Arrugas congeladas

Cuando el paso del tiempo deja ras­tros en la piel muchas mujeres op­tan por diferentes tratamientos. La toxina botulínica es uno de los más populares y efectivos. No obstante, hace unos años el laboratorio Myoscience desarrolló un nuevo producto que promete superar a la toxi­na. En ediciones anteriores hemos adelantado detalles de esta innovación estética: lo nuevo es que ya se lo conoce como Frotox o Iovera, y está siendo probado en la Harley Street Clinic de Inglaterra por el Dr. Yannis Alexandrides. La técnica consiste en utilizar el frío para la manipulación de los nervios. La ventaja es que  no causa dolor y es un tratamiento físico, no quí­mico. Aunque todavía se encuentra en proceso de investigación, las pruebas en Inglaterra están siendo un éxito. Allí, el tratamiento llamado la “nueva generación del Botox” o “libre de toxi­nas” cuesta alrededor de 300 libras (unos 460 dólares). Se espera que en un futuro este nuevo procedimiento esté ampliamente disponible en el mundo entero. Asia y América del Sur ya están buscando su aprobación.

¿QUE ES? Es la manipulación de los nervios utilizando el frío (crioterapia). Su nombre cien­tífico es crioneuromodulación, pero su nombre  popular es Frotox. Comenzó inicialmente para tratar el dolor crónico. Luego los cirujanos plásticos se dieron cuenta de que también servía para “congelar” las arrugas. Para realizar este procedimiento, que dura 15 minutos, los médicos previamente entrenados en esta técnica utilizan unas pequeñas agujas llamadas “cryoprobes” para aplicar nitrógeno líquido (a -196ºC) en los nervios de los tejidos de la frente. Al congelarse, los músculos que causan las líneas verticales y horizontales de la frente se relajan ya que dejan de recibir señales. Se produce un cambio inmediato: se suavizan las arrugas y disminuyen las líneas de expresión de toda la frente. El paciente logra una apariencia simétrica y natural.

Los investigadores aseguran que este conge­lamiento temporal no daña al nervio y que sus efectos pueden tener una duración similar a la del Botox y el Dysport, conocidas marcas de toxina botulínica. El shock congelado hace que el nervio entre en “hibernación” por 3 a 4 meses.

FROTOX, HOY. La FDA (Food and Drug Admi­nistration) ya autorizó a la empresa Myoscience a aplicar la técnica denominada Focused Cold Therapy (terapia fría focalizada). Sirve tanto para disminuir los signos del envejecimiento como para reducir dolores focalizados, es decir para fines terapéuticos, motivo por el cual fue inicialmente creado. Se aplica con un nuevo dispositivo, pequeño y de gran alcance, que fue ideado para ser utilizado en los hospitales, tanto por cirujanos cosméticos y plásticos. Según contó el Dr. Vic Narukar, fundador del Instituto Bay Area Laser, en San Francisco los estudios en pacientes tuvieron 100 por ciento de efectividad en reducción inmediata de las líneas de expresión, tras haberse realizado entre 2 y 8 sesiones. Luego de los buenos resultados en Inglaterra, la comunidad médica mundial espera poder usar este revolucionario produc­to. En Argentina, los dermatólogos y cirujanos plásticos recién se están interiorizando en el tema, no obstante ansían que finalmente llegue a nuestra región. Sólo el tiempo dirá si la crioneu­romodulación o Frotox llegará a ser mejor que su antecesor, la famosa toxina botulínica. Por el momento, los pacientes deberán esperar. 

Cuando el paso del tiempo deja ras­tros en la piel muchas mujeres op­tan por diferentes tratamientos. La toxina botulínica es uno de los más populares y efectivos. No obstante, hace unos años el laboratorio Myoscience desarrolló un nuevo producto que promete superar a la toxi­na. En ediciones anteriores hemos adelantado detalles de esta innovación estética: lo nuevo es que ya se lo conoce como Frotox o Iovera, y está siendo probado en la Harley Street Clinic de Inglaterra por el Dr. Yannis Alexandrides. La técnica consiste en utilizar el frío para la manipulación de los nervios. La ventaja es que  no causa dolor y es un tratamiento físico, no quí­mico. Aunque todavía se encuentra en proceso de investigación, las pruebas en Inglaterra están siendo un éxito. Allí, el tratamiento llamado la “nueva generación del Botox” o “libre de toxi­nas” cuesta alrededor de 300 libras (unos 460 dólares). Se espera que en un futuro este nuevo procedimiento esté ampliamente disponible en el mundo entero. Asia y América del Sur ya están buscando su aprobación.

¿QUE ES? Es la manipulación de los nervios utilizando el frío (crioterapia). Su nombre cien­tífico es crioneuromodulación, pero su nombre  popular es Frotox. Comenzó inicialmente para tratar el dolor crónico. Luego los cirujanos plásticos se dieron cuenta de que también servía para “congelar” las arrugas. Para realizar este procedimiento, que dura 15 minutos, los médicos previamente entrenados en esta técnica utilizan unas pequeñas agujas llamadas “cryoprobes” para aplicar nitrógeno líquido (a -196ºC) en los nervios de los tejidos de la frente. Al congelarse, los músculos que causan las líneas verticales y horizontales de la frente se relajan ya que dejan de recibir señales. Se produce un cambio inmediato: se suavizan las arrugas y disminuyen las líneas de expresión de toda la frente. El paciente logra una apariencia simétrica y natural.

Los investigadores aseguran que este conge­lamiento temporal no daña al nervio y que sus efectos pueden tener una duración similar a la del Botox y el Dysport, conocidas marcas de toxina botulínica. El shock congelado hace que el nervio entre en “hibernación” por 3 a 4 meses.

FROTOX, HOY. La FDA (Food and Drug Admi­nistration) ya autorizó a la empresa Myoscience a aplicar la técnica denominada Focused Cold Therapy (terapia fría focalizada). Sirve tanto para disminuir los signos del envejecimiento como para reducir dolores focalizados, es decir para fines terapéuticos, motivo por el cual fue inicialmente creado. Se aplica con un nuevo dispositivo, pequeño y de gran alcance, que fue ideado para ser utilizado en los hospitales, tanto por cirujanos cosméticos y plásticos. Según contó el Dr. Vic Narukar, fundador del Instituto Bay Area Laser, en San Francisco los estudios en pacientes tuvieron 100 por ciento de efectividad en reducción inmediata de las líneas de expresión, tras haberse realizado entre 2 y 8 sesiones. Luego de los buenos resultados en Inglaterra, la comunidad médica mundial espera poder usar este revolucionario produc­to. En Argentina, los dermatólogos y cirujanos plásticos recién se están interiorizando en el tema, no obstante ansían que finalmente llegue a nuestra región. Sólo el tiempo dirá si la crioneu­romodulación o Frotox llegará a ser mejor que su antecesor, la famosa toxina botulínica. Por el momento, los pacientes deberán esperar. 

El nuevo look de Miley Cyrus

Hablamos con dos expertos de pelo para detectar qué tiene de particular el nuevo estilo de pelo de Miley que es tan copiado alrededor del mundo. Muchas adolescentes y jóvenes se lo están haciendo y aunque como aclara Cristina Cagnina, hair stylist de Cerini, "me recuerda al look de la cantante Pink en los 90´s",  ya se lo adoptaron Anne Hathaway y Ginnifer Goodwin.  "Ahora el rapado es tendencia – asegura Cristina -. Las que no se animan al corto, se dejan larga la parte de la corona, entonces si quieren se tapan el rapado". Luis García de Estudio Sebastian Correa agrega "me encanta, la favorece muchísimo porque al aportar volumen arriba, estiliza el rostro y ella tiene una cara muy redondita". Ambos estilistas coinciden en que el color, además, ayuda a esta idea ya que al verse oscuro en los costados y claro arriba, el juego de sombras da la pauta de una cara más afinada. Para las que ya están decididas a copiar a la celebrity, Luis tiene un consejo muy importante "si se van a cortar el pelo como varón tienen que feminizarlo con algo: pintarse la boca o los ojos, usar aros o un accesorio bien femenino siempre, sino se ven muy masculinas".

 

Hablamos con dos expertos de pelo para detectar qué tiene de particular el nuevo estilo de pelo de Miley que es tan copiado alrededor del mundo. Muchas adolescentes y jóvenes se lo están haciendo y aunque como aclara Cristina Cagnina, hair stylist de Cerini, "me recuerda al look de la cantante Pink en los 90´s",  ya se lo adoptaron Anne Hathaway y Ginnifer Goodwin.  "Ahora el rapado es tendencia – asegura Cristina -. Las que no se animan al corto, se dejan larga la parte de la corona, entonces si quieren se tapan el rapado". Luis García de Estudio Sebastian Correa agrega "me encanta, la favorece muchísimo porque al aportar volumen arriba, estiliza el rostro y ella tiene una cara muy redondita". Ambos estilistas coinciden en que el color, además, ayuda a esta idea ya que al verse oscuro en los costados y claro arriba, el juego de sombras da la pauta de una cara más afinada. Para las que ya están decididas a copiar a la celebrity, Luis tiene un consejo muy importante "si se van a cortar el pelo como varón tienen que feminizarlo con algo: pintarse la boca o los ojos, usar aros o un accesorio bien femenino siempre, sino se ven muy masculinas".

 

Keep calm

Seguro la viste, a veces te la traduje­ron, la compartiste y hasta la tenés en tu casa estampada en una taza, cuadro, póster o repasador. Es que, poco a poco, la leyenda “Keep calm and carry on” (Mantené la calma y seguí adelante) se convirtió en un mantra universal y en motor de una de las campañas inspiracionales más efectivas de la historia. Pero ¿cómo y dónde surgió? En 1939 co­menzaba la Segunda Guerra Mundial y ante las noticias de inminentes bombar­deos a sus ciudades, el gobierno británico decidió sacar una serie de pósters para levantar la moral de su pueblo. Eran días donde todos tenían a mano su equipo de emergencia y sabían a qué refugio recu­rrir en caso de que las sirenas antibom­bardeos comenzaran a sonar. Hombres, mujeres y niños pasaban días enteros bajo tierra (muchos refugios eran es­taciones de subte) para luego salir y ver sus hogares destruidos. Así que levantar la moral en tiempos de gue­rra y mantener a los aterrados ciudadanos en orden era prioridad. Fue entonces cuando se escribió por primera vez Keep calm… con la idea de unir y alentar al pueblo del rey Jorge VI; por eso los carteles llevan su sello –la co­rona– en la parte superior.

Este fue uno de tres pósters de la campaña producidos por el Ministerio de Información del gobierno británico durante el conflicto bé­lico contra los nazis. Los otros dos –“Freedom is in peril” (La libertad está en peligro, con una tirada de 400.000) y “Your courage, your cheer­fulness, your resolution will bring us victory” (Tu coraje, tu alegría, tu resolución nos traerán la victoria, con 800.000 unidades)– se convir­tieron en meros “afiches de reparto” que no sobrevivieron a su uso original.

Keep calm… fue el último en ser creado con la intención de distribuirse en caso de una inminente invasión del ejército alemán. La embestida no sucedió y los pósters –con una tirada original de 2.500.000 unidades– fueron totalmente quitados de circulación…. O eso creyeron hasta hace unos años.

EL HALLAZGO. En el año 2000 un tal Stuart Manley compró una caja de libros y manus­critos en un remate. Al fondo, entre polvo­rientos papeles, dio con un ejemplar original de Keep calm…, y tanto le gustó a él y a su mujer que colgaron ese póster de guerra en la pared de su librería Barter Books, un reco­nocido lugar de libros de segunda mano, en Alnwick, Northumberland, Inglaterra. Los clientes quedaron encantados y preguntaron por su origen, y tanta fue la curiosidad que  la historia de Keep calm… salió a la luz. Un año más tarde, los Man­ley habían agotado las 500 copias de las réplicas que habían manda­do hacer, y para 2005 la historia ya estaba publicada y difundida en los diarios. El suceso había empezado y Keep calm… comenzó a comerciali­zarse de manera masiva. (…)

KEEPCALMANIA. Más de setenta años después de su creación, el mensaje mantiene su encanto, y se enfatizó cuando –en 2008– la crisis económica golpeó en gran parte del continente europeo. Frase inspiracional por excelencia, su fenómeno –sólo comparable con el del Manifiesto Holstee, al que también supera– no dejó rubro y causa sin explotar: tazas, bolsos, anotadores, termos, accesorios para el celular… Lo que te imagines, llevó la frase impresa. También logró infiltrarse en la decoración: alfombras, cortinas, lámparas… ¡paredes! El Keep calm… llegó a titular del periódico digital Nº1, el Huffington Post, en el artículo de cabecera “10 tendencias en decora­ción”. 

Seguro la viste, a veces te la traduje­ron, la compartiste y hasta la tenés en tu casa estampada en una taza, cuadro, póster o repasador. Es que, poco a poco, la leyenda “Keep calm and carry on” (Mantené la calma y seguí adelante) se convirtió en un mantra universal y en motor de una de las campañas inspiracionales más efectivas de la historia. Pero ¿cómo y dónde surgió? En 1939 co­menzaba la Segunda Guerra Mundial y ante las noticias de inminentes bombar­deos a sus ciudades, el gobierno británico decidió sacar una serie de pósters para levantar la moral de su pueblo. Eran días donde todos tenían a mano su equipo de emergencia y sabían a qué refugio recu­rrir en caso de que las sirenas antibom­bardeos comenzaran a sonar. Hombres, mujeres y niños pasaban días enteros bajo tierra (muchos refugios eran es­taciones de subte) para luego salir y ver sus hogares destruidos. Así que levantar la moral en tiempos de gue­rra y mantener a los aterrados ciudadanos en orden era prioridad. Fue entonces cuando se escribió por primera vez Keep calm… con la idea de unir y alentar al pueblo del rey Jorge VI; por eso los carteles llevan su sello –la co­rona– en la parte superior.

Este fue uno de tres pósters de la campaña producidos por el Ministerio de Información del gobierno británico durante el conflicto bé­lico contra los nazis. Los otros dos –“Freedom is in peril” (La libertad está en peligro, con una tirada de 400.000) y “Your courage, your cheer­fulness, your resolution will bring us victory” (Tu coraje, tu alegría, tu resolución nos traerán la victoria, con 800.000 unidades)– se convir­tieron en meros “afiches de reparto” que no sobrevivieron a su uso original.

Keep calm… fue el último en ser creado con la intención de distribuirse en caso de una inminente invasión del ejército alemán. La embestida no sucedió y los pósters –con una tirada original de 2.500.000 unidades– fueron totalmente quitados de circulación…. O eso creyeron hasta hace unos años.

EL HALLAZGO. En el año 2000 un tal Stuart Manley compró una caja de libros y manus­critos en un remate. Al fondo, entre polvo­rientos papeles, dio con un ejemplar original de Keep calm…, y tanto le gustó a él y a su mujer que colgaron ese póster de guerra en la pared de su librería Barter Books, un reco­nocido lugar de libros de segunda mano, en Alnwick, Northumberland, Inglaterra. Los clientes quedaron encantados y preguntaron por su origen, y tanta fue la curiosidad que  la historia de Keep calm… salió a la luz. Un año más tarde, los Man­ley habían agotado las 500 copias de las réplicas que habían manda­do hacer, y para 2005 la historia ya estaba publicada y difundida en los diarios. El suceso había empezado y Keep calm… comenzó a comerciali­zarse de manera masiva. (…)

KEEPCALMANIA. Más de setenta años después de su creación, el mensaje mantiene su encanto, y se enfatizó cuando –en 2008– la crisis económica golpeó en gran parte del continente europeo. Frase inspiracional por excelencia, su fenómeno –sólo comparable con el del Manifiesto Holstee, al que también supera– no dejó rubro y causa sin explotar: tazas, bolsos, anotadores, termos, accesorios para el celular… Lo que te imagines, llevó la frase impresa. También logró infiltrarse en la decoración: alfombras, cortinas, lámparas… ¡paredes! El Keep calm… llegó a titular del periódico digital Nº1, el Huffington Post, en el artículo de cabecera “10 tendencias en decora­ción”. 

Araceli González

La vida de Araceli González (45) es digna de los mejores cuentos de hadas. Oriunda de una familia humilde de Villa Lugano, esta morocha argentina supo conquistar a los productores del show business gracias a su carisma, facciones de muñeca y medidas infartantes. Además, se destacó como empresaria: primero a los 20 años con su marca de ropa, Aracoeli; siguió en el 2009 con su propio perfume, “Sucrerie”, y finalmente con Ara Intimates by Araceli González, una etiqueta de ropa interior. Atrás de cada una de sus metas están siempre sus seres más queridos: Florencia Torrente (25, hija de su primer matrimonio con Rubén Torrente), Tomás Kirzner (15, de su relación con Adrián Suar) y el hombre de su vida, Fabián Mazzei (47), con quien se casará en el mes de diciembre. “Si bien los cuentos de hadas tienen su parte de sufrimiento, todos terminan con un final feliz. ¡Como mi vida!”, anuncia divertida a Para Ti.

ARA IN LOVE. “¡Nunca me imaginé que me iba a casar tantas veces! Uno quiere tener una única persona con la cual compartir la vida, criar hijos, proyectos y sueños. Me hubiese encantado tener muchísimos hijos y no trabajarla tanto en el tema del amor. Pero lamentablemente estas frustraciones te hacen nutrir y evolucionar como persona. A Fabi aprendí a quererlo. A mi edad, vas aprendiendo a no cometer los mismos errores, a ceder y a alimentar al amor”.

CORAZON DE MAMA. “Fabián no tiene hijos, pero le encantaría. El me dice que si tenemos uno me puedo quedar tranquila porque él lo va a cuidar toda la noche. Pero yo siempre fui de la idea de tener hijos joven, para ser una madre vital para ellos. De hecho lo cumplí. A mi hija la tuve a los 20. Ahora, “si viene, viene”. ¿Si adoptaría? No sé, tendría que suceder, no es algo que se planee. En miles de oportunidades pensé en elegir un hijo del corazón para darle una vida llena de oportunidades. Adoro las personas que adoptan chicos, tienen una capacidad de amor muy abundante”.

La vida de Araceli González (45) es digna de los mejores cuentos de hadas. Oriunda de una familia humilde de Villa Lugano, esta morocha argentina supo conquistar a los productores del show business gracias a su carisma, facciones de muñeca y medidas infartantes. Además, se destacó como empresaria: primero a los 20 años con su marca de ropa, Aracoeli; siguió en el 2009 con su propio perfume, “Sucrerie”, y finalmente con Ara Intimates by Araceli González, una etiqueta de ropa interior. Atrás de cada una de sus metas están siempre sus seres más queridos: Florencia Torrente (25, hija de su primer matrimonio con Rubén Torrente), Tomás Kirzner (15, de su relación con Adrián Suar) y el hombre de su vida, Fabián Mazzei (47), con quien se casará en el mes de diciembre. “Si bien los cuentos de hadas tienen su parte de sufrimiento, todos terminan con un final feliz. ¡Como mi vida!”, anuncia divertida a Para Ti.

ARA IN LOVE. “¡Nunca me imaginé que me iba a casar tantas veces! Uno quiere tener una única persona con la cual compartir la vida, criar hijos, proyectos y sueños. Me hubiese encantado tener muchísimos hijos y no trabajarla tanto en el tema del amor. Pero lamentablemente estas frustraciones te hacen nutrir y evolucionar como persona. A Fabi aprendí a quererlo. A mi edad, vas aprendiendo a no cometer los mismos errores, a ceder y a alimentar al amor”.

CORAZON DE MAMA. “Fabián no tiene hijos, pero le encantaría. El me dice que si tenemos uno me puedo quedar tranquila porque él lo va a cuidar toda la noche. Pero yo siempre fui de la idea de tener hijos joven, para ser una madre vital para ellos. De hecho lo cumplí. A mi hija la tuve a los 20. Ahora, “si viene, viene”. ¿Si adoptaría? No sé, tendría que suceder, no es algo que se planee. En miles de oportunidades pensé en elegir un hijo del corazón para darle una vida llena de oportunidades. Adoro las personas que adoptan chicos, tienen una capacidad de amor muy abundante”.

Talento al cuadrado

Con una almohadilla de alfileres en la mano y el gesto concentrado en los tejidos que cuelgan sobre los hombros de la modelo, la dupla de diseñadores más famosa de fines de los ‘90 está volviendo a hacer de las suyas en el amplio y luminoso primer piso de la calle Rodríguez Peña. Martín Churba propone un tono cromático y Jessica Trosman lo sigue de cerca y arriesga una nueva morfología: “¿qué te parece Martu?” Hace diez años que no trabajan juntos pero la química entre ellos parece intacta y se pone de manifiesto ahora que el mítico dúo volvió a reunirse a pedido de Falabella. La marca los convocó para crear una instalación urbana inspirada en las tramas y los colores de la colección de suéteres 2013 (que ya se puede ver en plaza Chile, en Avenida Liberta­dor y Tagle) y para customizar y transformar los pulóveres en una serie de piezas de arte únicas que serán expuestas en las tiendas de la marca y luego sorteadas por Facebook. Una propuesta que, como dice Churba, los invita a volver a ser lo que fueron, “y a mostrar todo lo que hicimos y aprendimos en este tiempo, mientras estuvimos separados”. (…)

COSAS QUE NO CAMBIAN. Churba: Para mí Jessi posee una capacidad de trabajo que muy poca gente tiene, yo no conozco otra igual, y eso no cambió.  Trosman: A Martín lo veo igual que siempre, con esa facilidad que tiene de agarrar un marcador y en dos minutos hacerte un desfile o un dibujo.

LAS TRANSFORMACIONES EN LA MODA.  Trosman: Me parece que hoy hay una vuelta al diseñador, a la búsqueda de piezas más elaboradas. En el país y afuera hay un resurgimiento del creativo y de su trabajo, en contraposición con la simpleza y la homogeneidad que hacía que todos quisieran tener lo mismo. (…) A mí me gusta que me lleve horas un diseño. De hecho, yo soy de acumular ropa, no tiro nada porque todo lo que tengo es especial. Churba: Yo creo que por un lado hubo una democratización de la moda que hizo que la gente de otros niveles sociales incorporara la idea de una tendencia, pero por otro hizo que el mercado se achatara. Es decir elevó la moda, porque la gente hoy piensa más en qué ponerse, pero a la vez el mercado se volcó a hacer ropa más simple. Hoy estamos en la puerta de una era en la cual el trabajo, la complejidad y las horas dedicadas son más importantes que el nombre y que la marca. Venimos de un momento en el que la marca era más importante que el diseño, y hoy eso no pasa más. Y yo lo celebro.

IDENTIDAD NACIONAL EN EL DISEÑO.  Churba: Casi todos los diseñadores que encontraron una manera de insertarse en el mercado están vinculados no sólo a la parte proyectual del diseño sino en todo el proceso. Si vos diseñás ideas geniales, pero las producís afuera porque es más barato, después tenés problemas para traerlas. El tipo que está trabajando acá tiene que desarrollar y producir, y eso nos da una particularidad a los creativos argentinos. Se empieza a ver un ADN de los diseñadores de la región, en donde los productos no sólo están pensados sino hechos de un modo diferente. Además, como te encontrás con una gran limitación de materiales, tenés que pensar en hacer con lo hay y eso estimula la creatividad y a la vez le agrega valor.

SI NO SE HUBIERAN SEPARADO… Trosman: Yo creo que nos hubiese ido bien porque somos medio camaleónicos los dos. Churba: Juntos fuimos dinamita y separados también. Además, sinceramente, yo no veo nada en el mundo que se parezca a lo que hacíamos, ni a lo que hacemos ahora. (…) Nada se parece a lo nuestro. Entonces, estoy seguro que nos hubiera ido bien, porque tenemos mucha potencia. Pero también es verdad que por separado cada uno hizo de su talento y de su mundo algo mucho más rico. 

Con una almohadilla de alfileres en la mano y el gesto concentrado en los tejidos que cuelgan sobre los hombros de la modelo, la dupla de diseñadores más famosa de fines de los ‘90 está volviendo a hacer de las suyas en el amplio y luminoso primer piso de la calle Rodríguez Peña. Martín Churba propone un tono cromático y Jessica Trosman lo sigue de cerca y arriesga una nueva morfología: “¿qué te parece Martu?” Hace diez años que no trabajan juntos pero la química entre ellos parece intacta y se pone de manifiesto ahora que el mítico dúo volvió a reunirse a pedido de Falabella. La marca los convocó para crear una instalación urbana inspirada en las tramas y los colores de la colección de suéteres 2013 (que ya se puede ver en plaza Chile, en Avenida Liberta­dor y Tagle) y para customizar y transformar los pulóveres en una serie de piezas de arte únicas que serán expuestas en las tiendas de la marca y luego sorteadas por Facebook. Una propuesta que, como dice Churba, los invita a volver a ser lo que fueron, “y a mostrar todo lo que hicimos y aprendimos en este tiempo, mientras estuvimos separados”. (…)

COSAS QUE NO CAMBIAN. Churba: Para mí Jessi posee una capacidad de trabajo que muy poca gente tiene, yo no conozco otra igual, y eso no cambió.  Trosman: A Martín lo veo igual que siempre, con esa facilidad que tiene de agarrar un marcador y en dos minutos hacerte un desfile o un dibujo.

LAS TRANSFORMACIONES EN LA MODA.  Trosman: Me parece que hoy hay una vuelta al diseñador, a la búsqueda de piezas más elaboradas. En el país y afuera hay un resurgimiento del creativo y de su trabajo, en contraposición con la simpleza y la homogeneidad que hacía que todos quisieran tener lo mismo. (…) A mí me gusta que me lleve horas un diseño. De hecho, yo soy de acumular ropa, no tiro nada porque todo lo que tengo es especial. Churba: Yo creo que por un lado hubo una democratización de la moda que hizo que la gente de otros niveles sociales incorporara la idea de una tendencia, pero por otro hizo que el mercado se achatara. Es decir elevó la moda, porque la gente hoy piensa más en qué ponerse, pero a la vez el mercado se volcó a hacer ropa más simple. Hoy estamos en la puerta de una era en la cual el trabajo, la complejidad y las horas dedicadas son más importantes que el nombre y que la marca. Venimos de un momento en el que la marca era más importante que el diseño, y hoy eso no pasa más. Y yo lo celebro.

IDENTIDAD NACIONAL EN EL DISEÑO.  Churba: Casi todos los diseñadores que encontraron una manera de insertarse en el mercado están vinculados no sólo a la parte proyectual del diseño sino en todo el proceso. Si vos diseñás ideas geniales, pero las producís afuera porque es más barato, después tenés problemas para traerlas. El tipo que está trabajando acá tiene que desarrollar y producir, y eso nos da una particularidad a los creativos argentinos. Se empieza a ver un ADN de los diseñadores de la región, en donde los productos no sólo están pensados sino hechos de un modo diferente. Además, como te encontrás con una gran limitación de materiales, tenés que pensar en hacer con lo hay y eso estimula la creatividad y a la vez le agrega valor.

SI NO SE HUBIERAN SEPARADO… Trosman: Yo creo que nos hubiese ido bien porque somos medio camaleónicos los dos. Churba: Juntos fuimos dinamita y separados también. Además, sinceramente, yo no veo nada en el mundo que se parezca a lo que hacíamos, ni a lo que hacemos ahora. (…) Nada se parece a lo nuestro. Entonces, estoy seguro que nos hubiera ido bien, porque tenemos mucha potencia. Pero también es verdad que por separado cada uno hizo de su talento y de su mundo algo mucho más rico. 

Tejé tu invierno

En Para Ti de esta semana, paso a paso con las explicaciones para que tejas vos misma. 

En Para Ti de esta semana, paso a paso con las explicaciones para que tejas vos misma.