Las aspirantes a Primera Dama

KARINA RABOLINI

Karina Rabolini (47) dio su última entrevista a Para Ti desde Mar del Plata en el mes de enero.

Antes de ser la mujer del gobernador de la Provincia de Buenos Aires y presidenta de la Fundación Banco Provincia, Karina fue muy conocida como modelo -fue  tapa de Para Ti en reiteradas ediciones-  y respetada por su labor empresarial como dueña de una línea de fragancias, productos de belleza y anteojos. “A veces me gustaría que mi marido se dedicara a otra cosa y así tener más tiempo para compartir. Pero, por otro lado, siento mucho orgullo por el trabajo que hace, por la responsa­bilidad que asumió y por la transformación que está haciendo en la provincia. No tengo dudas de que Daniel va a ser presidente, y eso me llena de orgullo”, confesó en una charla con Para Ti donde habló sobre cómo veía al país en ese momento y cómo imagina a Daniel como presidente de la Nación.  Destacamos algunas de sus frases.

COMO EMPRESARIA, CÓMO EVALÚA EL MOMENTO ECONÓMICO.  “Como em­presaria no siento crisis, todo lo contrario. De hecho, antes importabamos un 80% de los an­teojos y el 20% lo producíamos en la Argentina. Ahora hemos revertido ese número. Si hay algo que se ha puesto en marcha es la industria na­cional. También hay mucho consumo”.

CÓMO IMAGINA A DANIEL SCIOLI PRESIDENTE. “Como una persona que sabe lo que debe hacer, que tiene la experiencia que le ha dado gobernar dos veces la Provincia de Bue­nos Aires. Daniel tiene su estilo y su forma de trabajar, pero siempre ha acompañado y ha sido muy respetuoso del voto de la gente y del espacio político al cual pertenece. Siempre ha discutido las ideas o las diferencias dentro de ese espacio. No hay persona más leal que Daniel, y me tomo el atrevimiento de hablar de mi marido porque lo conozco desde hace más de treinta años”                                                                                  

SU APORTE EN LA CARRERA POLÍTICA DE DANIEL.  “Yo creo que el único aporte que le puedo dar es resolver los temas domésticos y tratar de sumarle la menor cantidad de problemas po­sibles. Daniel es una persona de mucha fuerza y decisión, y es quien nos sostiene a todos. Es un gran apoyo en mi vida, aun en momentos difíciles, como cuando él quería tener un hijo y yo no se lo pude dar. Hice tratamientos y no quedé embarazada y, sin embargo, siempre sentí su acompañamiento”

JULIANA AWADA

Juliana Awada (41), la mujer del candidato a presidente Mauricio Macri, abrió las puertas de su departamento en Palermo a Para Ti en el mes de junio y en una producción de fotos junto a sus dos hijas: Valentina (12) –de su relación con el conde belga Bruno Barbier– y Antonia (3), fruto de su matrimonio con el jefe de gobierno porteño, se animó a charlar con Para Ti.

Hija de Abraham y Pomi Awada, fundadores de la marca de ropa del mismo nombre,  María Juliana heredó sofisticación y recibió una ex­celente educación. Habla español, inglés y francés a la perfección. No obstante,  durante la entrevista se mostró como una mujer con los pies sobre la tierra: “Desde que terminé la secundaria a los 18 años me puse a trabajar en la empresa familiar. Lo más lindo que nos enseñaron nuestros padres es el amor por el trabajo y el valor al esfuerzo”.

LA VIDA SIGUE IGUAL. “Aunque ahora Mauricio tiene una agenda muy ocupada y yo lo acompaño más públicamente, la verdad es que nuestra vida sigue siendo la misma. Tratamos de preservar los mo­mentos de intimidad, son su cable a tierra”.

UNA PERSONA PLENA. “Soy muy feliz, soy una persona muy agradecida y vivo el día a día. No quiero más de lo que tengo”.

EN LA CASA, ¿QUIÉN MANDA? “¡Yo!, y a él le encanta. Mauri trabaja mucho todos los días, así que lo que más le gusta es volver a su casa, abrir la puerta y que vaya Antonia corriendo, lo abrace y le diga ‘papito, te extrañé’. Trata de cenar siempre en casa”

UN MATRIMONIO COMÚN Y CORRIENTE.  “Yo hago una vida completamente normal, voy a comer a restaurantes, camino por la calle, hago las compras y vamos al cine: si hay cola la hacemos y compramos las entradas como cualquier pareja”

KARINA RABOLINI

Karina Rabolini (47) dio su última entrevista a Para Ti desde Mar del Plata en el mes de enero.

Antes de ser la mujer del gobernador de la Provincia de Buenos Aires y presidenta de la Fundación Banco Provincia, Karina fue muy conocida como modelo -fue  tapa de Para Ti en reiteradas ediciones-  y respetada por su labor empresarial como dueña de una línea de fragancias, productos de belleza y anteojos. “A veces me gustaría que mi marido se dedicara a otra cosa y así tener más tiempo para compartir. Pero, por otro lado, siento mucho orgullo por el trabajo que hace, por la responsa­bilidad que asumió y por la transformación que está haciendo en la provincia. No tengo dudas de que Daniel va a ser presidente, y eso me llena de orgullo”, confesó en una charla con Para Ti donde habló sobre cómo veía al país en ese momento y cómo imagina a Daniel como presidente de la Nación.  Destacamos algunas de sus frases.

COMO EMPRESARIA, CÓMO EVALÚA EL MOMENTO ECONÓMICO.  “Como em­presaria no siento crisis, todo lo contrario. De hecho, antes importabamos un 80% de los an­teojos y el 20% lo producíamos en la Argentina. Ahora hemos revertido ese número. Si hay algo que se ha puesto en marcha es la industria na­cional. También hay mucho consumo”.

CÓMO IMAGINA A DANIEL SCIOLI PRESIDENTE. “Como una persona que sabe lo que debe hacer, que tiene la experiencia que le ha dado gobernar dos veces la Provincia de Bue­nos Aires. Daniel tiene su estilo y su forma de trabajar, pero siempre ha acompañado y ha sido muy respetuoso del voto de la gente y del espacio político al cual pertenece. Siempre ha discutido las ideas o las diferencias dentro de ese espacio. No hay persona más leal que Daniel, y me tomo el atrevimiento de hablar de mi marido porque lo conozco desde hace más de treinta años”                                                                                  

SU APORTE EN LA CARRERA POLÍTICA DE DANIEL.  “Yo creo que el único aporte que le puedo dar es resolver los temas domésticos y tratar de sumarle la menor cantidad de problemas po­sibles. Daniel es una persona de mucha fuerza y decisión, y es quien nos sostiene a todos. Es un gran apoyo en mi vida, aun en momentos difíciles, como cuando él quería tener un hijo y yo no se lo pude dar. Hice tratamientos y no quedé embarazada y, sin embargo, siempre sentí su acompañamiento”

JULIANA AWADA

Juliana Awada (41), la mujer del candidato a presidente Mauricio Macri, abrió las puertas de su departamento en Palermo a Para Ti en el mes de junio y en una producción de fotos junto a sus dos hijas: Valentina (12) –de su relación con el conde belga Bruno Barbier– y Antonia (3), fruto de su matrimonio con el jefe de gobierno porteño, se animó a charlar con Para Ti.

Hija de Abraham y Pomi Awada, fundadores de la marca de ropa del mismo nombre,  María Juliana heredó sofisticación y recibió una ex­celente educación. Habla español, inglés y francés a la perfección. No obstante,  durante la entrevista se mostró como una mujer con los pies sobre la tierra: “Desde que terminé la secundaria a los 18 años me puse a trabajar en la empresa familiar. Lo más lindo que nos enseñaron nuestros padres es el amor por el trabajo y el valor al esfuerzo”.

LA VIDA SIGUE IGUAL. “Aunque ahora Mauricio tiene una agenda muy ocupada y yo lo acompaño más públicamente, la verdad es que nuestra vida sigue siendo la misma. Tratamos de preservar los mo­mentos de intimidad, son su cable a tierra”.

UNA PERSONA PLENA. “Soy muy feliz, soy una persona muy agradecida y vivo el día a día. No quiero más de lo que tengo”.

EN LA CASA, ¿QUIÉN MANDA? “¡Yo!, y a él le encanta. Mauri trabaja mucho todos los días, así que lo que más le gusta es volver a su casa, abrir la puerta y que vaya Antonia corriendo, lo abrace y le diga ‘papito, te extrañé’. Trata de cenar siempre en casa”

UN MATRIMONIO COMÚN Y CORRIENTE.  “Yo hago una vida completamente normal, voy a comer a restaurantes, camino por la calle, hago las compras y vamos al cine: si hay cola la hacemos y compramos las entradas como cualquier pareja”

Diego Torres

Religiosamente, todos los sábados de su vida, Diego Torres (44) tiene una cita inamovible con “los chicos” para jugar al fútbol. Eso sí, su equipo es premium: Martín Palermo, los tenistas Martín Vassallo Argüello y José Chucho Acasuso, Diego Latorre, el comentarista deportivo Sebastián Vignolo, El Tano Gracián, y siempre aparece algún otro crack más. “Tenemos un buen nivel de fútbol, de hecho eso es lo que más disfruto. Siempre está bueno competir con gente que es mejor que uno porque te hace jugar mejor. ¡Obvio que Martín juega tranquilo! Además de ser una gran persona, es un tipo muy educado y simple”, asegura este mediocampista (una suerte de Mascherano, ¡pero de la música pop!). En el caso de que esté de viaje, arregla con amigos que estén en el exterior para no perder la costumbre de entrar a la cancha. “Yo juego de toda la vida y soy bastante bueno, de chico estuve en la selección del colegio Lasalle e inclusive pretendí meterme en un club profesional, pero mi viejo quiso que terminara mis estudios. Para mí, el fútbol es tan impor­tante como la música”. Y menos mal que no se dedicó a la pelota… ¿qué hubiera sido de la música nacional sin sus hits? Hijo de la gran artista Lolita Torres, Diego estaba predestinado para triunfar en el mundo artístico. A los 17 años debutó en el cine con El profesor punk. Después  tuvo papeles inolvidables en novelas como La banda del Golden Rocket, Los únicos y Vecinos en guerra. También se destacó en el cine con La furia, Extraños en la noche y Papeles en el viento.

Pero el rol que lo catapultó a la fama mundial fue el de cantante. En 1995 y con 24 años lanzó su primer disco llamado Diego Torres y, desde entonces,  lleva ocho álbumes editados. Uno más exitoso que el otro. Después de cinco años, acaba de sacar un nuevo CD: Buena vida. “Yo considero que tengo una buena vida porque la asocio al concepto de valorar las pequeñas cosas, simples y verdaderas. Ya sean mis afectos, amigos, familia, pareja (N. de la R.: la modelo Débora Bello), hijos (Nina, de dos años) y hasta el deporte… Siempre busqué estar conectado con mis valores”, explica en una charla a solas con Para Ti con un té con miel de por medio.

LA LLEGADA DE NINA Y EL CAMBIO EN SU VIDA. “La vida tiene vaivenes, hay gente como mis viejos que se han ido y me dejaron un vacío muy grande. Pero gracias a Dios en el 2013 llegó mi hija para invadirme con su amor. Hoy por hoy no recuerdo un momento tan feliz como el que estoy viviendo ahora. Más que nunca siento que disfruto el presente. Antes vivía preocupado por el pasado o ansioso por el futuro. Tanto a Débora como a mí, Nina nos conectó con el aquí y ahora y nos cambió la perspectiva”.

COMO PAPÁ SOY… “Mi mujer dice que soy muy papá y muy mamá. Es verdad, tengo ambos rasgos, yo hago de todo: la cambio con pis, con caca, la baño y la hago dormir. No hay nada que me guste más que Débora se vaya a comer con sus amigas y quedarnos con mi hija solos disfrutando. Ttengo un amor y una babosidad con ella que me puede (risas). Creo que los nenes necesitan contención y es necesario retarlos en su debido momento”.

SU RELACIÓN CON DÉBORA. “Ninguno de los dos es devoto del casamiento. Quizá lo hagamos en algún futuro. Pero nuestra unión pasa por otro lado. ¿Qué vínculo es más importante que tener un hijo juntos? Lo primero fue llevar nuestra pareja adelante, fortalecer la relación y convertirnos en padres”.

LA VOZ ARGENTINA. Diego Torres mantiene el mismo look que en los ‘90: corte de pelo, físico… y también la misma humildad de tipo de barrio. “El paso del tiempo no me preocupa, lo que sí siento es que con los años uno tiene que cuidar más la salud y ser más consciente con las comidas. ¡Ya no asimilo los alimentos como antes!”, confiesa este latin lover nacional.

CREADOR DE HITS. “Siento presión por hacer un buen disco. Obviamente que todos queremos que nos vaya bien, pero ya tengo el oficio y sé que tengo que hacer canciones con contenido, potentes y que suenen en la radio. Yo hago música pop, no hago música dodecafónica. A mí me encantan los hits. No reniego de ellos, al contrario… Me aburren los que se hacen los modernos y escriben canciones que no tienen dinámica”.

Maquilló: Irene Arcieri. Agradecemos a: L’Hotel Palermo, la vestuarista Agostina Mangino, Key Biscayne y Sony.

Religiosamente, todos los sábados de su vida, Diego Torres (44) tiene una cita inamovible con “los chicos” para jugar al fútbol. Eso sí, su equipo es premium: Martín Palermo, los tenistas Martín Vassallo Argüello y José Chucho Acasuso, Diego Latorre, el comentarista deportivo Sebastián Vignolo, El Tano Gracián, y siempre aparece algún otro crack más. “Tenemos un buen nivel de fútbol, de hecho eso es lo que más disfruto. Siempre está bueno competir con gente que es mejor que uno porque te hace jugar mejor. ¡Obvio que Martín juega tranquilo! Además de ser una gran persona, es un tipo muy educado y simple”, asegura este mediocampista (una suerte de Mascherano, ¡pero de la música pop!). En el caso de que esté de viaje, arregla con amigos que estén en el exterior para no perder la costumbre de entrar a la cancha. “Yo juego de toda la vida y soy bastante bueno, de chico estuve en la selección del colegio Lasalle e inclusive pretendí meterme en un club profesional, pero mi viejo quiso que terminara mis estudios. Para mí, el fútbol es tan impor­tante como la música”. Y menos mal que no se dedicó a la pelota… ¿qué hubiera sido de la música nacional sin sus hits? Hijo de la gran artista Lolita Torres, Diego estaba predestinado para triunfar en el mundo artístico. A los 17 años debutó en el cine con El profesor punk. Después  tuvo papeles inolvidables en novelas como La banda del Golden Rocket, Los únicos y Vecinos en guerra. También se destacó en el cine con La furia, Extraños en la noche y Papeles en el viento.

Pero el rol que lo catapultó a la fama mundial fue el de cantante. En 1995 y con 24 años lanzó su primer disco llamado Diego Torres y, desde entonces,  lleva ocho álbumes editados. Uno más exitoso que el otro. Después de cinco años, acaba de sacar un nuevo CD: Buena vida. “Yo considero que tengo una buena vida porque la asocio al concepto de valorar las pequeñas cosas, simples y verdaderas. Ya sean mis afectos, amigos, familia, pareja (N. de la R.: la modelo Débora Bello), hijos (Nina, de dos años) y hasta el deporte… Siempre busqué estar conectado con mis valores”, explica en una charla a solas con Para Ti con un té con miel de por medio.

LA LLEGADA DE NINA Y EL CAMBIO EN SU VIDA. “La vida tiene vaivenes, hay gente como mis viejos que se han ido y me dejaron un vacío muy grande. Pero gracias a Dios en el 2013 llegó mi hija para invadirme con su amor. Hoy por hoy no recuerdo un momento tan feliz como el que estoy viviendo ahora. Más que nunca siento que disfruto el presente. Antes vivía preocupado por el pasado o ansioso por el futuro. Tanto a Débora como a mí, Nina nos conectó con el aquí y ahora y nos cambió la perspectiva”.

COMO PAPÁ SOY… “Mi mujer dice que soy muy papá y muy mamá. Es verdad, tengo ambos rasgos, yo hago de todo: la cambio con pis, con caca, la baño y la hago dormir. No hay nada que me guste más que Débora se vaya a comer con sus amigas y quedarnos con mi hija solos disfrutando. Ttengo un amor y una babosidad con ella que me puede (risas). Creo que los nenes necesitan contención y es necesario retarlos en su debido momento”.

SU RELACIÓN CON DÉBORA. “Ninguno de los dos es devoto del casamiento. Quizá lo hagamos en algún futuro. Pero nuestra unión pasa por otro lado. ¿Qué vínculo es más importante que tener un hijo juntos? Lo primero fue llevar nuestra pareja adelante, fortalecer la relación y convertirnos en padres”.

LA VOZ ARGENTINA. Diego Torres mantiene el mismo look que en los ‘90: corte de pelo, físico… y también la misma humildad de tipo de barrio. “El paso del tiempo no me preocupa, lo que sí siento es que con los años uno tiene que cuidar más la salud y ser más consciente con las comidas. ¡Ya no asimilo los alimentos como antes!”, confiesa este latin lover nacional.

CREADOR DE HITS. “Siento presión por hacer un buen disco. Obviamente que todos queremos que nos vaya bien, pero ya tengo el oficio y sé que tengo que hacer canciones con contenido, potentes y que suenen en la radio. Yo hago música pop, no hago música dodecafónica. A mí me encantan los hits. No reniego de ellos, al contrario… Me aburren los que se hacen los modernos y escriben canciones que no tienen dinámica”.

Maquilló: Irene Arcieri. Agradecemos a: L’Hotel Palermo, la vestuarista Agostina Mangino, Key Biscayne y Sony.

Paloma Herrera

Se escucha a una mezzosoprano vocalizando de fondo mientras una decena de técnicos prepa­ran luces y montan la escenografía en las tablas del majestuoso Teatro Colón. A un costado, el primer camarín, que es para la bailarina principal y es­trella del ballet. Extremadamente puntual (a las 15, ni un minuto antes ni uno después), Paloma Herrera (39) abre la puerta y nos invita a conocer su espacio más íntimo. A primera vista queda confirmado que la prolijidad y el perfeccionismo son lo suyo. Todo es blanco y despojado, sólo tiene una valija colorada, algunos outfits negros col­gando de un perchero, al menos diez pares de zapatillas de punta y algún maquillaje sobre la mesada. No hay fotos pegadas en las paredes, ramos de flores ni ninguna deco digna de las mejores películas de baile como Chi­cago, Cabaret o Fame. “Me encanta ordenar. Ahora que tuve que hacer la mudanza de New York (N. de la R: donde fue durante 24 años estrella del American Ballet Theatre) a Argentina, estuve feliz organizando la ropa por colores. ¡Lo re disfruto!”, confiesa a pocos días de hacer efectivo su retiro. Lejos de estar nostálgica o sensible, se la ve firme y dice lo que piensa sin importarle el qué dirán: “Cada vez estoy más segura de mi decisión. Aunque sea joven, yo siempre quise retirarme en un momento top. Jamás hay que esperar a estar cansada o desmotivada. Disfruté cada minuto de mi carrera y ahora quiero que mi público tenga la oportunidad de verme bailar por última vez”. A Herrera se la podrá ver en Romeo y Julieta el 11, 13, 15 y 17 de octubre en el Teatro Colón y también en una pequeña gira nacional con la obra Giselle (10 y 11 de noviembre en el teatro El Círculo de Rosario; 14 y 15 en el Teatro del Libertador de Córdoba y el 18 y 19, en el Teatro Independencia, en Mendoza). Además, hasta el 18 de octubre van a poder encontrar en el salón Foyer del teatro El adiós de Paloma, una exposición con sus prendas, objetos y recuerdos más emotivos. “Digo adiós en mi mejor momento como bailarina. Los 20 fueron maravillosos. Sin embargo, no volvería el tiempo atrás. Estoy feliz. Lo que pase después no me importa absolutamente na­da… ¡Vivo el hoy!”, insiste una de las artistas argentinas que conquistó el mundo.

DESPUÉS DEL ADIÓS. “Hay muchos proyectos dando vuelta; obviamente, me gustaría abrir una escuela de danza. Dar clases me llena el alma. Pero lo primero que voy a hacer es descansar y hacer todo lo que me gusta: ir al cine, al teatro, comer afuera, ver amigos y leer. En la mesita de luz tengo una pila de libros hace millones de años que todavía no pude ni tocar. Ojo, no me arrepiento de nada porque sé que le puse todas las fichas a mi profesión, fue súper intensa y más no pude disfrutar. Pero ahora es momento de hacer otras cosas. También   está la posibilidad de abrir mi propia marca de ropa. La idea es hacer una colección cápsula en otra marca grande. Sería un estilo de calle, pero basado en el allure que tiene la bailarina y con la esencia de mi carrera… Van a ser prendas que se pueden usar siempre, de calidad y con buena caída”.

¿FASHION VICTIM? “soy cero fashion y no soy nada compradora. ¡Odio los shoppings! Siempre compro prendas clásicas en locales que me encantan, como Giorgio Armani o Helmut Lang. Cuando encuentro algo que me gusta y sé que lo voy a usar para siempre, no me importa gastar demasiado”.

VUELTA A CASA. Después de más de dos décadas viviendo en Estados Unidos y recorriendo de punta  siempre a la Argentina. “Adoro New York, es una ciudad que me ha abierto todas las puertas. Sin embargo, toda mi vida tuve un pie allá y otro acá. Y siempre supe que iba a volver porque mi gente, mi familia, amigos y cultura están acá”, asegura ya ubicada en su departamento palermi­tano de siempre, aunque está en plena búsqueda de un nuevo hogar para irse a convivir con Matías (¡no quiso revelar su apellido!), su novio desde hace un año.

ENAMORADA… “Trato de mantener mi vida personal muy privada, pero estoy feliz, nos conocimos en un muy buen momento. Trabaja en marketing y, siempre que pudo, aprovechó para venir a visitarme. Obviamente, estuvo en mi despedida en New York y me acompañó en muchísimas giras. ¡Ahora por fin voy a vivir una relación normal! (risas). Es un buen timing. Ha sido parte de mi mundo del ballet, le encanta compartir las funciones y las giras… pero al mismo tiempo, sabemos que esta etapa tiene un final y ahora vamos a poder estar tranquilos”.

A FUTURO… “No está en mis planes tener un hijo. Siempre dejo que las cosas fluyan y no sigo mandatos. La verdad es que nunca tuve ganas, quizás porque jamás conté con el tiempo. Entiendo que hay un reloj biológico y estoy completamente consciente de la si­tuación, pero yo elijo no tener un hijo. Ahora no tengo tiempo ni para respirar, ¡imaginate con un chico! (…)Estoy feliz con mi pareja, pero el tema del casamiento no me interesa. Jamás en mi vida fantaseé con el vestido blanco, una gran fiesta y muchos hijos… yo siempre soñé con subirme a un escenario con el tutú y la coronita. Y haber podido lograr ese sueño fue maravilloso”.

SI NO FUESE BAILARINA… “Nada, no me imagino siendo absolutamente nada. Llevo la danza en la sangre”.

Peinó: Guilherme Coradello para Sebastian Correa Estudio. Agradecemos a: Cher, Maria Dahn, Los Vados del Isen, Valdez y muy especialmente a la Mansión del Four Seasons.

Se escucha a una mezzosoprano vocalizando de fondo mientras una decena de técnicos prepa­ran luces y montan la escenografía en las tablas del majestuoso Teatro Colón. A un costado, el primer camarín, que es para la bailarina principal y es­trella del ballet. Extremadamente puntual (a las 15, ni un minuto antes ni uno después), Paloma Herrera (39) abre la puerta y nos invita a conocer su espacio más íntimo. A primera vista queda confirmado que la prolijidad y el perfeccionismo son lo suyo. Todo es blanco y despojado, sólo tiene una valija colorada, algunos outfits negros col­gando de un perchero, al menos diez pares de zapatillas de punta y algún maquillaje sobre la mesada. No hay fotos pegadas en las paredes, ramos de flores ni ninguna deco digna de las mejores películas de baile como Chi­cago, Cabaret o Fame. “Me encanta ordenar. Ahora que tuve que hacer la mudanza de New York (N. de la R: donde fue durante 24 años estrella del American Ballet Theatre) a Argentina, estuve feliz organizando la ropa por colores. ¡Lo re disfruto!”, confiesa a pocos días de hacer efectivo su retiro. Lejos de estar nostálgica o sensible, se la ve firme y dice lo que piensa sin importarle el qué dirán: “Cada vez estoy más segura de mi decisión. Aunque sea joven, yo siempre quise retirarme en un momento top. Jamás hay que esperar a estar cansada o desmotivada. Disfruté cada minuto de mi carrera y ahora quiero que mi público tenga la oportunidad de verme bailar por última vez”. A Herrera se la podrá ver en Romeo y Julieta el 11, 13, 15 y 17 de octubre en el Teatro Colón y también en una pequeña gira nacional con la obra Giselle (10 y 11 de noviembre en el teatro El Círculo de Rosario; 14 y 15 en el Teatro del Libertador de Córdoba y el 18 y 19, en el Teatro Independencia, en Mendoza). Además, hasta el 18 de octubre van a poder encontrar en el salón Foyer del teatro El adiós de Paloma, una exposición con sus prendas, objetos y recuerdos más emotivos. “Digo adiós en mi mejor momento como bailarina. Los 20 fueron maravillosos. Sin embargo, no volvería el tiempo atrás. Estoy feliz. Lo que pase después no me importa absolutamente na­da… ¡Vivo el hoy!”, insiste una de las artistas argentinas que conquistó el mundo.

DESPUÉS DEL ADIÓS. “Hay muchos proyectos dando vuelta; obviamente, me gustaría abrir una escuela de danza. Dar clases me llena el alma. Pero lo primero que voy a hacer es descansar y hacer todo lo que me gusta: ir al cine, al teatro, comer afuera, ver amigos y leer. En la mesita de luz tengo una pila de libros hace millones de años que todavía no pude ni tocar. Ojo, no me arrepiento de nada porque sé que le puse todas las fichas a mi profesión, fue súper intensa y más no pude disfrutar. Pero ahora es momento de hacer otras cosas. También   está la posibilidad de abrir mi propia marca de ropa. La idea es hacer una colección cápsula en otra marca grande. Sería un estilo de calle, pero basado en el allure que tiene la bailarina y con la esencia de mi carrera… Van a ser prendas que se pueden usar siempre, de calidad y con buena caída”.

¿FASHION VICTIM? “soy cero fashion y no soy nada compradora. ¡Odio los shoppings! Siempre compro prendas clásicas en locales que me encantan, como Giorgio Armani o Helmut Lang. Cuando encuentro algo que me gusta y sé que lo voy a usar para siempre, no me importa gastar demasiado”.

VUELTA A CASA. Después de más de dos décadas viviendo en Estados Unidos y recorriendo de punta  siempre a la Argentina. “Adoro New York, es una ciudad que me ha abierto todas las puertas. Sin embargo, toda mi vida tuve un pie allá y otro acá. Y siempre supe que iba a volver porque mi gente, mi familia, amigos y cultura están acá”, asegura ya ubicada en su departamento palermi­tano de siempre, aunque está en plena búsqueda de un nuevo hogar para irse a convivir con Matías (¡no quiso revelar su apellido!), su novio desde hace un año.

ENAMORADA… “Trato de mantener mi vida personal muy privada, pero estoy feliz, nos conocimos en un muy buen momento. Trabaja en marketing y, siempre que pudo, aprovechó para venir a visitarme. Obviamente, estuvo en mi despedida en New York y me acompañó en muchísimas giras. ¡Ahora por fin voy a vivir una relación normal! (risas). Es un buen timing. Ha sido parte de mi mundo del ballet, le encanta compartir las funciones y las giras… pero al mismo tiempo, sabemos que esta etapa tiene un final y ahora vamos a poder estar tranquilos”.

A FUTURO… “No está en mis planes tener un hijo. Siempre dejo que las cosas fluyan y no sigo mandatos. La verdad es que nunca tuve ganas, quizás porque jamás conté con el tiempo. Entiendo que hay un reloj biológico y estoy completamente consciente de la si­tuación, pero yo elijo no tener un hijo. Ahora no tengo tiempo ni para respirar, ¡imaginate con un chico! (…)Estoy feliz con mi pareja, pero el tema del casamiento no me interesa. Jamás en mi vida fantaseé con el vestido blanco, una gran fiesta y muchos hijos… yo siempre soñé con subirme a un escenario con el tutú y la coronita. Y haber podido lograr ese sueño fue maravilloso”.

SI NO FUESE BAILARINA… “Nada, no me imagino siendo absolutamente nada. Llevo la danza en la sangre”.

Peinó: Guilherme Coradello para Sebastian Correa Estudio. Agradecemos a: Cher, Maria Dahn, Los Vados del Isen, Valdez y muy especialmente a la Mansión del Four Seasons.

Mamma mía

Julieta Spina (35), directora y productora de contenidos del BAFWeek. Casada con Augusto Rodríguez Larreta (47), empresario. Embarazada de 3 meses de Mateo.

“Siempre tuve muchos deseos de ser madre, pero no fue fácil. Busqué durante dos años, me hicieron cuatro inseminaciones y dos tratamientos in vitro. Jamás bajé los brazos, en mi cabeza siempre supe que iba ser mamá. Soy muy creyente, así que en julio fui a ver al Padre Ignacio en Rosario para que me bendijera. Me dijo que comiera tres veces por semana fideos con manteca y que tomara agua bendita todos los días hasta que quedara embarazada. Ahora veo las ecografi as y no puedo creer que hay un bebito de tres centímetros en mi panza. ¡Estoy muy emocionada! Cero miedos. Tengo planeado trabajar hasta el último día porque me encanta lo que hago, voy dos veces por semana al gym a caminar y ahora arranqué con yoga… Todo lo que me dicen que hace bien, ¡yo lo hago! Ahora me recomendaron natación, así que probablemente me anote”.

Coty Crotto (33), periodista y bloguera de Muy mona. Casada con Pablo Strada (34), escribano. Padresde los mellizos Salvador y Pedro (4). “Cuando me dijeron que estaba esperando mellizos sentí mucha felicidad… No tenía idea de que iba a ser tan difícil. Tuve un embarazo complicado y muy riesgoso. Me la pasé en reposo y los últimos dos meses y medio estuve internada. Cuando me fui a casa fue un shock, no entendía nada de mi nueva vida. Pasé de ser re independiente a que todo girara en torno a dos nuevas personas. Los primeros meses lloraba mucho, le daba de mamar a los dos y dormíamos poco, ¡y eso que tuve bastante ayuda! Pero a los dos años sentí que había valido la pena la crianza doble. Si bien son re distintos, se llevan bárbaro y casi no se pelean. Soy una mamá canguro, ellos van conmigo a todos lados. ¿Mi próximo proyecto? Volver a ser madre, esperemos que venga la mujer”. N. de la R: Maru Gándara, su socia de Muy Mona, también iba a formar parte de la producción, pero el sábado 19 de septiembre se convirtió en mamá de León. ¡Felicitaciones!

Cecilia Nigro (39), directora de The WOW Factor. Casada con Andrés Rosenberg (42), productor agropecuario. Embarazada de 9 meses de Vera.

“Siete años de búsqueda, doce tratamientos de fertilización, dos embarazos perdidos y dos años anotada en la lista de espera de adopción. Lo intentamos todo hasta que, sin esperarlo, Vera llegó de manera natural. ¡No lo podía creer! Tuve un embarazo de ensueño, ninguna molestia y lo estoy re disfrutando. Sigo trabajando, viajé a Estados Unidos y le armé el dormitorio todo gris (¡no quería nada rosa!) con muebles reciclados que tienen mucho significado emocional para mi familia. Vera significa ‘fe’ en ruso, lo único que no hay que perder. Fue un proceso duro, pero nunca hay que bajar los brazos. Sólo cambiaría una cosa de mi historia: haber tenido más confianza durante la búsqueda porque todo llega en su momento. Ahora no quiero imaginarme mucho cómo voy a ser como madre… ¡prefiero sorprenderme!”

Florencia Salvioni (29), modelo. En pareja con Panchi Grimaldi (31), Dj y empresario. Padres de Timoteo (4 meses).

“Aunque escuches todos los consejos que te dan… ¡ser mamá por primera vez es una completa aventura! Todo es demasiado nuevo. El primer mes me pareció muy difícil, me despertaba cada dos horas, estaba muerta de sueño y nunca estaba segura de qué le pasaba al bebé. Una se hace toda la película de cómo va a ser, pero después te vas sorprendiendo sobre la marcha. Timoteo es un bebé súper bueno, simpático, muy despierto y curioso. De día duerme muy poco y habla un montón. Lo más lindo es cuando empezás a interactuar con tu hijo, te reconoce, jugás y comienza a construirse el vínculo madre e hijo. A partir del tercer mes me noté más segura y tranquila. El papá me re ayuda, aunque cambia pocos pañales, pero lo baña y tiene más paciencia que yo para hacerlo dormir. Yo le doy la teta y voy y vengo todo el día, soy una mamá activa”.

Lorena Ceriscioli (41), representante de modelos, dueña de LO Management. En pareja con Juan Pablo Ramognino (48), arquitecto. Embarazada de ocho meses de Gennaro.

“Me siento plena, bendecida, es una etapa mágica. ¡Es el momento más lindo que transité en mi vida! Si bien siempre tuve deseos de ser madre, a los 35 me diagnosticaron endometriosis y tuve varios miomas, así que sabía que primero tenía que solucionar ese tema de salud. Después de dos cirugías, muchas consultas a diferentes especialistas y la pérdida de un embarazo, la llegada de Gennaro es una bendición. Los primeros tres meses tuve que hacer reposo total por precaución, pero puedo decir que llevo un embarazo lindísimo. Como sigo trabajando a full (estoy más de ocho horas en la oficina) todavía no pude armarle el cuarto, pero ya tengo todo encargado. Lo único que quiero es ser una madre que apoye a su hijo en un crecimiento sin mandatos. Espero que Gennaro sea una buena persona, agradecida y que venga a disfrutar de la vida”.

Luly Dietrich (42), empresaria y creadora de la comunidad Mujeres al volante. Casada con Pablo Gil
(42), publicista. Padres de Olivia (12).
“Ser mamá de una teen requiere acordarse en todo momento cómo era una de adolescente, los miedos y planteos típicos de la edad. Yo trato de ponerme
siempre en su lugar. Es una etapa en la que cambian todo el tiempo de humor. Quizás están bien arriba y 15 minutos después se bajonean. Si bien no me
pongo en el rol de amiga, soy una mamá compinche. Me considero buena onda, me encanta que invite a sus amigas a casa, soy pata y me involucro en sus planes, aunque por ahora sólo va a fi estas de cumpleaños. Lo único que me critica es que la hago pasar papelones delante de la gente. Es que ella es muy tímida y por ahí yo me pongo a cantar en medio de la calle (se ríe). Me encantaría ser madre de nuevo y tener dos hijos con mucha diferencia de edad, ¡dejemos que lo diga el destino!”.
 
SORTEOS DÍA DE LA MADRE. Desde hoy hasta el viernes que viene, te invitamos a participar por increíbles regalos por el Día de la Madre.

Empezamos con esta ValijaChica Relax, para que tu mamá disfrute de una sesión relax.

Hacé click, ingresá a la nota y contestá: ¿De cuántos meses está embarazada Julieta Spina?

SORTEA EL MARTES 13 DE OCTUBRE. 

 

Julieta Spina (35), directora y productora de contenidos del BAFWeek. Casada con Augusto Rodríguez Larreta (47), empresario. Embarazada de 3 meses de Mateo.

“Siempre tuve muchos deseos de ser madre, pero no fue fácil. Busqué durante dos años, me hicieron cuatro inseminaciones y dos tratamientos in vitro. Jamás bajé los brazos, en mi cabeza siempre supe que iba ser mamá. Soy muy creyente, así que en julio fui a ver al Padre Ignacio en Rosario para que me bendijera. Me dijo que comiera tres veces por semana fideos con manteca y que tomara agua bendita todos los días hasta que quedara embarazada. Ahora veo las ecografi as y no puedo creer que hay un bebito de tres centímetros en mi panza. ¡Estoy muy emocionada! Cero miedos. Tengo planeado trabajar hasta el último día porque me encanta lo que hago, voy dos veces por semana al gym a caminar y ahora arranqué con yoga… Todo lo que me dicen que hace bien, ¡yo lo hago! Ahora me recomendaron natación, así que probablemente me anote”.

Coty Crotto (33), periodista y bloguera de Muy mona. Casada con Pablo Strada (34), escribano. Padresde los mellizos Salvador y Pedro (4). “Cuando me dijeron que estaba esperando mellizos sentí mucha felicidad… No tenía idea de que iba a ser tan difícil. Tuve un embarazo complicado y muy riesgoso. Me la pasé en reposo y los últimos dos meses y medio estuve internada. Cuando me fui a casa fue un shock, no entendía nada de mi nueva vida. Pasé de ser re independiente a que todo girara en torno a dos nuevas personas. Los primeros meses lloraba mucho, le daba de mamar a los dos y dormíamos poco, ¡y eso que tuve bastante ayuda! Pero a los dos años sentí que había valido la pena la crianza doble. Si bien son re distintos, se llevan bárbaro y casi no se pelean. Soy una mamá canguro, ellos van conmigo a todos lados. ¿Mi próximo proyecto? Volver a ser madre, esperemos que venga la mujer”. N. de la R: Maru Gándara, su socia de Muy Mona, también iba a formar parte de la producción, pero el sábado 19 de septiembre se convirtió en mamá de León. ¡Felicitaciones!

Cecilia Nigro (39), directora de The WOW Factor. Casada con Andrés Rosenberg (42), productor agropecuario. Embarazada de 9 meses de Vera.

“Siete años de búsqueda, doce tratamientos de fertilización, dos embarazos perdidos y dos años anotada en la lista de espera de adopción. Lo intentamos todo hasta que, sin esperarlo, Vera llegó de manera natural. ¡No lo podía creer! Tuve un embarazo de ensueño, ninguna molestia y lo estoy re disfrutando. Sigo trabajando, viajé a Estados Unidos y le armé el dormitorio todo gris (¡no quería nada rosa!) con muebles reciclados que tienen mucho significado emocional para mi familia. Vera significa ‘fe’ en ruso, lo único que no hay que perder. Fue un proceso duro, pero nunca hay que bajar los brazos. Sólo cambiaría una cosa de mi historia: haber tenido más confianza durante la búsqueda porque todo llega en su momento. Ahora no quiero imaginarme mucho cómo voy a ser como madre… ¡prefiero sorprenderme!”

Florencia Salvioni (29), modelo. En pareja con Panchi Grimaldi (31), Dj y empresario. Padres de Timoteo (4 meses).

“Aunque escuches todos los consejos que te dan… ¡ser mamá por primera vez es una completa aventura! Todo es demasiado nuevo. El primer mes me pareció muy difícil, me despertaba cada dos horas, estaba muerta de sueño y nunca estaba segura de qué le pasaba al bebé. Una se hace toda la película de cómo va a ser, pero después te vas sorprendiendo sobre la marcha. Timoteo es un bebé súper bueno, simpático, muy despierto y curioso. De día duerme muy poco y habla un montón. Lo más lindo es cuando empezás a interactuar con tu hijo, te reconoce, jugás y comienza a construirse el vínculo madre e hijo. A partir del tercer mes me noté más segura y tranquila. El papá me re ayuda, aunque cambia pocos pañales, pero lo baña y tiene más paciencia que yo para hacerlo dormir. Yo le doy la teta y voy y vengo todo el día, soy una mamá activa”.

Lorena Ceriscioli (41), representante de modelos, dueña de LO Management. En pareja con Juan Pablo Ramognino (48), arquitecto. Embarazada de ocho meses de Gennaro.

“Me siento plena, bendecida, es una etapa mágica. ¡Es el momento más lindo que transité en mi vida! Si bien siempre tuve deseos de ser madre, a los 35 me diagnosticaron endometriosis y tuve varios miomas, así que sabía que primero tenía que solucionar ese tema de salud. Después de dos cirugías, muchas consultas a diferentes especialistas y la pérdida de un embarazo, la llegada de Gennaro es una bendición. Los primeros tres meses tuve que hacer reposo total por precaución, pero puedo decir que llevo un embarazo lindísimo. Como sigo trabajando a full (estoy más de ocho horas en la oficina) todavía no pude armarle el cuarto, pero ya tengo todo encargado. Lo único que quiero es ser una madre que apoye a su hijo en un crecimiento sin mandatos. Espero que Gennaro sea una buena persona, agradecida y que venga a disfrutar de la vida”.

Luly Dietrich (42), empresaria y creadora de la comunidad Mujeres al volante. Casada con Pablo Gil
(42), publicista. Padres de Olivia (12).
“Ser mamá de una teen requiere acordarse en todo momento cómo era una de adolescente, los miedos y planteos típicos de la edad. Yo trato de ponerme
siempre en su lugar. Es una etapa en la que cambian todo el tiempo de humor. Quizás están bien arriba y 15 minutos después se bajonean. Si bien no me
pongo en el rol de amiga, soy una mamá compinche. Me considero buena onda, me encanta que invite a sus amigas a casa, soy pata y me involucro en sus planes, aunque por ahora sólo va a fi estas de cumpleaños. Lo único que me critica es que la hago pasar papelones delante de la gente. Es que ella es muy tímida y por ahí yo me pongo a cantar en medio de la calle (se ríe). Me encantaría ser madre de nuevo y tener dos hijos con mucha diferencia de edad, ¡dejemos que lo diga el destino!”.
 
SORTEOS DÍA DE LA MADRE. Desde hoy hasta el viernes que viene, te invitamos a participar por increíbles regalos por el Día de la Madre.

Empezamos con esta ValijaChica Relax, para que tu mamá disfrute de una sesión relax.

Hacé click, ingresá a la nota y contestá: ¿De cuántos meses está embarazada Julieta Spina?

SORTEA EL MARTES 13 DE OCTUBRE. 

 

Carrefour presentó su línea de muebles de jardines

Carrefour Argentina presentó su colección 2015/2016 de muebles de jardín y artículos de jardinería, con una amplia variedad de productos funcionales y modernos diseñados para garantizar el mayor confort en su jardín y terraza.  

La colección de muebles  contempla la madera, el aluminio, el acero, el rattán sintético y los infaltables muebles plásticos, básicos de toda temporada. Con diferentes texturas de telas y almohadones, los colores que marca tendencia son verde manzana, naranja, magenta, rojo,  azul marino y turquesa.

La propuesta de esta campaña también incursiona con juegos en rattán para acondicionar galerías y jardines internos, los parques con mobiliario de plástico y las terrazas con reposeras de teka, dandole a cada opción un toque de color con sombrillas, parasoles y gazebos. Además, cuenta con accesorios, plantas y herramientas de jardinería.

Carrefour ofrece 12 cuotas sin interés con todas las tarjetas en Muebles de Jardín y 15 cuotas sin interés con Tarjeta Carrefour. ¡Imperdible!

 

Carrefour Argentina presentó su colección 2015/2016 de muebles de jardín y artículos de jardinería, con una amplia variedad de productos funcionales y modernos diseñados para garantizar el mayor confort en su jardín y terraza.  

La colección de muebles  contempla la madera, el aluminio, el acero, el rattán sintético y los infaltables muebles plásticos, básicos de toda temporada. Con diferentes texturas de telas y almohadones, los colores que marca tendencia son verde manzana, naranja, magenta, rojo,  azul marino y turquesa.

La propuesta de esta campaña también incursiona con juegos en rattán para acondicionar galerías y jardines internos, los parques con mobiliario de plástico y las terrazas con reposeras de teka, dandole a cada opción un toque de color con sombrillas, parasoles y gazebos. Además, cuenta con accesorios, plantas y herramientas de jardinería.

Carrefour ofrece 12 cuotas sin interés con todas las tarjetas en Muebles de Jardín y 15 cuotas sin interés con Tarjeta Carrefour. ¡Imperdible!

 

Sabores en frascos

Siguiendo la premisa ecológica que pregona cumplir con las tres R –reciclar, reutilizar y reducir– los frascos hoy pasaron a ser un objeto práctico y bonito que rara vez va a parar al tacho de reciclado. Ya hace varios años que se reutilizan en la cocina, pero esta tendencia se amplía cada día. Empezó tímidamente recuperándolos para guardar especias, hierbas secas y demás ingredientes, para luego salir de las despen- sas e instalarse en la mesa como vajilla para servir postres en forma individual y divertida. Después como vasos para limonadas o jugos, y recientemente también para guardar o trasladar ensaladas. Han ganado tanto terreno que su presencia ya no se limita a las preparaciones caseras sino que se los puede encontrar en restaurantes, eventos y hasta bares, cargados con una caipiroska.

TODO SOBRE LOS FRASCOS. Algunas de las cosas que hay que saber es que la mayoría de los frascos que se venden en el supermercado con mermeladas o comida de bebé, por ejemplo, no se pueden calen- tar a más de 100ºC. Por lo tanto, sólo sirven para cocinar en hornos que se puedan graduar a tem- peratura bien baja. Otra manera de poder usarlos es ponerlos en horno bajo a baño María, por lo que sirven para preparaciones que requieran este tipo de cocción, como fl an, créme brûlée o cheesecake. En cuanto a las ensaladas, la regla a seguir es apilar los ingredientes de más pesados a más livianos. La idea es poner el aderezo en la base del frasco de tal manera que no se mezcle con las hojas ver- des que van en la última capa. De este modo la ensalada puede guardarse por un par de días en la heladera. Es una forma práctica de dejar listos varios almuerzos para la semana. Es importante cerrar bien las tapas, y en el caso de que la ensalada lleve algún ingrediente que se oxide o ponga feo rápido –como palta o pollo–, agregarlo el mismo día que se va a consumir. A la hora de comer simplemente se agita un poco el frasco y se vuelca dentro de un bowl para terminar de mezclar. Lo idea es elegir los de boca ancha para facilitar el procedimiento. Se usan igual que un vaso, un plato o un bowl, por lo que no es necesario este- rilizarlos ya que no van a conservar comida por largos períodos de tiempo. Sólo hay que lavarlos bien con agua y detergente o en el lavavajillas. La tendencia llama también a cuidar la presen- tación, y siempre suma pegarles una etiqueta o colgarles un tag que indique el contenido. Bajos, altos, chicos, medianos, mejor no tirarlos porque no sabemos cuándo los vamos a necesitar.

Para ensaladas

Ingredientes (para 4): Frasco 1: 2 tazas de brotes de rúcula o rúcula; 2 tazas arroz yamaní cocido; 1 taza de arroz salvaje cocido; 300 g de ricota de crema y 4 cdas. de semillas de girasol y de zapallo tostadas. Para la vinagreta: 6 cdas. de aceite de oliva; 2 cdas. de jugo de limón; 1 puñado de perejil picado; ralladura de 1 limón; sal y pimienta a gusto. Frasco 2: 4 choclos desgranados; 2 paltas peladas y cortadas en cubos; 2 tazas de tomates cherry y hojas de remolacha baby. Para la vinagreta: 4 cdas. de aceite de maíz y 1 cda. de aceto balsámico. Preparación: para la primera ensalada acomadá con cuidado adentro del frasco los distintos ingredientes. En un frasco chiquito y aparte colocá los ingredientes de la vinagreta. Preparación de la segunda ensalada: mezclá todos los ingredientes de la vinagreta. Repartí en el fondo de los frascos. Acomodá los granos de choclo, los tomates cherry, la palta y las hojas de remolacha formando capas.

Cookies con chips de chocolate para regalar

Ingredientes (para 18 galletas): 1 taza de harina; 1 taza de avena tradicional; ½ taza de azúcar rubia; ½ taza de azúcar blanca; 1 taza de chips de chocolate; 1 cda. de almidón de maíz y ½ cdta. de bicarbonato de sodio. Todo esto en el frasco. Para agregar: 100 g de manteca blanda y 1 huevo. Preparación: colocá en el frasco todos los ingredientes secos más los chips de chocolate en forma de capas. Para preparar las galletitas volcá todo el contenido dentro un bowl e integrá bien con la manteca blanda hasta formar un arenado. Agregá el huevo. Formá bolitas y acomodá sobre una placa de horno enmantecada o con un silpat. Aplastá con la palma de la mano y cociná de 10’ a 15’ a horno fuerte. Dejá enfriar sobre una rejilla.

Mini key limes pies

Ingredientes (para 8): 1 paquete de galletitas Lincoln; 70 g de manteca; 1 lata de leche condensada; 2 yemas; ½ taza de jugo de limón; 2 claras y 120 g de azúcar. Preparación: precalentá el horno a temperatura baja. Procesá las galletitas o metelas en una bolsa Ziploc y aplastalas con el palo de amasar hasta que queden hechas polvo. Mezclá con la manteca derretida y repartí en la base de los ocho frascos. Aplastá un poco con los dedos o con la punta del mango de una cuchara de madera. Por otra parte, mezclá la leche condensada, las yemas y el jugo de lima. Repartí esta crema en los vasitos y cociná de 10’ o 15’ a baño María, en horno bajo, hasta que la preparación esté apenas firme. Retirá del horno, dejá entibiar unos minutos y enfriá en la heladera. Hacé un merengue con las 2 claras y el azúcar y terminá con un copo en cada frasco.

Limonada de frutillas en frasco

Ingredientes (para 4): 1 taza de jugo de limón y zets de 3 o 4 limones; 1 taza de azúcar; 1 l de agua; 1 puñado de menta y 1 taza de frutillas. Preparación: colocá en una ollita los zets de limón junto con la taza de azúcar, la menta y 1 taza de agua. Llevá a hervor, dejá cocinar 2’ más. Retirá del fuego y colá. Agregá el resto del agua, el jugo de limón y las frutillas cortadas al medio. Serví en frascos grandes con abundante hielo y unas hojas de menta extra.

Trifles individuales de dulce de leche, crema de queso y frutos rojos
 
Ingredientes (para 8): 50 g de azúcar y 50 cm3 de agua; 1 paquete de vainillas; 400 g de dulce de leche; 200 g de queso crema; 200 cm3 de crema; 80 g de azúcar y 1 taza de frutos rojos. Preparación: prepará un almíbar calentando en una ollita los 50 g de azúcar con 50 cm3 de agua. Una vez que rompa el hervor esperá un minuto y apagá el fuego. Dejá enfriar y luego embebé las vainillas. Rompelas un poco y acomodá en la base de cada frasco. Luego cubrí con una cucharada de dulce de leche. Batí la crema a medio punto junto con los 80 g de azúcar e incorporá el queso crema. Integrá bien y distribuí arriba del dulce de leche. Terminá con frutos rojos.

Siguiendo la premisa ecológica que pregona cumplir con las tres R –reciclar, reutilizar y reducir– los frascos hoy pasaron a ser un objeto práctico y bonito que rara vez va a parar al tacho de reciclado. Ya hace varios años que se reutilizan en la cocina, pero esta tendencia se amplía cada día. Empezó tímidamente recuperándolos para guardar especias, hierbas secas y demás ingredientes, para luego salir de las despen- sas e instalarse en la mesa como vajilla para servir postres en forma individual y divertida. Después como vasos para limonadas o jugos, y recientemente también para guardar o trasladar ensaladas. Han ganado tanto terreno que su presencia ya no se limita a las preparaciones caseras sino que se los puede encontrar en restaurantes, eventos y hasta bares, cargados con una caipiroska.

TODO SOBRE LOS FRASCOS. Algunas de las cosas que hay que saber es que la mayoría de los frascos que se venden en el supermercado con mermeladas o comida de bebé, por ejemplo, no se pueden calen- tar a más de 100ºC. Por lo tanto, sólo sirven para cocinar en hornos que se puedan graduar a tem- peratura bien baja. Otra manera de poder usarlos es ponerlos en horno bajo a baño María, por lo que sirven para preparaciones que requieran este tipo de cocción, como fl an, créme brûlée o cheesecake. En cuanto a las ensaladas, la regla a seguir es apilar los ingredientes de más pesados a más livianos. La idea es poner el aderezo en la base del frasco de tal manera que no se mezcle con las hojas ver- des que van en la última capa. De este modo la ensalada puede guardarse por un par de días en la heladera. Es una forma práctica de dejar listos varios almuerzos para la semana. Es importante cerrar bien las tapas, y en el caso de que la ensalada lleve algún ingrediente que se oxide o ponga feo rápido –como palta o pollo–, agregarlo el mismo día que se va a consumir. A la hora de comer simplemente se agita un poco el frasco y se vuelca dentro de un bowl para terminar de mezclar. Lo idea es elegir los de boca ancha para facilitar el procedimiento. Se usan igual que un vaso, un plato o un bowl, por lo que no es necesario este- rilizarlos ya que no van a conservar comida por largos períodos de tiempo. Sólo hay que lavarlos bien con agua y detergente o en el lavavajillas. La tendencia llama también a cuidar la presen- tación, y siempre suma pegarles una etiqueta o colgarles un tag que indique el contenido. Bajos, altos, chicos, medianos, mejor no tirarlos porque no sabemos cuándo los vamos a necesitar.

Para ensaladas

Ingredientes (para 4): Frasco 1: 2 tazas de brotes de rúcula o rúcula; 2 tazas arroz yamaní cocido; 1 taza de arroz salvaje cocido; 300 g de ricota de crema y 4 cdas. de semillas de girasol y de zapallo tostadas. Para la vinagreta: 6 cdas. de aceite de oliva; 2 cdas. de jugo de limón; 1 puñado de perejil picado; ralladura de 1 limón; sal y pimienta a gusto. Frasco 2: 4 choclos desgranados; 2 paltas peladas y cortadas en cubos; 2 tazas de tomates cherry y hojas de remolacha baby. Para la vinagreta: 4 cdas. de aceite de maíz y 1 cda. de aceto balsámico. Preparación: para la primera ensalada acomadá con cuidado adentro del frasco los distintos ingredientes. En un frasco chiquito y aparte colocá los ingredientes de la vinagreta. Preparación de la segunda ensalada: mezclá todos los ingredientes de la vinagreta. Repartí en el fondo de los frascos. Acomodá los granos de choclo, los tomates cherry, la palta y las hojas de remolacha formando capas.

Cookies con chips de chocolate para regalar

Ingredientes (para 18 galletas): 1 taza de harina; 1 taza de avena tradicional; ½ taza de azúcar rubia; ½ taza de azúcar blanca; 1 taza de chips de chocolate; 1 cda. de almidón de maíz y ½ cdta. de bicarbonato de sodio. Todo esto en el frasco. Para agregar: 100 g de manteca blanda y 1 huevo. Preparación: colocá en el frasco todos los ingredientes secos más los chips de chocolate en forma de capas. Para preparar las galletitas volcá todo el contenido dentro un bowl e integrá bien con la manteca blanda hasta formar un arenado. Agregá el huevo. Formá bolitas y acomodá sobre una placa de horno enmantecada o con un silpat. Aplastá con la palma de la mano y cociná de 10’ a 15’ a horno fuerte. Dejá enfriar sobre una rejilla.

Mini key limes pies

Ingredientes (para 8): 1 paquete de galletitas Lincoln; 70 g de manteca; 1 lata de leche condensada; 2 yemas; ½ taza de jugo de limón; 2 claras y 120 g de azúcar. Preparación: precalentá el horno a temperatura baja. Procesá las galletitas o metelas en una bolsa Ziploc y aplastalas con el palo de amasar hasta que queden hechas polvo. Mezclá con la manteca derretida y repartí en la base de los ocho frascos. Aplastá un poco con los dedos o con la punta del mango de una cuchara de madera. Por otra parte, mezclá la leche condensada, las yemas y el jugo de lima. Repartí esta crema en los vasitos y cociná de 10’ o 15’ a baño María, en horno bajo, hasta que la preparación esté apenas firme. Retirá del horno, dejá entibiar unos minutos y enfriá en la heladera. Hacé un merengue con las 2 claras y el azúcar y terminá con un copo en cada frasco.

Limonada de frutillas en frasco

Ingredientes (para 4): 1 taza de jugo de limón y zets de 3 o 4 limones; 1 taza de azúcar; 1 l de agua; 1 puñado de menta y 1 taza de frutillas. Preparación: colocá en una ollita los zets de limón junto con la taza de azúcar, la menta y 1 taza de agua. Llevá a hervor, dejá cocinar 2’ más. Retirá del fuego y colá. Agregá el resto del agua, el jugo de limón y las frutillas cortadas al medio. Serví en frascos grandes con abundante hielo y unas hojas de menta extra.

Trifles individuales de dulce de leche, crema de queso y frutos rojos
 
Ingredientes (para 8): 50 g de azúcar y 50 cm3 de agua; 1 paquete de vainillas; 400 g de dulce de leche; 200 g de queso crema; 200 cm3 de crema; 80 g de azúcar y 1 taza de frutos rojos. Preparación: prepará un almíbar calentando en una ollita los 50 g de azúcar con 50 cm3 de agua. Una vez que rompa el hervor esperá un minuto y apagá el fuego. Dejá enfriar y luego embebé las vainillas. Rompelas un poco y acomodá en la base de cada frasco. Luego cubrí con una cucharada de dulce de leche. Batí la crema a medio punto junto con los 80 g de azúcar e incorporá el queso crema. Integrá bien y distribuí arriba del dulce de leche. Terminá con frutos rojos.