Embratur, Sector de Turismo de la Embajada de Brasil en Buenos Aires, Comité Visite Brasil, Buzios C&VB, Posada AFRIKA, Praia dos Ossos y turismo receptivo In Buzios.

Louis Vuitton & UNICEF, moda solidaria

La firma francesa Louis Vuitton se unió con UNICEF para recaudar fondos para ayudar a los niños en situación de emergencia para realizar las intervenciones esenciales necesarias para proteger, salvar vidas y garantizar los derechos de todos los niños, en todas partes. Por eso, durante todo el año estará disponible un producto especialmente diseñado, el Silver Lockit.  Inspirado en el candado inviolable inventado por Georges Vuitton en 1890 para proteger las pertenencias más valiosas de sus clientes, es un símbolo de protección. También sella la promesa de ayudar a los niños en situación de emergencia.  Por cada venta de este colgante o pulsera Silver Lockit, se donarán 200 dólares a UNICEF. Se puede conseguir en  www.louisvuitton.com/lvforunicef .

Recientemente se celebró en Los Ángeles, una gala con varias celebrities del mundo de la moda, la televisión y la música, entre otros, que no quisieron perderse la primera noche solidaria del año y donde presentaron la campaña junto a UNICEF #MakeAPromise. Selena Gomez, Miranda Kerr, Adele Exarchopoulos y Nicole Kidman fueron algunas de las celebs que disfrutaron de la gala y lucieron diseños de la Maison Vuitton.  El cierre: El show musical de Mariah Carey. Mirá la galería de fotos.

La firma francesa Louis Vuitton se unió con UNICEF para recaudar fondos para ayudar a los niños en situación de emergencia para realizar las intervenciones esenciales necesarias para proteger, salvar vidas y garantizar los derechos de todos los niños, en todas partes. Por eso, durante todo el año estará disponible un producto especialmente diseñado, el Silver Lockit.  Inspirado en el candado inviolable inventado por Georges Vuitton en 1890 para proteger las pertenencias más valiosas de sus clientes, es un símbolo de protección. También sella la promesa de ayudar a los niños en situación de emergencia.  Por cada venta de este colgante o pulsera Silver Lockit, se donarán 200 dólares a UNICEF. Se puede conseguir en  www.louisvuitton.com/lvforunicef .

Recientemente se celebró en Los Ángeles, una gala con varias celebrities del mundo de la moda, la televisión y la música, entre otros, que no quisieron perderse la primera noche solidaria del año y donde presentaron la campaña junto a UNICEF #MakeAPromise. Selena Gomez, Miranda Kerr, Adele Exarchopoulos y Nicole Kidman fueron algunas de las celebs que disfrutaron de la gala y lucieron diseños de la Maison Vuitton.  El cierre: El show musical de Mariah Carey. Mirá la galería de fotos.