Entrada triunfal

Maquilló y peinó: Luli de la Vega para de la Vega make up. Agradecemos a: Club Med, Trancoso, Brasil.

Maquilló y peinó: Luli de la Vega para de la Vega make up. Agradecemos a: Club Med, Trancoso, Brasil.

Caroline de Maigret

La carrera de modelo es corta. Igual que el futbolista, el tenista o la bailarina clásica, la modelo sabe desde el primer día que se para frente a una cámara que su fecha de vencimiento está cerca. Sabe que con suerte, unos quince años pueden separar los flashes y las pasarelas del retiro (voluntario o no). No es el caso de Caroline de Maigret (40). Hija de nobles franceses y dueña de una belleza y un estilo únicos, de Maigret no soñaba con convertirse en modelo. De hecho, su carrera no empezó a los 14 o a los 17, sino a los 20 años, una edad bastante avanzada para el fashion bussiness. Recién mudada a Nueva York –adonde fue dispuesta a empezar una carrera en la música–, su porte y estilo resultaron el mejor camino hacia la independencia económica. Música de vocación y dueña de una belleza poco obvia, de Maigret tuvo el privilegio de posar frente a fotógrafos de la talla de Mario Testino, Terry Richardson o Patrick Demarchelier y ponerle el cuerpo a las campañas y desfiles de reconocidas marcas de moda. Después de casi diez años de carrera, de Maigret decidió alejarse del mundo de la moda cuando quedó embarazada de Antón –el hijo que tuvo con su marido, el músico Yarol Poupad– para dedicarse al sello discográfico que había fundado junto a su pareja. El retiro, sin embargo, resultó ser sólo un impasse, ya que en 2011 el diseñador Karl Lagerfeld la sorprendió con un llamado después de verla en la entrega de los premios César (el equivalente francés de los Oscar). “Yo tenía 36 años cuando Karl me llamó para pedirme que desfilara para Chanel.  “La verdad es que me sentí halagada por su propuesta y acepté hacerlo. Cuando me vieron ahí, el resto de las mar­cas empezó a convocarme nuevamente”, recuerda. A los cuarenta años, la embajadora del estilo parisino (de Maigret escribió hace un tiempo el best seller Cómo ser Parisina donde sea que estés) inauguró su segunda etapa como modelo, un ciclo que dice disfrutar muchísimo más que el primero. “La verdad que en esta nueva etapa el trabajo ha sido puro lujo, me siento totalmente orgullo­sa de representar a las mujeres”, asegura. De visita en Buenos Aires –donde vino a protagonizar la última campaña de las perfumerías Rouge con el apoyo del HSBC–, la modelo y trendsetter se reservó un tiempo para conversar con Para Ti. “Estamos en un momento en que el mundo necesita otra cosa: las dificultades y las crisis lograron que el marketing puro deje de ser suficiente. La gente necesita historias y mujeres reales, ya no se trata sólo de imagen”, reflexiona.

MODELO A LOS 40. “¡A los 40 lo aprecio mucho más! Sobre todo porque se me permite ser im­perfecta, algo que no pasa con las modelos jóvenes. Hoy, quien me contrate sabe que quizás sea más gorda o más vieja que una chica de veinte años. Además, está bueno volver a tener más tiempo para mí. En mi casa están mi marido y mi hijo, y no tengo tanto rato para tirarme a leer un libro tranquila, así que disfruto mucho de esto”.

SER PARISINA. “Yo diría que ser parisina es ser una actitud. No tiene que ver solamente con cómo una se viste sino también con el modo en que se comporta, las cosas que come, los libros que lee, cómo o adónde viaja, cómo seduce… Es un todo”.

ESTILO AMERICANO. “Las americanas son muy distintas, son mucho más perfectas y se pre­sionan bastante para serlo. Invierten mucho tiempo y energía en el pelo, el make up… todo el proceso es muy largo. Nosotras, en cambio, intentamos construir una personalidad y entendemos la moda como una herramienta para divertirnos y resaltar aquello que nos gusta, ¡nada más! Pero justamente en eso se reco­noce a una parisina: ella siempre mantiene su estilo y carácter, y sólo incorpora algunas cosas de moda. En eso veo un parecido con las argentinas”.

EL ESTILO SE APRENDE. “Hay algunas reglas que aplican a todos. La primera es no llamar demasiado la atención. Si uno observa a una parisina, lo primero que va a notar es el balance. Siempre hay una prenda que sobresale y el resto, simplemente acompaña. Más es mucho”.

La carrera de modelo es corta. Igual que el futbolista, el tenista o la bailarina clásica, la modelo sabe desde el primer día que se para frente a una cámara que su fecha de vencimiento está cerca. Sabe que con suerte, unos quince años pueden separar los flashes y las pasarelas del retiro (voluntario o no). No es el caso de Caroline de Maigret (40). Hija de nobles franceses y dueña de una belleza y un estilo únicos, de Maigret no soñaba con convertirse en modelo. De hecho, su carrera no empezó a los 14 o a los 17, sino a los 20 años, una edad bastante avanzada para el fashion bussiness. Recién mudada a Nueva York –adonde fue dispuesta a empezar una carrera en la música–, su porte y estilo resultaron el mejor camino hacia la independencia económica. Música de vocación y dueña de una belleza poco obvia, de Maigret tuvo el privilegio de posar frente a fotógrafos de la talla de Mario Testino, Terry Richardson o Patrick Demarchelier y ponerle el cuerpo a las campañas y desfiles de reconocidas marcas de moda. Después de casi diez años de carrera, de Maigret decidió alejarse del mundo de la moda cuando quedó embarazada de Antón –el hijo que tuvo con su marido, el músico Yarol Poupad– para dedicarse al sello discográfico que había fundado junto a su pareja. El retiro, sin embargo, resultó ser sólo un impasse, ya que en 2011 el diseñador Karl Lagerfeld la sorprendió con un llamado después de verla en la entrega de los premios César (el equivalente francés de los Oscar). “Yo tenía 36 años cuando Karl me llamó para pedirme que desfilara para Chanel.  “La verdad es que me sentí halagada por su propuesta y acepté hacerlo. Cuando me vieron ahí, el resto de las mar­cas empezó a convocarme nuevamente”, recuerda. A los cuarenta años, la embajadora del estilo parisino (de Maigret escribió hace un tiempo el best seller Cómo ser Parisina donde sea que estés) inauguró su segunda etapa como modelo, un ciclo que dice disfrutar muchísimo más que el primero. “La verdad que en esta nueva etapa el trabajo ha sido puro lujo, me siento totalmente orgullo­sa de representar a las mujeres”, asegura. De visita en Buenos Aires –donde vino a protagonizar la última campaña de las perfumerías Rouge con el apoyo del HSBC–, la modelo y trendsetter se reservó un tiempo para conversar con Para Ti. “Estamos en un momento en que el mundo necesita otra cosa: las dificultades y las crisis lograron que el marketing puro deje de ser suficiente. La gente necesita historias y mujeres reales, ya no se trata sólo de imagen”, reflexiona.

MODELO A LOS 40. “¡A los 40 lo aprecio mucho más! Sobre todo porque se me permite ser im­perfecta, algo que no pasa con las modelos jóvenes. Hoy, quien me contrate sabe que quizás sea más gorda o más vieja que una chica de veinte años. Además, está bueno volver a tener más tiempo para mí. En mi casa están mi marido y mi hijo, y no tengo tanto rato para tirarme a leer un libro tranquila, así que disfruto mucho de esto”.

SER PARISINA. “Yo diría que ser parisina es ser una actitud. No tiene que ver solamente con cómo una se viste sino también con el modo en que se comporta, las cosas que come, los libros que lee, cómo o adónde viaja, cómo seduce… Es un todo”.

ESTILO AMERICANO. “Las americanas son muy distintas, son mucho más perfectas y se pre­sionan bastante para serlo. Invierten mucho tiempo y energía en el pelo, el make up… todo el proceso es muy largo. Nosotras, en cambio, intentamos construir una personalidad y entendemos la moda como una herramienta para divertirnos y resaltar aquello que nos gusta, ¡nada más! Pero justamente en eso se reco­noce a una parisina: ella siempre mantiene su estilo y carácter, y sólo incorpora algunas cosas de moda. En eso veo un parecido con las argentinas”.

EL ESTILO SE APRENDE. “Hay algunas reglas que aplican a todos. La primera es no llamar demasiado la atención. Si uno observa a una parisina, lo primero que va a notar es el balance. Siempre hay una prenda que sobresale y el resto, simplemente acompaña. Más es mucho”.

Tentate con chocolate

Pavlova con mousse de Nutella y arándanos.

Ingredientes (para 6 porciones): 4 claras; 120 g de azúcar; 120 g de azúcar impalpable y 100 g de chocolate derretido. Para la mousse: 300 g de crema batida a medio punto; 100 g de Nutella y 1 taza de arándanos para decorar. Preparación: batí las claras a punto nieve. Incorporá el azúcar en forma de lluvia. Una vez que el merengue esté firme, retirá de la batidora e incorporá el azúcar impalpable con espátula. Luego agregá la mitad del chocolate derretido en forma de hilo y mezclá un poco (no lo integres del todo). En una placa con papel manteca colocá este merengue de a cucharadas bien gordas y aplastá un poco arriba. Cociná a fuego bajo (100ºC) hasta que estén cocidos, por una hora o más. Prepará la mousse incorporando la Nutella a la crema batida a medio punto. Acomodá un poco sobre  cada merengue. Terminá con el resto del chocolate derretido y los arándanos.

Churros con salsa de chocolate

Ingredientes (para 6 porciones): 425 ml de agua; 5 g de sal; 5 g de azúcar; 250 g de harina; aceite para freír; azúcar y canela, cantidad necesaria. Para la salsa de chocolate: 100 g de chocolate; 70 g de crema y 30 g de leche. Preparación: calentá el agua con el azúcar y la sal. Ni bien hierva volcá sobre la harina, que debe estar en una olla. Llevá a fuego y revolvé mientras se cocina, hasta que quede una masa homogénea y lisa. Pasá a la mesada. Amasá un poco y golpeá contra la mesada. Sin que se enfríe, dividí en porciones y colocá dentro de la churrera aceitada. Formá los churros y cociná en aceite caliente. Pasá por azúcar y canela. Salsa de chocolate: calentá la crema junto con la leche. Ni bien empieza a hervir volcá sobre el chocolate picado. Dejá reposar unos minutos y revolvé. Serví junto con los churros.

Torta de choco con ganache al dulce de leche

Ingredientes (para 8 porciones): 150 g de chocolate;  150 g de manteca; 4 yemas; 4 claras batidas a nieve;  1 taza de harina leudante; 1 taza de azúcar; ¾ taza de leche; 100 g de chocolate semiamargo; 100 ml de crema; 100 g de dulce de leche y 1 puñado de pistachos. Preparación: derretí el chocolate junto con la manteca a baño María. Dejá entibiar. Batí las yemas con el azúcar e incorporá el chocolate, la leche, la harina y, por último, las claras a nieve. Volcá sobre un molde enmantecado y cociná a fuego medio por aprox. 1 hora o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Para la ganache calentá la crema en una ollita hasta que empiece a hacer burbujas en los bordes. Volcá arriba del chocolate picado y el dulce de leche. Dejá reposar unos minutos  y luego revolvé hasta integrar todo. Cubrí la torta y terminá con los pistachos.

Tarta de chocolate, dulce de leche y avellanas

Ingredientes (para 8 porciones): para la masa: 250 g de harina 0000; 1 cda. de cacao amargo; 150 g de manteca; 100 g de azúcar impalpable y 1 huevo. Relleno: 500 g de dulce de leche; 100 g de chocolate semiamargo; 100 g de crema de leche y 100 g de avellanas. Preparación: tamizá la harina con el cacao amargo y agregá el azúcar. Luego la manteca cortada en cubos y mezclá todo hasta formar un arenado. Incorporá el huevo batido. Uní sin amasar todo hasta formar un bollo. Envolvé en papel film y dejá descansar en la heladera por una hora. Precalentá el horno a fuego medio. Estirá la masa y cubrí con ella una tartera desmoldable. Arriba colocá un trozo de papel aluminio con porotos u otra legumbre por encima, para que haga peso e impida que la masa crezca en el horno. Cociná por 10 o 15’, luego retirá el papel de aluminio con los porotos y volvé a meter en el horno 5 o 10’ más. Una vez lista, dejá enfriar y rellená con el dulce de leche y las avellanas. Para la ganache de chocolate: calentá la crema en una pequeña olla. Cuando haya levantado temperatura, apagá el fuego y volcá el chocolate picado. Dejá reposar unos minutos y recién entonces revolvé bien hasta que se hayan disueltos todos los trozos de chocolate. Cubrí la tarta cuidadosamente con la ganache.

Pavlova con mousse de Nutella y arándanos.

Ingredientes (para 6 porciones): 4 claras; 120 g de azúcar; 120 g de azúcar impalpable y 100 g de chocolate derretido. Para la mousse: 300 g de crema batida a medio punto; 100 g de Nutella y 1 taza de arándanos para decorar. Preparación: batí las claras a punto nieve. Incorporá el azúcar en forma de lluvia. Una vez que el merengue esté firme, retirá de la batidora e incorporá el azúcar impalpable con espátula. Luego agregá la mitad del chocolate derretido en forma de hilo y mezclá un poco (no lo integres del todo). En una placa con papel manteca colocá este merengue de a cucharadas bien gordas y aplastá un poco arriba. Cociná a fuego bajo (100ºC) hasta que estén cocidos, por una hora o más. Prepará la mousse incorporando la Nutella a la crema batida a medio punto. Acomodá un poco sobre  cada merengue. Terminá con el resto del chocolate derretido y los arándanos.

Churros con salsa de chocolate

Ingredientes (para 6 porciones): 425 ml de agua; 5 g de sal; 5 g de azúcar; 250 g de harina; aceite para freír; azúcar y canela, cantidad necesaria. Para la salsa de chocolate: 100 g de chocolate; 70 g de crema y 30 g de leche. Preparación: calentá el agua con el azúcar y la sal. Ni bien hierva volcá sobre la harina, que debe estar en una olla. Llevá a fuego y revolvé mientras se cocina, hasta que quede una masa homogénea y lisa. Pasá a la mesada. Amasá un poco y golpeá contra la mesada. Sin que se enfríe, dividí en porciones y colocá dentro de la churrera aceitada. Formá los churros y cociná en aceite caliente. Pasá por azúcar y canela. Salsa de chocolate: calentá la crema junto con la leche. Ni bien empieza a hervir volcá sobre el chocolate picado. Dejá reposar unos minutos y revolvé. Serví junto con los churros.

Torta de choco con ganache al dulce de leche

Ingredientes (para 8 porciones): 150 g de chocolate;  150 g de manteca; 4 yemas; 4 claras batidas a nieve;  1 taza de harina leudante; 1 taza de azúcar; ¾ taza de leche; 100 g de chocolate semiamargo; 100 ml de crema; 100 g de dulce de leche y 1 puñado de pistachos. Preparación: derretí el chocolate junto con la manteca a baño María. Dejá entibiar. Batí las yemas con el azúcar e incorporá el chocolate, la leche, la harina y, por último, las claras a nieve. Volcá sobre un molde enmantecado y cociná a fuego medio por aprox. 1 hora o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Para la ganache calentá la crema en una ollita hasta que empiece a hacer burbujas en los bordes. Volcá arriba del chocolate picado y el dulce de leche. Dejá reposar unos minutos  y luego revolvé hasta integrar todo. Cubrí la torta y terminá con los pistachos.

Tarta de chocolate, dulce de leche y avellanas

Ingredientes (para 8 porciones): para la masa: 250 g de harina 0000; 1 cda. de cacao amargo; 150 g de manteca; 100 g de azúcar impalpable y 1 huevo. Relleno: 500 g de dulce de leche; 100 g de chocolate semiamargo; 100 g de crema de leche y 100 g de avellanas. Preparación: tamizá la harina con el cacao amargo y agregá el azúcar. Luego la manteca cortada en cubos y mezclá todo hasta formar un arenado. Incorporá el huevo batido. Uní sin amasar todo hasta formar un bollo. Envolvé en papel film y dejá descansar en la heladera por una hora. Precalentá el horno a fuego medio. Estirá la masa y cubrí con ella una tartera desmoldable. Arriba colocá un trozo de papel aluminio con porotos u otra legumbre por encima, para que haga peso e impida que la masa crezca en el horno. Cociná por 10 o 15’, luego retirá el papel de aluminio con los porotos y volvé a meter en el horno 5 o 10’ más. Una vez lista, dejá enfriar y rellená con el dulce de leche y las avellanas. Para la ganache de chocolate: calentá la crema en una pequeña olla. Cuando haya levantado temperatura, apagá el fuego y volcá el chocolate picado. Dejá reposar unos minutos y recién entonces revolvé bien hasta que se hayan disueltos todos los trozos de chocolate. Cubrí la tarta cuidadosamente con la ganache.

Los looks de los MTV VMAs 2015

En el escenario del Microsoft Theater de Los Ángeles se realizó ayer la entrega de premios MTV Video Music Awards 2015. Con Miley Cyrus como anfitriona de la gala, a la noche no le faltó diseños exuberantes y grandes shows musicales.

LOS GANADORES. La gran ganadora de este año fue Taylor Swift. La cantante se llevó cuatro premios: Mejor Video Pop, Mejor Video Colaboración,  Mejor Video Femenino y Mejor video del año por Bad Blood. Además, Bruno Mars alzó el galardón a Mejor video masculino por  Uptown Funk. Mientras que el rapero  Kanye West recibió el premio a Mejor Video Vanguard  Award y  habló de su deseo de ser candidato a presidente en 2020, declaración que llevó a la creación de varios memes en las redes imaginando al artista en la Casa Blanca junto a Kim Kardashian primera dama.

Entre los shows de la noche  se destacó la vuelta al escenario de Justin Bieber, que luego de dos años sin presentar nuevos temas frente al público se volvió a presentar con el single  y se emocionó hasta las lágrimas. Además, Nicki Minaj cantó y se le sumó a dúo Taylor Swift para interpretar Bad Blood.

Sin duda, la gran protagonista de la noche fue Miley Cyrus. La anfitriona optó por diez cambios de looks entre los que hubo un outfit que la dejo semidesnuda,  un mini vestido rosa Do it,  con orejas y hocico de cerdo, entre otros.

Mirá los looks de la noche y elegí tu preferido. 

En el escenario del Microsoft Theater de Los Ángeles se realizó ayer la entrega de premios MTV Video Music Awards 2015. Con Miley Cyrus como anfitriona de la gala, a la noche no le faltó diseños exuberantes y grandes shows musicales.

LOS GANADORES. La gran ganadora de este año fue Taylor Swift. La cantante se llevó cuatro premios: Mejor Video Pop, Mejor Video Colaboración,  Mejor Video Femenino y Mejor video del año por Bad Blood. Además, Bruno Mars alzó el galardón a Mejor video masculino por  Uptown Funk. Mientras que el rapero  Kanye West recibió el premio a Mejor Video Vanguard  Award y  habló de su deseo de ser candidato a presidente en 2020, declaración que llevó a la creación de varios memes en las redes imaginando al artista en la Casa Blanca junto a Kim Kardashian primera dama.

Entre los shows de la noche  se destacó la vuelta al escenario de Justin Bieber, que luego de dos años sin presentar nuevos temas frente al público se volvió a presentar con el single  y se emocionó hasta las lágrimas. Además, Nicki Minaj cantó y se le sumó a dúo Taylor Swift para interpretar Bad Blood.

Sin duda, la gran protagonista de la noche fue Miley Cyrus. La anfitriona optó por diez cambios de looks entre los que hubo un outfit que la dejo semidesnuda,  un mini vestido rosa Do it,  con orejas y hocico de cerdo, entre otros.

Mirá los looks de la noche y elegí tu preferido. 

Lisa Kudrow interpretó el hit de Friends junto a Taylor Swift

Taylor Swift hizo una serie de conciertos en el Staples Center de Los Ángeles en el marco de su gira 1989, donde invitó a varios artistas a subir al escenario para cantar a dúo.

“Ella solo ha tocado en cafés. Nunca en un lugar como este”, expresó la cantante para presentar a su nueva invitada al escenario. Y  apareció la actriz Lisa Kudrow, la famosa Phoebe Buffay de Friends. Allí, interpretó junto a Taylor Smelly Cat su hit de la serie de la década del 90.

¡Mirá el video!

 

Taylor Swift hizo una serie de conciertos en el Staples Center de Los Ángeles en el marco de su gira 1989, donde invitó a varios artistas a subir al escenario para cantar a dúo.

“Ella solo ha tocado en cafés. Nunca en un lugar como este”, expresó la cantante para presentar a su nueva invitada al escenario. Y  apareció la actriz Lisa Kudrow, la famosa Phoebe Buffay de Friends. Allí, interpretó junto a Taylor Smelly Cat su hit de la serie de la década del 90.

¡Mirá el video!

 

“Diario de una pasión” volverá como serie de televisión

La miramos una y otra vez. Y es, sin duda, una de las mejores películas románticas de todos los tiempos.  Por eso, la idea de volver a ver el clásico filme protagonizado por Ryan Gosling y Rachel McAdams, en formato serie, entusiasma a la platea femenina.

Nicholas Sparks, el creador de “The Notebook” – la novela de 1996 en que se basó la película-, será el productor ejecutivo de la serie y trabajará junto al guionista Todd Graff.

Según trascendió, la serie continuará la historia del romance de Noah y Allie y la construcción de sus vidas en un contexto de  política racial, inestabilidades económicas y las costumbres sociales luego de la Segunda Guerra Mundial, en Carolina del Norte. Además, solo aparecían las versiones jóvenes de Allie y Noah, y no su versión adulta como en el filme.

Todavía no se sabe quiénes serán los protagonistas, aunque muchos sueñan con el reencuentro en la pantalla de Ryan Gosling y Rachel McAdams.

La miramos una y otra vez. Y es, sin duda, una de las mejores películas románticas de todos los tiempos.  Por eso, la idea de volver a ver el clásico filme protagonizado por Ryan Gosling y Rachel McAdams, en formato serie, entusiasma a la platea femenina.

Nicholas Sparks, el creador de “The Notebook” – la novela de 1996 en que se basó la película-, será el productor ejecutivo de la serie y trabajará junto al guionista Todd Graff.

Según trascendió, la serie continuará la historia del romance de Noah y Allie y la construcción de sus vidas en un contexto de  política racial, inestabilidades económicas y las costumbres sociales luego de la Segunda Guerra Mundial, en Carolina del Norte. Además, solo aparecían las versiones jóvenes de Allie y Noah, y no su versión adulta como en el filme.

Todavía no se sabe quiénes serán los protagonistas, aunque muchos sueñan con el reencuentro en la pantalla de Ryan Gosling y Rachel McAdams.

Food fashion

Que la comida es la nueva protagonista de nuestra época ya no es novedad: son cada día más los fanáticos de la gastronomía que fotografían sus platos cuando cocinan o salen a comer para compartirlos en las redes bajo mi­les de hashtags. Pero el fenómeno sigue creciendo y se profesionaliza, y hoy el food art es tendencia. Aquella frase de la niñez que recitaba “no se juega con la comida” quedó obsoleta, y entretenerse con los ingredientes se impone cada vez más, tal como lo hace Gretchen Röehrs (26),  @groehrs, diseñadora y artista. Ella crea divertidas y atractivas imágenes de mujeres vistiendo diseños de alta costura realizados con frutas y vegetales. La joven oriunda de Missouri trabajó en la revista Vogue como asistente de arte y actualmente se desempeña como diseñadora de experiencias en la aplicación móvil Chime; pero en su tiempo libre canaliza su amor por el arte pintando cuadros y haciendo diseño de moda. Así se puede ver en sus ilustraciones, donde los ali­mentos son manipulados para que reflejen las curvas y ángulos del cuerpo humano, dando una textura natural a los dibujos. Otra particularidad de los personajes que crea Röehrs es que posan, parecen moverse y cobrar vida como si fueran modelos de revistas de moda. “To­davía me sorprende que la gente encuentre estos dibujos tan atractivos. Creo que tiene que ver con la mezcla de asombro y encanto que nos produce ver objetos de la vida cotidiana transformados en algo más imaginativo”, aventura Gret­chen a Para Ti sobre el fenómeno de estas originales ilustraciones que comparte en su cuenta de Instagram, en la que actualmente tiene 39 mil seguidores y está dando que hablar en todo el mundo.

LA ILUSTRACIÓN Y LOS ALIMENTOS. “Todo empezó como una broma con un amigo de la costa este que en los meses de invierno extrañaba las increíbles frutas y vegetales frescos de California. Se me ocurrió que si no iba a poder comer algo fresco, al menos podía reírse de unas mujeres vistiendo unas moras. Al principio solía mandarle fotos de lo que estaba comiendo con algunos dibujos al margen, y después evolucionó hacia estas ilustraciones.

EL PROCESO DE ILUSTRACIÓN. “Usualmente, un pedazo de fruta me recuerda a alguna silueta de indumentaria y eso dispara mi imaginación para rellenar el resto de la figura en mi mente. La parte divertida es tomar lo que se me ocurre y trasladarlo a una superficie plana, pero la realidad es que yo hago muy poco, la materia prima es tan bella en sí misma que sólo agrego algunas pinceladas”.

COMIDA QUE INSPIRA. “Las frutas y vegetales me resultan muy atractivos, especialmente cuando los veo expuestos cada semana en el mercado de alimen­tos de mi barrio. Mi cerebro se vuelve loco cuando ve esos colores y formas y no puedo evitar querer hacer algo con ellos. ¡Siento que me ruegan ser captados antes de ser comidos!”

UNA FOODIE. “Es una comunidad di­vertida y reúne todo tipo de cocineros, así que podría decirse que sí. No tenés que tener nada especial para aprender a cocinar”.

COMIDA + MODA. “Ambas requieren imaginación y son elementos con los que interactuamos diariamente. Los dos apelan a lo visual, pero también es importante que tengan una textura agradable. La moda es bastante si­milar a la cocina, ya que podés hacer que ingredientes comunes o telas se combinen en algo bello. Cuando voy al mercado de California cada semana, la cantidad de producto fresco y rico me inspira, es como si me dijeran ´acá tenés algunos pimientos con los que podés trabajar esta semana; andá y creá algo’, que es lo mismo que decir ‘acá tenés algunas telas para esta temporada, andá y trabaja con eso’. Hay muchas analogías”.

Que la comida es la nueva protagonista de nuestra época ya no es novedad: son cada día más los fanáticos de la gastronomía que fotografían sus platos cuando cocinan o salen a comer para compartirlos en las redes bajo mi­les de hashtags. Pero el fenómeno sigue creciendo y se profesionaliza, y hoy el food art es tendencia. Aquella frase de la niñez que recitaba “no se juega con la comida” quedó obsoleta, y entretenerse con los ingredientes se impone cada vez más, tal como lo hace Gretchen Röehrs (26),  @groehrs, diseñadora y artista. Ella crea divertidas y atractivas imágenes de mujeres vistiendo diseños de alta costura realizados con frutas y vegetales. La joven oriunda de Missouri trabajó en la revista Vogue como asistente de arte y actualmente se desempeña como diseñadora de experiencias en la aplicación móvil Chime; pero en su tiempo libre canaliza su amor por el arte pintando cuadros y haciendo diseño de moda. Así se puede ver en sus ilustraciones, donde los ali­mentos son manipulados para que reflejen las curvas y ángulos del cuerpo humano, dando una textura natural a los dibujos. Otra particularidad de los personajes que crea Röehrs es que posan, parecen moverse y cobrar vida como si fueran modelos de revistas de moda. “To­davía me sorprende que la gente encuentre estos dibujos tan atractivos. Creo que tiene que ver con la mezcla de asombro y encanto que nos produce ver objetos de la vida cotidiana transformados en algo más imaginativo”, aventura Gret­chen a Para Ti sobre el fenómeno de estas originales ilustraciones que comparte en su cuenta de Instagram, en la que actualmente tiene 39 mil seguidores y está dando que hablar en todo el mundo.

LA ILUSTRACIÓN Y LOS ALIMENTOS. “Todo empezó como una broma con un amigo de la costa este que en los meses de invierno extrañaba las increíbles frutas y vegetales frescos de California. Se me ocurrió que si no iba a poder comer algo fresco, al menos podía reírse de unas mujeres vistiendo unas moras. Al principio solía mandarle fotos de lo que estaba comiendo con algunos dibujos al margen, y después evolucionó hacia estas ilustraciones.

EL PROCESO DE ILUSTRACIÓN. “Usualmente, un pedazo de fruta me recuerda a alguna silueta de indumentaria y eso dispara mi imaginación para rellenar el resto de la figura en mi mente. La parte divertida es tomar lo que se me ocurre y trasladarlo a una superficie plana, pero la realidad es que yo hago muy poco, la materia prima es tan bella en sí misma que sólo agrego algunas pinceladas”.

COMIDA QUE INSPIRA. “Las frutas y vegetales me resultan muy atractivos, especialmente cuando los veo expuestos cada semana en el mercado de alimen­tos de mi barrio. Mi cerebro se vuelve loco cuando ve esos colores y formas y no puedo evitar querer hacer algo con ellos. ¡Siento que me ruegan ser captados antes de ser comidos!”

UNA FOODIE. “Es una comunidad di­vertida y reúne todo tipo de cocineros, así que podría decirse que sí. No tenés que tener nada especial para aprender a cocinar”.

COMIDA + MODA. “Ambas requieren imaginación y son elementos con los que interactuamos diariamente. Los dos apelan a lo visual, pero también es importante que tengan una textura agradable. La moda es bastante si­milar a la cocina, ya que podés hacer que ingredientes comunes o telas se combinen en algo bello. Cuando voy al mercado de California cada semana, la cantidad de producto fresco y rico me inspira, es como si me dijeran ´acá tenés algunos pimientos con los que podés trabajar esta semana; andá y creá algo’, que es lo mismo que decir ‘acá tenés algunas telas para esta temporada, andá y trabaja con eso’. Hay muchas analogías”.

El paraíso está en Brasil

Imaginate kilómetros de arena blanca, piscinas naturales cálidas y vida submarina entre corales. Imaginate que este acuario silvestre se encuentra rodeado de grandes resorts y sofi sticadas posadas entre las palmeras, con increíble gastronomía. Y todo en un entorno de absoluto relax. Ese paraíso existe, y abarca el noreste de Brasil, la costa de Pernambuco. Construida sobre tres islas –Boa Vista, San Antonio y Recife Antiguo–, Recife es la capital de Pernambuco. A pesar de ser conocida como “la Amsterdam tropical” o la “Venecia de Brasil”, tiene su propio encanto. En la zona antigua pueden verse las huellas del pasado colonial en las construcciones típicas holandesas y portuguesas de fachadas pintadas en tonos pastel. Por otra parte, a sólo 7 km de Recife se encuentra Olinda, una de las ciudades coloniales mejor preservadas del país. En 1982 fue declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco. Su principal atracción es el trazado urbano original de aquella época con sus construcciones antiguas, entre las cuales se destacan los templos religiosos y los monumentos de estilo barroco. Sus pintorescas calles invitan a recorrerlas caminando. En este escenario lleno de colores, India Style realizó gran parte del lookbook. La modelo Florencia Chiaramoni –frente a la lente del fotógrafo Santiago Albanell– posó con prendas confeccionadas de telas suaves, hilos de seda y colores provenientes de la naturaleza, que se conjugan con bordados elaborados, detalles en espejo y piezas metálicas, logrando así outfi ts para el día y la noche. Asimismo, el arte cobra protagonismo, ya que los artistas de la ciudad instalaron sus locales y galerías donde los turistas puedan apreciar las obras de cerá mica, pinturas y esculturas. También se destaca la gastronomía. Los platos más tradicionales son las preparaciones con pescado de la región, acompañado por cultivos de la zona, como la mandioca, el jerimum (una especie de calabaza), el coco y el mango.

SOL, ARENA Y MAR. La costa de Ipojuca (municipio de Pernambuco) abarca la famosa playa de Porto de Galinhas. La historia de su nombre se remonta al año 1850, cuando la ley que prohibía el comercio de esclavos ya estaba en vigencia en Brasil, pero los navíos atracaban con las bodegas llenas de prisioneros africanos, y una forma de burlar la fi scalización era cubrirlos con jaulas de gallinas de Angola. Desde su extremo norte hasta la desembocadura del Río Maracaípe al sur, Porto de Galinhas y sus alrededores tienen playas increíbles. xCamboa: se caracteriza por sus corales, que forman piletas tibias. xMuro Alto: Ideal para los amantes del jet-ski, con la pileta natural más profunda de Porto de Galinhas. xCupe: Larguísima playa con más de 4 km y olas bravas, un idilio para los surfi stas. xPlaya de Porto de Galinhas: Buena infraestructura y servicios de alta categoría.xMaracaípe: Rodeada de palmeras, gracias a sus olas fuertes y cristalinas es una playa típicamente surfer. Para proteger a las tortugas marinas en la zona, no está permitido andar en buggy. xPontal de Maracaípe: En la desembocadura del río Maracaípe, tiene aguas muy tranquilas. Imperdibles los paseos en balsa hasta los manglares en el estuario del río, hogar de los caballitos de mar.

EL SECRETO MEJOR GUARDADO. En el distrito de Ipojuca, a 30 km de Porto de Galinhas, se encuentra Praia dos Carneiros, una playa que se destaca por su inmensidad y la escasa cantidad de visitantes, y donde se encuentra la pequeña iglesia San Benito, conocida como la Igrejinha dos Carneiros. Es un lugar que se está promocionando como el ideal para vivir una luna de miel o incluso casarse en la capilla que está sobre la arena, a escasos 30 metros del mar. Muchas parejas eligen desposarse en este lugar solitario. No hay all inclusive: los habitantes quieren que Carneiros siga siendo una playa tranquila y semiexclusiva. En este lugar, la modelo Florencia Chiaramoni posó con uno de los ítems must have de India Style: el kimono con flecos. En Carneiros se pueden tomar balsas para llegar a otros lugares igual de atractivos pero aún más solitarios. Con la luz del sol, la postal es deslumbrante.

guía de viaje
Paquetes a Porto de Galinhas (precios por persona que incluyen aéreos directos a Recife, 6 noches de hospedaje y traslados al aeropuerto de Recife: xPousada Tabajuba (3*) con desayuno, US$ 957 + imp. xHotel Armaçâo Porto Galinhas (4*) con desayuno, US$ 1.227 + imp. xHotel Best Western Solar Porto de Galinhas (4*), con media pensión sin bebidas, US$ 1.233 + imp. xVillage Porto de Galinhas (4*) con media pensión sin bebidas, US$ 1392 + imp. xHotel Enotel Convention & Spa (5*) all inclusive, US$ 1.572 + imp. xHotel Nannai (5*) con media pensión sin bebidas, US$ 2067 + imp. Informes: Embajada de Brasil en Buenos Aires, turismo.buenosaires@itamaraty.gov.br

Imaginate kilómetros de arena blanca, piscinas naturales cálidas y vida submarina entre corales. Imaginate que este acuario silvestre se encuentra rodeado de grandes resorts y sofi sticadas posadas entre las palmeras, con increíble gastronomía. Y todo en un entorno de absoluto relax. Ese paraíso existe, y abarca el noreste de Brasil, la costa de Pernambuco. Construida sobre tres islas –Boa Vista, San Antonio y Recife Antiguo–, Recife es la capital de Pernambuco. A pesar de ser conocida como “la Amsterdam tropical” o la “Venecia de Brasil”, tiene su propio encanto. En la zona antigua pueden verse las huellas del pasado colonial en las construcciones típicas holandesas y portuguesas de fachadas pintadas en tonos pastel. Por otra parte, a sólo 7 km de Recife se encuentra Olinda, una de las ciudades coloniales mejor preservadas del país. En 1982 fue declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco. Su principal atracción es el trazado urbano original de aquella época con sus construcciones antiguas, entre las cuales se destacan los templos religiosos y los monumentos de estilo barroco. Sus pintorescas calles invitan a recorrerlas caminando. En este escenario lleno de colores, India Style realizó gran parte del lookbook. La modelo Florencia Chiaramoni –frente a la lente del fotógrafo Santiago Albanell– posó con prendas confeccionadas de telas suaves, hilos de seda y colores provenientes de la naturaleza, que se conjugan con bordados elaborados, detalles en espejo y piezas metálicas, logrando así outfi ts para el día y la noche. Asimismo, el arte cobra protagonismo, ya que los artistas de la ciudad instalaron sus locales y galerías donde los turistas puedan apreciar las obras de cerá mica, pinturas y esculturas. También se destaca la gastronomía. Los platos más tradicionales son las preparaciones con pescado de la región, acompañado por cultivos de la zona, como la mandioca, el jerimum (una especie de calabaza), el coco y el mango.

SOL, ARENA Y MAR. La costa de Ipojuca (municipio de Pernambuco) abarca la famosa playa de Porto de Galinhas. La historia de su nombre se remonta al año 1850, cuando la ley que prohibía el comercio de esclavos ya estaba en vigencia en Brasil, pero los navíos atracaban con las bodegas llenas de prisioneros africanos, y una forma de burlar la fi scalización era cubrirlos con jaulas de gallinas de Angola. Desde su extremo norte hasta la desembocadura del Río Maracaípe al sur, Porto de Galinhas y sus alrededores tienen playas increíbles. xCamboa: se caracteriza por sus corales, que forman piletas tibias. xMuro Alto: Ideal para los amantes del jet-ski, con la pileta natural más profunda de Porto de Galinhas. xCupe: Larguísima playa con más de 4 km y olas bravas, un idilio para los surfi stas. xPlaya de Porto de Galinhas: Buena infraestructura y servicios de alta categoría.xMaracaípe: Rodeada de palmeras, gracias a sus olas fuertes y cristalinas es una playa típicamente surfer. Para proteger a las tortugas marinas en la zona, no está permitido andar en buggy. xPontal de Maracaípe: En la desembocadura del río Maracaípe, tiene aguas muy tranquilas. Imperdibles los paseos en balsa hasta los manglares en el estuario del río, hogar de los caballitos de mar.

EL SECRETO MEJOR GUARDADO. En el distrito de Ipojuca, a 30 km de Porto de Galinhas, se encuentra Praia dos Carneiros, una playa que se destaca por su inmensidad y la escasa cantidad de visitantes, y donde se encuentra la pequeña iglesia San Benito, conocida como la Igrejinha dos Carneiros. Es un lugar que se está promocionando como el ideal para vivir una luna de miel o incluso casarse en la capilla que está sobre la arena, a escasos 30 metros del mar. Muchas parejas eligen desposarse en este lugar solitario. No hay all inclusive: los habitantes quieren que Carneiros siga siendo una playa tranquila y semiexclusiva. En este lugar, la modelo Florencia Chiaramoni posó con uno de los ítems must have de India Style: el kimono con flecos. En Carneiros se pueden tomar balsas para llegar a otros lugares igual de atractivos pero aún más solitarios. Con la luz del sol, la postal es deslumbrante.

guía de viaje
Paquetes a Porto de Galinhas (precios por persona que incluyen aéreos directos a Recife, 6 noches de hospedaje y traslados al aeropuerto de Recife: xPousada Tabajuba (3*) con desayuno, US$ 957 + imp. xHotel Armaçâo Porto Galinhas (4*) con desayuno, US$ 1.227 + imp. xHotel Best Western Solar Porto de Galinhas (4*), con media pensión sin bebidas, US$ 1.233 + imp. xVillage Porto de Galinhas (4*) con media pensión sin bebidas, US$ 1392 + imp. xHotel Enotel Convention & Spa (5*) all inclusive, US$ 1.572 + imp. xHotel Nannai (5*) con media pensión sin bebidas, US$ 2067 + imp. Informes: Embajada de Brasil en Buenos Aires, turismo.buenosaires@itamaraty.gov.br