El vestido de la novia

El actor George Clooney se casó con la abogada Amal Ramzi Alamuddin en Venecia en una boda que se extendió durante tres días. Si bien se habían conocido los cuatro cambios de vestuario que había tenido la novia, con el sello de los más prestigiosos diseñadores: Dolce & Gabbana, Alexander McQueen, Giambattista Valli y Stella McCartney, faltaba un detalle: ¡el vestido de novia! Hoy, dos revistas internacionales dejaron atrás al misterio -al igual que habían hecho con el casamiento en secreto de Brad Pitt y Angelina Jolie-  y mostraron en exclusiva el diseño en la portada.

La abogada, que conquistó el corazón del soltero más codiciado, eligió un vestido de Oscar de la Renta. El diseño fue elaborado en encaje francés bordado en la India, con escote en U y de hombros caídos, con un detalle de  transparencias con bordados de encaje. La falda tenía dos capas de tul: una superior con bordados en degradé y con perlas y la segunda que continuaba con el efecto degradado. Además, lo acompañó con un velo blanco, que tenía una parte más corta y otra más larga que caía sobre su pelo suelto. El resultado: un look vintage y muy femenino. ¿Qué te parece?

El actor George Clooney se casó con la abogada Amal Ramzi Alamuddin en Venecia en una boda que se extendió durante tres días. Si bien se habían conocido los cuatro cambios de vestuario que había tenido la novia, con el sello de los más prestigiosos diseñadores: Dolce & Gabbana, Alexander McQueen, Giambattista Valli y Stella McCartney, faltaba un detalle: ¡el vestido de novia! Hoy, dos revistas internacionales dejaron atrás al misterio -al igual que habían hecho con el casamiento en secreto de Brad Pitt y Angelina Jolie-  y mostraron en exclusiva el diseño en la portada.

La abogada, que conquistó el corazón del soltero más codiciado, eligió un vestido de Oscar de la Renta. El diseño fue elaborado en encaje francés bordado en la India, con escote en U y de hombros caídos, con un detalle de  transparencias con bordados de encaje. La falda tenía dos capas de tul: una superior con bordados en degradé y con perlas y la segunda que continuaba con el efecto degradado. Además, lo acompañó con un velo blanco, que tenía una parte más corta y otra más larga que caía sobre su pelo suelto. El resultado: un look vintage y muy femenino. ¿Qué te parece?

Dulce frescura

Desde que surgieron a mediados de la década del 90, los perfumes que combinan flores y frutas se han vuelto un must del universo femenino. Suelen ser más ligeros y menos empalagosos que los exclusivamente florales. Son refrescantes, livianas y tienen un matiz afrutado y dulce. Nuestras favoritas tienen un dejo de romanticismo, acá te las presentamos para que elijas la que más te guste.

CORAZÓN DE GARDENIA. Dicen que esta flor simboliza un amor secreto, tal vez eso es lo que hace que Flora Gardenia by Gucci sea tan misteriosa y encantadora a la vez. Mientras las notas de salida son pera y bayas rojas y las notas de fondo son pachulí y azúcar moreno, la gardenia cobra protagonismo en el corazón de este perfume.

AROMA DURADERO. Según los expertos, ésa es una de las principales características principales de Nina L’Eau, la versión eau de toilette de Nina de Nina Ricci. Lo primero que se huele de esta fragancia es la frescura del pomelo, la manzana, la mandarina y el nerolí, la flor del naranjo amargo. Su corazón tiene notas acuosas, cereza y gardenia y la nota de fondo es almizcle, el aroma que la vuelve hipnótica.

UN TOQUE ÁCIDO. Los cítricos en las notas de salida de DKNY Be Delicious Fresh Blossom de Donna Karan le dan el toque fresco a esta fragancia que mezcla un bouquet compuesto de flores de manzano, rosas, violetas y lirio.  Entre las nota de fondo, encontramos raíz de lirio, flor que simboliza el universo femenino desde tiempos remotos. ¡Animate a ser deliciosa!

UN AROMA QUE ENLOQUECE. Madly Kenzo! es un eau de toilette floral-frutal con un dejo amaderado en las notas de fondo donde se combinan los aromas del almizcle y el cedro. Frutas como pera y lichi se funden para dar vida a las notas de salida, pero el corazón es floral gracias a la mezcla de jazmín y heliotropo. 

Desde que surgieron a mediados de la década del 90, los perfumes que combinan flores y frutas se han vuelto un must del universo femenino. Suelen ser más ligeros y menos empalagosos que los exclusivamente florales. Son refrescantes, livianas y tienen un matiz afrutado y dulce. Nuestras favoritas tienen un dejo de romanticismo, acá te las presentamos para que elijas la que más te guste.

CORAZÓN DE GARDENIA. Dicen que esta flor simboliza un amor secreto, tal vez eso es lo que hace que Flora Gardenia by Gucci sea tan misteriosa y encantadora a la vez. Mientras las notas de salida son pera y bayas rojas y las notas de fondo son pachulí y azúcar moreno, la gardenia cobra protagonismo en el corazón de este perfume.

AROMA DURADERO. Según los expertos, ésa es una de las principales características principales de Nina L’Eau, la versión eau de toilette de Nina de Nina Ricci. Lo primero que se huele de esta fragancia es la frescura del pomelo, la manzana, la mandarina y el nerolí, la flor del naranjo amargo. Su corazón tiene notas acuosas, cereza y gardenia y la nota de fondo es almizcle, el aroma que la vuelve hipnótica.

UN TOQUE ÁCIDO. Los cítricos en las notas de salida de DKNY Be Delicious Fresh Blossom de Donna Karan le dan el toque fresco a esta fragancia que mezcla un bouquet compuesto de flores de manzano, rosas, violetas y lirio.  Entre las nota de fondo, encontramos raíz de lirio, flor que simboliza el universo femenino desde tiempos remotos. ¡Animate a ser deliciosa!

UN AROMA QUE ENLOQUECE. Madly Kenzo! es un eau de toilette floral-frutal con un dejo amaderado en las notas de fondo donde se combinan los aromas del almizcle y el cedro. Frutas como pera y lichi se funden para dar vida a las notas de salida, pero el corazón es floral gracias a la mezcla de jazmín y heliotropo. 

Se casó George Clooney

¡Y finalmente se casó! El sábado 27 de septiembre quedará en la historia como el día en que George Timothy Clooney y Amal Ramzi Alamuddin se convirtieron oficialmente en marido y mujer. El actor de 56 años estuvo casado con Talia Balsam desde 1989 hasta 1993 y juró nunca más casarse. Pero al parecer Amal de 36 años lo conquistó. La pareja se comprometió en el mes de abril y este sábado se casaron en Venecia. Los novios organizaron dos festejos: primero el enlace soñado, sin valor legal, y dos días después, este lunes, el oficial. Y entre uno y otro, la celebración ha durado tres días.

EL GRAN DÍA. La estrella de Hollywood y la abogada llegaron en lancha el pasado viernes a la ciudad de los canales, a bordo de la lancha-taxi “Amore”. Se sabe que la pareja se alojó en dos hoteles distintos: Alamuddin en el Hotel Aman y Clooney en el Cipriani, ambos de siete estrellas. En este último se celebró la cena del viernes, previa al enlace, en la Sala Oro del Cipriani. Pero fue el hotel de la novia, el Aman, en el lujoso jardín del Palazzo Papadopoli del siglo XVI donde se produjo el momento del "sí quiero" la noche del sábado. Hubo entre 200 invitados. No faltaron Cindy Crawford y su esposo Rande Gerber; Matt Damon, y su esposa Luciana Barroso; y la actriz Emily Blunt con su esposo John Krasinski. También dijeron presente Bono de U2, Bill Murray, y la editora de Vogue, Anna Wintour. ¡Hay más! Según la prensa italiana, el propio Clooney fue el encargado de cantar a su esposa "When I fall in Love", de Nat King Cole. ¿Otro dato? El actor estuvo de tan buen humor que hasta le regaló una botella de su tequila a los paparazzi que lo han estado siguiendo por días.

1 NOVIA Y 5 VESTIDOS. Al evento no le faltó el detalle fashion. Dolce & Gabbana, Alexander McQueen, Giambattista Valli y Stella McCartney firmaron cuatro de los cinco trajes de la boda de Amal Alamuddin. La intención de los diseños era clara: lucir las impresionantes piernas de la novia.

Amal llegó a Venecia, con un vestido a rayas de largo midi, de Dolce & Gabbana, de la colección primavera 2013. En blanco y negro, con cuello recto y tirantes gruesos los combinó con unas sandalias de tacón negras con lazo, de la misma firma. Como complementos, pendientes de Dolce & Gabbana y gafas de Prada.

Su primera aparición fue con un diseño de Giambattista Valli de la colección primavera-verano 2014, un vestido de encaje y corte mini, de formas marcadas, en tono blanco salpicado de flores brillantes rojas y púrpuras. Y para su última aparición como Amal Alamuddin, la abogada libanesa apostó por un vestido de Alexander McQueen de 2011, corto por delante y con cola.

El vestido de novia de Amal, el secreto mejor guardado de la boda, parece que ha sido diseñado por Oscar de la Renta. Todo apunta a que se trata de un modelo sencillo, con encaje en la parte superior y tejidos fluidos. Tendremos que esperar a que salgan las fotos para comprobarlo.

ENLACE FORMAL.  La boda estilo gitana -que lo fue sólo  por la duración- de Clooney y Alamuddin continuó celebrándose el domingo, donde se organizó una comida en el lujoso e histórico Hotel Cipriani, al que él acudió con un traje gris claro y corbata y ella con un vestido corto de encaje y pétalos rojos. Y este lunes se celebró finalmente en enlace legal. Para esta ocasión Amal, ya convertida en la nueva mujer de George Clooney, eligió pantalones palazzo de tiro alto, un top largo by Stella McCartney y una llamativa pamela.

Primero Brad Pitt y Angelina Jolie se casaron en Francia, Clooney dijo “sí, acepto”, en Venecia. ¿Quién será el próximo?

¡Y finalmente se casó! El sábado 27 de septiembre quedará en la historia como el día en que George Timothy Clooney y Amal Ramzi Alamuddin se convirtieron oficialmente en marido y mujer. El actor de 56 años estuvo casado con Talia Balsam desde 1989 hasta 1993 y juró nunca más casarse. Pero al parecer Amal de 36 años lo conquistó. La pareja se comprometió en el mes de abril y este sábado se casaron en Venecia. Los novios organizaron dos festejos: primero el enlace soñado, sin valor legal, y dos días después, este lunes, el oficial. Y entre uno y otro, la celebración ha durado tres días.

EL GRAN DÍA. La estrella de Hollywood y la abogada llegaron en lancha el pasado viernes a la ciudad de los canales, a bordo de la lancha-taxi “Amore”. Se sabe que la pareja se alojó en dos hoteles distintos: Alamuddin en el Hotel Aman y Clooney en el Cipriani, ambos de siete estrellas. En este último se celebró la cena del viernes, previa al enlace, en la Sala Oro del Cipriani. Pero fue el hotel de la novia, el Aman, en el lujoso jardín del Palazzo Papadopoli del siglo XVI donde se produjo el momento del "sí quiero" la noche del sábado. Hubo entre 200 invitados. No faltaron Cindy Crawford y su esposo Rande Gerber; Matt Damon, y su esposa Luciana Barroso; y la actriz Emily Blunt con su esposo John Krasinski. También dijeron presente Bono de U2, Bill Murray, y la editora de Vogue, Anna Wintour. ¡Hay más! Según la prensa italiana, el propio Clooney fue el encargado de cantar a su esposa "When I fall in Love", de Nat King Cole. ¿Otro dato? El actor estuvo de tan buen humor que hasta le regaló una botella de su tequila a los paparazzi que lo han estado siguiendo por días.

1 NOVIA Y 5 VESTIDOS. Al evento no le faltó el detalle fashion. Dolce & Gabbana, Alexander McQueen, Giambattista Valli y Stella McCartney firmaron cuatro de los cinco trajes de la boda de Amal Alamuddin. La intención de los diseños era clara: lucir las impresionantes piernas de la novia.

Amal llegó a Venecia, con un vestido a rayas de largo midi, de Dolce & Gabbana, de la colección primavera 2013. En blanco y negro, con cuello recto y tirantes gruesos los combinó con unas sandalias de tacón negras con lazo, de la misma firma. Como complementos, pendientes de Dolce & Gabbana y gafas de Prada.

Su primera aparición fue con un diseño de Giambattista Valli de la colección primavera-verano 2014, un vestido de encaje y corte mini, de formas marcadas, en tono blanco salpicado de flores brillantes rojas y púrpuras. Y para su última aparición como Amal Alamuddin, la abogada libanesa apostó por un vestido de Alexander McQueen de 2011, corto por delante y con cola.

El vestido de novia de Amal, el secreto mejor guardado de la boda, parece que ha sido diseñado por Oscar de la Renta. Todo apunta a que se trata de un modelo sencillo, con encaje en la parte superior y tejidos fluidos. Tendremos que esperar a que salgan las fotos para comprobarlo.

ENLACE FORMAL.  La boda estilo gitana -que lo fue sólo  por la duración- de Clooney y Alamuddin continuó celebrándose el domingo, donde se organizó una comida en el lujoso e histórico Hotel Cipriani, al que él acudió con un traje gris claro y corbata y ella con un vestido corto de encaje y pétalos rojos. Y este lunes se celebró finalmente en enlace legal. Para esta ocasión Amal, ya convertida en la nueva mujer de George Clooney, eligió pantalones palazzo de tiro alto, un top largo by Stella McCartney y una llamativa pamela.

Primero Brad Pitt y Angelina Jolie se casaron en Francia, Clooney dijo “sí, acepto”, en Venecia. ¿Quién será el próximo?

Nazarena Vélez, íntima

Ya no quedan rastros de aquella rubia platinada conventillera, polvorita y come hombres que se jactaba de llevarse el mundo por delante. A los 40 años, Nazarena Dora Vélez tiene la mirada triste y el corazón cansado, fruto de una vida llena de tragedias. Demasiadas para sólo cuatro décadas. 

S u historia tiene todos los condimentos de una novela dramática: a los 19 años se convirtió en madre de Bárbara (20) junto al carnicero quilmeño Alejandro Pucheta, de quien se separó al poco tiempo dejando atrás los sueños de formar una familia feliz. Después se enamoró del conductor Hernán Caire, a quien hasta el día de hoy acusa de haberla golpeado y hasta de haberla obligado a mantener relaciones sexuales a punta de pistola. A los 26 años se casó con el cantante de música tropical Daniel Agostini, fueron padres de Gonzalo (14), un par de meses después terminaron la relación y enfrentaron larguísimas peleas judiciales por la tenencia del menor. A sus fallidas y dolorosas relaciones amorosas se le sumó hace cuatro años la muerte de su hermana Jazmín (17) en un accidente de tránsito. Anorexia y una adicción a las anfetaminas la dejaron al borde de la sobredosis más de una vez. Todas las tristezas parecían haber quedado en el pasado cuando en 2009 se puso de novia con el contador y productor artístico Fabián Rodríguez, con quien tuvo a su tercer hijo, Thiago (4), y con quien finalmente selló su amor ante la ley el 3 de agosto de 2012. Pero el drama golpeó otra vez su puerta el 24 de marzo de este año cuando él decidió quitarse la vida ahorcándose en las oficinas de la productora que los dos tenían en Palermo.

Desde aquella fatídica noche, una parte de Nazarena Vélez murió con su marido. Sentada en el piso de su casa de San Fernando, en pijama, con el pelo mojado y la cara colorada de tanto llorar, nos confiesa: “Cuando me veo en el espejo encuentro a una mina que está sufriendo muchísimo y le está metiendo muchos huevos. Hasta para levantarme y bañarme, sonreírle a los nenes, ir al supermercado o salir a laburar. Sólo tengo ganas de quedarme en la cama llorando, pero hay que darle para adelante, una vez más…”.

PREGUNTARSE POR QUÉ.  “Muchos de los problemas que tuve fueron porque soy una bocona verbo­rrágica. Pero otras cosas no y la respuesta a por qué me suceden sólo la tiene Dios. No me pongo en el papel de víctima ni me pregunto “¿por qué a mí?” porque sé que de hacerlo no podría parar (llora)”.

BUSCAR RESPUESTAS AL SUICIDIO DE FABIAN. “No sé por qué lo hizo, lo único que sé es que era maravilloso, un tipazo, excelente papá, excelente marido y un gran compañero. (Llora muy acongojada) ¡No puedo creer no tenerlo conmigo! Tal vez yo me haya equivocado en la vida, pero qué hizo Thiago para merecer este sufrimiento. Estoy confundida con Dios”.

AL MAL TIEMPO… Ella pone su mejor cara. Aunque se define “muerta en vida”, Nazarena está determinada a poner actitud para superar el peor momento de su vida: “Mis hijos me dan la energía que necesito para levantarme cada día, me rodeo de mi familia y voy al psiquiatra. Además me refugio en el trabajo, que es sanador y una obligación. Hoy tengo que salir a laburar para pagar muchísimas deudas, así que soy como cualquiera que no tiene ganas de salir de la cama, pero se levanta a las cuatro de la mañana para manejar un taxi durante 12 horas o ir a la oficina. Con la diferencia de que yo amo mi laburo”.

Hasta el mes de noviembre estará de gira con Los locos Grimaldi por el interior del país (el viernes 26 estará en Tres Arroyos, el 27 en Balcarce y el 28 en Benito Juárez) y el 18 de diciembre estrenará una comedia en Carlos Paz junto a Carmen Barbieri.

Ya no quedan rastros de aquella rubia platinada conventillera, polvorita y come hombres que se jactaba de llevarse el mundo por delante. A los 40 años, Nazarena Dora Vélez tiene la mirada triste y el corazón cansado, fruto de una vida llena de tragedias. Demasiadas para sólo cuatro décadas. 

S u historia tiene todos los condimentos de una novela dramática: a los 19 años se convirtió en madre de Bárbara (20) junto al carnicero quilmeño Alejandro Pucheta, de quien se separó al poco tiempo dejando atrás los sueños de formar una familia feliz. Después se enamoró del conductor Hernán Caire, a quien hasta el día de hoy acusa de haberla golpeado y hasta de haberla obligado a mantener relaciones sexuales a punta de pistola. A los 26 años se casó con el cantante de música tropical Daniel Agostini, fueron padres de Gonzalo (14), un par de meses después terminaron la relación y enfrentaron larguísimas peleas judiciales por la tenencia del menor. A sus fallidas y dolorosas relaciones amorosas se le sumó hace cuatro años la muerte de su hermana Jazmín (17) en un accidente de tránsito. Anorexia y una adicción a las anfetaminas la dejaron al borde de la sobredosis más de una vez. Todas las tristezas parecían haber quedado en el pasado cuando en 2009 se puso de novia con el contador y productor artístico Fabián Rodríguez, con quien tuvo a su tercer hijo, Thiago (4), y con quien finalmente selló su amor ante la ley el 3 de agosto de 2012. Pero el drama golpeó otra vez su puerta el 24 de marzo de este año cuando él decidió quitarse la vida ahorcándose en las oficinas de la productora que los dos tenían en Palermo.

Desde aquella fatídica noche, una parte de Nazarena Vélez murió con su marido. Sentada en el piso de su casa de San Fernando, en pijama, con el pelo mojado y la cara colorada de tanto llorar, nos confiesa: “Cuando me veo en el espejo encuentro a una mina que está sufriendo muchísimo y le está metiendo muchos huevos. Hasta para levantarme y bañarme, sonreírle a los nenes, ir al supermercado o salir a laburar. Sólo tengo ganas de quedarme en la cama llorando, pero hay que darle para adelante, una vez más…”.

PREGUNTARSE POR QUÉ.  “Muchos de los problemas que tuve fueron porque soy una bocona verbo­rrágica. Pero otras cosas no y la respuesta a por qué me suceden sólo la tiene Dios. No me pongo en el papel de víctima ni me pregunto “¿por qué a mí?” porque sé que de hacerlo no podría parar (llora)”.

BUSCAR RESPUESTAS AL SUICIDIO DE FABIAN. “No sé por qué lo hizo, lo único que sé es que era maravilloso, un tipazo, excelente papá, excelente marido y un gran compañero. (Llora muy acongojada) ¡No puedo creer no tenerlo conmigo! Tal vez yo me haya equivocado en la vida, pero qué hizo Thiago para merecer este sufrimiento. Estoy confundida con Dios”.

AL MAL TIEMPO… Ella pone su mejor cara. Aunque se define “muerta en vida”, Nazarena está determinada a poner actitud para superar el peor momento de su vida: “Mis hijos me dan la energía que necesito para levantarme cada día, me rodeo de mi familia y voy al psiquiatra. Además me refugio en el trabajo, que es sanador y una obligación. Hoy tengo que salir a laburar para pagar muchísimas deudas, así que soy como cualquiera que no tiene ganas de salir de la cama, pero se levanta a las cuatro de la mañana para manejar un taxi durante 12 horas o ir a la oficina. Con la diferencia de que yo amo mi laburo”.

Hasta el mes de noviembre estará de gira con Los locos Grimaldi por el interior del país (el viernes 26 estará en Tres Arroyos, el 27 en Balcarce y el 28 en Benito Juárez) y el 18 de diciembre estrenará una comedia en Carlos Paz junto a Carmen Barbieri.

Imanol Arias

En Estados Unidos todos mueren de amor por los recién casados Angelina Jolie (39) y Brad Pitt (50)… y en España los paparazzi enloquecen por capturar in fraganti a su galán favorito: Imanol Arias (58) junto a su novia 21 años menor, Irene Me­ritxell (37). “Cuando empezamos a salir, hace cinco años, la noticia causó un gran impacto en la prensa. Es que Imanol estuvo muchos años casado (N. de la R.: acababa de separarse de la actriz Pastora Vega, con quien estuvo 25 años casado), y verlo con otra mujer era muy fuerte”, explica a Para Ti esta fotógrafa y diseñadora de indumentaria (hace colecciones especiales para marcas), mientras él la mira embobado.

Aunque en su país se mantienen alejados de la prensa, nos concedieron una entrevista relajada e íntima. Y, en el marco de un viaje relámpago a la Argentina, también aprovecharon para cumplir con varios compromisos. Irene inauguró Miradas y tiempos en Anantapur,  una exposición fotográfica (abierta del 11 de sep­tiembre al 5 de octubre en el Centro Cultural Borges)  que realizó en la India mientras su pa­reja protagonizaba el rodaje de la película Vicente Ferrer, biografía de un famoso misionero español  que dedicó su vida a erradicar la pobreza en el pueblo indio. De hecho, todo el dinero recau­dado por las ventas de las fotos será destinado a la Fundación Vicente Ferrer  y a las múltiples causas que tienen en el país asiático. Imanol, por su parte, desembarcó en nuestro país para estar presente en el reestreno de Tango Feroz, donde tuvo una pequeña participación, y en el estreno de su primera producción teatral en la Argentina: Absolutamente comprometidos, en el Teatro Payró. “Nos encanta Buenos Aires y tratamos de venir seguido”, expresa con vehemencia este actor recordado por su papel como Ladislao Gutiérrez, el sa­cerdote que se enamoraba de Camila en el film de María Luisa Bemberg.

LA DIFERENCIA DE EDAD. Imanol:  “Siento los 21 años de diferencia que nos llevamos pero para bien. Irene me ha rejuvenecido, ahora tengo más ganas de salir de la casa y de conocer nuevas cosas” Irene: “Yo también siento nuestra diferencia de edad de una manera po­sitiva. El me da tranquilidad, me ayuda a ver la realidad con otra madurez y profundidad”.

FAMILIA FORMADA.  Irene: “No tendría hijos, ya tenemos dos, Jon (27, músico) y Daniel (12). Bueno, son de él, pero imagínate que al pequeñito lo conocí cuando tenía siete años y lo quiero como si fuera mío. La verdad es que ya no me apetece tener hijos propios, no creo que sea positivo para nuestra relación. Tengo una vida tan plena y divertida, que un niño me ataría demasiado”.  Imanol: “Por mi parte, estoy en plena crianza del más chico y el grande podría hacerme abuelo”

LO QUE MAS ME GUSTA DE EL… “Su sonrisa. Físicamente es muy atrac­tivo, me vuelve loca hacerle fotos porque a él le encanta posar y jugar con la cámara. Y tiene muy buen gusto para vestirse, aunque le cambié bastante el look. Cuando lo conocí se vestía co­mo un señor, ahora tiene onda”

LO QUE MAS ME GUSTA DE ELLA… “Me encanta su sonrisa y los tobi­llos. No tiene tobillos de española, son como los de las argentinas: finos, delgaditos y elegantes. Y de su personalidad destaco el sentido positivo de la vida que tiene, sabe disfrutar. ¡Ah! También me gusta que continuamente diga “no”, sólo para generar discusión (se ríen)”.

 

En Estados Unidos todos mueren de amor por los recién casados Angelina Jolie (39) y Brad Pitt (50)… y en España los paparazzi enloquecen por capturar in fraganti a su galán favorito: Imanol Arias (58) junto a su novia 21 años menor, Irene Me­ritxell (37). “Cuando empezamos a salir, hace cinco años, la noticia causó un gran impacto en la prensa. Es que Imanol estuvo muchos años casado (N. de la R.: acababa de separarse de la actriz Pastora Vega, con quien estuvo 25 años casado), y verlo con otra mujer era muy fuerte”, explica a Para Ti esta fotógrafa y diseñadora de indumentaria (hace colecciones especiales para marcas), mientras él la mira embobado.

Aunque en su país se mantienen alejados de la prensa, nos concedieron una entrevista relajada e íntima. Y, en el marco de un viaje relámpago a la Argentina, también aprovecharon para cumplir con varios compromisos. Irene inauguró Miradas y tiempos en Anantapur,  una exposición fotográfica (abierta del 11 de sep­tiembre al 5 de octubre en el Centro Cultural Borges)  que realizó en la India mientras su pa­reja protagonizaba el rodaje de la película Vicente Ferrer, biografía de un famoso misionero español  que dedicó su vida a erradicar la pobreza en el pueblo indio. De hecho, todo el dinero recau­dado por las ventas de las fotos será destinado a la Fundación Vicente Ferrer  y a las múltiples causas que tienen en el país asiático. Imanol, por su parte, desembarcó en nuestro país para estar presente en el reestreno de Tango Feroz, donde tuvo una pequeña participación, y en el estreno de su primera producción teatral en la Argentina: Absolutamente comprometidos, en el Teatro Payró. “Nos encanta Buenos Aires y tratamos de venir seguido”, expresa con vehemencia este actor recordado por su papel como Ladislao Gutiérrez, el sa­cerdote que se enamoraba de Camila en el film de María Luisa Bemberg.

LA DIFERENCIA DE EDAD. Imanol:  “Siento los 21 años de diferencia que nos llevamos pero para bien. Irene me ha rejuvenecido, ahora tengo más ganas de salir de la casa y de conocer nuevas cosas” Irene: “Yo también siento nuestra diferencia de edad de una manera po­sitiva. El me da tranquilidad, me ayuda a ver la realidad con otra madurez y profundidad”.

FAMILIA FORMADA.  Irene: “No tendría hijos, ya tenemos dos, Jon (27, músico) y Daniel (12). Bueno, son de él, pero imagínate que al pequeñito lo conocí cuando tenía siete años y lo quiero como si fuera mío. La verdad es que ya no me apetece tener hijos propios, no creo que sea positivo para nuestra relación. Tengo una vida tan plena y divertida, que un niño me ataría demasiado”.  Imanol: “Por mi parte, estoy en plena crianza del más chico y el grande podría hacerme abuelo”

LO QUE MAS ME GUSTA DE EL… “Su sonrisa. Físicamente es muy atrac­tivo, me vuelve loca hacerle fotos porque a él le encanta posar y jugar con la cámara. Y tiene muy buen gusto para vestirse, aunque le cambié bastante el look. Cuando lo conocí se vestía co­mo un señor, ahora tiene onda”

LO QUE MAS ME GUSTA DE ELLA… “Me encanta su sonrisa y los tobi­llos. No tiene tobillos de española, son como los de las argentinas: finos, delgaditos y elegantes. Y de su personalidad destaco el sentido positivo de la vida que tiene, sabe disfrutar. ¡Ah! También me gusta que continuamente diga “no”, sólo para generar discusión (se ríen)”.

 

Abel Pintos conquistó España

Los éxitos continúan para Abel Pintos. El cantante bahiense, que ganó por segundo año consecutivo el premio Carlos Gardel de Oro por Mejor álbum, estuvo de gira en España.

Su recorrido comenzó el 11 de septiembre en la sala Laydown del puerto de Valencia, continuó en The Cavern Prior de Zaragosa, por la sala Barts Club de Barcelona y finalizó el 17 con un ovacionado recital en la sala Galileo de Madrid. Así, el público español tuvo la oportunidad de disfrutar en directo de los nuevos temas de Abel, su noveno disco y con el que se ha dado a conocer en tierra española.

“Tengo muchas ganas  de conectar con el público como lo hice en la tierra que nací”, había dicho el cantante en una entrevista durante el tour. Y las localidades agotadas durante su recital dan la señal de que lo logró.

Te compartimos una versión acústica de su tema Tanto Amor que hizo durante su estadía en España y una entrevista que concedió. ¡Mirá!

Los éxitos continúan para Abel Pintos. El cantante bahiense, que ganó por segundo año consecutivo el premio Carlos Gardel de Oro por Mejor álbum, estuvo de gira en España.

Su recorrido comenzó el 11 de septiembre en la sala Laydown del puerto de Valencia, continuó en The Cavern Prior de Zaragosa, por la sala Barts Club de Barcelona y finalizó el 17 con un ovacionado recital en la sala Galileo de Madrid. Así, el público español tuvo la oportunidad de disfrutar en directo de los nuevos temas de Abel, su noveno disco y con el que se ha dado a conocer en tierra española.

“Tengo muchas ganas  de conectar con el público como lo hice en la tierra que nací”, había dicho el cantante en una entrevista durante el tour. Y las localidades agotadas durante su recital dan la señal de que lo logró.

Te compartimos una versión acústica de su tema Tanto Amor que hizo durante su estadía en España y una entrevista que concedió. ¡Mirá!

El arte está de moda

 

Como en cada edición especial de inicio de temporada, Para Ti Colecciones Primavera/Verano 2015 tuvo producciones que se destacaron por su creatividad e ingenio.

Una de ellas fue la de Pilar Resta, con fotos de Gonzalo Lauda, en la que llamó la atención como la modelo con las prendas de la temporada quedaba inmersa –retoque digital mediante- en el universo pictórico de grandes maestros del arte.

Así, la imagen de apertura pertenece a El quitasol, una obra pintada en 1777 por Francisco de Goya (1746/1828), y que forma parte de la colección del Museo del Prado de Madrid, desde 1876. Goya, pintor y grabador, es uno de los artistas más emblemáticos del arte español, y se lo considera uno de los pioneros del Romanticismo y precursor de las vanguardias del siglo XX. Goya también es citado en la toma inspirada en El pelele (El maniquí de paja), una obra de 1791 aproximadamente, en el que representa una escena vital y costumbrista durante un juego popular.

MAESTROS DE COLECCIONES. Otro maestro de la pintura española que inspiró la producción de Para Ti Colecciones es Diego Velázquez (1599-1660). El pintor barroco, reconocido por “Las Meninas”, es citado en otra imagen muy sugestiva de la producción: una modelo camina junto a El príncipe Baltasar Carlos a caballo, un cuadro que también está actualmente en el Museo del Prado y que data de 1635. El óleo es uno de los más conocidos de su serie de retratos ecuestres destinados al palacio del Buen Retiro de Madrid, de Felipe IV e Isabel de Borbón.

El francés Nicolas Poussin (1594/1665 aprox.) es el autor de Una danza para la música y el tiempo (A Dance to the Music of Time), una de las obras más conocidas de este pintor destacado dentro de la escuela clasicista y fuente de inspiración para infinidad de artistas, aún en el siglo XX. El cuadro que eligimos es de 1643, aproximadamente.

La última referencia es Venus y Cupido del italiano Lorenzo Lotto (1480 aprox.-1556/76), representante de la escuela veneciana, que pintó esta obra, alrededor del año 1520- referida al matrimonio y la fertilidad. 

 

Como en cada edición especial de inicio de temporada, Para Ti Colecciones Primavera/Verano 2015 tuvo producciones que se destacaron por su creatividad e ingenio.

Una de ellas fue la de Pilar Resta, con fotos de Gonzalo Lauda, en la que llamó la atención como la modelo con las prendas de la temporada quedaba inmersa –retoque digital mediante- en el universo pictórico de grandes maestros del arte.

Así, la imagen de apertura pertenece a El quitasol, una obra pintada en 1777 por Francisco de Goya (1746/1828), y que forma parte de la colección del Museo del Prado de Madrid, desde 1876. Goya, pintor y grabador, es uno de los artistas más emblemáticos del arte español, y se lo considera uno de los pioneros del Romanticismo y precursor de las vanguardias del siglo XX. Goya también es citado en la toma inspirada en El pelele (El maniquí de paja), una obra de 1791 aproximadamente, en el que representa una escena vital y costumbrista durante un juego popular.

MAESTROS DE COLECCIONES. Otro maestro de la pintura española que inspiró la producción de Para Ti Colecciones es Diego Velázquez (1599-1660). El pintor barroco, reconocido por “Las Meninas”, es citado en otra imagen muy sugestiva de la producción: una modelo camina junto a El príncipe Baltasar Carlos a caballo, un cuadro que también está actualmente en el Museo del Prado y que data de 1635. El óleo es uno de los más conocidos de su serie de retratos ecuestres destinados al palacio del Buen Retiro de Madrid, de Felipe IV e Isabel de Borbón.

El francés Nicolas Poussin (1594/1665 aprox.) es el autor de Una danza para la música y el tiempo (A Dance to the Music of Time), una de las obras más conocidas de este pintor destacado dentro de la escuela clasicista y fuente de inspiración para infinidad de artistas, aún en el siglo XX. El cuadro que eligimos es de 1643, aproximadamente.

La última referencia es Venus y Cupido del italiano Lorenzo Lotto (1480 aprox.-1556/76), representante de la escuela veneciana, que pintó esta obra, alrededor del año 1520- referida al matrimonio y la fertilidad. 

Caras internacionales

BINX WALTON (19). Cierto look salvaje y mucha osadía. Es la más solicitada y la new face del momento. De Tennessee, Estados Unidos, su agenda manejada por la agencia Next en Nueva York, Londres, Los Angeles, París y Milán– está al rojo vivo. Las pasarelas la aman (desfiló para Giambattista Valli Haute Couture, Bottega Veneta Resort, Céline y Saint Laurent) y en los editoriales y campañas gráficas explota. Es la estrella de las últimas campañas de Chanel –junto a Cara Delevingne– y Balmain, que se suman a una trayectoria que ya anotó Coach y Céline. Su estilo sofisticado y rebelde brilló en editoriales de Vogue, Love, i-D, Dazed & Confused.

DEVON WINDSOR (20). La referencia para identificarla es Lady Gaga, pero ella –rubia platino, cejas oscuras– tiene estrella propia y hoy todos la quieren. Es la it model de la temporada y la joya de la agencia IMG. Desfiló para Jean Paul Gaultier, Elie Saab y Alexandre Vauthier. Híper moderna, también se la vio muy cómoda caminando en las pasarelas de Stella McCartney Resort y Paul & Joe. La chica de Windsor, Missouri, Estados Unidos, trabaja como modelo desde los 15 años, protagonizó campañas para Moschino y hoy se luce en las más recientes de Jean Paul Gaultier y Max Mara. Vive en Nueva York y sus editoriales se pueden ver en Vogue, V, Interview y Numéro.

OPHELIE GUILLERMAND (20). Camina, posa, reluce en ese “estado perfecto”: ni tan fatale, ni tampoco demasiado naive. La francesa es la cara fresca y elegante que todas las marcas esperan cada temporada. Asentada en Nueva York desde hace un año, la modelo se consagró en la campaña Prada SS14, hoy se la puede ver en la gráfica FW15 de Tommy Hilfiger y deslumbra con su belleza en Neiman Marcus. Además, protagonizó editoriales para Vogue, W, Another e Intermission. Y sobre la pasarela ya desfiló para Alberta Ferretti, Versace, Alexander Wang, Prada, Céline, Balenciaga y Jil Sander. Está fichada en las agencias Women Management de Nueva York, en Milán; en Marilyn en París y Storm en Londres. Una auténtica gran new face.

NATALIE WESTLING (17). Desde que tiñó su melena color fuego para la campaña SS14 de Marc Jacobs (donde compartió escena con Miley Cyrus), no paró de trabajar. Nacida en Arizona, Estados Unidos, y con sus pecas y singular estilo, esta “Lily Cole versión 2014” llegó a protagonizar campañas SS14 para Tom Ford, Saint Laurent y Valentino Red Label. Hoy luce enigmática y sexy en las FW15 de Céline y McQ. Súper profesional, ya posó para Vogue, Love, i-D y Dazed & Confused, recorrió las grandes pasarelas junto a Chanel, Valentino, Saint Laurent, Marc Jacobs y Louis Vuitton y no por nada fue una de las más solicitadas en la reciente New York Fashion Week. Hoy su carrera está en manos de las agencias The Society Management en Nueva York y de Elite en París, Milán y Londres.

BINX WALTON (19). Cierto look salvaje y mucha osadía. Es la más solicitada y la new face del momento. De Tennessee, Estados Unidos, su agenda manejada por la agencia Next en Nueva York, Londres, Los Angeles, París y Milán– está al rojo vivo. Las pasarelas la aman (desfiló para Giambattista Valli Haute Couture, Bottega Veneta Resort, Céline y Saint Laurent) y en los editoriales y campañas gráficas explota. Es la estrella de las últimas campañas de Chanel –junto a Cara Delevingne– y Balmain, que se suman a una trayectoria que ya anotó Coach y Céline. Su estilo sofisticado y rebelde brilló en editoriales de Vogue, Love, i-D, Dazed & Confused.

DEVON WINDSOR (20). La referencia para identificarla es Lady Gaga, pero ella –rubia platino, cejas oscuras– tiene estrella propia y hoy todos la quieren. Es la it model de la temporada y la joya de la agencia IMG. Desfiló para Jean Paul Gaultier, Elie Saab y Alexandre Vauthier. Híper moderna, también se la vio muy cómoda caminando en las pasarelas de Stella McCartney Resort y Paul & Joe. La chica de Windsor, Missouri, Estados Unidos, trabaja como modelo desde los 15 años, protagonizó campañas para Moschino y hoy se luce en las más recientes de Jean Paul Gaultier y Max Mara. Vive en Nueva York y sus editoriales se pueden ver en Vogue, V, Interview y Numéro.

OPHELIE GUILLERMAND (20). Camina, posa, reluce en ese “estado perfecto”: ni tan fatale, ni tampoco demasiado naive. La francesa es la cara fresca y elegante que todas las marcas esperan cada temporada. Asentada en Nueva York desde hace un año, la modelo se consagró en la campaña Prada SS14, hoy se la puede ver en la gráfica FW15 de Tommy Hilfiger y deslumbra con su belleza en Neiman Marcus. Además, protagonizó editoriales para Vogue, W, Another e Intermission. Y sobre la pasarela ya desfiló para Alberta Ferretti, Versace, Alexander Wang, Prada, Céline, Balenciaga y Jil Sander. Está fichada en las agencias Women Management de Nueva York, en Milán; en Marilyn en París y Storm en Londres. Una auténtica gran new face.

NATALIE WESTLING (17). Desde que tiñó su melena color fuego para la campaña SS14 de Marc Jacobs (donde compartió escena con Miley Cyrus), no paró de trabajar. Nacida en Arizona, Estados Unidos, y con sus pecas y singular estilo, esta “Lily Cole versión 2014” llegó a protagonizar campañas SS14 para Tom Ford, Saint Laurent y Valentino Red Label. Hoy luce enigmática y sexy en las FW15 de Céline y McQ. Súper profesional, ya posó para Vogue, Love, i-D y Dazed & Confused, recorrió las grandes pasarelas junto a Chanel, Valentino, Saint Laurent, Marc Jacobs y Louis Vuitton y no por nada fue una de las más solicitadas en la reciente New York Fashion Week. Hoy su carrera está en manos de las agencias The Society Management en Nueva York y de Elite en París, Milán y Londres.