Shots de dulzura

Mousse  de dulce de leche con crocante de coco

Ingredientes (para 8): 150 g de dulce de leche; 150 g de crema; 1 clara y 50 g de azúcar. Para el crocante: 75 g de manteca; 75 g de azúcar; 25 g de leche; 25 g de glucosa y 125 g de coco rallado. Preparación: para el crocante: herví en una ollita la manteca con la glucosa, la leche y el azúcar durante 2’. Agregá el coco y esparcí bien finito sobre un papel manteca enmantecado o un Silpat. Cociná a horno moderado hasta que esté dorado, más o menos 10’. Dejá enfriar, rompé en pedazos y procesá (si querés te podés quedar con un par de trozos para la presentación). Por otra parte, batí la crema a medio punto y agregá el dulce de leche con movimientos envolventes. Batí la clara a nieve y, cuando ya esté montada, agregá el azúcar y batí un poco más. Incorporá este merengue a la mezcla de dulce de leche. Armá los vasitos intercalando una capa de crocante con otra de mousse. Llevá a la heladera y serví frío.

Key lime pies shots

Ingredientes (para 8): 100 g de galletitas de chocolate (Chocolinas); 50 g de manteca derretida; 1 lata de leche consensada; 3 yemas y 3/4 taza de jugo de lima. Preparación: precalentá el horno a temperatura baja. Procesá las galletitas o molelas en un mortero o bien con las manos. Mezclá con la manteca derretida y repartí en la base de los ocho vasitos. Aplastá un poco con los dedos o con la punta del mango de una cuchara de madera. Por otra parte, mezclá la leche condensada, las yemas y el jugo de lima. Repartí esta crema en los vasitos y cociná en el horno bajo a baño María por 15’, aproximadamente. El horno no debe estar muy fuerte porque la mezcla no tiene que hervir mientras se cocina, de lo contrario no va quedar lisa, se le van a hacer burbujas. Ni bien esté firme retirá del horno, dejá entibiar unos minutos y enfriá en la heladera.

Pots de crème al caramelo

Ingredientes (para 8): 8 yemas; 1 taza de azúcar integral o rubia; 3 tazas de leche y 1 taza de crema de leche. Preparación: precalentá el horno a fuego bajo. En una asadera con paredes altas acomodá 8 frascos o cualquier otro recipiente pequeño que se pueda llevar al horno. Mezclá en un bowl las yemas con dos cucharadas de azúcar. Herví la leche junto con la crema y, al mismo tiempo, colocá en una cacerolita el resto del azúcar y hacé un caramelo. Cuando esté listo, con mucho cuidado verté encima la leche caliente. Revolvé bien hasta que el caramelo esté totalmente disuelto en la leche. Volcá sobre las yemas, batiendo constantemente. Una vez que todo esté integrado dejá de batir, ya que la idea es que se formen la menor cantidad posible de burbujas. Colocá la preparación en los moldes. Si tienen espuma en la superficie, retirala con una cuchara y descartala. Llená la asadera con agua hirviendo hasta 2/3 de los moldes. Tapá todo con papel de aluminio y hacele dos agujeros para que pueda salir el vapor. Llevá al horno por una hora aproximadamente –deben estar firmes, pero el centro se tiene que mover como una gelatina–. Una vez listos, enfriá en la heladera antes de servir.

Panna cotta de vainilla con frutas

Ingredientes (para 8): 3 tazas de crema; 1 taza de leche; 3/4 taza de azúcar; 1 vaina de vainilla; 7 g de gelatina sin sabor; 8 cdas. de dulce de durazno u otra fruta; 4 mitades de duraznos en almíbar o frescos u otra fruta, como frambuesas. Preparación: prepará 8 vasos o frascos para servir y colocá en la basé de cada uno una cucharada de mermelada. Llevá la a heladera. Por otro lado, en un bowl grande hidratá la gelatina en un poquito de agua (35 ml). En una ollita calentá la crema junto con el azúcar hasta que comiencen a aparecer burbujas en los bordes. Verté sobre la gelatina y revolvé hasta que se disuelva. Agregá la leche. Pasá esta preparación a los 8 vasos. Volvé a meterlos en la heladera hasta que los postres estén firmes. Terminá con un poco de fruta por arriba.

Mousse  de dulce de leche con crocante de coco

Ingredientes (para 8): 150 g de dulce de leche; 150 g de crema; 1 clara y 50 g de azúcar. Para el crocante: 75 g de manteca; 75 g de azúcar; 25 g de leche; 25 g de glucosa y 125 g de coco rallado. Preparación: para el crocante: herví en una ollita la manteca con la glucosa, la leche y el azúcar durante 2’. Agregá el coco y esparcí bien finito sobre un papel manteca enmantecado o un Silpat. Cociná a horno moderado hasta que esté dorado, más o menos 10’. Dejá enfriar, rompé en pedazos y procesá (si querés te podés quedar con un par de trozos para la presentación). Por otra parte, batí la crema a medio punto y agregá el dulce de leche con movimientos envolventes. Batí la clara a nieve y, cuando ya esté montada, agregá el azúcar y batí un poco más. Incorporá este merengue a la mezcla de dulce de leche. Armá los vasitos intercalando una capa de crocante con otra de mousse. Llevá a la heladera y serví frío.

Key lime pies shots

Ingredientes (para 8): 100 g de galletitas de chocolate (Chocolinas); 50 g de manteca derretida; 1 lata de leche consensada; 3 yemas y 3/4 taza de jugo de lima. Preparación: precalentá el horno a temperatura baja. Procesá las galletitas o molelas en un mortero o bien con las manos. Mezclá con la manteca derretida y repartí en la base de los ocho vasitos. Aplastá un poco con los dedos o con la punta del mango de una cuchara de madera. Por otra parte, mezclá la leche condensada, las yemas y el jugo de lima. Repartí esta crema en los vasitos y cociná en el horno bajo a baño María por 15’, aproximadamente. El horno no debe estar muy fuerte porque la mezcla no tiene que hervir mientras se cocina, de lo contrario no va quedar lisa, se le van a hacer burbujas. Ni bien esté firme retirá del horno, dejá entibiar unos minutos y enfriá en la heladera.

Pots de crème al caramelo

Ingredientes (para 8): 8 yemas; 1 taza de azúcar integral o rubia; 3 tazas de leche y 1 taza de crema de leche. Preparación: precalentá el horno a fuego bajo. En una asadera con paredes altas acomodá 8 frascos o cualquier otro recipiente pequeño que se pueda llevar al horno. Mezclá en un bowl las yemas con dos cucharadas de azúcar. Herví la leche junto con la crema y, al mismo tiempo, colocá en una cacerolita el resto del azúcar y hacé un caramelo. Cuando esté listo, con mucho cuidado verté encima la leche caliente. Revolvé bien hasta que el caramelo esté totalmente disuelto en la leche. Volcá sobre las yemas, batiendo constantemente. Una vez que todo esté integrado dejá de batir, ya que la idea es que se formen la menor cantidad posible de burbujas. Colocá la preparación en los moldes. Si tienen espuma en la superficie, retirala con una cuchara y descartala. Llená la asadera con agua hirviendo hasta 2/3 de los moldes. Tapá todo con papel de aluminio y hacele dos agujeros para que pueda salir el vapor. Llevá al horno por una hora aproximadamente –deben estar firmes, pero el centro se tiene que mover como una gelatina–. Una vez listos, enfriá en la heladera antes de servir.

Panna cotta de vainilla con frutas

Ingredientes (para 8): 3 tazas de crema; 1 taza de leche; 3/4 taza de azúcar; 1 vaina de vainilla; 7 g de gelatina sin sabor; 8 cdas. de dulce de durazno u otra fruta; 4 mitades de duraznos en almíbar o frescos u otra fruta, como frambuesas. Preparación: prepará 8 vasos o frascos para servir y colocá en la basé de cada uno una cucharada de mermelada. Llevá la a heladera. Por otro lado, en un bowl grande hidratá la gelatina en un poquito de agua (35 ml). En una ollita calentá la crema junto con el azúcar hasta que comiencen a aparecer burbujas en los bordes. Verté sobre la gelatina y revolvé hasta que se disuelva. Agregá la leche. Pasá esta preparación a los 8 vasos. Volvé a meterlos en la heladera hasta que los postres estén firmes. Terminá con un poco de fruta por arriba.

Leighton Meester

“Pasaron casi dos años desde que Gossip Girl terminó y le estaré por siempre agra­decida. Hoy soy una persona distinta, estoy descubriendo quién soy como mu­jer, como persona, como esposa”, señala Leighton Meester, la morocha a quien supimos conocer como Blair Waldorf en Gossip Girl. La serie teen marcó su lanzamiento a la fama y fue su vida durante seis temporadas (de 2007 a 2012). Hoy, lejos de aquella socialite mimada del Upper East Side que supo personificar –y que fue venerada por su público– la vida de Meester sigue adelan­te. La actriz se convirtió en un indiscutido ícono de la belleza y del fashion ya con nombre propio (no por nada fue una de las más elegantes en la última gala del MET) y, entre otras cosas, acaba de ser seleccionada como la nueva embajadora de Biotherm. ¿El secreto de su charme? “Creo en la belleza natural: maquillaje minimalista, piel saludable y buena actitud –señala Leighton a Pa­ra Ti. Comparto su filosofía acerca de la belleza: bien fresca, esa que viene desde el interior y brilla hacia fuera”. Y agrega: “Estar físicamente sano a través de una buena alimentación y ejercicio hace que te sientas y luzcas en tu mejor estado. Creo que las mujeres con diferentes formas y edades son bellas en la medida en que son únicas. La diversidad es un aspecto muy importante de la belleza”, agrega. ¿Sus tips de belleza? Piel hi­dratada (usa Aqua Source), crema para manos (Biomains) y “¡protector solar! Lo utilizo todos los días, incluso cuando está nublado”, confie­sa la actriz. Se la ve radiante, igual que en el comercial donde aparece anunciando a viva voz que: “¡Cuando me enamoro, me enamoro profundamente!”. Y es que ése justamente es su presente: ella, la venerada Blair Waldorf del lado Este está feliz y en pareja con Adam Brody (Seth Cohen), protagonista de The O.C., la serie de culto del lado Oeste. Se conocieron en 2011 cuando grabaron el film The Oranges (La hija de mi mejor amigo) y mantuvieron su relación con bajo perfil. Tanto que recién la oficializaron en junio del año pasado cuando caminaron juntos por la red carpet del estreno del film de Brody, Some girls. La presentación llegó acompañada de rumores de compromiso y, tres meses después, cuando pocos se lo esperaban, la pareja pasó en secreto por el registro civil: “¡Seth Cohen se casó con Blair Waldorf!”, titularon los tabloides apenas se enteraron. El misterio sobre el evento se mantuvo hasta febrero cuando Adam discre­tamente confirmó la boda a la prensa.

UNA NUEVA VIDA.  Sencilla y discreta, a años luz de la chica de elite que supo personificar, tras Meester hay una historia y una infancia que están lejos de ser idílicas. Su madre, Constance, la tuvo mientras cumplía su sentencia en una cárcel de Texas por tráfico de drogas. Así, fue criada por su abuela en Florida hasta que su madre pudo hacerse cargo. La actuación fue para ella su cable a tierra, ya desde chica se dedicó a actuar. Persiguiendo su sueño, Meester se mudó a Nueva York para desarrollar su carrera como modelo infantil. Posó para los mejores –Bruce Weber, entre otros– y con el tiempo consiguió actuar en series como 24, House o Entourage. La oferta de Blair Waldorf y Gossip Girl en 2007 la lanzó al estrellato.

Leighton sabe que el 2014 se presenta movido: estrenará una seguidilla de films, entre ellos Life Partners (junto a Brody) y los dramas The Judge con Robert Downey Jr. y Like Sunday, Like Rain. Se la ve feliz: “Realmente lo soy, entre mis amigos y mi familia”, confiesa. “¿Cómo imagino mi carrera de acá a diez años? Me gustaría seguir teniendo desafíos constantes. Además, musicalmente quisiera experimentar diferentes géneros. ¡Quiero probar mis límites!”

“Pasaron casi dos años desde que Gossip Girl terminó y le estaré por siempre agra­decida. Hoy soy una persona distinta, estoy descubriendo quién soy como mu­jer, como persona, como esposa”, señala Leighton Meester, la morocha a quien supimos conocer como Blair Waldorf en Gossip Girl. La serie teen marcó su lanzamiento a la fama y fue su vida durante seis temporadas (de 2007 a 2012). Hoy, lejos de aquella socialite mimada del Upper East Side que supo personificar –y que fue venerada por su público– la vida de Meester sigue adelan­te. La actriz se convirtió en un indiscutido ícono de la belleza y del fashion ya con nombre propio (no por nada fue una de las más elegantes en la última gala del MET) y, entre otras cosas, acaba de ser seleccionada como la nueva embajadora de Biotherm. ¿El secreto de su charme? “Creo en la belleza natural: maquillaje minimalista, piel saludable y buena actitud –señala Leighton a Pa­ra Ti. Comparto su filosofía acerca de la belleza: bien fresca, esa que viene desde el interior y brilla hacia fuera”. Y agrega: “Estar físicamente sano a través de una buena alimentación y ejercicio hace que te sientas y luzcas en tu mejor estado. Creo que las mujeres con diferentes formas y edades son bellas en la medida en que son únicas. La diversidad es un aspecto muy importante de la belleza”, agrega. ¿Sus tips de belleza? Piel hi­dratada (usa Aqua Source), crema para manos (Biomains) y “¡protector solar! Lo utilizo todos los días, incluso cuando está nublado”, confie­sa la actriz. Se la ve radiante, igual que en el comercial donde aparece anunciando a viva voz que: “¡Cuando me enamoro, me enamoro profundamente!”. Y es que ése justamente es su presente: ella, la venerada Blair Waldorf del lado Este está feliz y en pareja con Adam Brody (Seth Cohen), protagonista de The O.C., la serie de culto del lado Oeste. Se conocieron en 2011 cuando grabaron el film The Oranges (La hija de mi mejor amigo) y mantuvieron su relación con bajo perfil. Tanto que recién la oficializaron en junio del año pasado cuando caminaron juntos por la red carpet del estreno del film de Brody, Some girls. La presentación llegó acompañada de rumores de compromiso y, tres meses después, cuando pocos se lo esperaban, la pareja pasó en secreto por el registro civil: “¡Seth Cohen se casó con Blair Waldorf!”, titularon los tabloides apenas se enteraron. El misterio sobre el evento se mantuvo hasta febrero cuando Adam discre­tamente confirmó la boda a la prensa.

UNA NUEVA VIDA.  Sencilla y discreta, a años luz de la chica de elite que supo personificar, tras Meester hay una historia y una infancia que están lejos de ser idílicas. Su madre, Constance, la tuvo mientras cumplía su sentencia en una cárcel de Texas por tráfico de drogas. Así, fue criada por su abuela en Florida hasta que su madre pudo hacerse cargo. La actuación fue para ella su cable a tierra, ya desde chica se dedicó a actuar. Persiguiendo su sueño, Meester se mudó a Nueva York para desarrollar su carrera como modelo infantil. Posó para los mejores –Bruce Weber, entre otros– y con el tiempo consiguió actuar en series como 24, House o Entourage. La oferta de Blair Waldorf y Gossip Girl en 2007 la lanzó al estrellato.

Leighton sabe que el 2014 se presenta movido: estrenará una seguidilla de films, entre ellos Life Partners (junto a Brody) y los dramas The Judge con Robert Downey Jr. y Like Sunday, Like Rain. Se la ve feliz: “Realmente lo soy, entre mis amigos y mi familia”, confiesa. “¿Cómo imagino mi carrera de acá a diez años? Me gustaría seguir teniendo desafíos constantes. Además, musicalmente quisiera experimentar diferentes géneros. ¡Quiero probar mis límites!”

Belleza capital

 
 

 
 

Katy Perry Prismatic Fashion Show

Katy Perry se viste a la moda. Roberto Cavalli, Valentino, Moschino, Fausto Puglisi… Su nueva gira “Prismatic World Tour” acaba de comenzar, y su desfile de diseños extravagantes ya dio la vuelta al mundo.

El 7 de mayo, en Belfast, Irlanda, se bajó el telón para Katy Perry, y lo que se vio fue a una auténtica estrella de haute pop couture, vestida tanto por monstruos de la moda internacional –con Roberto Cavalli y Valentino a la cabeza- como por jóvenes talentos para los que el cuerpo de la cantante nacida en Santa Bárbara, California hace 29 años es una inmensa pantalla para su creatividad de alto vuelto.

ICONA POP. Sus ítems van desde un corpiño de cupcakes, un traje de bombero, una moderna Cleopatra, guerrera, lujosa y súper sexy. Es una mariposa technicolor y reina de la primavera by Valentino. Y también se viste y encarna a “Kitty Purry”, enfundada en un atuendo rosa y gatúbelo ideado por The Blonds NY.

Pero ninguna tan soberbio como el súper traje “yin-yang” en blanco y negro. Acá un video grabado por una aficionada para verlo en acción. ¡Fijense el movimiento y su espectacularidad!

 Y siempre todo a todo color y con una variedad de texturas y material abrumadora.

Katy Perry es fanática de la red social de imágenes Instagram, y podés seguirla en @katyperry.

ESTRELLAS FASHION. Está claro que la relación entre las superestrellas de la música pop y la industria fashion es una amistad con muchísimos beneficios para ambos, y que durará un buen rato. Así también lo entienden otras figuras del showbizz mundial del momento como Rita Ora, Beyoncé, Rihanna, Lady Gaga o Miley Cyrus quienes, además de firmar suculentos contratos por prestar su imagen a campañas de grandes marcas, también suben a sus escenarios prendas de los diseñadores top del mundo, como si fueran modelos.

Y las imágenes a continuación valen más que estas palabras… 

Katy Perry se viste a la moda. Roberto Cavalli, Valentino, Moschino, Fausto Puglisi… Su nueva gira “Prismatic World Tour” acaba de comenzar, y su desfile de diseños extravagantes ya dio la vuelta al mundo.

El 7 de mayo, en Belfast, Irlanda, se bajó el telón para Katy Perry, y lo que se vio fue a una auténtica estrella de haute pop couture, vestida tanto por monstruos de la moda internacional –con Roberto Cavalli y Valentino a la cabeza- como por jóvenes talentos para los que el cuerpo de la cantante nacida en Santa Bárbara, California hace 29 años es una inmensa pantalla para su creatividad de alto vuelto.

ICONA POP. Sus ítems van desde un corpiño de cupcakes, un traje de bombero, una moderna Cleopatra, guerrera, lujosa y súper sexy. Es una mariposa technicolor y reina de la primavera by Valentino. Y también se viste y encarna a “Kitty Purry”, enfundada en un atuendo rosa y gatúbelo ideado por The Blonds NY.

Pero ninguna tan soberbio como el súper traje “yin-yang” en blanco y negro. Acá un video grabado por una aficionada para verlo en acción. ¡Fijense el movimiento y su espectacularidad!

 Y siempre todo a todo color y con una variedad de texturas y material abrumadora.

Katy Perry es fanática de la red social de imágenes Instagram, y podés seguirla en @katyperry.

ESTRELLAS FASHION. Está claro que la relación entre las superestrellas de la música pop y la industria fashion es una amistad con muchísimos beneficios para ambos, y que durará un buen rato. Así también lo entienden otras figuras del showbizz mundial del momento como Rita Ora, Beyoncé, Rihanna, Lady Gaga o Miley Cyrus quienes, además de firmar suculentos contratos por prestar su imagen a campañas de grandes marcas, también suben a sus escenarios prendas de los diseñadores top del mundo, como si fueran modelos.

Y las imágenes a continuación valen más que estas palabras… 

El fenómeno Abel Pintos

De una punta a otra, lleno de energía, Abel Pintos recorrió el escenario en su séptimo y último show en el Luna Park.  Desde el comienzo,  presentó los temas de su último trabajo AbelAquí te espero, Ya estuve aquí, Tanto amorLo que soy, Arder en libertad y  otros de su último material. ¿Un plus? Algunos de los temas estuvieron acompañados por un cuarteto de cuerdas dirigido con arreglos y dirección de Guillo Espel.

El show contó con un invitado: Mariano Castro, el líder de Dread Mar-I, quien interpretó Halleluja del disco Revolución de  Abel. En la última parte del show, llegó el momento de los hits. El público enloqueció con sus grandes éxitos como La llave, No me olvides, Todo está en vos y  Aventura, entre otras.

En una noche de emoción y alegría, el artista recibió por parte de  Sony Music la placa que lo consagra como quinto disco platino por las ventas de su disco Abel.  Llegando al final del recital, el cantante agradeció por “siete noches mágicas e inolvidables”.

El fenómeno en cifras:

*7 fueron los recitales que brindó a sala llena en el Estadio Luna Park, con localidades agotadas.

*Más de 42.000 personas disfrutaron de sus conciertos.

*150.000 unidades fueron las que vendió de su disco Abel y por el que recibió su Quinto Disco de Platino.

*El hashtag  #AbelEnElLuna y #AbelPintos, se instaló por 2 días como tendencia en Twitter. 

*9 son los discos que lleva editados a lo largo de su carrera.

 *Más de 524.000 personas lo siguen en su cuenta oficial de Twitter.

* 1.873.323 son los likes que tiene en su página oficial de Facebook.

*El 8 de noviembre se presentará ante 55.000 personas en el Estadio Único de La Plata. 

De una punta a otra, lleno de energía, Abel Pintos recorrió el escenario en su séptimo y último show en el Luna Park.  Desde el comienzo,  presentó los temas de su último trabajo AbelAquí te espero, Ya estuve aquí, Tanto amorLo que soy, Arder en libertad y  otros de su último material. ¿Un plus? Algunos de los temas estuvieron acompañados por un cuarteto de cuerdas dirigido con arreglos y dirección de Guillo Espel.

El show contó con un invitado: Mariano Castro, el líder de Dread Mar-I, quien interpretó Halleluja del disco Revolución de  Abel. En la última parte del show, llegó el momento de los hits. El público enloqueció con sus grandes éxitos como La llave, No me olvides, Todo está en vos y  Aventura, entre otras.

En una noche de emoción y alegría, el artista recibió por parte de  Sony Music la placa que lo consagra como quinto disco platino por las ventas de su disco Abel.  Llegando al final del recital, el cantante agradeció por “siete noches mágicas e inolvidables”.

El fenómeno en cifras:

*7 fueron los recitales que brindó a sala llena en el Estadio Luna Park, con localidades agotadas.

*Más de 42.000 personas disfrutaron de sus conciertos.

*150.000 unidades fueron las que vendió de su disco Abel y por el que recibió su Quinto Disco de Platino.

*El hashtag  #AbelEnElLuna y #AbelPintos, se instaló por 2 días como tendencia en Twitter. 

*9 son los discos que lleva editados a lo largo de su carrera.

 *Más de 524.000 personas lo siguen en su cuenta oficial de Twitter.

* 1.873.323 son los likes que tiene en su página oficial de Facebook.

*El 8 de noviembre se presentará ante 55.000 personas en el Estadio Único de La Plata.